Suzuki V-Strom 1050 / A2 Y V-Strom 1050 XT / A2

Suzuki V-Strom 1050 / A2 Y V-Strom 1050 XT / A2

El segmento de las maxitrail es ahora mismo el que cuenta con un mayor número de incondicionales en el extenso grupo de las motos de alta cilindrada. Que las maxitrail sean las más solicitadas del momento se debe a que son válidas para múltiples usos. 

Se adaptó bien al medio urbano, son excelentes para hacer turismo y realizar largos viajes, y no defraudan a la hora de apretar el ritmo y de practicar una conducción alegre.

 También trata bien al pasajero y mantiene el tipo a la hora de cargarlas al máximo con maletas e incluso baúl. Tampoco hay que olvidar que permiten circular por pistas de tierra a ritmos más o menos dependiendo de cada modelo. 

Por estos motivos las maxitrail ofrecen un abanico muy amplio de posibilidades y sus usuarios tampoco son siempre semejantes,

En su extenso catálogo, Suzuki cuenta con un modelo que define a la perfección el término maxitrail. La V-Strom 1050 es uno de los modelos más novedosos de su segmento e incorpora todo lo necesario para ser catalogado como una maxitrail moderna. 

Precios

Además, a su favor hay que recalcar que posee un precio muy competitivo y puede presumir de ser la más accesible de su categoría. La V-Strom 1050 puede ser adquirida por 11.995 €

En el caso de la V-Strom 1050 XT el precio está fijado en 14.995 €, una cifra también muy atractiva para su categoría y más teniendo en cuenta su gran equipamiento. En ambos casos y sin diferencias en los precios, Suzuki igualmente ofrece versiones para poder ser conducidas con el carné A2.

Diseño

La Suzuki V-Strom 1050 destaca por un innovador y acertado diseño inspirado en las DR Z y DR Big de la década de los 80. La aleta delantera “pico de pato” y el faro LED rectangular, sin lugar a dudas, nos traen a la mente a aquellas motos. También algunas de las decoraciones que ofrecen no son así por casualidad.

Motorización

V-Strom 1050 y V-Strom 1050 XT están empujadas por un bicilíndrico en V a 90º de 1.037 cc que anuncia 107 CV a 8.500 rpm y un par máximo de 101 Nm a 6.000 rpm. Se caracteriza por una respuesta muy contundente desde muy bajo régimen y porque funciona de un modo muy agradable incluso a máximas revoluciones.

La V-Strom 1050 XT está dotada con una electrónica de última generación. Incluye acelerador electrónico asociado a tres modos de motor, ya una plataforma inercial de seis ejes vinculada a un control de tracción con tres niveles de actuación y desconectable. 

Además incluye frenada combinada con ABS con asistencia en curva regulable en dos niveles, asistente de arranque en pendiente y un sistema que evita que la rueda trasera despegue del asfalto en frenadas enérgicas en bajada. 

El control de velocidad automático, las llantas de radios, el caballete central, las defensas tubulares de acero y el protector de aluminio de los bajos también diferencian a la V-Strom 1050 XT de la versión más accesible. 

Además, incluye un sistema en el frontal que permite regular la altura de la pantalla de manera manual. Y la lista de accesorios no acaba aquí, porque igualmente cuenta con cubremanos, intermitentes LED, soportes “rápidos” para maletas y unos espejos retrovisores muy modernos. 

El funcionamiento general de las V-Strom 1050 es uno de sus puntos fuertes, con una caja de cambios de accionamiento muy logrado y un tacto de palanca realmente suave. También la maneta del embrague de accionamiento hidráulico se presiona con muy poco esfuerzo, por lo que las operaciones de cambio se realizan sin apenas cerciorarnos.

Para cualquier terreno

La posición de conducción es sobresaliente. Es espaciosa y nos sentimos cómodos tanto al circular por vías rápidas, como hacerlo por carreteras estrechas y con muchas curvas. 

Además protege bien la parte alta del cuerpo del piloto gracias a una pantalla envolvente ya unos cubremanos bien diseñados. La verdad es que da gusto mantener cruceros elevados sin tener que luchar apenas contra el viento. 

El diseño del asiento es igualmente acertado, mostrándose confortable en marcha y ayudando en maniobras a baja debido a que su altura no es excesiva en comparación con otras velocidades.

A pesar de unos recorridos de suspensiones un tanto largos, el conjunto se siente sólido, con un tren delantero de mucha calidad. La horquilla invertida y multirregulable soporta con mucha dignidad los 247 kg declarados en orden de marcha para la V-Strom 1050 XT. 

Así podemos realizar unas frenadas muy enérgicas, y aprovechar el potente y dosificable equipo de frenos. Además, el ABS con asistencia en curva funciona realmente bien en todo momento, ayudándonos a solventar situaciones complejas con facilidad.

Como el motor, la parte ciclo “funciona” de modo igualmente “dulce”, pero esto no quiere decir que aparezcan oscilaciones indeseadas o que el conjunto muestre falta de aplomo. Incluso a alta velocidad, la V-Strom 1050 es muy estable y mantiene las trayectorias con mucha precisión. En la agilidad y en la rapidez de reacciones del tren encontramos uno de sus puntos fuertes, lo que hace que su conducción sea fácil e intuitiva, transmitiéndonos una sensación de ligereza considerable para una moto de su calibre.

En conclusión, la Suzuki V-Strom 1050 en sus distintas variantes, es una maxitrail muy bien concebida que se adapta a distintos tipos de usuarios, tanto a los más jóvenes y nóveles que necesitan acumular experiencia para superar los requisitos del A2, como a los más expertos y veteranos con muchos kilómetros recorridos en su haber.

Accesorios

Suzuki dispone de una larga lista de accesorios desarrollados para su V-Strom 1050 que pueden ser adquiridos tanto por separado, como en varios Kits que suponen un ahorro importante en el precio.

Para la V-Strom 1050 normal existen el Kit Básico y el Kit Urban

  • El Básico está compuesto por caballete central y cubremanos, y su precio es de 332,75 €.
  • El Urban incluye baúl trasero y barras protectoras laterales, por 606 €.

Para todas las versiones se han preparado otros cuatro Kits denominados Design, Travel, Aluminio y Adventure, que cuestan 943,80 €, 1.331 €, 1.512,50 € y 2.456,39 € respectivamente. 

El Kit Design está formado por cubrecárter de aluminio, barras protectoras laterales y faros supletorios LED con sus soportes correspondientes. El Kit Travel lo componen maletas laterales y baúl trasero de plástico con los necesarios soportes. 

El Kit Aluminio incluye baúl trasero de aluminio 38 litros, maletas laterales de aluminio, juego de cerraduras y todos los soportes necesarios. Y el Kit Adventure, el más completo, reúne los accesorios del Kit Design y el Kit Aluminio, y permite elegir el conjunto de maletas y baúl con acabado en aluminio o lacado en negro satinado.

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *