ESTRENO EN EXCLUSIVA MUNDIAL DEL LAMBORGHINI VENENO ROADSTER

El pasado 1 de diciembre tuvo lugar el estreno mundial del Lamborghini Veneno Roadster, a bordo del portaaviones italiano Cavour.

El Lamborghini Veneno Roadster es un vehículo homologado para circular por la calle, pero con la eficiencia aerodinámica de un prototipo de carreras y un diseño extremo y prestaciones impresionantes.

En el roadster se han concentrado todos los esfuerzos en ofrecer una aerodinámica excepcional y máxima estabilidad en el paso por curva rápida, con un comportamiento similar al de un prototipo de carreras. Todo esto, en un coche homologado para la circulación por carretera.

La parte delantera del vehículo trabaja como un gran alerón, mientras que la separación de los pasos de rueda traseros del cuerpo del vehículo no es solo una rememoración de mundo de las carreras, sino que sirve para optimizar el aprovechamiento de los movimientos de los flujos de aire.

En la parte trasera el fondo plano se transforma en un extractor que empieza con cuatro imponentes tubos de escape, divididos a su vez en un splitter. Las grandes aperturas en la carrocería sirven para ventilar el motor y dirigir el aire hacia el alerón trasero.

Todas las partes exteriores se han realizado también en CFRP. El Veneno Roadster cumple con todos los estándares de seguridad previstos por las distintas entidades a nivel de mundial y, obviamente, está dotado de un completísimo equipamiento de seguridad adicional que van desde los airbag, a un sistema ESP con reglajes específicos.

La fibra de carbono domina también en los interiores del Veneno Roadster. El monocasco en CFRP se hace visible en el habitáculo en las zonas del túnel central y en las molduras de las puertas. Los dos asientos “racing” super ligeros están realizados en material Composite, patentado por Lamborghini.

El tejido en fibra de carbono CarbonSkin se utiliza para revestir el habitáculo y parte de los asientos. Como un tejido hi-tech, este revestimiento en fibra de carbono no solo es agradable a la vista y se adapta a cualquier forma, sino que además permite reducir el peso.

El propulsor del nuevo Veneno es un V12 de 6.5 litros del Lamborghini Aventador, de 755 CV de potencia. Alcanza una velocidad máxima de 350 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 2,9 segundos.

El Veneno Roadster está empujado por un motor acoplado a una velocísimas transmisión ISR con cinco modalidades distintas. La tracción es integral y el chasis racing monta suspensiones de tipo push-rod y conjuntos muelle/amortiguador horizontales.

Sólo se comercializarán 9 unidades de este Lamborghini… y con un precio de que superara los 3,5 millones de Euros

.

04-12-2013 Agustín Conde

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *