Consejos SEAT para ahorrar combustible

Consejos SEAT para ahorrar combustible

Un experto de SEAT S.A. trae 7 consejos de conducción eficiente para ahorrar en combustible, y cuidar nuestro bolsillo.

Apaga el motor en paradas largas. Mantener el coche encendido durante paradas largas es contraproducente, ya que sobrecalienta el motor e incrementa el consumo de carburante. Cuando se trata de paradas cortas, por ejemplo en un semáforo, el motor parado a ralentí consume aproximadamente 1 litro por hora.

Mantén una velocidad constante. Los cambios de velocidad afectan al consumo de combustible, por lo que es preferible mantener una misma velocidad siempre que el tráfico y la vía lo permitan. “El control de crucero adaptativo (ACC) disponible en los modelos de SEAT es la solución perfecta para fijar la velocidad en superficies sin desnivel significativo, como suelen ser autopistas”, comenta Suárez.

La IEA ha recomendado una disminución de 10 km/h como medida de ahorro. Y es que de hecho se ha comprobado que en autopista tan solo reducir a 110 km/h ayuda a ahorrar un 11% de consumo de carburante.

Utiliza el freno del motor. “Siempre que sea posible intentaremos detenernos suavemente retirando el pie del acelerador, aprovechando la presión opuesta al movimiento que ejerce la transmisión sobre el motor, antes de pisar el pedal de freno”, aconseja Suárez. Así, el coche frena progresivamente sin depender del suministro de combustible al motor, y su consumo disminuye. Para ello, es imprescindible la anticipación y respetar la distancia de seguridad. 

Sopesa entre el aire acondicionado y las ventanillas. El aire acondicionado es uno de los factores no motrices que más combustible gasta, entre un 4% y un 10% según la IEA, mientras que abrir las ventanillas a velocidades medias y altas crea el efecto arrastre: el aire entra en el coche y genera una resistencia aerodinámica que lo frena y hace que el motor trabaje de más para mantener el ritmo. “Lo más recomendable es utilizar siempre la función AUTO del sistema de AC para que el compresor trabaje de la forma más eficiente para alcanzar la temperatura deseada sin penalizar el consumo. A partir de 80 km/h, cuando la aerodinámica juega un papel relevante, siempre debemos llevar las ventanillas cerradas”, recomienda Suárez.

Vigila la presión de los neumáticos. Hacerlo es clave en materia de seguridad, pero además también por lo que respecta a la conducción eficiente. Según indica la IEA, vigilar regularmente la presión de los neumáticos puede ahorrar al menos un 1,5% de carburante. Además, Ángel Suárez aconseja “distribuir la carga correctamente en el maletero para así reducir el peso del vehículo, que también afecta a la eficiencia, y entonces adecuar la presión de los neumáticos” y, en el caso de que necesitemos llevar un cofre portaequipajes, debemos ser conscientes que esto penalizará nuestro consumo.

Planifica la ruta. Un itinerario programado es vital para ahorrar. Imprevistos como sobresaltos, tener que parar por retenciones o perderse por caminos desconocidos pueden prolongar innecesariamente el viaje, y en consecuencia el consumo. 

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *