Seat Ibiza TGI, ecológico y dinámico

Seat Ibiza TGI, ecológico y dinámico

INTRODUCCIÓN. EL MUNDO DEL GAS NATURAL COMPRIMIDO

Conducir un coche TGI en modo gas natural te permitirá ahorrar hasta un 30% de combustible en comparación con un diésel, y hasta un 50% en comparación con un motor a gasolina. Además, estarás reduciendo las emisiones de C02 hasta un 25%, mejorando la calidad del aire. Y al usar dos combustibles, con un depósito de gas 100% fiable y hermético, podrás recorrer más kilómetros sin parar a repostar.

REDUCE EL CONSUMO DE COMBUSTIBLE

Ahorra hasta un 50% de combustible en modo gas, en comparación con un motor de gasolina.
Ahorra hasta un 30% de combustible en modo gas, en comparación con un motor diésel.
Descuentos en el impuesto de circulación, peajes y aparcamientos.

REDUCE LAS EMISIONES

Un coche con gas natural reduce las emisiones de C02 hasta un 25% en comparación con un motor de gasolina.
Reduce el ruido hasta un 50% en comparación con un motor diésel.

FÁCIL DE REPOSTAR

Es tan sencillo como repostar gasolina.
Dos combustibles en un coche híbrido te dan el doble de fiabilidad.
Cada día hay más estaciones de Gas Natural en toda Europa.

Para SEAT, el GNC es el combustible prioritario en el Seat Ibiza TGI, el que usa siempre que los depósitos dispongan de él. En cuanto al precio, hablamos primeramente de un solo bloque motor 1.0 TGI de 90 CV asociado a un cambio de 5 velocidades, con un precio de partida de 17.110€ (acabado Reference), pasando por los 18.800€ (Style), los 20.280€ (Xcellence, nuestra unidad), y llegando a los 22.310€ del acabado FR Eco Plus.

29-08-2018\\ Agustín Conde

DISEÑO EXTERIOR

El nuevo SEAT Ibiza solamente está disponible en carrocería de cinco puertas, de momento no hay posibilidad de carrocería de tres puertas.

El SEAT Ibiza actual es más ancho (87 mm), 2 mm más corto y 1 mm más bajo que el modelo anterior. La anchura de vías crece 60 mm en el eje anterior y 48 mm en el posterior, mientras que la distancia entre ejes aumenta 95 mm hasta situarse en 2.564 mm, estos cambios han sido posibles al utilizar la nueva plataforma MQB A0.

Seat Ibiza TGI, propulsado por Gas NaturalEl resultado de la utilización de esta plataforma, en palabras entendibles, es una mayor  comodidad y amplitud interior, y mejor estabilidad dinámica. El espacio para las rodillas ha crecido 35 mm, mientras que la altura disponible en las plazas delanteras crece 24 mm y 17 mm para los pasajeros de las traseras. En anchura se ganan 42 mm, convirtiéndose en el modelo con mejor habitabilidad de su segmento. El maletero ofrece 355 litros, mucho más grande, concretamente 63 litros más que antes.

En su frontal destaca el diseño en forma de “X”,  y los faros Full LED triangulares aportando dinamismo a su conjunto. Los voladizos delantero y trasero son muy cortos, dando un carácter deportivo, estable y dinámico. La mayor distancia entre ejes acentúa el aumento de tamaño que nos vamos a encontrar cuando abramos las puertas.

HABITÁCULO

No sabríamos que estamos a bordo de un TGI sino viéramos el doble indicador de la instrumentación: uno para el GNC, otro para la gasolinaEn el interior, a primera vista se observa que ha ganado en calidad de acabados frente a su anterior generación. Esto se debe al empleo de mejores materiales para la confección del habitáculo. Todos los mandos e instrumentos están orientados al conductor y situados lo más elevado posible para no apartar la vista de la carretera.

La instrumentación central, situada tras el volante está compuesta por dos grandes relojes de indicadores de aguja y entre medias una pantalla monocromo que ofrece información (datos del ordenador de viaje, los asistentes a la conducción, las indicaciones del sistema de navegación (si lo tiene instalado) o la fuente de sonido seleccionada) al conductor.

El habitáculo está protegido con un filtro Air Care que aísla a los ocupantes de cualquier tipo de alérgenos, creando un espacio completamente libre de contaminantes. Al abrir las puertas da sensación de amplitud, teniendo en cuanta el segmento al que pertenece el SEAT Ibiza. Los asientos de nuestra unidad de pruebas eran muy cómodos, anchos, sujetaban bien lateralmente y su relleno de espuma es más consistente

La habitabilidad es notablemente superior a cualquier generación anterior del SEAT Ibiza, sobre todo en el espacio que hay para la posición de las piernas de los ocupantes de las plazas traseras, además de la altura al techo de dichas plazas. Personas con una altura de 1,90 m irán cómodamente alojadas en las plazas traseras.

Si tenemos que buscar alguna pega, podremos decir que no hay asideros en el techo ni un plafón de iluminación para los ocupantes de las plazas traseras.

Lo que sí cambia aquí en relación a otras versiones del Ibiza es el espacio para la carga, pues con uno de los depósitos justo debajo del maletero, la capacidad se reduce en 60 litros.

El nuevo SEAT Ibiza tiene muchas posibilidades de personalización en su interior, como por ejemplo la elección del color de la luz ambiental, además de diferentes tapizados, posibilidad de montar un pantalla a color de 8 pulgadas en su salpicadero, etc.

EQUIPAMIENTO

El nuevo SEAT Ibiza ofrece con cuatro niveles de equipamiento: Reference, Style, FR y Xcellence.

El acabado FR dispone de un equipamiento más dinámico y tecnológico para disfrutar del mejor rendimiento. Específicamente para este acabado se han diseñado una serie de elementos  que aportan una imagen más dinámica como el difusor trasero, el parachoques delantero, la suspensión deportiva y un exclusivo paquete de color negro exterior. Suspensión más firme que puede regularse en dos modos, Normal y Sport, para adaptarse a las preferencias del conductor o las condiciones de la carretera.

El acabado XCellence presenta un diseño más sofisticado y distintivo, combinado con un equipo funcional más práctico e inteligente.

La iluminación interior ambiental mediante LED, para las versiones FR y Xcellence, se ofrece en dos tonos, rojo y blanco. Gracias a los LED, la calidad de la iluminación es muy superior y se consigue un importante ahorro de energía que se traduce en un menor consumo. Las luces Full LED del Ibiza —faros, pilotos, intermitentes y antiniebla trasero— son una innovación en este segmento.

Entre los sistemas de ayuda a la conducción podemos encontrar Front Assist, Traffic Jam Assist, control de crucero adaptativo ACC, sistema de entrada y arranque sin llave Kessy Entry System, una nueva generación de sensores de aparcamiento delantero y trasero y una cámara de visión trasera con  mayor calidad y precisión reflejada en una pantalla táctil de 8”. Es la primera vez que el SEAT Ibiza cuenta con una gran y funcional pantalla táctil integrada de 8”.

Cargador inalámbrico con amplificador de señal GSM; el nuevo SEAT Ibiza es un coche 100% conectado gracias a tres opciones: Apple Car Play, Android Auto y Mirror Link. Además, el nuevo SEAT Ibiza presenta una asociación con Beatsaudio soundsystem, utilizando un procesador de señal digital (DSP), 7 altavoces premium y un amplificador de 8 canales con 300W.

No hay rueda de repuesto ya que la ubicación del depósito de GNC va en ese hueco.

SEGURIDAD 

El nuevo SEAT Ibiza incorpora multitud de sistemas de seguridad tanto activa como pasiva, para hacer más segura la conducción. Tanto conductor como copiloto están protegidos con airbags laterales y de cortina. El Control de Crucero Adaptativo limita la velocidad en función del tráfico, el Asistente de Frenada en ciudad con detector de peatones activa los frenos en caso de emergencia y el Detector de Fatiga te avisa si necesitas un respiro.

El control electrónico de estabilidad actuará ante el más mínimo señal de viraje brusco. El Nuevo SEAT Ibiza reducirá inmediatamente la aceleración, a la vez que el freno multicolisión impedirá cualquier derrape peligroso.

MOTORIZACIÓN

El híbrido TGI combina dos combustibles: el Gas Natural Comprimido (GNC) y la Gasolina. El GNC es el mismo gas que usas en casa, pero comprimido a un 1% de su volumen. El motor del coche con gas elige como prioridad el GNC y cambia a gasolina cuando lo necesita.

El cambio de uno a otro combustible se produce automáticamente, no hay botón para cambiar, como si ocurre con los modelos GLP: se apaga la luz verde del indicador GNC y, también te da un aviso para que recargues de gas el vehículo. Es 100% fiable, gracias a la válvula de seguridad que garantiza que el sistema sea hermético en todo momento. Y, además, el coche a gas es mucho más silencioso.

El nuevo Ibiza TGI cuenta con un propulsor de 1,0 litros y una potencia oficial de 90 CV. El motor 1.0 tiene, incluso cuando trabaja con gasolina, una respuesta algo perezosa por debajo de las 2.250 rpm, que es cuando el turbo hace crecer claramente la respuesta al acelerador. Se mantiene así sin grandes altibajos hasta las 6.000 vueltas.

Con gas en sus depósitos, sólo en los primeros segundos tras pulsar el botón de arranque o de repostar, es cuando el motor recurre a la gasolina del depósito, debido a que en frío resulta más efectivo, para que tome temperatura, tirar de la gasolina. Tras cada repostaje, la centralita realiza un análisis de la pureza del gas antes de activarlo.

Lo mejor de este Seat Ibiza 1.0 TGI es el coste por kilómetro, gracias sobre todo al precio del gas natural que está en 0,958 euros/kg. Después de haber circulado con el 1.0 TGI, en ciudad el consumo fue de apenas 3,8 l/100 km, de 4,0 L/100 km en carretera y de apenas 3 l/100 km en autopista/autovía. Cuando hemos agotado el gas, hace acto de presencia la gasolina, que nos da unos 450 km de autonomía, manteniendo unos consumos razonables, siempre por debajo de los 6,0 l/100 km.

En ciudad es donde más se nota esa economía de combustible; decir, que se mueve con mucha soltura por la ciudad, ágil, con una dirección rápida y precisa, y con gran facilidad de aparcamiento gracias a un tamaño compacto, aunque con capacidad para 5 pasajeros y maletero. Se puede considerar urbanita, pero tiene ese tamaño extra, que también le hace muy apropiado para hacer viajes largos.

La falta de fuerza es un hándicap que no hemos encontrado subiendo en puertos de montaña, o adelantando de manera rápida, pero en autopista, es capaz de mantenerse dentro de las velocidades legales, a un muy buen ritmo, sin consumos excesivos y realizando trayectos muy cómodos sin apenas cansancio.

A FAVOR

– Coste por kilómetro
– Habitabilidad
– Equipamiento

EN CONTRA

– Poca distribución de GNC
– Aceleración
– Falta de asideros de sujeción en el techo.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *