Probamos el Renault Talisman Sport Tourer un auténtico familiar

UN AUTENTICO FAMILIAR

En un mercado dominado principalmente por los SUV y por los Crossover, que se salga un familiar como el nuevo Renault Talisman Sport Tourer, es un soplo de aire fresco y una alternativa para quien busca un gran vehículo para disfrutar en familia.

Si bien es cierto que no podemos aventurarnos a hacer excursiones por el campo, sí dispone de una habitabilidad y funcionalidad para llevar a toda la familia y sus respectivos bártulos. Además cuenta con la ventaja de la aerodinámica a la hora de la eficiencia, que no tiene un SUV.

Decir que el Renault Talisman tanto en su versión berlina, como en la familiar o Sport Tourer (prueba do hoy), se venden en 4 acabados posibles Life, Intens, Zen e Initiale París. Los precios parten de los 25.342€ para el motor diésel 1.5 litros dCi de 110 CV Life Energy, hasta los 41.710€ del motor TCe de 200CV y acabado Initiale Paris.

Entre medias nos encontramos motores gasolina Tce de 150 CV con el acabado Intens por 31.480€ y con el acabado Zen los motores gasolina parten de los 33.898€, pudiendo elegir el de 150 o el de 200 CV.

Respeto a los motores diésel la oferta es más amplia en cuanto a niveles de potencia, y en el acabado Intens nos podemos encontrar motores dCi 1.5 litros de 110 CV, y 1.6 litros de 130, 130 EDC y 160 CV EDC. Los precios parten de 28.876 € hasta los 31.480 €.

En el acabado Zen nos encontramos motorizaciones de 130, 160 y 160 CV TwinTurbo EDC, siendo el precio de este último de 33.898€. Para el acabado tope de gama la motorización diésel es la 1.6 litros de 160 CV Twin Turbo EDC 39.850€

Nuestra unidad de pruebas era el motor 1.6 dCi de 130 CV EDC  y con el acabado Intens un vehículo con un precio de salida de 27.481€. Bienvenido a bordo de un salón rodante.

07-05-2017\\ Agustín Conde

DISEÑO

Hablamos de un familiar de generosas dimensiones, con una longitud de 4.865 mm, con un diseño frontal –muy bajo- que sigue la línea adoptada por los últimos modelos de  Renault (Megane, Scenic, Gran Scenic, Talismán), agresiva y deportiva (tiene un CX de 0,30) y donde llaman la atención los faros LED Pure Vision.

Nos vamos a la trasera. Presenta un diseño que se caracteriza por un techo que va en descenso a medida que termina el vehículo, gran portón, prominentes paragolpes y dos abultamientos en los laterales que mejoran la aerodinámica, y que confieren una imagen de estabilidad y robustez. Destacan  los enormes pilotos traseros a modo nave espacial, que cruzan toda la zaga del vehículo.

En el interior del Talismán Sport Tourer prima el espacio para todos sus pasajeros, gracias a la gran comodidad  y todo sin descuidar la calidad de los materiales y acabados. Respecto a su predecesor, el salto ha sido brutal, nada que ver con el Laguna de última generación.

La instrumentación es un calco de la berlina o viceversa, al igual que su puesto de conducción. Tiene un diseño moderno combinado con una alta calidad de acabados.

Los asientos son muy cómodos y si a esto le añadimos que se alcanza sin ningún problema la postura correcta y que tienen masaje, ya no digamos lo bien que puedes ir cuando te plantees un viaje largo

En el salpicadero, el protagonista principal es la consola central con una pantalla de 7 pulgadas (equipándose en las versiones de mayor nivel de acabado un de 8,7 pulgadas),  que cuenta con el sistema R-Link2, y que gracias a él tenemos todo lo que necesitamos al alcance de la mano.

Los asientos de la parte trasera son bastante amplios, muy cómodos para albergar hasta 3 adultos sin las típicas apreturas, y con espacio más que suficiente para las rodillas y cabeza.

La carrocería Sport Tourer es sólo 16 mm más largo y 2 mm más ancho que la versión berlina, pero el espacio interior se ha optimizado de forma considerable, aumentando en 3 cm el espacio hasta el techo para los pasajeros de las plazas traseras lo que se traduce en una mayor comodidad.

Nos ocupamos ahora del maletero; la capacidad de carga en un principio es de 570 litros, ¿por qué en principio? Porque esta medida es hasta la cortinilla cubre equipaje. Si la quitamos porque necesitamos meter bultos más voluminosos el espacio de carga llega a los 1.000 litros. Los asientos traseros se abaten (mediante un pulsador) de manera muy sencilla en forma 60/40.

 El portón trasero puede ser de accionamiento eléctrico (según nivel de acabado) y contar con sistema manos libres, tanto para la apertura como para el cierre. El ángulo de apertura  del portón es mu amplio y se puede programar su altura máxima de apertura (en caso de ser de accionamiento eléctrico)  para que no golpee contra techos bajos u otras superficies.

Otro punto positivo del Talismán Sport Tourer es que el umbral de carga se sitúa a sólo 57 cm del suelo, lo que facilita y mucho a la hora de cargar objetos pesados. La bandeja inferior (suelo del maletero) se divide en dos partes, una para inclinarse un poco y dejar una superficie sin escalones al abatir los respaldos traseros y otra para permitir acceso a un doble fondo de 80 litros de capacidad. Por cierto, al abatir los asientos queda una longitud disponible de 2,01 metros, para poder meter objetos largos.


PRESTACIONES

Bien vamos al parking a probar el Renault Talisman que nos espera en la plaza de garaje. Cuando te acercas al Talismán Sport Tourer, gracias a la detección de la tarjeta manos libres, las luces de día y las traseras se encienden, el plafón y el suelo delante de la puerta se ilumina, los retrovisores exteriores se despliegan, el ambiente luminoso se activa y los intermitentes señalan que el coche se está abriendo.

La versión probada del Renault Talismán Sport Tourer  es la motorización diésel 1.6 litros dCi de 130 CV de potencia a 4.000 rpm y 320 Nm de par motor disponible a partir de las 1.750 rpm, y con cambio automático EDC.

No es la motorización más potente, pero sí creemos que es la más equilibrada de la gama, ya que ofrece potencia suficiente para la mayoría de los casos y necesidades y en ningún momento hemos echado de menos más caballos, sin olvidar su eficiencia, que en esta mecánica es sobresaliente.

El Talismán Sport Tourer es un vehículo diseñado para devorar kilómetros sin prisa y sin pausa, donde el cansancio no hace mella. El motor de 130 CV es un muy progresivo, carece de una aceleración contundente, pero responde bien si hay que hacer un adelantamiento en carretera secundaria o una recuperación.

Respecto al cambio, caja de cambios EDC, a pesar de ser de doble embrague le falta un punto en respuesta, y además no lleva levas tras el volante, que para un familiar podéis pensar que no son necesarias, pero nosotros sí las hemos echado de menos.

Queríamos ver como respondía el Talismán Sport Tourer en conducciones algo más “fuertes” y con el Multi-Sense aplicamos el modo Sport. El vehículo adapta la respuesta de motor y caja de cambios (siempre que sea automática), el tarado de la amortiguación, la configuración del display digital… Y la verdad metidos en faena, la dinámica de conducción es sobresaliente, la agilidad que demuestra en curvas cerradas y tramos revirados, no es propia de un vehículo de casi 5 metros. Su chasis tiene que ver mucho en la agilidad que demuestra, en este tipo de carreteras secundarias.

Una suspensión muy cómoda y confortable por lo blanda que es, ahora dado ese tarado de suspensión deja que la carrocería presente algún que otro movimiento de más.

Está muy bien insonorizado, incluso cuando aprietas el acelerador a fondo el sonido del motor llega muy levemente al habitáculo. Esta fantástica insonorización transmite sensación de paz y tranquilidad en su habitáculo.

Por último os hablo de los consumos; no gasta tan poco como dicen los datos oficiales de 4,0 L/100 km, pero si he de decir que por carretera hemos mantenido valores medios de 5 – 5,4 L/100 km y en ciudad nunca hemos pasado de los 6,2 L/100 km de media. Unos valores espectaculares para un automático – familiar de casi 5 metros.

Puede incorporar un sistema de cuatro ruedas directrices que no sólo aumenta su agilidad en marcha, sino que también lo hace más maniobráble a la hora de llegar a un parkings o calles estrechas. Por debajo de 50, 60 u 80 km/h, las ruedas traseras giran en sentido contrario a las delanteras (hasta un máximo de 3,5 grados). A velocidades superiores a las mencionadas anteriormente, las ruedas traseras giran en el mismo sentido que las delanteras (hasta 1,9 grados) y mejoran la capacidad para cambiar la trayectoria del coche.

En resumen las prestaciones del Talismán dCi 130 son normales para su potencia y tamaño. No es un turismo veloz, pero tiene la potencia suficiente para satisfacer las necesidades de cualquier conductor, sin que su bolsillo se sienta dolorido. Acelera hasta coger la velocidad de legal de la autovía con aparente facilidad, incluso cuando nos encontramos con repechos sus reacciones en aceleración no te defraudan.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

Cuatro niveles de acabado tiene el Renault Talismán Sport Tourer: denominados Life (de acceso), Intens, Zen e Initiale Paris (más exclusivo de la gama).

El nuevo Talismán Sport Tourer presenta un equipamiento bastante bueno desde el acabado de acceso denominado Life, con elementos como Climatizador bi-zona, elevalunas y retrovisores eléctricos, Driving eco2, luces LED, SAFE, ABS+ESC.

El siguiente nivel de acabado denominado Intens añade a lo anterior ayuda al aparcamiento trasera, sensores de lluvia y encendido automático de luces de cruce.

El acabado medio alto denominado Zen,  trae de serie elementos como Luces traseras Full LED, Multi Sense, proyectores delanteros full LED, , alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico, alerta de cambio de carril y R-Link 2 con pantalla 8,7” entre otros elementos.

Como elementos opcionales tenemos entre otros: el PACK Invierno, con asiento delantero y acompañante y volante con calefacción. PACK Technology con sensores de aparcamiento delanteros y traseros, así como cámara y radar de aparcamiento.

Por último está el acabado más lujoso denominado Initiale Paris, que suma a todo lo anterior o sustituye incorporando elementos como la Amortiguación pilotada, Head–up display, alerta por cambio involuntario de carril, 4Control (4 ruedas directrices) o el regulador de velocidad adaptatívo.

Mención a parte hacemos del sistema R-Link 2 con pantalla táctil; es de manejo rápido y muy sensible al tacto. Los menús para mi gusto son demasiados, pero bien es cierto que lo tienes absolutamente todo y todo está muy claro. Puedes manejar elementos como los asientos con función masaje con 3 modos diferentes, iluminación ambiental, modos de conducción o el diseño del cuadro de instrumentos digital.

También se puede conectar con el exterior y permitir acciones como leer los e-mails o gestionar radio en streaming, o manejar las redes sociales, entre otras muchas cosas.

A FAVOR

Habitabilidad/Comfort
Consumo
Ajustes y materiales del interior del habitáculo.

 EN CONTRA
No lleva levas en el volante aun montando cambio automático de doble embrague.
Visión luna trasera

Escrito por

Una obsesión, los coches; y desde hace unos cuantos años, una realidad que tuvo su comienzo hace más de 10 años de la mano de un grande, Emilio de Villota, en Car&Driver. Y espero que esto dure mucho más. Intentaremos manteneros informados al minuto, con las opiniones y comentarios más objetivos.

Sin comentarios.

Deja una respuesta

Mensaje