PRUEBA MAZDA6 2.2D 150 CV MT STYLE

NO IMPORTA LA DISTANCIA

En esta ocasión tenemos el placer de conducir la berlina de lujo de Mazda, el Mazda6 Sedán, un vehículo que comenzó su comercialización en enero de este año y que también tiene su variante familiar.

El Mazda6 es el segundo modelo de Mazda, tras el CX-5, con la tecnología Skyactiv, nombre con el que Mazda engloba al conjunto de soluciones que permiten una reducción de consumo más que notable.

La gama está compuesta por cuatro motores, dos gasolina SKYACTIV-G 2.0 litros de 145 CV y SKYACTIV-G 2.5 litros de 192 CV y otro diesel, SKYACTIV-D 2.2 litros en dos niveles de potencia de 150 y 175 CV. Las versiones más potentes de ambos motores se venden exclusivamente con cambio automático.

Los precios parten de los 27.180€ para el SKYACTIV-G 2.0 litros de 145 CV en el acabado Style, hasta los 36.000€ del Mazda6 SKYACTIV-G 2.5 192 CV Aut. Luxury. La versión Diesel más asequible parte de los 29.430€, para el SKYACTIV-D 2.2 litros de 150 CV de potencia, hasta los 37.630 € del Mazda6 SKYACTIV-D 2.2 175 CV Aut. Luxury.

La unidad de pruebas que tenemos en nuestras manos monta un bloque motor SKYACTIV-D 2.2 litros de 150 CV de potencia con el acabado Style. Acompáñanos en esta prueba de lujo.

30-07-2013 Redacción: Agustín Conde / Fotografía: José Ramón Rguez.

DISEÑO

Nada más encontrarnos con el nuevo Mazda6, nuestra primera impresión es de sorpresa, tiene una línea espectacular. Sigue el lenguaje de diseño KODO, impactante y muy alejada del anterior Mazda6 (que tuvimos la ocasión de probar en su tiempo: http://pruebatucoche.es/index.php?seccion=1&datos_1=1&registro=2437&pagina_volver=0).

La verdad es que Mazda ha mejorado su diseño y mucho; su frontal da sensación de fuerza y agresivo, que convence y que da mucho aplomo, y que al verlo por el retrovisor impone respeto; de lateral, la línea es muy fluida, elegante y aerodinámica. Nos centramos en la parte frontal y nos encontramos con unos faros en los extremos, muy afilados y con los antiniebla muy abajo (con lo que se mejora la visibilidad), además de una parrilla enorme, presidida por un gran logo cromado de la marca. La altura del capó empieza un poco baja, que va subiendo hacia la luneta delantera con una inclinación bastante pronunciada, consiguiendo así, una excelente aerodinámica.

La trasera tiene una personalidad arrolladora con un diseño anguloso de las ópticas traseras, que crea un aspecto sorprendente, deportivo y elegante y que se complementa con un embellecedor cromado, que integra las luces y unifica su aspecto.

En el interior se aprecia calidad, materiales blandos en la parte superior del salpicadero en contraste con los duros de la parte inferior. El habitáculo es muy amplio, perfecto para cuatro adultos. La disposición de la consola central, es clásica, sin excesivos botones, con un navegador de pantalla táctil, pero que incorpora algunos mandos de una época pasada. En el tronco central se haya el mando giratorio, que también controla toda la consola central (con lo que se duplican los controladores, e incluso triplican).

Debajo del navegador se ubica el reloj digital (raro), los displays de los cinturones, y los controles del climatizador.

El volante tiene un tacto correcto, con los mandos indispensables, y a su izquierda, un poco bajo para nuestro gusto, se encuentra un grupo de botones, muy importante, entre los que se incluyen, el de la presión de las ruedas, control de tracción, Start@Stop, aviso de cambio de carril, avisador de obstáculo en ángulo muerto y las luces largas automáticas.

Los asientos, son cómodos y recogen bien; los traseros tienen el hándicap de ser demasiado bajos, lo que a la hora de ponerse el cinturón personas de menos de 1,70, la cuerda pasa muy cerca del cuello, con el peligro que conlleva. La altura al techo es grande y hay espacio de sobra para las rodillas (incluso personas de más de 1,80).

En relación a los huecos portaobjetos, la guantera del acompañante es perfecta en tamaño, los huecos de las puertas son muy pequeños y están escondidos y la central, junto con el portabebidas, cumplen su función.

Un maletero espacioso cercano a los 500 litros de capacidad, puede verse aumentado al abatir los asientos; aunque hay dos peros, la boca de carga es bastante pequeña lo que dificulta guardar bultos voluminosos y la gran profundidad del maletero hace que algunos objetos los tengamos que recoger abatiendo los asientos traseros, pero es que no se puede tener todo.

PRESTACIONES

En lo que respecta a sus prestaciones, rápidamente te das cuenta que el Mazda6, está hecho por y para devorar kilómetros a base de autovía o autopista. En este terreno a nivel dinámico, se ha comportado excepcionalmente, manteniendo altas velocidades con unos consumos reducidos y una suavidad de lujo; además la comodidad a bordo ha sido excelente, gracias a una precisa insonorización del habitáculo y a ese espacio interior tan excelso, tanto para las plazas delanteras como las traseras.

Mientras, en carreteras nacionales, carreteras más reviradas, con cambios de desnivel, etc,..el nuevo Mazda6 se muestra algo incómodo; esa gran batalla, que en otros aspectos agradecemos, aquí hace que junto al peso y con la querencia a hacer una conducción un poco más deportiva, aparezca algo subviraje, aunque gracias a los múltiples sistemas de seguridad suele ser imperceptible.

El cambio de 6 velocidades es preciso y rápido, de recorrido corto. La respuesta motor a partir de las 2.000 rpm es enérgico y los adelantamientos e incorporaciones son de ejecución rápida y eficaz. Para mayor ecología y ahorro de combustible podemos seguir la indicación de cambio de marcha, aunque perderemos respuesta motor, ya que lleva el motor más desahogado.

En ciudad su gran tamaño hace del Mazda6 un vehículo algo lento y torpe, aunque la dirección, muy rápida en ejecución, consigue mitigar esa torpeza y ser algo más ágil de lo esperado. Reseñar que el navegador no ha funcionado todo lo bien que nos hubiera gustado, y aunque no es intrusivo, ni pesado en las indicaciones, si en numerosas ocasiones se ha quedado parado sin saber donde ir, y nos ha ocasionado alguna que otra pérdida de rumbo.

Decir también que en ciudad, el sistema i-Eloop, (o sistema de regeneración de energía de frenado) que viene reflejado en la pantalla tras el volante, nos permite reducir el consumo hasta en un 10%. Usa un alternador para convertir la energía cinética en electricidad, gracias a un condensador que puede almacenar gran cantidad de energía temporalmente y cargarse muy rápido. Nada más levantar el pie del acelerador, el vehículo ya empieza a cargar energía. Con este sistema podemos alimentar la climatización, el equipo de sonido,… sin necesidad de consumir combustible.

Además otro de los puntos fuertes del Mazda6 en todos los terrenos es el escaso consumo, menos de 6,0 L/100 km de media. Asombroso.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

Dos niveles de equipamiento presenta el nuevo Mazda6: Style y Luxury. Este último además incluye los paquetes Confort y Safety, que son opcionales en el acabado Style. Desde la base el equipamiento es impresionante y sino el más completo, de los más completos del segmento, al precio más competitivo.

El equipamiento Style trae de serie ABS, multitud de airbags, DSC, sensor automático de luces, sistema de asistencia de frenada en ciudad (SCB) para evitar una colisión por alcance; sistemas de arranque en pendiente (HHA), climatizador bizona y puertos de entrada para dispositivos USB, HMI Commander, y volante y pomo del cambio en piel, destacan también como elementos de serie.

Nuestra unidad equipaba también el Pack Safety + Navegador, que incluía por 2.580€, asientos calefactados delanteros, asistente de cambio de carril (RVM), sensores de parking delanteros y traseros, Faros Bi-Xenon + AFLS, sistema de cambio de carril involuntario (LDW), sistema de control de luces de largo alcance (HBC), navegador con pantalla táctil y luces diurnas LED. Un pack a nuestro entender más que necesario, muy útil y totalmente recomendable.

El equipamiento Luxury, añade llantas de 19″, cámara trasera, pack confort y equipo de sonido BOSE con 11 altavoces.

A FAVOR
Consumo
Motor
Tecnología a bordo

EN CONTRA
Boca de carga del maletero
Asientos traseros algo bajos
Navegador

MAZDA6 2.2D 150 CV MT STYLE
Precio desde- 32.010
Fecha prueba – 30-07-2013
PRESTACIONES Y CONSUMO HOMOLOGADOS
Velocidad máxima(km/h)
211
Aceleración 0-100km/h
9,0
Aceleración 0-1000m
Recuperación 80/120km/h
Consumo urbano (l/100Km)
6,5
Consumo extraurbano (l/100Km)
5,0
Consumo medio (l/100Km)
5,7
Emisiones CO2 (gr/Km)
108
DIMENSIONES, PESO, CAPACIDADES
Tipo carrocería
Turismo
Número de puertas
4
Largo / Ancho / Alto (mm)
4865 / 1840 / 1450
Batalla / vía delantera-trasera (mm)
2830 / 1585 – 1575
Coeficiente Cx- Superficie frontal mm – factor de resistencia
0,26 / — / —
Peso (Kg)
1480
Capacidad del deposito de combustible (l)
62
Volumen del maletero / con asientos abatidos (l)
489
Número de plazas
5 / 2 + 3
COTAS TODO TERRENO
Angulo de entrada (grados)
Angulo de salida (grados)
Angulo ventral (grados)
MOTOR
Combustible
Diésel
Potencia máxima CV -Kw/rpm
150 – 110 / 4500
Par máximo Nm/rpm
380 / 2000
Situación
Delantero transversal
Número de cilindros
4 – En línea
Material del bloque / culata
Aluminio / Aluminio
Diametro x carrera (mm)
86,0 x 94,2
Cilindrada (cc)
2189
Relación de compresión
14,0 a 1
Distribución
4 válvulas por cilindro. Dos árboles de levas en la culata
Alimentación
Inyección directa por conducto común. Turbo. Geometría variable. Intercooler
TRANSMISÓN
Tracción
Delantera
Caja de cambios
Manual, 6 velocidades
Desarrollos (Km/h a 1000 rpm)
CHASIS
Suspensión delantera
Tipo McPherson / Resorte helicoidal
Suspensión trasera
Paralelogramo deformable / Resorte helicoidal
Freno delanteros / Freno traseros
Disco ventilado 297 / Disco 278
Tipo de dirección
Cremallera eléctrica
Diametro de giro entre bordillos / paredes (m)
11,2 / 12,0
Vueltas de volante entre topes
2,6
Neumaticos
225/55 R17
Llantas
7,5 x 17

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *