LEXUS IS-F PARA LA POLICIA BRITANICA

La policía británica cada vez se equipa de mejores vehículos para las posibles huídas de ladrones y convictos; ya hacía gala de tener en sus manos el Jaguar XF Diésel S policial, ahora nos vienen con este espectacular Lexus IS-F V8 con 423 CV de potencia que hemos creído merecía estar entre los coches Tunning.

Su frontal alberga una parrilla dividida en dos partes por la insignia de la marca, en ambas partes con una rejilla de nido de abeja de carbono expresa deportividad y radicalidad. Las ópticas delanteras en forma de ojos de gato se integran dentro del paragolpes delantero y justamente debajo de estas ópticas se sitúan las luces antiniebla con una entrada de aire en ambos lados del vehiculo, continuando con unos ensanchados pases de ruedas que refugian unas llantas BBS hechas de aluminio forjado de 19 pulgadas que a su vez ocultan tras de ellas unas pinzas Brembo de dimensiones exultantes. Los frenos delanteros tienen una pinza de seis pistones de distinto tamaño y discos de 360 mm de diámetro. Los traseros son de 345 mm de diámetro y las pinzas son de dos pistones. Todos los discos están perforados y las pinzas pintadas de color negro de todo para poder parar este caza de la carretera. En el perfil se distingue del resto de la gama por las salidas gigantescas de aire que alberga en las aletas delanteras situadas justamente detrás de las ruedas que como objetivo lleva la evacuación del calor del motor. En la zaga se muestra su seña de identidad con sus siglas correspondientes (IS-F) y algo mas llamativo son las salidas de escape que muestra siendo doble pero sobrepuestas una encima de la otra en cada lado, lo que hace un total de cuatro salidas. Lleva un pequeño alerón encima de la tapa del maletero.

De serie ofrece el sistema de entrada y arranque sin llave, la iluminación adaptativa, el programador de velocidad activo (con radar), el sistema de pre-colisión “PCS”, el navegador con conexión Bluetooth para el teléfono, la cámara de visión trasera para facilitar el aparcamiento, la tapicería de cuero o la alarma. El control de estabilidad «VDIM» (no actúa sobre la dirección, como en otras versiones; sí sobre la asistencia) tiene dos programas adicionales además del normal: uno deportivo, que permite un mayor deslizamiento de las ruedas antes de entrar en funcionamiento, y otro que desconecta las ayudas por completo

Este vehículo no se ha escogido al azar, sino después de 12 meses de pruebas constantes, en persecución, situaciones de evasión y huída.

El vehículo elegido viene equipado con un motor V8 de 5.0 litros especialmente ajustado para ofrecer una conducción deportiva, y con unas prestaciones asombrosas, acelera de 0 a 100 km/h en tan sólo 4,8 segundos y alcanza una velocidad máxima de 270 km/h.

Además este vehículo se le ha aumentado el peso y se le ha mejorado la estabilidad, pesando sobre todo en el extra de llevar el equipo informático y un sistema de telecomunicaciones que llevan todos los coches policiales. Este equipo, está valorado en 33.000 €. Su precio de venta es de 85.000€.

En definitiva un vehículo que va a coartar mucho la ligereza de los ladrones a la hora de delinquir.

29-07-09 Agustín Conde

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *