SEGÚN UN ESTUDIO DE FORD, A LOS EUROPEOS LES GUSTA COMPRAR COCHES, PERO LES PREOCUPA EL TRÁFICO, EL COSTE Y EL MEDIO AMBIENTE

Un nuevo estudio encargado por Ford concluye que la mayoría de los europeos prefieren disponer de un coche en propiedad, pero cada vez sienten

más preocupación por los atascos, los costes de la conducción y el medioambiente*.

Ford ha encargado el estudio a la consultora “The Futures Company”, para comprender mejor las opiniones y actitudes de los europeos en lo que respecta a una serie de asuntos relacionados con movilidad; desde los coches compartidos, a la conducción ecológica o el futuro de los motores de combustión interna.

El estudio de Ford determina que la mayoría de la gente dice que su vida sería “imposible” sin un coche; sin embargo, el 76 por ciento de los europeos dice que les afecta el estrés derivado de los atascos y los precios del combustible.

El estudio concluye que el 74 por ciento usa el transporte público, el 37 por ciento comparte el coche cuando hace el mismo camino, y el 3 por ciento comparte el coche en función de un plan formal.

“El estudio determina que necesitamos un diálogo público e implicar a todas las partes interesadas para identificar los asuntos relacionados con movilidad y responsabilidad medioambiental”, dijo Barb Samardzich, vicepresidente, líder de Desarrollo de Producto de Ford Europa. “En un mundo cada vez más poblado y urbanizado, no queremos perder la libertad de movilidad, y por eso necesitamos una perspectiva integrado y de colaboración”.

Samardzich participará hoy en un debate sobre “El Futuro de la Movilidad” que se celebra en Londres organizado por el diario The Guardian, junto con Sylvian Haon, secretario general de Polis Network; Susan Claris, editora asociada de Arup; y Fabio Orecchini, profesor de sistemas de energía de la Universidad de Roma y editor del diario La Republica.

“Una visión clara de sostenibilidad, junto con un uso transparente de los recursos, los vectores de energía, y los impactos medioambientales relacionados, pueden guiarnos hacia la mejor solución: movilidad sostenible basada en recursos renovables e intrínsecamente útiles para el desarrollo económico de cualquier región”, dijo Orecchini.

Otras conclusiones clave del estudio:

• El 74 por ciento identifica la propiedad de un coche con independencia

• El 52 por ciento usa el transporte público menos de una vez al mes o nunca

• El 53 por ciento dice que el cambio climático ha sido el mayor problema mundial

• El 77 por ciento no reduciría el uso del coche para ayudar a aminorar los problemas medioambientales

• El 72 por ciento dice que el ahorro de combustible es uno de los aspectos que más tienen en cuenta a la hora de comprar un coche

• El 50 por ciento aplicaría un estilo de conducción más ecológico si entendieran mejor sus beneficios económicos

• El 57 por ciento considera que los representantes públicos son los principales responsables de la reducción del impacto del transporte en el medioambiente

De los encuestados, el 28 por ciento dice que estudiarían comprar un vehículo con propulsión eléctrica; aunque pocos han experimentado de primera mano la conducción de esta clase de vehículos (el 8 por ciento ha tenido o ha conducido un vehículo híbrido eléctrico y el 6 por ciento ha tenido o ha conducido un vehículo híbrido eléctrico enchufable o un vehículo eléctrico). En contraposición, el 66 por ciento de los encuestados ha tenido un vehículo con

motor de gasolina y el 38 por ciento ha tenido un vehículo con motor diesel.

Se prevé que el número de coches en las carreteras de todo el mundo aumente de los mil millones actuales a entre 2 y 4 mil millones en 2050. La Comisión Europea pronostica que los gastos derivados de los atascos en Europa aumenten en un 50 por ciento hasta los 200 mil millones de euros al año**, en el mismo periodo de tiempo.

Liderada por el Presidente Ejecutivo Bill Ford, Ford Motor Company ha estado al frente de la discusión sobre la movilidad del futuro. A principios de este año en Barcelona, Bill Ford anunció el “Proyecto de Movilidad” de la empresa, una visión sobre cómo los temas relacionados con la movilidad pueden ser identificados con la colaboración de todas las partes interesadas y la aplicación de las nuevas tecnologías.

Ford colabora con multitud de socios para asegurar una perspectiva integral a la hora de identificar y trabajar en una visión de futuro del transporte. Por ejemplo, expertos del Centro de Investigación e Ingeniería Avanzada de Ford Europa en Aachen, Alemania, lideran y contribuyen a un gran número de proyectos de investigación de colaboración de alto nivel que buscan el desarrollo de la capacidad de las comunicaciones coche a coche y coche a infraestructura, y la mejora de la integración del tráfico y los dispositivos inteligentes de ayuda al conductor; todos ellos agentes clave en la descongestión del tráfico y la mejora de la seguridad y el ahorro de combustible.

Esto incluye:

• simTD (Safe Intelligent Mobility – Campo de pruebas, Alemania) -proyecto de investigación colaborativo apoyado por el Gobierno alemán que comenzó en 2008. Pone a prueba sistemas de comunicación coche a coche y coche a infraestructura en condiciones que simulan la realidad en un entorno de pruebas a gran escala. Esos sistemas podrían proporcionar mejoras en la seguridad en carretera y en la eficiencia de las estructuras de tráfico existentes, mejorando potencialmente el flujo de tráfico y la reducción de las emisiones de CO2. 120 vehículos, incluidos 20 vehículos Ford S-MAX, han comenzado las pruebas de campo diarias en Frankfurt en Julio de 2012.

• DRIVE C2X (Mejora de la conducción y evaluación de la tecnología de comunicación C2X en Europa) – proyecto de investigación colaborativo apoyado por la Comisión Europea que comenzó en 2011. Pone a prueba la compatibilidad y la escalabilidad de sistemas de comunicación coche a coche y coche a infraestructura cooperativos, en tráfico real, en colaboración con el Consorcio Car2Car Communication y Testfeld Telematik.

• eCoMove (Sistemas de Movilidad Cooperativa y Servicios para la Eficiencia Energética) – un consorcio de colaboración formado por la industria de automoción, agencias de flotas, y proveedores de gestión de tráfico apoyados por la Comisión Europea que comenzó en 2010. Está dirigido a mejorar el flujo de tráfico y la reducción de emisiones de CO2 a través de sistemas de cooperación.

• interactIVe (Prevención de Accidentes a través de la Intervención Activa de Vehículos inteligentes)- consorcio de 29 socios liderado por Ford y la Comisión Europea que comenzó en 2010. Pone a prueba el rendimiento de sistemas integrados de asistencia al conductor a través de la intervención activa. Esto incluye el frenado y el giro del volante autónomos en situaciones críticas con el propósito de prevenir colisiones y mitigar la gravedad de los impactos.

“La filosofía de Ford siempre ha sido mirar más allá y planificar en función de la identificación de las necesidades de futuro de los conductores”, dijo Paul Mascarenas, Vicepresidente y oficial técnico en jefe de Investigación e Innovación de Ford. “La larga experiencia de nuestra compañía en el entorno de la automoción nos permite tener un papel clave en el diseño de la infraestructura de transporte y los vehículos del mañana”.

En 2011, Ford Motor Company invirtió 4,1 billones de euros en la investigación y el desarrollo global de áreas como la comunicación coche a coche, los dispositivos de asistencia al conductor, el desarrollo de materiales y la fabricación.Comunicados, información, fotos en alta resolución y videos en: www.media.ford.com y en www.fordmedia.eu

Síganos en www.facebook.com/fordofeurope, www.twitter.com/FordEu y www.youtube.com/fordofeurope

14-11-2012

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *