Consejos para elegir bien una moto de segunda mano

Consejos para elegir bien una moto de segunda mano

Cuando decidimos comprar una moto, a todos nos gustaría tener una nueva con las características y prestaciones que nos gustan, pero eso no siempre es posible y nos vemos obligados a mirar algún catálogo de motos de ocasión o yendo a una tienda de motos de segunda mano.

Claro, escoger una moto usada conlleva riesgos, por lo que tener unos consejos que permitan hacer una buena elección será de mucha utilidad. ¿Por dónde empezar?

No te dejes llevar por la emoción

Los sentimientos influyen mucho en las compras que hacemos y, especialmente, en cosas que nos gustan. Es probable que te parezca haber encontrado la moto de tus sueños con un precio de risa, pero no elijas lo primero que veas por muy atractiva que parezca la oferta.

Los chollos no existen. Se pueden conseguir precios razonables, pero si una oferta es demasiado bonita para ser verdad es porque posiblemente no lo sea. Lo mejor, buscar, ver y probar varios modelos.

Olvida las prisas

Napoleón Bonaparte dijo ‘vísteme despacio que tengo prisa’. Este dicho deja ver que las cosas importantes hay que tomárselas con calma, ¡y comprar una moto de segunda mano lo es!

Mira bien el estado interior y exterior, llévala a un mecánico de confianza, pruébala, habla con el dueño y haz las preguntas que quieras e incluso busca en DGT las cargas y otros problemas que pudiera tener. Recuerda: las prisas no son buenas consejeras.

Revisa bien los golpes

Si crees que no puedes hacerlo solo, acude a un mecánico. Mira bien los daños que haya sufrido y asegúrate de que no han sido accidentes grandes, ya que, por muy bien que haya quedado, nunca suelen recuperarse del todo. Esto podría crearte problemas serios con tu seguridad y con tu bolsillo.

El desgaste

Con el paso del tiempo todo se desgasta, y una moto no va a ser menos. No obstante, comparar las marcas de desgaste que tiene con los kilómetros que lleva hechos, nos puede hacer ver si las marcas son razonables o no.

Compara lo que marca el contador con la ficha técnica y las últimas revisiones que ha pasado. Si ves algo serio, no dudes en pedir al dueño que lo solucione, porque las piezas para una moto pueden salir muy caras.

La carrocería

Aunque puede ser uno de los aspectos menos importantes, el exterior dirá mucho de cómo ha sido cuidada la moto, a qué ha estado expuesta o qué golpes ha podido sufrir.

Los ruidos

Nunca podemos esperar que una moto usada suene tan silenciosa como una nueva, ahí todos estamos de acuerdo. Pero si hay ruidos extraños o incluso insoportables, no te fíes. Arranca la moto en frío, dale unos segundos y condúcela. Solo así sabrás cómo suena realmente.

Como ves, hay muchos aspectos que te permiten comprar una moto de segunda mano con éxito. Recuerda tener paciencia, no dejarte llevar por las emociones, probar la moto y olvidar las prisas.

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *