AUDI ACUDE A LE MANS CON EL SISTEMA DE PROPULSIÓN MÁS EFICIENTE

Audi compite en Le Mans desde 1999 con el objetivo de lograr el éxito deportivo a través de innovaciones tecnológicas. Nunca antes un prototipo de la categoría LMP1 luciendo los cuatro aros ha sido tan ligero, eficiente y ahorrador como el actual Audi R18 e-tron quattro. Su consumo de combustible por cada 100 kilómetros recorridos, tal y como requiere la nueva normativa para este tipo de vehículos, ha de ser hasta un 30 por ciento más bajo que el de sus competidores. A pesar de estos exigentes requisitos, Audi está preparada para luchar por su victoria número 13 en las 24 Horas de Le Mans, que se celebran los próximos días 14 y 15 de
junio.

Audi ha establecido nuevos estándares de eficiencia con su tecnología ultra. A partir de 2001, los motores TFSI de inyección directa de gasolina contribuyeron a reducir considerablemente el consumo en Le Mans, y posteriormente también en los modelos Audi de producción. Desde el año 2006 Audi causó sensación con el motor TDI y sus cinco victorias en Le Mans. Y desde 2012, la propulsión híbrida diesel del R18 e-tron quattro permanece invicta en La Sarthe. El próximo paso es el resultado de las nuevas regulaciones que contempla la normativa en materia de eficiencia para 2014. Fundamentalmente, estas nuevas reglas determinan que Audi y sus rivales en la lucha por la victoria final tiene que economizar combustible -hasta un 30 por ciento menos se dispone este año- en función del concepto y de la clasificación. Y esto requiere un coche de carreras altamente eficiente.

Audi ha desarrollado un nuevo prototipo para 2014. Las principales innovaciones incluyen los faros láser, una tecnología pionera que mejora aún más la visión, y que se introduce simultáneamente en el Audi R8 LMX de producción. Para el sistema de propulsión, en el 25 aniversario del motor TDI Audi ha desarrollado un nuevo V6 de 4 litros para Le Mans diseñado para conseguir la máxima eficiencia y, junto con otras muchas optimizaciones, como la aerodinámica, contribuir al ahorro de energía. Comparado con el V12 de 5,5 litros de 2006, el primer TDI utilizado en Le Mans, el actual coche de carreras consume cerca de un 40 por ciento menos de combustible consiguiendo tiempos por vuelta comparables.

En cuanto a la energía contenida en el combustible, el Audi R18 e-tron quattro dispone de 138,7 megajulios por vuelta para Le Mans. Esto equivale a 6,16 litros de combustible menos por cada 100 kilómetros de lo que pueden consumir los motores de gasolina de sus principales rivales, Toyota y Porsche. Si los mejores equipos, como sucedió en la temporada 2012 en la que apenas intervino el coche de seguridad, cubrieran 378 vueltas al circuito, esto significaría que el motor TDI de altas prestaciones de Audi tendría a su disposición 317,52 litros menos de combustible en el transcurso de las 24 horas de carrera que los motores de gasolina. Esto se traduce en una situación comparable a la que experimentan los clientes en el tráfico por carretera: ¿cuál es la eficiencia de un motor diésel comparado con la de un motor de gasolina?

La situación en Le Mans se complica por la suma de todas las clasificaciones. Un complejo conjunto de reglas evalúa los diferentes conceptos técnicos, y a través de una serie de asignaciones de energía por vuelta, flujo de combustible e intervalos de paradas en boxes se obtienen unos consumos máximos de combustible y una capacidad para el depósito de combustible con los que se intenta conseguir una “equivalencia de tecnologías”.

“Posiblemente Audi nunca antes se había enfrentado a un reto tan difícil en Le Mans como este año”, asegura Ulrich Hackenberg, responsable de Desarrollo Técnico de AUDI AG.

“Con la clasificación actual el principio de eficiencia en el que se basa el motor TDI ya no es suficiente para lograr también una ventaja en autonomía y, por lo tanto, en distancia en carrera. Aun así, asumimos este reto con el fin de demostrar nuestra experiencia tecnológica. Ahora más que nunca, la compenetración perfecta del trabajo en equipo será crucial en Le Mans”.

Los ganadores del pasado año, Loïc Duval (F) y Tom Kristensen (DK), poseedor del record de victorias en Le Mans con nueve triunfos en su haber, comparten el Audi R18 e-tron quattro con el número 1 con Lucas di Grassi (BR). El coche número 2 será conducido por Marcel Fässler/André Lotterer/Benoît Tréluyer (CH/D/F), que decidieron la carrera de resistencia a su favor en 2011 y 2012. Al volante del Audi número 3 estarán el debutante en Le Mans, Filipe Albuquerque (P), compartiendo coche con Marco Bonanomi (I) y Oliver Jarvis (GB), que ya han subido al podio con anterioridad en la carrera de 24 horas.

Con este equipo, Audi tiene una escuadra de pilotos potente y bien equilibrada, que totaliza 16 victorias en Le Mans. El director de Audi Motorsport, Wolfgang Ullrich y Chris Reinke, responsable de LMP en Audi, confían plenamente en sus pilotos y en el Audi Sport Team Joest. Aun así, la decimosexta carrera de Audi en Le Mans supondrá un desafío mayor que ninguna otra hasta la fecha. El día de pruebas en Le Mans, el pasado 1 de junio, Audi completó su preparación con éxito. Eurosport dará cobertura a la carrera de larga duración, que también podrá seguirse desde la perspectiva del puesto de conducción del Audi R18 e-tron quattro en www.audi-motorsport.com, donde los aficionados también contarán con datos de telemetría.

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *