Conducimos el Mazda 6 Sedán

Confort, objetivo cumplido con creces

INTRODUCCION

El protagonista de la prueba de hoy es el nuevo Mazda 6 Sedan. Respecto al anterior, el nuevo Mazda se ha beneficiado de ligeros retoques en su imagen exterior e interior, mejores materiales en la concepción del habitáculo, más equipamiento tecnológico y ha mejorado mucho en el confort de conducción.

El lema utilizado por la marca japonesa es “Jinba ittai”, que significa la unión entre el jinete y su montura, es la manera en la que Mazda explica cómo la dinámica de un vehículo se adapta fielmente a las acciones del conductor, por eso, este nuevo Mazda 6 ha puesto especial énfasis en que el conductor y su comodidad sea el principal objetivo.

Anticipamos que estuvimos probando hace unos meses el Mazda 6 con carrocería familiar, y ahora nuestro protagonista cuenta con la carrocería sedan. En ambos casos el nivel de confort es el mismo -Muy alto-y el comportamiento dinámico muy similar.

Está disponible en dos carrocerías “Sedan” (berlina) y  “Wagon” (Familiar), son las opciones que están disponibles en los concesionarios de la marca nipona.

Nuestra unidad de pruebas tiene la carrocería Sedan con el motor diesel de 175CV, asociado a un cambio automático de seis velocidades.

Nuestra unidad de pruebas tenía una combinación exterior interior que llamaba mucho la atención. Por una lado la carrocería en color rojo  metalizado (Soul Red), las llantas de 19 pulgadas en color gris titanio y un interior en cuero blanco, lo hacían francamente atractivo a primera vista, además de dar una sensación de premiun, por el color de la tapicería y los remates perfectamente realizados, que se ven a primera vista dentro del habitáculo.

Su precio parte desde 23.180€ con promoción actual el sedán (Mazda6 2017 SKYACTIV-G 2.0 107 kW (145 CV) Style+ Sedán) con este equipamiento Faros Full LED, Sistema MZD Connect con pantalla táctil de 17,8 centímetros, Sensores de aparcamiento delantero y trasero, Llantas de aleación de 17″ (7″), Sistema de asistencia a la frenada en ciudad delantero (SCBS), Control de ángulo muerto avanzado (BSM) y detector de tráfico trasero (RCTA), Control de crucero y sensor de lluvia y luces. El Acceso a la mecánica diesel se sitúa desde 25.225€ (150CV). Independientemente de la carrocería que tenga.

28-12-2017//José Ruiz Moreno

DISEÑO

La longitud de la carrocería berlina o sedan se cifra en 4,86m. Obteniendo con esas medidas un amplio y confortable habitáculo para los pasajeros

Ligeros retoques en el exterior como: Unos retrovisores calefactados con los intermitentes integrados y plegables eléctricamente, una parrilla actualizada, unos faros delanteros algo más afilados, nuevas bocas para los faros antiniebla delanteros y unas molduras laterales actualizadas, además de nuevos colores para la carrocería. Estos son todos los cambios exteriores que presenta el Mazda 6 2017, como veis no son cambios drásticos y es que tampoco le hacen falta para seguir siendo un coche joven y moderno, dado que su anterior generación se anticipó bastante al futuro vehículo con su diseño KODO, ganado con este multitud de premios (años, 2013, 2014, 2015 y alguno a principios del 2016) a la estética del vehículo.

En su interior algunos mandos han cambiado su posición para centrarse aún más en la ergonomía y comodidad del conductor. También el diseño de la pantalla táctil del salpicadero ha sido cambiada por una flotante, dando un aspecto más moderno a esta zona. Al igual que su exterior no son cambios brutales, pero no le hacían falta dado que a día de hoy el Mazda 6 2017 es un coche con un interior de lo más actual que hay en el mercado.

La disposición de la consola central, es moderna sin mucha botonadura y de diseño vanguardista, con un navegador de pantalla táctil, pero que incorpora un mando giratorio situado en el tronco central, al lado de la palanca de la caja de cambios.

El volante una de la piezas que se ha modificado respecto a la versión del año 2014, tiene un tacto correcto con ajuste en altura y profundidad, ahora sus botones quedan colocados de una manera más ergonómica. A su izquierda, un poco bajo para nuestro gusto, se encuentra un grupo de botones, entre los que se incluyen, el de la presión de las ruedas, control de tracción, Start&Stop, aviso de cambio de carril, avisador de obstáculo en ángulo muerto y las luces largas automáticas.

La instrumentación central (detrás del volante) se ha modernizado con unos relojes nuevos más intuitivos y legibles que los de su anterior edición. Este cambio ha situado un reloj digital a la derecha del todo en donde se podrá ver la información (autonomía, consumos,  depósito de gasolina, parciales, etc.) más necesaria para el conductor, dejando en el centro el velocímetro  y a la izquierda de este el cuentarrevoluciones (que incluye una pequeña pantalla digital en donde te dirá en que marcha debes de ir para hacer una conducción eficiente.).

Lo que ha pretendido la casa nipona, es que el conductor tenga los mandos los más fácil de sus manos para no desatender la conducción, prueba de ello Head Up Display (HUD), que se coordina con la memoria de los reglajes de los asientos, en las versiones que la montan, para que la altura de la información (ahora a color) que muestra la pantalla quede graduada en consonancia con el campo de visión del conductor. Es decir, que no hace falta ni subir ni bajar esa información sino que se gradúa solo.

El habitáculo es muy amplio, perfecto para que cinco adultos se acomoden en el coche para realizar un viaje largo. A esto hay que añadir que en nuestro vehículo de pruebas tiene una capacidad de maletero de 480L (Si abatimos los respaldos de los asientos posteriores, la capacidad del maletero se amplía hasta los 1.664 litros.). Con este volumen no hay ningún problema para meter las maletas de todas las personas que viajen en el coche

Los asientos, son cómodos y recogen bien; los traseros tienen el hándicap de ser demasiado bajos, lo que a la hora de ponerse el cinturón personas de menos de 1,70, la cuerda pasa muy cerca del cuello. La altura al techo es grande y hay espacio de sobra para las rodillas (incluso personas de más de 1,80) en las plazas traseras no tocaran sus piernas con los respaldos de los asientos delanteros.

En Resumen, un coche que con esos ligeros retoque sigue resultando atractivo y actual. Cuenta con un amplio habitáculo que agradara a los ocupantes en un viaje largo, pero que más agradara al conductor al estar pensado para la comodidad de la conducción. Si antes el Mazda 6 era un rival a batir ahora ese listón aumenta dado que ya no solo es por imagen sino también por confort.

PRESTACIONES

Como habíamos hecho referencia ya habíamos probado el versión Station wagon, y si tenemos que decidirnos por uno de los dos, la elección seria por gustos, es decir, hay gente que no le gusta la carrocería familiar y gente que al contrario prefiere la carrocería familiar por diseño. También la balanza puede caer de un lado u otro dependiendo las circunstancias familiares de cada uno, porque la carrocería familiar “Wagon” cubica 522L de capacidad de maletero frente a los 480L que tiene el Sedan. Dado que en aptitudes dinámicas cualquiera de los dos tienen el mismo confort de rodadura, ninguno balancea la carrocería y ambos responde igual de bien la las exigencias de cualquier conductor. En cuanto a capacidad del maletero.

La diferencia en consumo entre una carrocería y otra ha sido mínima de 0,2L/100Km a igualdad mecánica, es decir esto tampoco sería el punto que decidiría entre una u otra versión.

Nos ha sorprendido mucho que ambas carrocerías con la misma mecánica sean tan parecidas en cuanto a reacciones dinámicas, porque con otros modelos en los que hemos probado ambas carrocerías si hay diferencias muy destacables. Esto quiere decir que Mazda ha cumplido perfectamente con la filosofía que quería dará el Mazda 6, que no es otra que ganase confort frente a las generaciones anteriores, algo que lo ha hecho con nota de sobresaliente.

Las opciones mecánicas disponibles son 4. De estas cuatro opciones tenemos dos con mecánica gasolina y potencias de 145 y 192CV. Por otro lado está la posibilidad de optar por una mecánica diesel que albergue 150 o 175CV de potencia.

En el caso de las mecánicas gasolina, la que otorga 145CV va unida a una caja de cambios manual de 6 velocidades, y en el caso de la que eroga 195CV va asociada a una caja de cambio automática (convertidor de par) de seis velocidades. Si  miramos las mecánicas diesel, estas se pueden asociar a la caja manual o automática en cualquiera de la dos motorizaciones.

En el apartado mecánico también hay novedades en el nuevo Mazda 2017, y esta es el sistema el G-Vectoring Control. Es un control vectorial de par único en su género, ya que ajusta el par del motor en función del movimiento del volante. Funciona cuando el conductor empieza a girar el volante, utilizando el par del motor para generar una fuerza de deceleración y así desplazar parte de la carga a las ruedas delanteras e incrementar el agarre de los neumáticos delanteros. Con este sistema se reduce la fatiga, ya que el Mazda6 2017 resulta más fácil de conducir al requerir menos esfuerzo del conductor. Aumenta la estabilidad y el control del vehículo en cualquier situación, y por último el confort de los pasajeros es mayor.

Nuestra unidad de pruebas que montaba el motor diesel de 175Cv asociado a una caja automática, mostrándose un vehículo muy equilibrado en cuanto a gasto se refiere. La media de consumo obtenida durante la prueba ha sido de consiguiendo un consumo medio durante la prueba de 6,2L/100Km, bajando cuando circulábamos por autovía a 110Km/h a 5,6L/100Km de media.

En ciudad los 4,86m se manejan muy fácilmente, en donde te das cuenta que llevas un coche de esta longitud es cuando tienes que buscar aparcamiento, pero durante cualquiera de los trayectos urbanos que hemos realizado, no da en ningún momento la sensación de llevar un coche de este tamaño. Se  muestra muy ágil y con gran maniobrabilidad, respondiendo con fuerza desde la parte más baja del cuentarrevoluciones.

En autovías y autopistas es un rodador nato, haces kilómetros en el más puro silencio –gracias a la gran insonorización- y su respuesta es contundente cuando pisamos el acelerador.

Tiene un tarado de la suspensión muy equilibrado, dado que absorbe muy bien las imperfecciones del asfalto sin restar comodidad a sus ocupantes. Por otro lado cuando le retuerces la oreja no cuenta con una suspensión extremadamente firme que reste confort, pero también da el do de pecho sosteniendo la carrocería sin que balancee. La conducción no es que pida que sea deportiva, pero no se achanta si le das caña.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

Hay 4 niveles de equipamiento, denominados comercialmente como Style, Style + y Luxury y Luxury Premium (mecánicas de más potencia tanto en diesel como en gasolina).

Desde el acabado base el equipamiento es muy completo. El equipamiento Style trae de serie ABS, multitud de airbags, DSC, sensor automático de luces, sistema de asistencia de frenada en ciudad (SCB), sistemas de arranque en pendiente (HHA), climatizador bizona y puertos de entrada para dispositivos USB, HMI Commander, y volante y pomo del cambio en piel, destacan también como elementos de serie.

Nuevos sistemas se integran en el Mazda 6 2017, a destacar de estos esta:

-El sistema SCBS (presente de serie en toda los niveles de acabado), un dispositivo de frenada de emergencia en ciudad que opera entre los 4 y los 30 km/h de velocidad. Funciona mediante un rayo láser que controla la distancia y la velocidad a la que circulan los vehículos que nos preceden -hasta 6 m por delante de nosotros. Si detecta peligro, precarga automáticamente los frenos; si el conductor no reacciona, es capaz de detener automáticamente el vehículo –si éste circula a más de 30 km/h, no lo detendrá, pero lo frenará para atenuar la colisión-.

– Reconocimiento de señales de tráfico, mediante el sistema (TSR).

– En los dos motores Diesel Mazda incorpora tres tecnologías que reducen las vibraciones, el ruido y que mejoran la respuesta al acelerador: “Natural Sound Smoother” (reduce las vibraciones), “Natural Sound Frequency Control” (reducción de ruido y vibraciones) y “High-Precisión DE Boost Control” (aumenta la respuesta a bajas revoluciones), estos sistemas  conjunto con un mayor cantidad de aislante hacen que dentro del habitáculo no se escuche el sonido del motor, es decir insonorización sobresaliente, además de no percibir vibraciones durante su conducción.

A FAVOR:

-Aislamiento acústico del habitáculo.
-Amplitud en su interior.
-Prestaciones dinámicas/Buena maniobrabilidad.
-Equipamiento de serie.

EN CONTRA:

-Ligeramente baja la banqueta de los asientos traseros.
-Escasez de oferta mecánica.

Escrito por

Cada uno tiene su pasión. La mia desde pequeñito era leer las revistas de coches, ahora soy yo el que escribe de lo que se, para que otras personas puedan aficionarse a este mundo como yo lo hice en su día, ademas de mantener informados al resto de lectores.

Sin comentarios.

Deja una respuesta

Mensaje