Toyota Yaris, el híbrido más pequeño

Toyota Yaris, el híbrido más pequeño

INTRODUCCIÓN

En esta ocasión nos hemos puesto al volante del Nuevo Toyota Yaris Hybrid, que en 2017 experimentó un cambio bastante radical en todos los aspectos, y que para este 2018, ha recibido nuevos retoques, leves, estéticos, otorgándole una imagen más juvenil, moderna y deportiva.

El nuevo Toyota Yaris, tiene 3 mecánicas, 1.0 gasolina de 3 cilindros de 70 CV, 1.5 l de 110 CV y este híbrido). Respecto al modelo Hybrid, sólo se puede encontrar en 5 puertas, tiene 4 niveles de acabado, y los precios parten de los 15.750€ del acabado Active, pasando por los 16.950€ del acabado Feel!; si se trata del Feel! Bi-tono (como nuestra unidad), sube a los 17.750€ de partida, y con el acabado tope de gama, denominado Advance, los precios parten de los 18.150€.

Para completar precios, tenemos la gama de Toyota Yaris, cuyos precios de partida se cifran en 10.800€ para el modelo City y 3 puertas, llegando a los 15.150€ del Fell! Bi-tono 5 puertas.

Nuestra unidad con algunos elementos más opcionales se cifra en uno 18.958,50€, un precio muy apetecible para un coche muy resultón.

 

DISEÑO EXTERIOR

Toyota Yaris Híbrido, conquistando la ciudadCoche urbano, diseño juvenil, medidas compactas, 3,94 m. de largo, por 1,70 m. de ancho y 1,51 m. de alto, así es el nuevo Toyota Yaris, y que se sitúa por tamaño de su segmento en la mitad de la table, y que con líneas atrevidas y un frontal muy afilado atrae todas las miradas.

Su diseño experimenta novedades en el frontal, donde incorpora un nuevo paragolpes, nuevas ópticas y una atractiva parrilla rediseñada a imagen de sus hermanos mayores. Incorpora tanto delante como detrás el Logotipo de Toyota en un tamaño generoso y en un color azul (hybrid) y dos emblemas Hybrid que señalan su modelo, en la aleta sobre la rueda delantera y en el portón trasero.

La trasera sufre una gran transformación ya que cambian por completo las formas del maletero y de las ópticas; éstas son ahora más visibles y generosas y al estar partidas por el portón se genera una sensación de anchura y robustez.

La posibilidad de en el acabado Feel!, elegir carrocería bi-tono (en nuestro caso gris-negro), le da un plus de personalización muy interesante; a parte de equipar unas muy elegantes llantas de 16”.

HABITÁCULO

Al abrir la puerta, lo primero que nos sorprende es el tamaño de la puerta, y lo segundo, el radio de apertura de la misma, lo que facilita mucho el acceso al interior (y ya no te digo si el coche es un 3 puertas).

Nos encontramos un habitáculo bastante correcto, no esperemos una habitabilidad grande, pero para llevar 4 adultos, o los 3 niños al cole, caben perfectamente.

La postura de conducción es correcta, los asientos llevan un buen mullido y la posición al volante es alta, lo que nos permite tener una visibilidad total, gracias a los ajustes que podemos hacer del asiento en altura y del volante en altura y profundidad. La luneta trasera sin ser muy grande tiene una correcta visibilidad y en caso de aparcamiento nos podemos ayudar de la cámara posterior.

Nos centramos ahora en el cuadro de instrumentos y demás mandos. El Toyota Yaris Hybrid incorpora una pantalla de 4,2” donde podemos ver la información del vehículo, entre las dos esferas. El cambio es automático (CVT), con la típica palanca, y muy cerca de él, bajo el freno de mano casi, se encuentran algunos botones, como el de EV MODE.

La consola central está dominada por una pantalla táctil de 7” donde se puede visualizar absolutamente todo, navegador Toyota Touch 2 & GO, estado del vehículo, consumo, baterías, música, cámara de visión trasera y con la particularidad de incorporar los botones a ambos lados, para accionar los diferentes elementos del menú.

Para nuestro gusto no está muy orientada al conductor y hay que apartar la vista de la carretera para accionar algunos elementos. Los materiales son de buen tacto, nada ásperos, los acabados muy buenos y multitud de portaobjetos.

Pasamos a la parte trasera, y como os hemos comentado antes, anda algo justa para tres adultos, pero la supresión del túnel central y la gran altura libre al techo, nos permite que esporádicamente podamos llevar 3 adultos.

Nuevos elementos decorativos en el volante, tapas de los altavoces y el tapizado interior, incluido el techo, en color negro en esta versión Feel!.

El maletero tiene una capacidad de 286 litros divididos en dos partes gracias a una bandeja que puede ubicarse en dos alturas. Bajo ese doble fondo encontramos el kit reparapinchazos. Nuestra unidad además equipaba un cubremaletero de goma, muy práctico por si llevas cosas que ensucien, ya que se lava muy fácilmente con un simple manguerazo.

La posibilidad de abatir los respaldos traseros (60:40) nos da un plus de capacidad de carga, por si tenemos que trasladar algún bulto más grande.

EQUIPAMIENTO

El Toyota Yaris Hybrid tiene cuatro niveles de acabado: Active, Feel!, Feel! Bi-tono y Advanced. Desde el acabado de acceso, Active, notamos unos acabados bastante completos.

El acabado Active incorpora elementos como los paragolpes, retrovisores y tiradores de las puertas en color de las carrocería, Toyota Touch2, pantalla multiinformación TFT de 4,2”, faros con función follow me home, climatizador, sensor de lluvia, llantas de 15”, control de crucero o el sistema de reconocimiento de señales.

El acabado Feel! Trae bastante novedades entre las que destacan la antena tipo aleta de tiburón, alerón trasero, cristales traseros oscurecidos y diseño de llantas personalizadas.

El Advance es el tope de gama y añade a todo lo demás, techo panorámico, apertura y cierre manos libres (Smart Entry) o sensor de luces.

Opcionalmente puedes completar los acabados con luces de LED o Xenón, Toyota Touch 2&Go, el sistema de navegación que mejora la conectividad Bluetooth y con el que se tiene acceso a aplicaciones y llamada de emergencia, la pintura gris meteoro, o los sensores de aparcamiento.

Nuestra unidad incorporaba el interesante pack Cool, que suma el arranque sin llave, la cámara de visión trasera, la práctica bandeja doble en el maletero, elevalunas eléctricos traseros y las ópticas traseras tipo LED. Este pack es totalmente recomendable.

SEGURIDAD

En materia de seguridad, Toyota Safety Sense de serie en todos los Yaris, y que utiliza unas cámaras en la luna delantera para el funcionamiento de la frenada autónoma de emergencia, avisador de cambio involuntario de carril, lector de señales de tráfico y asistente de luces largas automáticas. Todos estos sistemas funcionan muy bien y son una gran ayuda a la conducción.

MOTORIZACIÓN

El Toyota Yaris Híbrido presenta una motorización muy equilibrada que le confiere tener buenas prestaciones, fácilidad de conducción, consumos muy comedidos y bastante silencio de marcha. Se trata de la combinación de un bloque de 1.497 cc de capacidad y 75 CV de potencia máxima, que funciona con el ciclo Atkinson, y un motor eléctrico síncrono de imanes permanentes y 61 CV, con un par de 169 Nm.

Las cifras oficiales apuntan a una aceleración de 0 a 100 km/h en 11,8 segundos y una velocidad máxima de 165 km/h. Para alimentar el motor eléctrico tenemos una batería de Níquel Metal Hidruro bajo la banqueta trasera con una capacidad de 0,94 kWh capaz de movernos en modo eléctrico un par de kilómetros y a menos de 30 km/h.

Toyota ha instalado un pequeño botón bajo el freno de mano que pone EV Mode (una ubicación algo complicada), el cual bloquea el motor eléctrico para salir y que está disponible cuando la batería tiene suficiente carga. Con esto conseguimos unos consumos, sobre todo en ciudad, muy bajos.

Respecto al consumo, el Yaris Hybrid es un auténtico “mechero”. Por Autopista / Autovía conseguimos unos valores que apenas sobrepasaban los 5L/100 km; en carretera tuvimos cifras cercanas a los 6,5-7,0 L/100 km y en ciudad, donde se potencian todas sus virtudes, llegamos a marcar consumos de apenas, 4 L/100 km.

En ciudad se mueve como pez en el agua, gracias a su tamaño y a su excelente dirección. Con sólo 2,3 vueltas entre topes es muy rápida y agradable de usar. Otro punto destacable es la frenada, muy enérgica e inmediata, lo que se traduce en una frenada estable y segura. Y qué decir del momento del aparcar, cabe en casi cualquier sitio, y ayudado por la cámara de visión trasera (sin elementos sonoros de proximidad, una pena) se realiza todo muy rápido.

En autopista a velocidades constantes, es un vehículo bastante cómodo, aunque en los momentos que le pedimos algo de fuerza, para aceleraciones o subidas pronunciadas, el sonido motor se nota más de la cuenta.

En carretera y sobre todo en reviradas y puertos, es donde se le nota a disgusto; aunque no desentona, por ejemplo los asientos no terminaban de agarrar bien en las curvas, y en las aceleraciones enérgicas, se oye demasiado ruido del motor. Eso sí con el modo B en los descensos, conseguimos recargar las baterías muy rápidamente.

Además el cambio CVT, que en otras situaciones va perfecto, aquí no ayuda a la hora de querer una potencia inmediata. Es un más un vehículo para aceleraciones progresivas y conducciones más suaves.

A FAVOR

– Manejabilidad
– Consumo
– Equipamiento

EN CONTRA

– Plaza central trasera
– Cambio CVT
– Sensores traseros no acústicos

08-06-2018\\ Agustín Conde

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *