Prueba SsangYong Rexton SUV Premium fuera de lo común

Prueba SsangYong Rexton SUV Premium fuera de lo común

Se trata de la quinta generación del SsangYong Rexton, un SUV de grandes dimensiones, elegante y con unas cualidades de auténtico todoterreno.

Unas dimensiones de 4,85 m de longitud, 1,96 m de anchura y 1,82 m de altura y con una distancia entre ejes es de 2,86 m que lo sitúan en el segmento SUV-D.

La verdad es que encontrar un rival directo para el Rexton es difícil, ya que se trata de un todoterreno familiar con siete plazas, tracción total y reductora, un segmento escaso de oferta y los que hay como el Toyota Land Cruiser no lleva 7 plazas, o rivales directos como el Hyundai Santa Fe –prueba o KIA Sorento carecen de esa capacidad off-road.

Precios

D22 DTR 4X4 Aut. Pro38.200 euros
D22 DTR 4X4 Aut. Premium42.800 euros
D22 DTR 4X4 Aut. Limited50.800 euros
Descuento de 2.700 euros de la marca incluidos

Diseño exterior

Totalmente renovado, el SsangYong Rexton es ahora más elegante y refinado pero sin dejar atrás el gen robusto que caracteriza a los todoterrenos. La parrilla es de grandes dimensiones, imponente, aspecto tridimensional y con el perfil cromado.

Los grupos ópticos son de nuevo diseño, los delanteros incorporan tecnología HID con cuatro elementos lumínicos rodeados por una luz diurna LED (el tope de gama incorpora Full LED).

El lateral remarca su condición de todoterreno, es robusto con marcados pasos de rueda que albergan llantas de aleación de 17, 18 o 20 pulgadas (dependiendo del acabado) y nuevas molduras. También aumenta la superficie acristalada que mejora la visibilidad.

En la zaga, lo primero que vemos es el nombre REXTON ubicado en el centro del portón; pilotos traseros LED y más abajo en la parte inferior del nuevo paragolpes, unas salidas de escape trapezoidales de diseño deportivo y cromados.

En la parte superior, sutil alerón con la tercera luz de freno integrada. El techo es solar eléctrico en el acabado Limited. Para personalizar el exterior, el nuevo SsangYong Rexton tiene seis tonalidades para la carrocería: blanco, negro, azul y tres tonos de gris.

Interior de auténtico lujo

El interior del SsangYong Rexton cambia por completo y se vuelve más lujoso, integrando materiales de mayor calidad y con unos acabados y terminaciones de mucho nivel.

El habitáculo tiene aspecto duradero, los materiales son agradables al tacto y la sensación de calidad del vehículo está al nivel de SUV Premium.

El volante es totalmente nuevo, de cuero, calefactado, con un agarre perfecto, configurable en altura y profundidad y con un diámetro muy bueno.

Detrás se ubica un cuadro de instrumentos totalmente digital a través de una pantalla TFT-LCD a color de 12,3 pulgadas, donde se muestra la información de forma completa y clara, y de fácil manejo gracias al volante multifunción.

En el centro del salpicadero se ubica el sistema multimedia con pantalla táctil de 8 pulgadas de serie o de 9,2 pulgadas opcionalmente, totalmente configurable y de sencillo manejo.

La navegación o la conectividad se hace a través de Android Auto y Apple CarPlay (por cable, ¿para cuando sin cables?). Y una cosa que me encanta es que se mantienen botones físicos cómo los controles de climatización y algún otro de la pantalla central.

Entre los asientos delanteros se ubican 3 guanteras, y el cambio automático, que tiene cierto parecido al mando de BMW. La guantera central además tiene dos conexiones una USB y otra de carga. Y la guantera trasera tiene gran espacio. El único pero lo encuentro en el color plata, que cuando hace sol, refleja y puede molestar un poco.

Comodidad a bordo

Uno de los aspectos por los que destaca el nuevo SsangYong Rexton es por su amplio espacio interior y por el confort.

Los asientos delanteros son calefactables y ventilados, comodidad absoluta, amplios y con un mullido muy cómodo. No es difícil alcanzar la postura perfecta gracias a la multitud de reglajes que posee. En esa parte delantera también hay climatizador bizona.

La segunda fila de asientos es como si estuviéramos en el salón de casa (o mejor), cuenta con tomas USB, salidas de aire, los botones de calefacción para los asientos exteriores y la posibilidad de montar cortinillas en las ventanillas. Para mejorar el acceso a esta parte tiene dos prácticos asideros en ambos pilares B.

Además estos asientos se reclinan casi hasta tumbarse (es una pasada). La pena, que no sean asientos independientes, y que no se puedan desplazar longitudinalmente, ya que si fuera así, serían la bomba.

Y otra cosa que no me termina de gustar es cómo se quedan los asientos para el acceso a las plazas traseras. Si bien la manipulación es sencilla y cada tirador te indica lo que va a pasar, te deja un pasillo yo muy estrecho.

En el mercado español, todas las versiones incorporan siete plazas, lo que me parece un acierto total.

La tercera fila de asientos ofrece espacio más que de sobra para dos adultos, no sé si para un largo viaje, pero si para trayectos cortos y medios, se puede ir sin problema. No incorporan IsoFix, cuentan con tomas de aire y se abaten individualmente.

Espacio de carga

Al enorme maletero accedemos a través de un portón de apertura eléctrica y función manos libres y nos encontramos con una capacidad que parte de 240 litros (siete plazas habilitadas), pasando por los 872 litros (cinco plazas) hasta unos brutales 1.806 litros con la segunda y tercera fila plegadas.

La segunda fila de asientos se puede plegar en proporción 60/40 y la tercera fila en proporción 50/50 así que dependiendo de la carga que lleves puedes amoldar el maletero.

Para dejar el maletero una superficie plana, deja un hueco bajo el maletero para meter los artilugios que debemos llevar obligatoriamente.

Motorización

Un único propulsor para el nuevo Rexton y además para mi gusto, muy acertadamente elegido, un bloque motor D22 DTR turbo diésel de 2,2 litros que desarrolla 202 CV de potencia a 3.800 rpm y un par maximo de 360 Nm entre las 1.600 y los 2.600 rpm.

No es un rango excesivamente amplio, pero desde abajo, el Rexton empuja con fuerza, lo que viene muy bien para un vehículo de estas dimensiones. Pero para disfrutar de sus más de 200 CV, tenemos que pasar las 2.500 rpm.

El cambio es una transmisión automática con convertidor de par de ocho velocidades, de tipo shift by wire y origen AISIN con levas tras el volante. La entrega de potencia es progresiva y suave. Es un vehículo orientado al confort, y en eso el cambio tiene mucho que decir.

El nuevo SsangYong Rexton presenta tres modos de conducción, que se gestionan mediante un botón: Normal, Sport y Winter.

Por último decir que el SsangYong Rexton incorpora un sistema de tracción total conectable (vamos por defecto en 4×2) que permite al conductor decidir cuándo activar la tracción a través de un mando giratorio en la consola central.

Dinámica

Arrancamos el vehículo, y nos ponemos en marcha, apenas algo de ruido motor en frío, aunque en el momento de entrar el caliente, es muy silencioso, se nota que han afinado el bloque.

Circulando por ciudad sus dimensiones no facilitan los movimientos ni los aparcamientos, no es un vehículo para el día a día, a mi parecer, aunque la dirección es ágil y precisa y el cambio automático lo hace todo más fácil. Para el tema de aparcar, todos los sensores que equipa ayudan bastante. El consumo es algo elevado pero no desmesurado.

Salimos a carretera y si bien desde muy abajo, el nuevo SsangYong Rexton empuja, no se siente cómodo en carreteras reviradas o en puertos. El intento de una conducción más alegre trae consigo inercias, balanceo de la carrocería, algún susto de atrás,.. además los asientos por un lado muy cómodos, no agarran lo suficiente el cuerpo y nos desplazamos con el vehículo.

Pero no todo es negativo, salimos por autopista y aquí el Rexton tiene muchas virtudes. Resulta muy confortable de conducir y de habitar en él, se ha mejorado la insonorización de la cabina.

El gran trabajo en aerodinámica ha reducido ruidos y vibraciones, mejorando también el consumo, lo que nos permite hacer muchos kilómetros sin fatiga.

Capacidad Off-Road

Al principio me daba un poco de reparo meter semejante vehículo al campo, por caminos impracticables, pero el nuevo SsangYong Rexton, se presta a ello y le va la marcha.

Mantiene intacta su configuración de chasis para off-road, que consiste en largueros y travesaños; además incorpora reductora, control de descenso de pendientes y opcionalmente un sistema de bloqueo de diferencial trasero.

Con estos antecedentes el Rexton es capaz de superar los obstáculos sin problema. El trabajo del sistema 4×4, que reparte el par al 50% entre ambos ejes, es magnífico y resulta sencillo de manejar.

La única pega que le puedo poner al SsangYong Rexton en estos lares es que no lleve cambio manual para poder yo manejar al gusto y apurar el vehículo, ya que aunque hay un cambio por levas, no es igual del todo, aunque sin es verdad que se aproxima.

Con unas cotas offroad de ángulo de ataque de 20,5º, ángulo ventral de 20,0º y ángulo de salida de 22,0º, y una distancia al suelo de hasta 224 mm, no hay obstáculo que se resista.

Consumos

Es cierto que el consumo no va a ser bajo. Homologa 7,7 l100 km pero nos ha resultado difícil bajar de los 9 l/100 km. Aún así una cifra bastante buena teniendo en cuenta el tipo de vehículo que tenemos en nuestras manos.

En ciudad sino andas con cuidado de los 11 litros no bajas y durante las incursiones por el campo, el consumo también se dispara. Pero fuera de estos hábitat que son esporádicos, la media es buena.

Seguridad

El nuevo SsanYong Rexton incorpora el paquete de sistemas de asistencia a la conducción de SsangYong (SASS).

Si nos ponemos a enumerar sistemas no terminamos nunca, pero por dejaros algunos de los más importantes:

  • Nueve airbags
  • Frenada autónoma de emergencia
  • Advertencia de cambio involuntario de carril
  • Advertencia de colisión por cambio de carril
  • Sistema de reconocimiento de señales de tráfico
  • Control inteligente de luces de carretera
  • Advertencia de arranque del vehículo delantero
  • Sistema de detección de ángulo muerto
  • Sistema activo antivuelco
  • Advertencia de tráfico cruzado trasero

Además, introduce otros sistemas como el control de crucero adaptativo inteligente, sistema de mantenimiento de carril, control de fatiga, advertencia de distancia de seguridad, asistente de tráfico cruzado trasero, asistencia ante colisión por ángulo muerto o el aviso de salida de aparcamiento seguro.

Equipamientos

El nuevo SsangYong Rexton tiene 3 niveles de equipamiento: Pro, Premium y Limited. Ya os hemos ido dejando perlas a lo largo de la prueba de las posibilidades de equipamiento del SsangYong Rexton.

Pro

Acabado de acceso a la gama que trae de serie llantas de 17 pulgadas, faros LED, retrovisores eléctricos y calefactables, cristales tintados, Smart Audio con pantalla de 8 pulgadas, cámara de visión trasera y conectividad.

El panel de instrumentación viene con pantalla de 3,5 pulgadas, asientos de tela, climatizador dual con ionizador de aire, volante de cuero y varios ayudas a la conducción gracias al SASS.

Premium

El nivel de equipamiento más equilibrado añade, llantas de 18 pulgadas, tapicería de símil cuero, retrovisor interior con antideslumbramiento automático, sensores de luz y lluvia, suspensión multi-link, control de crucero adaptativo, sistema de permanencia en el carril, airbags en las puertas y el de rodilla para el conductor.

Limited

Se trata del acabado tope de gama que incorpora, en el interior, pack de iluminación interior, volante calefactado, instrumentación digital de 12,3 pulgadas, techo solar eléctrico, tapicería de cuero, asientos delanteros calefactados y ventilados con ajuste eléctrico, asientos traseros calefactados,..

Además llantas de 20 pulgadas, llave inteligente, portón de maletero eléctrico y en materia de seguridad, bloqueo del diferencial trasero o sistema de detección de ángulo muerto y aviso de tráfico trasero.

Conclusiones

Si estás buscando un SUV con hasta 7 plazas, cómodo, espacioso, cargado de equipamiento de seguridad, desde menos de 40.000 euros y que encima te permita ir por cualquier terreno con total seguridad, éste es tu vehículo.

No es un vehículo para el día a día y si un vehículo para hacer largos viajes en familia, para ir a la montaña, a la nieve, en fin para disfrutar de la aventura. Bien utilizado, es un auténtico cochazo.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *