Nuevo Audi Q7 60 TFSIe quattro a la venta en el mercado español

Nuevo Audi Q7 60 TFSIe quattro a la venta en el mercado español

Audi lanza al mercado otro nuevo modelos electrificado, se trata del nuevo Audi Q7 60 TFSIe quattro, un SUV de gran tamaño, PHEV y muy potente.

Tras los modelos PHEV, en las gamas Q5, A8, A6 y A7 Sportback, le toca el turno a la gama Q7.

Diseño

Su imagen deportiva se ve reforzada por el acabado exterior S line, con las zonas inferiores pintadas de serie en el color de la carrocería y llamativos detalles estéticos en los paragolpes delantero y trasero.

Su aspecto se completa con el paquete de diseño negro y con los faros Audi Matrix LED. Tras las llantas de 20″ se ven las pinzas de freno pintadas en rojo, mientras que la suspensión neumática adaptativa ofrece una gran variedad de regulaciones, desde una respuesta firme hasta un rodar confortable.

Habitáculo

Está equipado con el paquete interior S line, que incluye asientos deportivos con tapicería en Alcántara/cuero con logotipo S line grabado, techo en negro y molduras de aluminio.

Al abrir las puertas, unas luces LED proyectan el logotipo de los cuatro aros en el suelo.

PHEV Quattro

Como en todos los modelos híbridos enchufables, el Audi Q7 60 TFSIe quattro confía en la potencia de sus dos propulsores.

Combina un motor de combustión 3.0 litros TFSI V6 sobrealimentado de 340 CV de potencia y 450 Nm de par y equipado de serie con un filtro de partículas de gasolina con un motor síncrono de excitación permanente (PSM), que ofrece una potencia máxima de 94 kW y 350 Nm de par.

Asociado a un cambio tiptronic de ocho velocidades. Junto con el convertidor de par, que conecta el motor de combustión con la transmisión, ambos conforman el módulo híbrido.

Prestaciones y eficiencia

Cuando ambas unidades de potencia trabajan juntas en modo boost, acelera de 0 a 100 km/h en 5,7 s y alcanza una velocidad máxima de 240 km/h, limitada electrónicamente.

Hasta 135 km/h puede funcionar solo con el motor eléctrico y su autonomía alcanza los 42 km según la normativa WLTP.

La alimentación del motor eléctrico se suministra a través de una batería de iones de litio con refrigeración líquida, situada bajo el piso del maletero, que proporciona una capacidad de energía de 17,3 kWh con una tensión de 308 voltios. Sus 168 celdas prismáticas están divididas en 14 módulos que se encuentran uno encima del otro en dos niveles.

El sistema de refrigeración de la batería, que también actúa para el cargador, forma un circuito separado de baja temperatura. Si es necesario, se puede conectar al sistema de aire acondicionado o al segundo circuito de baja temperatura, que enfría el motor eléctrico y la electrónica de potencia.

Convierte la corriente continua de la batería de alto voltaje (HV) en corriente trifásica para alimentar el motor eléctrico.

Durante las fases de recuperación de energía, el motor eléctrico funciona como alternador y devuelve la corriente continua a la batería de iones de litio.

Un suave y rápido cambio tiptronic de ocho velocidades transfiere la fuerza de los dos motores a través de la tracción integral quattro. Está equipado con una bomba de aceite de accionamiento eléctrico, que garantiza la lubricación en todos los modos de funcionamiento.

El núcleo del sistema de tracción total permanente quattro es un diferencial central con regulación puramente mecánica, que distribuye el par entre los ejes delantero y trasero en una relación de 40:60 en condiciones normales de conducción. Cuando es necesario, transfiere la mayor parte al eje con la mejor tracción.

Modos de funcionamiento predictivos

El Audi Q7 TFSIe quattro elige automáticamente la estrategia de funcionamiento óptima para cada trayecto.

El botón multifunción EV, en la parte inferior de las dos pantallas MMI, permite decidir si se desea intervenir sobre la interacción de los dos motores en cualquier momento y de qué manera.

El SUV arranca en modo completamente eléctrico “EV”.

Un altavoz en el paso de rueda derecho emite un sonido electrónico para advertir a los peatones y ciclistas de su presencia en tránsito urbano.

De acuerdo a las directrices de la UE, este sistema de alerta acústica de vehículos (AVAS) puede oírse con claridad hasta 20 km/h.

El motor de gasolina se activa sólo cuando el conductor pisa el pedal derecho, un “pedal de acelerador activo”, más allá de un nivel de resistencia específico.

Modo Hybrid ofrece dos tipos de funcionamiento: Auto y Hold.

  • En el modo Auto la estrategia de funcionamiento predictiva se conecta automáticamente al iniciar la guía al destino en el MMI Navegación plus, que forma parte del equipamiento de serie. La carga de la batería se distribuye de forma inteligente a lo largo de la ruta.

En el resto de casos, el motor TFSI impulsa el vehículo mientras el motor eléctrico proporciona el apoyo necesario. Cuando se acelera desde bajo régimen, por ejemplo, elimina el “turbo-lag”, las décimas de segundo que el turbocompresor necesita para aumentar la presión, por lo que asegura una respuesta instantánea al acelerador.

La estrategia de funcionamiento predictiva se encarga de que el vehículo utilice la energía eléctrica durante el mayor tiempo posible, utilizando la carga de la batería disponible teniendo en cuenta el trayecto hasta alcanzar el destino.

  • Modo Hold, el estado de carga de la batería se mantiene en su nivel, con mínimas fluctuaciones. Para ello se recupera la energía mediante el sistema de frenado, y se interviene de forma selectiva en la gestión del 3.0 TFSI.

Mayor eficiencia

Cuando opera como alternador, el motor eléctrico se encarga a través de la frenada regenerativa de todas las frenadas que produzcan una deceleración inferior a 0,3 g, lo que constituye más del 90% de todas las situaciones de frenada en uso cotidiano.

Los frenos hidráulicos sólo se activan en los procesos de deceleración más fuertes. Gracias a un sofisticado ajuste, la transición entre la frenada eléctrica e hidráulica es prácticamente imperceptible; el pedal de freno siempre responde con buen tacto y, por lo tanto, puede ser modulado con precisión.

Durante la frenada, el SUV híbrido alcanza una potencia de regeneración de hasta 80 kW.

Cuando el asistente de crucero adaptativo -opcional- está conectado, el asistente predictivo de eficiencia no sólo ayuda al conductor en las fases de desaceleración, sino que también lo hace al acelerar, para reducir el consumo de combustible.

Si no está activo, el conductor recibe indicaciones que le advierten cuándo es aconsejable levantar el pie del acelerador. A través del pedal de acelerador activo, el conductor siente un pequeño impulso mientras se muestra la información correspondiente en el Audi virtual cockpit (de serie) y en el head-up display (opcional).

En el Audi virtual cockpit y en la pantalla del MMI touch response el conductor puede ver una información variada sobre la conducción en modo eléctrico, como por ejemplo el potenciómetro, la autonomía y los flujos de energía de ambos propulsores.

Audi drive select

Además del modo multifunción “EV”, el conductor del Audi Q7 60 TFSIe quattro puede influir en los modos de conducción en un segundo nivel gracias al sistema Audi drive select.

Permite elegir entre los perfiles de conducción comfort, efficiency, auto, dynamic, individual, allroad (con la suspensión neumática adaptativa opcional) y offroad, para influir en la respuesta del motor, de la tracción, de la suspensión neumática y de la dirección.

En el perfil dynamic del Audi drive select, con la transmisión en modo S, el motor eléctrico apoya al 3.0 TFSI con una marcada función boost para conseguir elevados niveles de dinamismo y agilidad.

Cuando se levanta el pie del acelerador se anula el modo de marcha por inercia, con lo que el motor eléctrico recupera energía.

Recarga

El Audi Q7 60 TFSIe quattro se puede cargar cómodamente en los puntos de carga públicos, con el cable de serie de modo 3 con un conector tipo 2.

Opcionalmente, el servicio Audi e-tron Charging Service proporciona acceso a más de 110.000 puntos de carga en Europa. Los clientes pueden utilizar una sola tarjeta de pago en numerosos terminales de diferentes proveedores.

myAudi

Permite a los clientes utilizar los servicios Audi connect en sus smartphones, verificar el estado de la batería y su autonomía, iniciar procesos de carga, programar el tiempo de carga y ver las estadísticas correspondientes, incluyendo el consumo.

Otra función es la climatización remota del habitáculo. En función del equipamiento también se puede activar la calefacción del volante y de los asientos, así como la ventilación de las butacas delanteras a través del sistema de control de climatización previo a la entrada.

Precio

El Audi Q7 60 TFSIe quattro ya está a la venta en el mercado español, con un precio desde 89.460€; Las primeras unidades llegarán a los concesionarios a principios del 2020.

Cada uno tiene su pasión. La mia desde pequeñito era leer las revistas de coches, ahora soy yo el que escribe de lo que se, para que otras personas puedan aficionarse a este mundo como yo lo hice en su día, ademas de mantener informados al resto de lectores.
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *