MITSUBISHI ASX 4WD

AGIL EN CUALQUIER TIPO DE TERRENO

INTRODUCCIÓN

Hace un año, Mitsubishi decidió remodelar su modelo estrella en ventas, el ASX, actualizándolo en cuanto a motorizaciones y equipamiento. El Mitsubishi ASX es un SUV compacto de tamaño medio (4,30 metros) que queda, junto al Nissan Qashqai, y que es más que una alternativa a los SUV de mayor tamaño y resulta una opción perfecta para aquellos que busquen un coche compacto de 4,30 metros algo más alto y para “aventurarse”.

Decir que el ASX tiene dos hermanos gemelos, el Citroën C4 Aircross y el Peugeot 4008, aunque al tener diferentes mecánicas y elementos de equipamiento, hace que cada uno tenga su ADN.

Para diferenciarse aún más, Mitsubishi lanzó esta nueva versión con cambio automático de 6 velocidades y un nuevo motor diésel 2.2 Di-D de 150 CV, que es la versión que tenemos el placer de conducir durante la prueba de hoy. Estamos ante el ASX más alto de la gama, y también el que mejores prestaciones ofrece.

Respecto a los precios, para motores gasolina, parte de los 16.900€ para el acabado Challenge 160 MPI, hasta los 18.900€ de la versión Motion.

Para motores diésel, parte del 180 Di-D y acabado Challenge a un precio de 18.950€, hasta los 23.450€ del acabado Kateki; entre medias está el Di-D 180 Motion 4WD, muy completo a un precio de 23.145€. Por último nuestra unidad parte de los 29.000€ de base.

13-05-2015\\ Agustín Conde

DISEÑO

El rediseño que han llevado a cabo los ingenieros de Mitsubishi se vislumbran a primera vista en el frontal, donde la diferencia la hallamos en la pieza inferior bajo el capó que engloba el parachoques y la parrilla. Esta pieza se ha rediseñado y ahora la parrilla tiene la franja donde va la matrícula en el color de la carrocería con un reborde cromado.

Además, el paragolpes adopta una forma distinta y los antinieblas se han reubicado. Las luces de día de LED también aparecen en el frontal. En la vista lateral únicamente se han renovado el diseño de las llantas; por lo demás los pasos de rueda se mantienen ensanchados y le dan ese aspecto robusto y dinámico.

En la trasera apenas apreciamos cambios y hay que fijarse muy bien para ver que se ha retocado el paragolpes, se han reposicionado los catadióptricos y se ha incorporado la tecnología LED a los faros.

Nos metemos en el interior del ASX y nos encontramos con un habitáculo bastante amplio en general, con unas plazas delanteras cómodas y unas plazas traseras que para dos personas es perfecto, para una tercera que no sea un niño, irá algo más justa.

En la parte delantera, percibimos materiales de muy buena calidad acabados perfectos, y respecto a la ubicación de los elementos, se mantiene todo igual que su predecesor, salvo el mando giratorio de selección de la tracción integral y el bloqueo, que ahora se ha sustituido (y acertadamente) por un generoso botón que tiene la misma función. Mediante pulsaciones elegiremos la mejor opción en cada momento.

La instrumentación es correcta, con un ordenador de a bordo entre los dos instrumentos principales. Además presenta una pantalla táctil de 6,1” situada en el centro de la consola para manejar la radio/bluetooth/Navegador, de uso algo complejo, sobre todo este último.

Los asientos traseros son muy cómodos, personas de más de 1,80 cm tienen espacio más que suficiente para las rodillas y de altura van perfectos. El acceso a todas las plazas es muy bueno gracias a la altura del vehículo, aunque el acceso a las plazas posteriores con niños se dificulta por el menor tamaño de las puertas traseras (como en el 90% de los coches) y sobre todo por el tamaño de los bultos de los más pequeños.

El maletero a nuestro juicio es un poco justo, 442 litros, aunque bajo el piso hay un cajón para objetos (lo que ocasiona no llevar rueda de repuesto). Los asientos son abatibles 60/40 además de disponer de un hueco central para llevar objetos de gran longitud, como poder ser unos esquís.

PRESTACIONES

En primer lugar decir, que el ASX en esta versión monta el mismo motor que el Mitsubishi Outlander, un motor potente que tiene una excelente entrega de par a bajas revoluciones, y que nos da 150 CV de potencia.

Nuestra unidad incorporaba además el cambio automático por convertidor de par de 6 relaciones, con la posibilidad de activar el modo manual, mediante levas tras el volante. Además incorpora la tracción integral con posibilidad de bloqueo (todo un acierto).

Arrancamos el motor y apenas notamos la rumorosidad sonido del motor que si se escucha cuando circulamos más altos de revoluciones. Nos ponemos en marcha y con una leve pisada al acelerador nos damos cuenta de que llevamos un motor potente en nuestras manos. Si bien es cierto que viendo los detalles de consumo que homologa la marca, se nos informa de que está cerca de los 6 L/100 km, nosotros hemos hecho una media cercano a los 8 L/100 km y sin apretarle en exceso.

El ASX es un SUV de asfalto con una altura libre al suelo de 17 cm, que puede ser poco para los puristas, pero que para las pretensiones de la mayoría, es más que suficiente.

En ciudad se mueve con soltura, sus medidas compactas ayudan a poder aparcar con relativa facilidad en la mayoría de huecos, aunque aquí le ponemos un pero que ya hemos encontrado en otros vehículos; hay cámara de marcha atrás, pero no avisador acústico. En este modelo además no llevaba sensores de parking delanteros, con lo que había que tener especial cuidado al aparcar en sitios pequeños. Lo bueno es que la posición de conducción es tan elevada que nos permite controlar el vehículo en todas sus medidas, y que la visibilidad es óptima.

En autopista va de lujo. Es un vehículo muy seguro, firme, cómodo y sin balanceos; además se alcanza una velocidad crucero dentro de los límites con cierta facilidad y el consumo aquí sí que llega a bajar de los 6 L/100 km. Los accesos a las mismas es bastante rápido, el par máximo de 360 Nm se consigue entre 1.500 y 2.750 vueltas y los 150 CV tiran con fuerza desde bien abajo, y si bien el cambio no responde como lo haría un cambio de doble embrague, el cambio es muy suave y bastante eficaz.

En carretera vamos un poco más a saco, activamos el modo manual mediante levas en el volante y le buscamos las cosquillas, y si bien es cierto, que se notan algo esos 17 cm extra de altura, tiene un comportamiento casi de turismo. La dirección se comporta de manera precisa, los cambios son rápidos y los balanceos en curva apenas se notan (aunque noté algo de subviraje, más achacable a la manera que tuve de entrar en la curva).

Por último, hacemos una incursión en el campo y hacemos uso tanto del 4WD como del 4WD Lock. Aunque aquí vamos a poner un par de peros, ya que no tiene protectores para los bajos, ni ayudas a la conducción off-road.

Seleccionamos la tracción integral mediante el botón ubicado al lado del freno de mano. Accionado este cambio, la entrega de potencia principal sigue siendo al eje delantero, aunque si hubiera deslizamiento, el sistema pasa motricidad al eje trasero.

En modo 4WD fracciona bien y toma las curvas lentas con eficacia. Penaliza la limitada distancia al suelo, lo que le convierte en muy vulnerable en su ángulo ventral, sube por caminos donde otros no lo han hecho.

Respecto al sistema 4WD Lock, comentar que no es un bloqueo de diferencial clásico que envía el par al 50% a cada eje, se trata de un modo en el que el envío de par al eje trasero es superior que en el modo 4WD y en el que siempre hay reparto entre ejes. Respecto a sus rivales directos en campo, va en cabeza.

En definitiva, se trata de un coche compacto con carrocería SUV, pensado para funcionar muy bien en asfalto y en terrenos escabrosos. Además presenta un motor potente y un equipamiento muy completo.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

El ASX 220 DI-D sólo se vende con acabado Kaiteki, el acabado más completo de toda la gama. Sin embargo para otras motorizaciones, hay dos acabados por debajo que son el Challenge y el Motion.

El acabado Challenge tiene airbags frontales, laterales, de techo y de rodillas para el conductor, ESP con asistente de arranque en cuesta, faros de día de LED, anti-nieblas, climatizador, cuatro elevalunas eléctricos, faros automáticos, sensor de lluvia, control de aparcamiento trasero, radio CD con USB y llantas de aleación de 16”.

El acabado intermedio Motion, añade Bluetooth, techo de cristal con cortinilla interior e iluminación LED, barras de techo, cristales oscurecidos, retrovisores de plegado eléctrico y llantas de 17 pulgadas y se factura a 27.720 euros con el descuento promocional.

Ya en el acabado Kaiteki, se incluye tapicería de piel, climatizador, control de velocidad de crucero, cámara de visión trasera, sensores de aparcamiento, entrada sin llave y botón “start”, equipo de sonido con pantalla táctil de 6,1”, regulación eléctrica de asiento de conductor, asientos delanteros calefactables.

En el exterior llantas de aleación de 17”, retrovisores abatibles y calefactables con intermitentes LED integrados, cristales traseros oscurecidos, barras de techo y faros antiniebla con luces diurnas LED integradas y techo solar panorámico.

Un equipamiento muy completo aunque se echan de menos algunos elementos como el aviso de ángulo muerto, mantenimiento de carril o el detector de fatiga.

A FAVOR

Motor potente.
Completo equipamiento de serie.
Transmisión 4×4 con modo de bloqueo.

EN CONTRA

Consumo algo elevado.
Ausencia de sensores de parking delanteros y traseros.
Elevalunas no automáticos.

FICHA-ASX-KAITEKI

ASX-28 ASX-27 ASX-26 ASX-25 ASX-24 ASX-23 ASX-22 ASX-21 ASX-20 ASX-19

ASX-15 ASX-16 ASX-17 ASX-18ASX-08ASX-06ASX-07ASX-02ASX-01ASX-05ASX-33ASX-29ASX-34ASX-35ASX-31ASX-09ASX-30ASX-32ASX-12ASX-30ASX-11ASX-10ASX-14ASX-04ASX-03ASX-13

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *