Mercedes-Benz EQC el mercedes de los eléctricos

Mercedes-Benz EQC el mercedes de los eléctricos

Se trata del primer Mercedes 100 % eléctrico de la nueva familia EQ y supone el inicio de una nueva era eléctrica para la compañía.

El nuevo Mercedes-Benz EQC es el “Mercedes” de los eléctricos, una autonomía de entre 374 y 416 km, un alto nivel de confort acústico y una dinámica de conducción gracias a sus dos motores que entregan 408 CV de potencia mediante la tracción integral 4MATIC totalmente variable.

Nuevo EQC

El EQC equipa un sistema de propulsión de desarrollo completamente nuevo con una cadena cinemática eléctrica compacta (eATS) en el eje delantero y otra en el eje trasero.

Los dos equipos de propulsión desarrollan conjuntamente una potencia aproximada de 300 kW, y el par máximo conjunto de los dos motores eléctricos asciende a unos 765 Nm.

Las eATS del EQC están desacopladas por partida doble mediante apoyos de goma, tanto entre la unidad de propulsión y su bastidor auxiliar como entre el bastidor auxiliar y la carrocería.

Estas sofisticadas medidas de desacoplamiento se complementan con medidas de aislamiento.

Gracias al eATS, el habitáculo del EQC es extremadamente silencioso.

Una batería de iones de litio con una capacidad energética útil de unos 80 kWh suministra la electricidad que necesita el vehículo.

Programas de Conducción

El EQC asiste a su conductor, poniendo a disposición 5 programas de conducción: COMFORT, ECO, MAX RANGE, SPORT y PERSONAL.

Un componente esencial en los programas de conducción optimizados para el ahorro de energía es el pedal acelerador háptico, que ayuda al conductor a practicar un estilo de conducción económico.

Un sistema de asistencia a la conducción denominado asistente ECO presta amplia ayuda al conductor para conducir de forma anticipativa. Por ejemplo, con indicaciones sobre el momento adecuado para levantar el pie del acelerador por acercarse una limitación de velocidad, o con funciones como el planeo y el control preciso de la recuperación. Para ello se combinan mediante conexión en red los datos de navegación y el reconocimiento de señales de tráfico con la información de los sistemas inteligentes de seguridad (radar y cámara estereoscópica).

El EQC dispone de serie de un cargador de a bordo (OBL) refrigerado por agua con una potencia de 7,4 kW para la carga con corriente alterna (AC), tanto en el propio domicilio como en estaciones de carga públicas.

También incorpora de serie un cargador de carga rápida hasta 110 kW de potencia mediante una toma de corriente continua (CC) con sistema CCS (Combined Charging Systems).

Aquí, el tiempo de carga es de unos 40 min para un incremento del 10 % al 80 % del estado de carga.

IONITY

Se trata de una joint venture conjunta con otros fabricantes, Mercedes-Benz ofrece a sus clientes un acceso confortable a una infraestructura de puntos de carga rápida a lo largo de las grandes rutas de tráfico en Europa.

Ya están en servicio más de 100 de los 400 parques de carga previstos en Europa hasta el año 2020.

MBUX

El innovador sistema multimedia MBUX (Mercedes-Benz User Experience) se ha completado en este modelo con numerosos contenidos específicos para el EQ como la autonomía, el estado de carga y el flujo energético.

Con el MBUX pueden manejarse y ajustarse también otras funciones optimizadas para el EQ como la navegación, los programas de conducción, la intensidad de carga y la hora de partida.

Sistemas de asistencia

El EQC está equipado con la generación más reciente de sistemas de asistencia a la conducción en materia de seguridad pasiva.

Mercedes-Benz ha establecido para la batería y para todos los componentes que conducen electricidad otras prescripciones de seguridad.

Protección mecánica de la batería

La posición de montaje de la batería de alto voltaje en un lugar apropiado bajo el suelo del vehículo es un elemento importante del concepto de seguridad.

El acumulador de energía está rodeado por un robusto bastidor que puede absorber energía. Entre el bastidor y la batería se han incorporado elementos de deformación que pueden absorber las fuerzas adicionales resultantes de un choque lateral grave.

En la parte delantera de la batería se ha colocado un escudo de protección, que evita que el acumulador de energía sufra la intrusión de cuerpos extraños.

Protección eléctrica del sistema de alto voltaje

La dilatada experiencia de Mercedes-Benz con sistemas de propulsión de alto voltaje ha conducido a la definición de un concepto de seguridad en caso de accidente basado en varios niveles. El sistema de alto voltaje se desconecta automáticamente de forma reversible o irreversible en función de la gravedad detectada del accidente. Adicionalmente se han previsto puntos de separación donde los equipos de rescate pueden desactivar el sistema manualmente.

Ambition 2039

Mercedes-Benz Cars emprende la siguiente etapa para una movilidad sin efectos climáticos negativos «Ambition 2039» e impulsa con decisión la consecución de este objetivo con sus proveedores y socios de desarrollo.

La red de proveedores aporta una contribución esencial a la cadena de valor y, por consiguiente, es de importancia decisiva en la consecución de los objetivos de descarbonización.

Cabe destacar que, para un vehículo eléctrico, aproximadamente el 45 % del CO2 que emite en su ciclo de vida es emitido antes de que empiece a rodar por las carreteras.

Dentro de su concepción holística de reducción de la huella de carbono, Mercedes-Benz ha firmado un acuerdo de sostenibilidad con un importante proveedor de células de batería por el que podrá reducir en más de un 30% la huella de CO2 de las baterías en los futuros modelos. Para ello hará uso de células de batería con balance neutro de CO2. La cooperación comprende tanto la producción de células de batería utilizando corriente eléctrica de fuentes renovables como el reciclaje y el cumplimiento de los derechos humanos en la cadena de suministro.

Mercedes Me Charge

La marca ofrece soluciones prácticas como Mercedes me Charge, que permiten a los conductores recargar sus vehículos cómodamente en numerosas estaciones públicas en toda Europa, utilizando en la medida de lo posible energía renovable.

Pero está claro que una conversión completa hacia la movilidad sostenible en el futuro requiere una cooperación estrecha entre la industria del automóvil, las empresas de suministro energético y los estamentos políticos.

Se requieren enormes inversiones y medidas concretas que exceden con mucho los límites y las posibilidades de la industria del automóvil. Dos elementos imprescindibles para este cambio son la disponibilidad de fuentes de energía sin repercusiones climáticas negativas y la creación de una amplia infraestructura.

Mercedes-Benz se ha propuesto contribuir con una aportación importante a la protección del clima.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *