PRUEBA ABARTH 500

ESENCIA EN FRASCO PEQUEÑO

La marca Abarth como tal, a día de hoy sigue siendo desconocida para gente que esta en un abanico de edad que va desde 0 a 25. Sin embargo si preguntásemos a personas que actualmente tienen entre 55 y 75 años, sabrían
perfectamente de que tipo de marca estamos hablando. Fue una marca que marca el pasado del mundo del Automóvil, vinculada siempre al grupo italiano Fiat.
Hace años Abarth estaba considerada como una marca de preparaciones deportivas, muy ligada a las competiciones de automovilísticas y muy envidiada si tu eras un poseedor de un Abarth homologado par circular por las calle de una ciudad. Mas tarde desapareció, hasta que Fiat ha decidido recuperarla en el 2008, para devolverla a lugar que se merece. Durante los años en los que no se produjeron coches siguió preparando piezas para modelos de competición de distintas marcas, entre ellas se encontraba la conocida Ferrari. Aunque dejo de comercializar sus vehículos nunca dejo en mundo del motor.

En su vuelta a la escena, Abarth los hace con dos modelos: el 500 Abarth, Grande Punto Abarth, ambos con potencias más altas que sus homónimos de Fiat.

Las marcas Abarth y Fiat pertenecen a la misma familia, al igual que sus modelos Fiat 500 y Abarth 500, lo cuales parecen ser iguales, pero se establecen grandes diferencias entre ambos. La mecánica Abarth se distingue por ser la más potente que se puede encontrar en el modelo 500, además aportar una estética mucho más deportiva que cualquier Fiat 500. A grandes rasgos estas serian algunas de las diferencias entre ambos modelos, aunque en la prueba veremos muchas mas, que los hacen ser distintos, aun pareciendo dos gotas de agua.

El Abarth 500 esta disponibles desde 18.800€, esta cifra da acceso a un única mecánica de 1.400cm3 turbo con 135CV de potencia, además de a una impactante imagen de carrocería.

En su interior cuenta con la homologación para cuatro ocupantes, y un maletero de 185L.

Sus pequeñas dimensiones unidas a una enérgica mecánica y un reducido peso (1035Kg), hace presagiar que la prueba de hoy será divertida.

29-06-2010//José Ruiz Moreno

DISEÑO

Su imagen exterior es radical y muy deportiva, completamente distinta de la que tiene el Fiat 500.

El Abarth 500(3,65m) es más largo que en un 500 normal. Este aumento de longitud (11cm) se ha conseguido dotando al paragolpes delantero de una mayor envergadura, aunque en un principio el alargamiento pueda parecer una modificación realizada por estética, la verdad es que se ha hecho para darle espacio al turbocompresor.

En la zona central de la parte inferior del paragolpes, se sitúa una gran toma de aire seccionada en tres partes, mas los dos faros antiniebla, aportando ese toque de coche competición que representa. En los laterales se encuentran otra dos entrada de aire (una a cada lado) con el objetivo de mandar aire al intercooler.

En su vista lateral se nota que los faldones son mas anchos que los de cualquier otro Fiat 500, a lo que se une la posibilidad bajo opción (200€) de poder montar las llantas de 17 pulgadas (Fiat 500 16 pulgadas como máximo).

En la parte trasera destaca la doble salida de escape que se encuentra integrada en el difusor de aire trasero, un alerón como prolongación del techo y un paragolpes trasero con unas incisiones en cada lateral exterior.

El interior del habitáculo también es distinto de cualquier Fiat 500. El Abarth cuenta con un habitáculo personalizado que incluye un volante multifunción de tres radios realizado en cuero y costuras en rojo, idénticas a las del pomo de la caja de cambios o empuñadura del freno de mano. Los asientos delanteros son deportivos tipo Baquets de competición, a lo que se añade una instrumentación de grafica deportiva, salpicadero con placa decorativa en color de la carrocería (blanco, rojo o negro), consola central con terminación plástica simulando fibra de carbono, pedalier metálico, y una tapicería de tela y textura granulada, son elementos que aportan la distinción del Abarth, a la vez que le dan un toque sobrio de deportividad.

La anchura que presenta los asientos traseros es más que suficiente para albergar a dos adultos. Sin embargo el asiento del conductor no es el mas idóneo para establecer la posición de conducción a primeras dadas. El volante no es regulable en profundidad y los reposacabezas integrados en los asientos delanteros, hacen que una persona de más 1,85m de altura tenga que

La instrumentación es mucho mas completa, que la del Fiat 500. Sobre la consola central se sitúa un botón para cambiar algunos de los parámetros del vehiculo. Este botón tiene dos modos: “Normal” y “Sport”, visualizándose sobre la instrumentación principal. También cuenta con un Reloj (anexo a la instrumentación central) en donde indica la presión del turbo, además de un práctico testigo luminoso (Shift Up) en color naranja, que nos indica cuando es el momento óptimo para realizar el cambio de marcha. Si se circula en el modo normal, el consejo será para optimizar el consumo, si por el contrario circulamos en modo Sport, la indicación será para obtener el mayor rendimiento posible.

Nuestra unidad de pruebas contaba con el Kit Estético Abarth (paragolpes delantero y trasero, doble salida de escape, difusor trasero, faldones laterales, alerón posterior) a lo que se suma las bandas laterales o stickers, mas el logo (escorpión sobre bandera italiana) de la firma por 200 €. Además el capó está tatuado con un escorpión (60 €), las carcasas de los espejos retrovisores pintadas en color blanco (60€) y por ultimo el conjunto de unas llamativas llantas multiradio con un diámetro de 17 pulgadas (200 €).

El resultado final es el de tener ante nuestros ojos un coche que podría pasar estéticamente por la salida de una competición de rallyes.

PRESTACIONES

La mecánica que se oculta bajo el capo del Abarth esta dotada de un motor de 1.368cm3, 135CV turboalimentado con un par máximo de 206Nm a 3.000rpm. Esta potencia se entrega a través de una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Acelera de 0 a 100Km/h en 7,9 segundos y alcanza una velocidad punta de 205 Km/h, manteniendo un consumo medio homologado de 6,5l/100Km.

Al arrancar el Abarth 500 se deja escuchar un sonido parecido al que emiten coches como el Seat Leon Cupra, Renault Megane RS, aunque en el caso del Abarth una vez metido es su interior dicho sonido pasa muy desapercibido, apenas apreciable a nuestros oídos, al no ser que subamos de vueltas su motor. En ese momento se vuelve apreciar un ligero bramido que no es molesto en ningún momento de la conducción.

Para ver como se desenvuelve en su habitad natural nos hemos dirigido a las carreteras de montaña que hay por la sierra de Madrid, mas concretamente entre el puerto de la Morcuera y Rascafria. Una vez allí hemos pulsado el botón de Sport (situado en el salpicadero) y pisado el acelerador. La dirección tiene buen tacto y es bastante precisa, pero aun mas contundente es el sistema de frenos que monta esta unidad. Pisando levemente el pedal del freno el Abarth 500 muestra una respuesta con contundencia, tanto que en medio de la curva si nos excedemos al presionar el pedal puede provocar un pequeño descolocamiento de su parte trasera.

El agarre en curvas entrelazadas y circulando a mas velocidad de la que indica la vía esta totalmente garantizado, gracias a una suspensión rígida, llantas de 17 pulgadas con neumáticos 205/40 ZText27 y un chasis que no permiten que nada quede al azar.

Cada sistema integrado en el Abarth 500 cumple su función con nota. El TTC (Torque Transfer Control) de serie, es capaz de ejercer como autoblocante electrónico, frenando la rueda que pierde tracción en el eje delantero y mandando su correspondiente fuerza a la otra.

Los consumos son más altos de los que están homologados, sobre todo si actuamos sobre el pedal del acelerador sin miedo. En este caso y durante 50Km el consumo medio apreciado en el ordenador de abordo se ha disparado hasta los 9,8l/100Km.

Saliendo hacia autopistas para dirigirnos a la gran urbe -con el selector en la posición “normal”-, el Abarth 500 demuestra su confort en tramos de largas rectas, aunque la rabia del modo “Sport” se nota que ha desaparecido, convirtiéndose en un gatito fácil de llevar, por cualquier tipo de conductor. En este caso si que el consumo se ajusta mucho mas a los homologado, saliendo una media de 5,8 (120Km/h velocidad media) durante este tramo.

Aunque su aspecto exterior sea muy agresivo y su interior radie deportividad por los cuatro costados, la conducción de este vehiculo es apta para cualquier tipo de conductor, es decir, uno experimentado será capaz de sacarle mayor rendimiento, pero uno inexperto también podrá hacer supinitos sin entrañar riesgo para su integridad física.

Nos ha gustado la facilidad de conducción, su rabia y agarre cuando uno se lo pide y la diferencia notoria que existe entre ir con el botón en posición normal o Sport. Aunque cuenta como handicap los consumos que se obtienen cuando uno abusa del pedal del acelerador.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

El equipamiento de serie tiene una extensa lista en elementos deportivos, de lo que cabe destacar los asientos delanteros tipo Bacquet, pinzas de freno pintadas en rojo y franja roja en llantas, volante de piel de diámetro reducido y achatado en su parte inferior, botón Sport (cambia parámetros técnicos), doble salida de escape, paragolpes delantero y trasero deportivos, reloj de información de soplado del turbo y cambio de marcha optimo, etc.

Sin embargo carece de funciones como la conexión de luces en forma automática, volante regulable en profundidad o limpiaparabrisas de activación también automática, teniendo de serie el Aire acondicionado y en opción el climatizador.

Las opciones que se pueden dar en el Abarht 500 parten en su gran mayoría de elementos estéticos a un bajo coste. Algunos de estos elementos son las cubierta de retrovisores cromadas (50€), kit específico Abarth (adhesivo “Abarth” en puerta y retrovisores a juego por 210€), pomo de palanca de cambios en ergal (50€), techo de ajedrez Abarth (rojo o blanco o negro por 190€), escorpión Abarth (rojo, blanco o negro por 50€), llantas de aleación 7 x 17 (205/40) de 10 radios diamantados (220€), luces de xenón (700€), climatizador (310€).

Como opción mecánica existe la posibilidad de incorporan el Kit essense, el cual aumentaría su potencia desde los 135CV hasta los 160CV.

En cuanto al apartado de seguridad, todo Abarth 500 cumple con creces este tema. El Abarth tiene la máxima puntuación EuroNcap (cinco estrellas) y cuenta de serie con siete airbags (frontales, de rodilla para el conductor, laterales delanteros, de cabeza delanteros y traseros), HSA (asistente de frenada), ESP (control de estabilidad), ASR (control de tracción), TTC (autoblocante electrónico), dirección asistida eléctrica Dualdrive con modo Sport, EBD (distribución electrónica de frenado).

A FAVOR:
-Imagen deportiva.
-Comportamiento Dinámico.
-Facilidad de Conducción.

EN CONTRA:
-Consumo alto en conducción deportiva.
-Sin posibilidad de poder regular el volante en profundidad.
-Carencia de alguna funciones en el equipamiento (luces, limpiaparabrisas automáticos).

ABARTH 500
Precio – Desde 18.800€
Fecha prueba – 28-06-2010
PRESTACIONES Y CONSUMO HOMOLOGADOS
Velocidad máxima(km/h)
205
Aceleración 0-100km/h
7,9
Aceleración 0-1000m
Recuperación 80/120km/h
Consumo urbano (l/100Km)
8,5
Consumo extraurbano (l/100Km)
5,4
Consumo medio (l/100Km)
6,5
Emisiones CO2 (gr/Km)
155
DIMENSIONES, PESO, CAPACIDADES
Tipo carrocería
Turismo
Número de puertas
3
Largo / Ancho / Alto (mm)
3657 / 1627 / 1485
Batalla / vía delantera-trasera (mm)
2300 / 1409 – 1402
Coeficiente Cx- Superficie frontal mm – factor de resistencia
— / —
Peso (Kg)
1035
Capacidad del deposito de combustible (l)
40
Volumen del maletero / con asientos abatidos (l)
185 / —
Número de plazas
Cuatro
COTAS TODO TERRENO
Angulo de entrada (grados)
Angulo de salida (grados)
Angulo ventral (grados)
MOTOR
Combustible
Gasolina
Potencia máxima CV -Kw/rpm
135 – 99 / 5500
Par máximo Nm/rpm
206 / 3000
Situación
delantero transversal
Número de cilindros
4 en línea —
Material del bloque / culata
hierro fundido / aluminio
Diametro x carrera (mm)
72 x 84
Cilindrada (cc)
1.368
Relación de compresión
Distribución
4 válvulas por cilindro. dos árboles de levas en la culata.
Alimentación
iny. indirecta. –Turbo compresor.
TRANSMISÓN
Tracción
delantera
Caja de cambios
Manual , cinco velocidades
Desarrollos (Km/h a 1000 rpm)
—-
CHASIS
Suspensión delantera
Independiente. Tipo McPherson. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Suspensión trasera
Semi-independiente. Brazo tirado. Viga transversal de torsión. Resorte helicoidal. Barra estabilizadora.
Freno delanteros / Freno traseros
disco ventilado (284 mm) / disco (240 mm)
Tipo de dirección
de cremallera
Diametro de giro entre bordillos / paredes (m)
— / —
Vueltas de volante entre topes
Neumaticos
195/45 R16
Llantas
6,5 x 16

Cada uno tiene su pasión. La mia desde pequeñito era leer las revistas de coches, ahora soy yo el que escribe de lo que se, para que otras personas puedan aficionarse a este mundo como yo lo hice en su día, ademas de mantener informados al resto de lectores.
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *