RESÚMEN GRAN PREMIO DE ASUTRALIA DE FÓRMULA 1

Primer Gran Premio de Fórmula 1 de la temporada y como se esperaba ha sido un poco caos, emocionante, aunque eso sí, bastante decepcionante en tiempos (hasta 3 segundos más lentos) y sobre todo en ese sonido motor, que más parece un silbido, que un Fórmula 1. Y donde Nico Rosberg ha conseguido dominar de principio a fin, su compañero Lewis Hamilton apenas ha dado cuatro vueltas antes de tener que abandonar para salvar el motor, segundo puesto para Kevin Magnussen con McLaren, por sanción de Ricciardo (Descalificado por irregularidades en el flujo de combustible (Art. 5.1.4. Reglamento Técnico) y tercero un excepcional Jenson Button.

Comenzaba la vuelta de formación en la que Max Chilton se quedaba parado, teniendo que salir desde el pitlane. Momento de la salida, máxima tensión… y salida abortada. Vuelta de formación extra y el otro Marussia, el de Jules Bianchi, también se queda parado. En el pitlane cada vez quedaba menos espacio, pues a los dos monoplazas rusos había que sumarle el de Romain Grosjean, sobre quien pesaba un Drive Through antes incluso de empezar la carrera. ¿La razón? Salir antes de la señal de quince minutos.

Y por fin, el semáforo se apagaba, todos exprimían al máximo su acelerador y hacían chirriar sus neumáticos -blandos para todos menos Sebastian Vettel y Esteban Gutiérrez, con medios. Nico Rosberg traccionaba perfectamente y le ganaba la partida a Ricciardo y a Hamilton, quien se defendía como gato panza arriba cruzando la pista de un lado a otro, pero sin conseguir mantener la primera posición. Por detrás, Kamui Kobayashi se pasaba muy largo de frenada y se llevaba puesto a Felipe Massa. Resultado: abandono para ambos. Magnussen pasaba delante de Hamilton con un gran adelantamiento tras la curva nueve y ponía las bases de su futuro podio.

Hamilton comenzaba a perder posiciones a un ritmo vertiginoso, dando señas de tener un grave problema. Una comunicación por radio confirmaba los malos presagios: debía abandonar para preservar el motor. No sería el único con problemas, una vuelta después, en la quinta, Sebastian Vettel, también entraba en el pitlane para no salir más: problemas electrónicos.

Rosberg aumentaba la distancia con Ricciardo hasta los 5 segundos. Magnussen perdía otros cinco segundos con el australiano y, a partir de ahí, las diferencias estaban mucho más ajustadas. Kimi Räikkönen avanzaba posiciones hasta colocarse justo detrás de Fernando Alonso, que iba en quinta posición. Aunque poco le duraría la alegría al finlandés, puesto que Valtteri Bottas venía como un cohete y lo adelantaba. Se lanzaba a la caza del asturiano, presionando a Alonso, cuando tocaba con el muro tras la curva nueve y pinchaba la rueda trasera derecha. Safety Car al quedarse parte de su neumático en la pista en la vuelta 11.

En este momento todos aprovechaban para hacer su primera parada: Rosberg, Ricciardo, Magnussen, Hülkenberg, Alonso, Räikkönen, Vergne, Kvyat, y Button, que había parado antes que el resto alcanzaba la sexta posición. Todos con blandos, a excepción de Kvyat y Pérez. Tras la resalida, Rosberg conseguía mantener una distancia de seguridad, al igual que éste con Magnussen. Hülkenberg, Alonso y Button estaban más juntos pero nadie conseguía imponerse.

Sin embargo, los problemas para los pilotos no acabarían ahí. En la vuelta 29, Caterham le pide a Marcus Ericsson que se pare por problemas en la presión del aceite. Pastor Maldonado también se unía al grupo de abandonos cuando el equipo le pedía por radio que parara el monoplaza. Las cosas parecían estabilizarse cuando, en torno a la vuelta treinta comenzaban las segundas paradas en boxes. Button y Pérez primero, Hülkenberg y Vergne después. Todos ponían ya el medio para acabar la carrera salvo Pérez, que cambiaba a blando tras haber empezado en medios. Alonso se mantenía en pista y conseguía aumentar el ritmo tras verse libre de Nico Hülkenberg. Kimi también permanecía sobre el asfalto, pero sufriendo más el desgaste: en la curva 8 se pasaba de frenada y Bottas lo adelantaba.

Gracias a esas vueltas extra, Alonso salía de boxes por delante de Hülkengberg, aunque no podía evitar que Button le adelantara. Quinta posición por tanto para el asturiano de nuevo con distinto oponente delante. Los últimos en parar eran los pilotos de cabeza: Ricciardo, Magnussen y Rosberg, en ese orden. Las cosas parecían estabilizarse, sin grandes cambios en las posiciones. Sólo Bottas alteraba la tabla de tiempos al avanzar lenta pero firmemente, alcanzando la sexta posición final tras el problema con el muro. Magnussen mantenía la distancia con Ricciardo pero sin atacar… hasta final de carrera, cuando saltaba el rumor de que el australiano tenía problemas y todos sus perseguidores, Magnussen, Button y Alonso, recibían idénticos mensajes por radio: a por él.

Alonso quinto y Räikkönen octavo tras mucho sufrimiento. Gran estreno también para Toro Rosso: novena posición para Vergne y décima para el jovencísimo Kvyat, que con 19 años 10 meses y 18 días, se convierte en el más joven de la historia en puntuar en F1.

Carrera del GP de Australia 2014
1  Nico Rosberg             1:32:58.710
2 Kevin Magnussen   +26.7
3 Jenson Button         +30.0
4 Fernando Alonso    +35.2
5  Valtteri Bottas         +47.6
Mundial de Pilotos
1. Nico Rosberg          25
3. Jenson Button       15
5. Valtteri Botas         10
6. Nico Hülkenberg 8
7. Kimi Räikkönen    6
8. Eric Vergne            4
9. Daniil Kvyat           2
10. Sergio Pérez        1
Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *