Renault Megane Tourer, familiar compacto muy práctico

Renault Megane Tourer, familiar compacto muy práctico

El familiar de la gama Megane se presenta como un vehículo muy práctico, familiar y con un estilo deportivo a semejanza de su hermano el 5 Puertas.

En comparación con la carrocería de cinco puertas, la longitud aumenta en 27 cm, llegando hasta los 4,63 metros, lo que habla a las claras de su habitabilidad interior y su mayor capacidad de maletero.

Un coche destinado su uso a familias o representantes de productos que necesiten una buena capacidad de maletero y que quieran hacer kilómetros con un alto grado de confort.x

PRECIOS

Los precios de partida según acabados del Megane ST, son de 15.334€ del acabado Life con el motor TCe de 100 CV llegando a los 16.081€ del Blue dCi de 95 CV.

El acabado limited parte de los 16.500€ del motor TCe de 115 CV, hasta los 16.905€ del motor de 140 CV en manual y de 17.999€ del mismo motor de 140 CV y cambio EDC.

El acabado Zen parte de los 18.035€ para el motor gasolina de 140 CV, y de 18.961€ del motor diésel de 115 CV. Estos son los dos únicos motores que se pueden escoger en este acabado, en manual o automático EDC.

Pasamos al acabado BOSE y aquí los precios parten de los 19.836€ del motor dCi de 115 CV, y en gasolina parte de los 20.000€ del motor de 140 CV y de 20.951€ del motor de 160 CV y cambio EDC.

Por último, tenemos el acabado GT-Line cuyos precios parten de los 18.910€ del motor gasolina de 140 CV, llegando a los 20.951€ del motor de 160 CV y EDC. Respecto a los motores diésel parten de los 19.836€, llegando a los 20.929€ del mismo motor y cambio EDC.

Un muy buen producto que cumple como vehículo familiar a la perfección en habitabilidad, carga, confort de marcha, sin llegar a esas medidas excesivas de 5 m., con unos acabados realmente completos y a unos precios muy competitivos.

DISEÑO EXTERIOR

El Renault Megane Sport Tourer mide 4.630 mm de largo, y tiene una altura de 1.507 mm. Presenta una estética muy racional sin estridencias ni extravagancias.

Un diseño fresco, deportivo, con un frontal donde domina el rombo, que está muy presente. Las ópticas acentúan el diseño afilado lateral, con una peculiaridad, una fina línea lumínica blanca que mejora la visibilidad. En la parte inferior, se ubican los intermitentes, que van como incrustados en una especie de tomas de aire.

En el lateral podemos ver un perfil muy aerodinámico, con ligeras protuberancias en los pasos de rueda, terminando en la parte de atrás con un ligero spoiler. Además, están presentes unas elegantes llantas de 17”. La trasera, los grupos ópticos dibujan una firma lumínica muy reconocible de Renault, además de estar también muy presente el rombo.

DISEÑO INTERIOR

Espacio, confort, mundo digital, son las primeras impresiones que te llevas nada más entrar en el Megane Sport Tourer.  El habitáculo está muy bien cuidado, con recubrimientos de plásticos duros de excelente calidad, agradables al tacto, con ajustes muy buenos y en general una gran sensación de calidad. 

Las plazas delanteras son generosas en espacio, cómodas y muy fáciles para alcanzar el punto óptimo de confort en conducción; además en la parte delantera hay grandes y numerosos huecos para objetos y una enorme guantera entre ambos asientos.

Gracias al sistema R-Link2, que incorpora una “Tablet” vertical de 8,7”, puedes controlar prácticamente cualquier parámetro de configuración del coche. Además, están diferentes puertos USB y botones, siempre a mano del conductor y colocados muy racionalmente.

El volante es multifunción, con un diseño muy ergonómico, con un mando bastante tosco para el manejo del audio tras el volante y la ausencia del botón de control / limitador de velocidad.

El aumento de la batalla favorece la comodidad en las plazas traseras. Dos adultos podrán viajar muy cómodamente, incluso de gran estatura, algo más justos si son tres, dado que la plaza central trasera (como en la mayor parte de vehículos) es más estrecha.

En cuanto a la altura al techo, aunque presenta una línea muy deportiva, el ángulo de inclinación de los respaldos al haber aumentado dos grados, nos deja más hueco para la cabeza. 

Seguimos hacia el maletero y aquí el aumento de 27 cm en su longitud respecto a la berlina, nos muestra una capacidad del maletero de 521 litros, con la particularidad de tener la boca de carga bastante baja lo que facilita la carga de maletas y objetos.

Este volumen de carga se puede ampliar hasta los 1.500 litros si abatimos los asientos traseros 60/40 (desde un pulsador situado en el maletero), pudiendo además meter objetos de 1,50 metros.

MOTORIZACIÓN

La gama de motores está compuesta por seis opciones, de la cuales cuatro son gasolina (TCe) -de 100, 115, 140 y 160 CV- y dos Diesel (dCi) -de 95, 115CV de potencia.

El Renault Mégane Sport Tourer que hemos probado incorporaba un bloque motor gasolina de 1.4 litros turbo con una potencia máxima de 140 CV entre 1450 y 4500 rpm y un par máximo de 240Nm que se nota desde las 1600 rpm.

La respuesta del motor es muy buena desde la parte más baja, lo que nos genera confort al no tener que recurrir a la caja de cambios para cambiar de marcha en caso de que el coche lo dejemos caer de revoluciones y este en una marcha superior.

Es decir, se ajusta perfectamente a las necesidades de la conducción de cualquier conductor y sin necesidad de estar cambiando de marcha constantemente.

CONSUMOS

La media de consumos ha sido de 7 L/100 km haciendo una conducción sin miramientos en el consumo, y en trayectos urbanos. Decir que, en autopista, apenas nos subió la media de los 5 L/100 km, y es que se nota cuando un coche de estos sitúas la sexta y circulas a velocidad de 110 Km/h que su consumo baja considerablemente.

PRESTACIONES

Nos montamos en el Renault Megane Sport Tourer y lo primero que notamos es lo bajo que vamos sentados; a continuación, encendemos el motor y la insonoridad a bordo es realmente buena.

Metidos en faena, en autopista/autovía sorprende la buena calidad de rodadura, es un auténtico devorador de kilómetros; la suspensión filtra muy bien las diferentes imperfecciones de la carretera y es muy cómoda para largos desplazamientos. Como aspecto que sigue sin gustarnos, es la ubicación del botón del control de crucero (en el túnel central), lo que provoca que haya que quitar la vista de la carretera.

En carretera, el motor nos sorprende por su rapidez de respuesta, así como por unos cambios de apoyo, que ayudan a exprimir todo lo que lleva dentro. Eso sí, no olvidemos que vamos en una carrocería familiar y con la familia no se va de carreras. Es bastante capaz de ir ligero no, pero, no deja de tener 4,67 m de longitud y todo con moderación son buenas sensaciones.

En autovía, el mayor tamaño del coche le proporciona algo más de aplomo a la hora de pasar por badenes y en curva rápida.

En ciudad, si bien es cierto que es más largo que los compactos, las diferentes ayudas en el aparcamiento nos ayudan en las maniobras facilitando el aparcamiento en plazas más justas. También cuenta con la posibilidad del sistema 4Control de dirección en las 4 ruedas, que facilita aún más las maniobras, a la vez que aporta seguridad en la conducción.

EQUIPAMIENTO

El Renault Megane Sport Tourer cuenta con cinco niveles de equipamiento a elegir:

El acabado de acceso es el denominado Life, una versión bastante escasa y destinada mayoritariamente a alquiler. Incluye diferentes airbags, ABS, Ayuda a la frenada de emergencia SAFE,

El nivel de equipamiento Limited de serie incluye seis airbags, ESP, climatizador bizona, cristales traseros oscurecidos, cuadro de instrumentos con pantalla TFT 3D, equipo de audio, faros y limpiaparabrisas automáticos, llantas de aleación de 16”, luces diurnas LED, regulador y limitador de velocidad, retrovisores eléctricos, sensor de presión de neumáticos y volante de cuero regulable.

Otros elementos destacables son el control de aparcamiento trasero, faros delanteros antiniebla, pantalla táctil de 7” compatible con Android y Apple o la tarjeta manos libres.

Siguiente, el acabado Zen, añade al acabado anterior ESC con ayuda de arranque en pendiente, llantas de 17”, climatizador bizona, Renault Multi-Sense, el freno de mano eléctrico, alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales de tráfico y la alerta por cambio involuntario de carril y sistema de navegación R-Link2.

Tenemos el acabado GT-Line que es prácticamente el mismo que el acabado Zen y que incorpora tapicería específica GT-Line, las llantas también específicas de 17”, cristales traseros sobretintados.

Por último, tenemos el equipamiento Bose, que añade al Zen equipo de sonido BOSE, los reposacabezas confort regulables y el retrovisor interior electrocromado.

SEGURIDAD

En materia de seguridad el Renault Megane Sport Tourer va muy bien equipado. ABS, SAFE, ESC con ayuda de arranque en pendiente, anclajes ISOFix, airbags de conductor, pasajero, laterales, de cortina, alerta de exceso de velocidad con reconocimiento de señales (con R-Link) o la alerta por cambio involuntario de carril entre otros.

A FAVOR

  • Maletero
  • Habitabilidad
  • Equilibrio de la suspensión entre confort y dureza.
  • Relación producto/precio

EN CONTRA

  • Plaza central trasera mas estrecha que las laterales.
  • Consumo algo mas elevado en ciudad.
avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *