Prueba: Ssangyong Tivoli GLP, la mejor alternativa

TestDrive - Ssangyong Tivoli GLP, nadie da más por menos

Esta semana nos ponemos al volante del reestyling del Ssangyong Tívoli en su versión bifuel gasolina y GLP, un Crossover compacto, 2WD, que estrena motor 1.2 y viene con etiqueta ECO.

El GLP o gas licuado, es una fuente alternativa de combustible que resulta interesante para el ahorro diario, especialmente en estos tiempos que la gasolina está a casi 2€, dado el menor coste del gas frente a los demás hidrocarburos.

El Ssanyong Tivoli, lleva la preparación de fábrica (hecha por la empresa ircongas), lo que supone un plus de calidad y tiene garantía de la marca de 5 años o 100.000 km.

Precios

SsangYong Tívoli G12T 4X2 Line13.700 euros
SsangYong Tívoli G12T 4X2 Urban Plus17.710 euros
SsangYong Tívoli G15T 4X2 Limited21.670 euros
SsangYong Tívoli G15T 4X2 Aut. Urban19.300 euros
SsangYong Tívoli G15T 4X2 Aut. Limited22.810 euros

Precios GLP

SsangYong Tívoli G12T + GLP 4X2 Line15.750 euros
SsangYong Tívoli G12T + GLP 4X2 Urban Plus19.350 euros
SsangYong Tívoli G15T + GLP 4X2 Limited23.720 euros
SsangYong Tívoli G15T + GLP 4X2 Aut. Urban21.350 euros
SsangYong Tívoli G15T + GLP 4X2 Aut. Limited24.860 euros

Todos estos precios van con las promociones y descuentos que incluye la marca.

Exterior levemente retocado

Los principales cambios estéticos son más visibles en el frontal. Nuevo diseño del paragolpes, con una nueva calandra cromada más visual estéticamente y con los faros antiniebla ahora circulares.

En el lateral podemos ver sus características ventanillas en forma de trapecio, unos pasos de rueda robustos remarcados en plástico negro que apenas resaltan con el tono vino de nuestra unidad.

En la trasera, el paragolpes es más grande así como el portón de carga. Los pilotos son también de nuevo diseño e integran luces LED.

Además, el Ssangyong Tívoli es muy personalizable, tienes la posibilidad de combinar tu modelo al gusto, entre varios colores de carrocería y de techo. Aunque a mi personalmente me gusta más cómo nuestra unidad, todo del mismo color.

En el interior, se nota el cambio

No sería una buena actualización sino se actualizara también el interior, y aquí SsangYong se ha esmerado mucho y ha rediseñado completamente el interior, dando además un enorme salto de calidad

Los materiales empleados son plásticos duros, de buen tacto y con remates muy bien finalizados. Los mullidos de los asientos los hacen cómodos y el espacio es notable.

Tiene un nuevo salpicadero con instrumentación digital a través de una pantalla de 10,25 pulgadas y otra pantalla central de 8″ para el sistema de infoentretenimiento, compatible con Android Auto y Apple CarPlay (desde del acabado Urban).

Habitabilidad

El interior tiene una gran habitabilidad, ha aumentado sus cotas y eso se traduce en un mayor confort sobre todo en las plazas traseras (tiene la mayor distancia entre filas del segmento con 800 mm)

El acceso al interior es muy cómodo, tanto si lo haces por sus puertas delanteras, como si accedes por las posteriores, gracias a su gran apertura.

Los asientos delanteros son muy cómodos y presentan una sujeción casi perfecta. El puesto de conducción tiene todo a mano, aunque me hubiera gustado colocar el volante en profundidad; presenta un diseño funcional, lo que ayuda a evitar distracciones.

Las plazas traseras, son también muy cómodas y gracias a ese acceso y a que está ligeramente elevado, la colocación de sillas para los más pequeños se hace de manera muy sencilla y cómoda.

5 adultos pueden viajar sin problemas; incluso la plaza central en otros competidores meramente testimonial, en este SsangYong Tívoli, es hasta cómoda, favorecida por la casi ausencia de túnel central.

Maletero

El maletero esconde bajo su piso el depósito de gas (donde iría la rueda de repuesto) y aun así tiene un volumen de 427 litros.

Los respaldos de las plazas traseras se abaten por completo en proporción 40/60, para lograr una mayor modularidad y ampliar la zona de carga.

Al llevar el depósito de gas donde se ubicaría la rueda de repuesto, hace que el Tívoli tenga que incorporar kit antipinchazos. Qué le vamos a hacer, no se puede tener todo, aunque me gusta la cubierta de goma que es muy sufrida, protege perfectamente y es fácil de limpiar.

Motorización

El SsangYong Tívoli estrena motor gasolina de 3 cilindros y 1.2 litros de cilindrada sobrealimentado por turbo; cuenta con inyección directa, culata de 4 válvulas por cilindro, doble árbol de levas (DOHC) y distribución variable en admisión y escape.

Desarrolla 128 CV y entrega 230 Nm desde tan solo 1.750 rpm. Va asociado a una caja de cambios manual de seis relaciones y es de tracción delantera.

GLP

La versión bifuel, de gasolina y GLP le permite lucir la etiqueta ECO de la DGT, y se presenta como una alternativa al diésel debido al bajo precio del GLP. En España hay 550 puntos de distribución de GLP que cubren todo el territorio.

A los 50 litros del depósito de gasolina hay que sumar los 46 litros del depósito de GLP, con lo que el Tivoli puede superar los 1.000 km de autonomía. 

Pros

  • Puedes ahorrar hasta un 40% en combustible.
  • Los vehículos con GLP automáticamente reciben la pegatina ECO.
  • Puede circular por el centro de las ciudades en episodios de alta contaminación.
  • Pagan hasta un 50% en zonas de estacionamiento regulado.
  • Hasta un 75 % de bonificación en el impuesto de circulación.
  • Exentos de pagar el impuesto de matriculación.

Contras

  • El coste inicial de adquisición con un coche equivalente supera 1.500€ de sobrecoste.
  • El depósito de GLP quita espacio al maletero y aumenta el peso del vehículo sobre todo con el depósito lleno.
  • No todas las estaciones de servicio cuentan con surtidores.

Dinámica

Después de la buenísima impresión que nos ha dejado el Tívoli en términos de habitabilidad y confort, pasamos a probar como funciona este motor tricilindrico de nueva generación y con la opción de usar GLP.

En primer lugar decir que el Tívoli arranca siempre en gasolina, hasta que el sistema GLP alcanza la temperatura óptima. Si tenemos activado el botón (al lado del cambio) el cambio se hará automáticamente sin que lo notemos.

Se trata de un motor 1.2 litros tricilindrico que tiene fuerza a partir de las 2.000 rpm, con unos consumos en líneas generales bastante comedidos y que debe ser usado con sosiego.

En ciudad se mueve muy ágilmente, una dirección suave, una postura de conducción y una insonorización muy buena y unas medidas comedidas, es fácil de manejarlo por las grandes ciudades y calles estrechas.

Aunque aquí, notamos como el sistema Start-Stop le da por fallar a menudo, calando el coche, siendo preciso apagar el coche y volver a encenderlo.

Acostumbrado a un arranque rápido, en el SsangYong Tívoli, el gesto de pisar embrague, accionar marcha, ha de ser más lento. Yo opté directamente por quitar el Start&Stop.

En autovías y autopistas es un coche cómodo de llevar, la insonorización a bordo es bastante buena, mantiene muy bien la velocidad, aunque tiene carencias de fuerza cuando nos toca reducir para ganar algo de velocidad. En estas ocasiones, el motor, se deja oír.

Por carretera se le ve incómodo, pero ya lo hemos comentado, no es un vehículo para llevar una conducción deportiva; aún así cumple con creces en todo el trayecto que hicimos.

¿Qué notamos cuando íbamos algo más rápido? Cierto balanceo en curvas, si vamos con el coche por encima de las 3.000 rpm, el Tívoli tiene fuerza, pero si vamos algo más ligeros, por debajo de las 2.000 rpm, le cuesta más responder, y solo reduciendo consigues mantener la velocidad, aunque aumenta la rumorosidad y también el consumo.

¿Diferencias con el GLP? Imperceptibles, va igual que con gasolina, además el paso de gasolina a GLP o viceversa, lo podemos gestionar a través de un botón (o cuando se acaba el GLP) y no se nota.

Equipamiento

El SsangYong Tívoli se presenta en 3 acabados, Line, Urban y Limited.

Todos los acabados disponibles incluyen el Sistema Avanzado de Seguridad SsangYong (SASS) compuesto por la frenada automática de emergencia, la alerta de salida de carril, el asistente de mantenimiento de carril, el reconocimiento de señales, el aviso de avance del vehículo delantero, la advertencia de fatiga, la alerta de distancia de seguridad, la ayuda al arranque en pendiente y el control de descenso.

El acabado Limited, el acabado tope de gama destaca por la inclusión entre otros elementos de, equipo de infoentretenimiento con pantalla de 8” y ayudas a la conducción como el aviso de cambio de carril, control de crucero adaptativo, asistente a la frenada de emergencia y aviso de posible colisión. 

Conclusiones

El SsangYong Tívoli GLP es una muy buena elección para aquellos que quieren/necesitan un coche práctico, con un motor solvente, eficiente y con gran espacio interior, y por supuesto, a un precio económico.

Y es que el SsangYong Tívoli GLP está disponible desde 15.700 euros y si lo quieres bien cargado de tecnología y equipamiento, por poco más de 19.000 euros.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *