Prueba del Aiways U5, redefiniendo el concepto SUV 100% eléctrico

AIWAYS encabeza el ranking “AUTOMOTIVE QUALITY SURVEY”

En 2017, nace Aiways con un primer lanzamientos, del Aiways U5, una firma a caballo entre China y Europa, con sedes en Shangai y Munich y que, en Shangrao, donde se encuentra su fábrica, fabrica 150.000 unidades/año (ampliable a 300.000 uds. según la marca) de este modelo.

De la mano de Astara, la marca Aiways desembarca en España con este SUV, que sorprende por ser un producto bastante equilibrado en su conjunto.

Además en su afán por la calidad, hace poco conocíamos que Aiways, ha superado a todas las marcas de movilidad eléctrica en la encuesta anual sobre la calidad de los nuevos vehículos eléctricos (NEV).

Es la marca con menor número de quejas de los clientes
según los criterios de evaluación.
Muchas felicidades por ese reconocimiento.

Pero nos centramos en el modelo U5, se trata de un SUV de tamaño medio, con unas medidas de 4.680 mm de largo, 1.865 mm de ancho, 1.700 mm de alto y 2.800 mm de distancia entre ejes.

Precio

Su precio de salida son 40.900 euros, aunque con las campañas de descuento y los nuevos y recién recargados planes de movilidad del Ayuntamiento de Madrid, los descuentos están entre 6 y 8.000 euros.

Con el equipamiento tope de gama, el precio sube hasta los 35.690 euros aún así un precio muy competitivo por un SUV eléctrico.

Diseño exterior

El diseño exterior es bastante deportivo y elegante a la vez con un frontal limpio en el color de la carrocería, el logo en cromado y a los lados unos faros afilados de tecnología LED; debajo del izquierdo, perfectamente integrado, se ubica el conector de carga.

El lateral es de línea típica SUV, con un detalle muy elegante, como son las manillas escamoteables de las puertas,(propios de vehículos de alta gama) que al abrir el vehículo, se abren las 4, y en cuanto nos ponemos en marcha se esconden.

La parte trasera es característico de un SUV, aunque el que recuerde al Volvo XC40, le resta personalidad. El portón trasero (bastante grande) es de accionamiento eléctrico, con un botón que para mi gusto está demasiado bajo.

Interior

La primera sensación que nos da el Aiways U5 al entrar es calidad y espacio. Es la amplia distancia entre ejes lo que hace que el interior sea muy amplio. Los materiales son de bastante buena calidad, agradables al tacto y con una sensación de durabilidad.

Todo el tapizado en líneas generales es elegante y está muy bien rematado, la parte superior del salpicadero, los paneles de las puertas… muy buenos ajustes

Tras el volante, el cual no me ha gustado mucho porque va achatado arriba y abajo, nos encontramos el cuadro de instrumentos con una forma muy peculiar, de tríptico (con apertura tipo ventana), donde se muestran los datos principales de estado del vehículo.

El ordenador de a bordo se ubica a la izquierda. En el centro (la pantalla es algo más grande) podemos configurar la vista de 3 maneras diferentes e informa de la velocidad, autonomía, sistemas aplicados,.. y a la derecha se ubica la zona multimedia.

Pantalla central que lo controla todo

En el centro del salpicadero se ubica la pantalla táctil de infoentretenimiento, con muy buenos gráficos y un menú perfectamente estructurado, aunque hay ciertos nombre que pueden dar lugar a error (cómo pueden ser los modos de retención dentro del submenu de safety and confort) y a veces cuesta encontrar algo (¿alguien sabe dónde está el intermitente de emergencia?)

Prácticamente todo se controla desde esta pantalla central, lo que en ciertas ocasiones puede provocar distracciones. Debajo de la pantalla principal se encuentra el climatizador (aunque se puede controlar también desde la pantalla), que en su interior alberga una pequeña guantera con conexión USB y de 12 voltios.

Entre los asientos delanteros, dos porta botellas, un mando giratorio de transmisión automática, los botones para el estacionamiento (eléctrico y remoto) y debajo una guantera vista.

Resulta curioso como por ejemplo, el techo solar y la cortinilla se controlen a través de la pantalla principal para abrir y cerrar, teniendo que entrar en su menús pudiendo provocar distracciones y que los mandos físicos no se ubiquen en el techo.

Comodidad a bordo

Los asientos delanteros se regulan eléctricamente y el del conductor además cuenta con ajuste lumbar eléctrico. Estos asientos delanteros son amplios y cómodos, van tapizados en piel y agarran lo suficiente para no ir bailando en las curvas.

Las plazas traseras son muy amplias, hay espacio de sobra tanto para rodillas como hombros y cabeza y la plaza central, aunque es más pequeña, el no tener túnel central elevado, la hace más cómoda y 3 personas pueden viajar bastante cómodas.

Curiosamente, no tiene guantera donde el copiloto (se sustituye por una bolsa de piel) y lleva una especie de guantera vista bajo el cambio muy práctica y de acceso por ambas partes. La excelente iluminación a bordo corre a cargo de un techo solar eléctrico.

Maletero

El maletero tiene un volumen total de 539 litros. Los asientos traseros se pueden abatir 1/3-2/3, generando una zona de carga mucho mayor (1.555 litros) y con un fondo casi plano.

Este maletero al menos en nuestra unidad como tres niveles de carga que os mostraremos en las fotos, y que le otorgan muy buena compartimentación para los diferentes objetos.

Bajo el capó delantero (de apertura neumática, se mantiene abierto sin varilla, ooole) hay un segundo maletero de 50 litros donde entran perfectamente los cables de carga y algún que otro objeto que sea obligatorio llevar.

Bloque motor

La batería del Aiways U5 consta de 24 módulos de alta densidad energética y cuenta con 63 kWh de capacidad. Se trata de un motor de 150 kW o lo que es lo mismo 204 CV de potencia, 310 Nm de par máximo.

Desde la marca homologa hasta 410 km de autonomía eléctrica combinada en ciclo WLTP, pudiendo llegar hasta los 583 km en uso en ciudad. Vamos a descubrir hasta donde llega el Aiways U5.

Carga de las baterías

Con una potencia de carga máxima de 90 kW tiene un tiempo estimado de carga de las baterías, del 20 al 80% de tan solo 35 minutos.

El Aiways U5 puede cargarse con cualquier toma de corriente doméstica estándar de 230 V gracias al cable de carga ICCB o con el cable de carga de tipo 2 para estaciones de carga de CA, ambos incluidos de serie.

Como particularidad, es que la boca de carga está en posición horizontal, y puede resultar a veces difícil a la hora d enganchar la manguera.

Dinámica

Pues si buscáis el botón de Start, ya podéis rebuscar a base de bien y no lo encontraréis, la razón, no hay, el Aiways U5 abre la veda; simplemente hay que presionar el pedal del freno y seleccionar la posición D o R, y el coche se pone en movimiento (silencioso es sí). 

En líneas generales, la insonorización a bordo es bastante buena y el confort de marcha que proporciona la suspensión independiente en las cuatro ruedas hace que el viaje sea muy agradable. 

Me hubiera gustado que ahora que empiezan a llevarlos muchos modelos, el Aiways U5 incorporara la función One Pedal Drive y levas para variar la desaceleración / recuperación, lo que le hubiera dado un plus, pero bueno no se puede tener todo.

Aunque accediendo a través de la pantalla central, se puede ajustar el nivel de recuperación de energía por desaceleración (Alto/Medio/Bajo). Y también a una especia de One Pedal Drive, mediante la configuración Light o Heavy, pero no llegan a transmitir lo mismo. 

Modos de conducción

La selección se puede realizar en una barra en un submenú de la pantalla central o, a través de un botón en la parte izquierda del volante. Tenemos tres modos de conducción: EcoComfort y Sport.

¿Se notan los diferentes modos? Pues la verdad es que poco. Más allá de la aceleración en el modo SPORT, que desde parado sí se siente, las sensaciones que transmiten son casi son las mismas en los 3 modos, siendo más perceptibles si cambiamos de ECO a SPORT.

Dinámica

La verdad es que el coche va muy bien en líneas generales, con una dirección que responde de manera fiable, un coche con aplomo y con unos frenos muy precisos.

Ciudad, es de rápidos movimientos y las maniobras se hacen de manera muy ágil; si bien es cierto que su tamaño no invita a aparcar en cualquier sitio, gracias a los diferentes sensores y cámara 360º, las maniobras de aparcamiento son relativamente sencillas.

Autopista, el coche se mueve con mucho aplomo, la insonorización del habitáculo es notable, apenas notamos el sonido de la rodadura y menos si llevamos la radio puesta. En movimiento, por si las moscas, unos cuantos sistemas sonoros y acústicos te avisan si no llevas las manos en el volante, si cierras o apartas los ojos de la carretera,.. seguridad muy efectiva.

Al avisarte, si llevas la radio o música la quitan y suena el aviso (eso sí por ahora los avisos están en inglés), para que sea más notorio.

Para mi gusto el sistema de mantenimiento de carril, es bastante intrusivo y brusco, y me he llevado más de un susto por dar el intermitente tarde. Y en carretera se notan ciertos balanceos de la carrocería cuando vamos un poco fuerte.

Consumos

Llegamos a uno de los puntos más importantes de todo coche eléctrico, la autonomía. Como os hemos contado cuenta con una autonomía homologada de 410 km. Y de más de 500 km si circula solo por ciudad.

Nosotros en la primera medición conduciendo como si fuera un coche normal (lo qué haría prácticamente el 80% de la población), utilizando los diferentes modos de conducción, no hemos llegado a los 270 km.

En la segunda parte de la prueba, conduciendo de manera muy eficiente, regulando, soltando el acelerador para regenerar, nada de pisotones fuertes, ni frenadas bruscas, Modo ECO activo, hemos llegado a hacer 320 km.

Seguridad ADAS

Tiene un extenso abanico de sistemas de seguridad de serie, entre los que podemos destacar:

  • Control ángulo muerto
  • Luces automáticas y luz de carretera inteligente,
  • Sensor de lluvia
  • Cámara 360º con sensores de aparcamiento
  • Reconocimiento de señales
  • Aviso de colisión frontal y de tráfico trasero
  • Frenada de emergencia
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Control de crucero adaptativo.

Conclusiones

El Aiways U5 es un producto muy completo, buena línea, una habitabilidad extraordinaria y eléctrico 100% pero, para movilidad urbana como vehículo particular, resulta un coche algo grande, y para viajes, la autonomía no llega. Desde mi punto de vista puede ser el coche perfecto para flotas, o incluso para taxis (homologa más de 500 km de autonomía en ciudad), ya que además tiene un precio muy apetecible.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *