VALLE DEL TIETAR

VALLE DEL TIETAR

Situado en la parte más meridional de Ávila, sus tierras lindan con Toledo, Madrid y Cáceres. El clima es suave, con suelos muy fértiles y de cultivos variados. Su fauna es abundante y sus gentes son hospitalarias y alegres.

Empezamos nuestra ruta en La Adrada y de ahí nos dirigimos por la CL-501 dirección Piedralaves, Lanzahíta hasta llegar a Ramacastañas; Por el camino podemos tomar la ruta paralela y alternativa por Casavieja, Mijares y Gavilanes, saliendo de nuevo a la CL-502 a la altura de Pedro Bernardo. Aquí haremos una parada obligatoria para visitar las Cuevas del Águila. Una vez almorzado, nos dirigimos por la N-502 hacia Mombeltrán, hasta llegar a Cuevas del Valle, de ahí, y por la Sierra de Gredos, iremos hacia el Hornillo hasta llegar a Arenas de San Pedro y de nuevo a Lanzahíta, donde pernoctaremos.

En el segundo día de ruta, seguimos nuestro camino paralelos al río Tiétar por la CL-501, camino de Candeleda y del Embalse de Rosarito, donde visitaremos también su Palacio. De vuelta en Candeleda, tomaremos un reponedor almuerzo y cogeremos la AV-910 para introducirnos en Castilla La Mancha hasta llegar a Navalcán donde visitaremos su pantano, espectacular. Por este camino llegaremos a la N-502 y llegaremos a Hontanares.

La vuelta a nuestra ciudad la hacemos pronto por la mañana de Hontanares a Buenaventura, Navamorcuende y Fresnedilla hasta llegar a Rozas de Puerto Real y dirección Cadalso de los Vidrios, de aquí y por la M-507 llegaremos a Aldea del Fresno y Navalcareno, enlazaremos con la A-5 y finalmente llegamos a Madrid.

Ficha técnica ruta

Desde Madrid, la M-40, hasta la salida 26, y de allí coger la M-501 hasta llegar a La Adrada, localidad que establecemos como lugar de hospedaje.

¿Qué visitar?

El pueblo de Guisando, las Cuevas del Águila alucinante gruta de estalactitas y estalagmitas, Arenas de San Pedro con el Castillo de la Triste Condesa y el Palacio-Residencia del Infante Luis de Borbón, el Castro Céltico El Raso.

¿Donde comer?

En cualquiera de las localidades por las que discurre esta ruta, podemos degustar lo mejor de la cocina castellana y la cocina extremeña. Podemos degustar Cabrito, migas extremeñas, cochinillo, chuletones de ternera o quesos de cabra del Tiétar o de Candeleda.

También degustamos ensaladas, sopas a la cazuela, patatas de calderillo de Mijares, Pimentón de Candeleda, espárragos de Lanzahíta y postres y frutas de El Hornillo o Poyales (excelentes sus higos).

¿Donde dormir?

Alojamientos en Sotillo, La Adrada o Lanzahíta son lugares aconsejables para establecer nuestro lugar de descanso.

 

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *