Car-To-X mayor seguridad en las carreteras

Car-To-X mayor seguridad en las carreteras

Daimler, BMW, Ford y Volvo en cooperación con HERE Technologies, Tom Tom y las autoridades de transporte de seis países europeos están trabajando juntos para una mayor seguridad en el tráfico por carretera; están probando cómo se puede transmitir información sobre situaciones extremadamente peligrosas utilizando la tecnología Car-to-X.

El pasado día 3 de junio, los socios del proyecto firmaron un memorando de entendimiento (MoU, por sus siglas en inglés) en Eindhoven, Países Bajos. La fase de pruebas tiene una duración programada de doce meses y comienza en los Países Bajos.

¿Cómo puede la información sobre un peligro repentino, como por ejemplo condiciones de poca adherencia o un accidente, ser trasladada lo más rápido posible los vehículos que se acercan? Daimler ya utiliza tecnologías de redes móviles como estándar para enviar advertencias de peligro de vehículo a vehículo (Car-to-Car) desde 2013.

Por primera vez, fabricantes de primera línea y servicios de navegación están trabajando en una solución conjunta a nivel europeo que no sea específica de un fabricante. Los ministerios de transporte de Alemania, España, Finlandia, Luxemburgo, Países Bajos y Suecia apoyan el proyecto.

El objetivo del piloto iniciado el pasado día 3 de junio es realizar una investigación sobre los aspectos técnicos, económicos y legales de Car-to-X, término escogido para describir la comunicación entre vehículos y con la infraestructura de transporte.

Sajjad Khan, responsable de Mercedes-Benz CASE: “La comunicación Car-to-X tiene el potencial de mejorar significativamente la seguridad en las carreteras.

Por primera vez contamos con numerosos socios altamente capacitados y efectivos a bordo, de forma que los mensajes de advertencia pueden llegar prácticamente en tiempo real a una gran cantidad de usuarios de la carretera.

Esto puede salvar vidas. Daimler ya sentó las bases de este desarrollo hace años: a día de hoy, los vehículos Mercedes-Benz están equipados con la tecnología necesaria para el intercambio amplio y seguro de información del tráfico relacionada con la seguridad”.

En línea con los objetivos de la UE

El enfoque del proyecto está en el debate sobre “Información de tráfico relacionada con la seguridad” (SRTI, por sus siglas en inglés) en el ámbito de la UE. Con esta iniciativa, los socios del proyecto apoyan a la Comisión de la UE en sus esfuerzos para promover el desarrollo de sistemas de transporte inteligentes conectados.

El objetivo de la UE a largo plazo es reducir sustancialmente el número de víctimas mortales y lesiones graves en carretera para 2050. Una mejora en el flujo de información podría contribuir de manera decisiva a conseguir este objetivo.

La Directiva de la UE 866/2013 estipula que un nivel mínimo de información general sobre el tráfico relacionada con la seguridad vial debe estar disponible para todos los usuarios de forma gratuita, siempre que sea posible. El memorando firmado el pasado día 3 se basa en esta iniciativa política.

Los socios del proyecto están trabajando en ampliar el desarrollo de los flujos de información de la tecnología Car-to-X. Para el proyecto piloto se utilizarán sistemas de comunicación que ya han sido testados y están listos para su implementación.

Flujo de datos: cómo se transfiere la información

Tras la firma del memorando de entendimiento, como parte del Congreso Europeo ITS en Eindhoven, los socios del proyecto utilizaron ejemplos para demostrar cómo se transmite la información mediante la comunicación Car-to-X. Se emplearon tres escenarios para esta demostración. En cada caso, un “transmisor” simulaba una avería u otra situación peligrosa.

  • Escenario 1: El conductor de un vehículo Mercedes-Benz activa el sistema de advertencia de peligro.
  • Escenario 2: El conductor de un vehículo BMW realiza una llamada de emergencia (“eCall”).
  • Escenario 3: Un centro de gestión del tráfico advierte de un peligro repentino en la zona, por ejemplo obras.

Los dos vehículos transmisores se posicionaron a lo largo de una ruta desde el centro de la ciudad hasta el Centro de Congresos Evolution en Eindhoven.

Los vehículos que actuaron como receptor,  vehículos de prueba de Mercedes-Benz, BMW y Ford, condujeron a lo largo de esta ruta para simular el tráfico de entrada o salida en una situación crítica de tráfico. Inmediatamente después de la primera señal de los emisores, los ocupantes de los vehículos recibieron un mensaje a través de sus sistemas de a bordo.

Los datos se transfieren según el siguiente principio: cada acción inicia una señal y, por lo tanto, un flujo de datos. Un mensaje es convertido en anónimo por el emisor, es decir, el vehículo o la autoridad de tráfico, y es enviado al denominado agregador. Este es el rol de los expertos en sistemas de navegación, en este caso Tom Tom y HERE.

En condiciones reales, el agregador recopila la información y la agrupa hasta que se alcanza un número crítico de mensajes. El agregador se convierte en un creador de servicios y compila un mensaje de advertencia.

A través de los sistemas de navegación o de comunicación de los fabricantes de automóviles, esta advertencia se envía a los vehículos receptores que se encuentran cerca del peligro. Gracias a la alta penetración en el mercado de los servicios de navegación involucrados, un gran número de usuarios de la carretera pueden por lo tanto prepararse ante un peligro.

Objetivos y límites de la prueba: la seguridad de los datos como parte central

Durante los próximos doce meses el proyecto se centrará, por ejemplo, en cuestiones de compatibilidad de datos y procesamiento de datos basados en la nube.

Al principio, las empresas participantes utilizarán las tecnologías de comunicación y formatos de archivo actualmente instalados y, cuando sea necesario, los desarrollarán y armonizarán en una fase posterior. La cooperación entre los socios del proyecto se iniciará en los Países Bajos y se extenderá gradualmente a otros países de la UE.

La seguridad de los datos tiene la máxima prioridad en todo momento. Durante el período del proyecto piloto, la información fluirá dentro de un ecosistema cerrado al que solo tienen acceso los socios del proyecto.

Daimler solo utilizará la flota de pruebas para el proyecto y no se recopilarán datos de los clientes. Además, los vehículos Mercedes-Benz involucrados enviarán todos sus datos de forma anónima: cada mensaje solo contendrá información sobre el incidente y horarios. No se hace referencia al vehículo transmisor.

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *