Ferrari 296 GTB, el híbrido enchufable de Ferrari

Ferrari 296 GTB, el híbrido enchufable de Ferrari

Se ha presentado hoy en streaming, el Ferrari 296 GTS, la evolución más reciente del concepto berlinetta deportiva spider biplaza con motor central trasero de la Casa de Maranello.

El 296 GTS se une al 296 GTB redefiniendo el concepto de diversión al volante al ofrecer emociones puras no solo en la búsqueda de las máximas prestaciones, sino también en su conducción diaria.

Diseño exterior

El 296 GTS resalta aún más las líneas limpias y refinadas que caracterizan al 296 GTB. Con techo descubierto, representa la versión más elegante del concepto open-air hybrid y, con su nueva arquitectura spider, escribe un nuevo capítulo en la historia de la marca.

La necesidad de guardar el techo rígido retráctil (RHT) dentro del compartimiento del motor sugirió al equipo del Centro Stile Ferrari capitaneado por Flavio Manzoni, un nuevo diseño para la cubierta del techo, cuyas geometrías definen características distintivas en comparación con los Ferrari spider recientes.

Si en el 296 GTB el capó es horizontal y está dominado por dos arbotantes, que recuerdan al 250 Le Mans, la parte trasera del 296 GTS adquiere un aspecto absolutamente único.

Incluso en el 296 GTS, el elemento dominante sigue siendo el característico puente volante. El efecto es el de un habitáculo compacto integrado en los guardabarros y laterales, en el que el diseño del arbotante se refuerza gracias a dos nuevas nervaduras dorsales que representan la verdadera novedad de diseño del coche.

El diseño resultante integra las tapas de combustible y las tapas de recarga de baterías de alto voltaje con los volúmenes que resguardan el techo rígido, evitando distorsiones arquitectónicas.

Techo retráctil rígido

El techo retráctil rígido (RHT o retractible hard top) garantiza un gran confort a bordo. Con el techo recogido dibuja unas líneas deportivas y estilizadas, mientras que con el techo cerrado la silueta se mantiene muy fiel a la del 296 GTB.

La ágil solución tarda 14 segundos en abrir o cerrar, incluso pudiéndose accionar en marcha hasta los 45 km/h. Habiendo colocado la línea de separación entre la carrocería y el RHT sobre el pilar B, el techo plegable se divide en dos partes alojadas sobre la parte delantera del motor, salvaguardando las características de disipación de calor y el equilibrio del diseño.

Con el techo plegado, el habitáculo y la parte trasera están separados por una luneta trasera de cristal regulable eléctricamente en altura que garantiza un confort óptimo cuando el techo está abierto incluso a altas velocidades.

Interior

La cabina del 296 GTS se desarrolla en torno a la interfaz totalmente digital, y es precisamente de la coherencia estética con esta última que se originan sus formas.

Los interiores del 296 GTS resaltan el concepto de limpieza formal a través de una simplificación de las formas que integra los contenidos tecnológicos dentro de sobrios revestimientos. Las pantallas también amplifican el efecto minimalista de la cabina, cuyos protagonistas indiscutibles son los volúmenes.

Los acabados, en fina guarnicionería italiana, están embellecidos con nobles materiales técnicos para los componentes funcionales. En el 296 GTS, los flaps aerodinámicos están integrados en la estructura de las molduras traseras para aumentar la comodidad cuando se conduce al aire libre.

El panel de la puerta se desarrolla en continuidad cromática y material con el salpicadero. En el medallón central, la línea de estilo es un trazo profundo en forma de rombo que aparece como un elemento tridimensional.

Este tipo de arquitectura otorga una ligereza extrema a todo el panel, creando un tema que se vincula con el acabado trasero. El túnel incorpora el selector de marchas con la característica forma de puerta y el alojamiento de la llave.

Se dispone de un compartimento de almacenamiento que se puede volver a sellar y que enfatiza el efecto de continuidad entre la alfombra y el túnel. Para el 296 GTS, los asientos se han diseñado con forma de diapasón específica, obtenida mediante el uso de canales en contraste, en coherencia estética con el contorno del habitáculo.

Bloque motor

Por primera vez un Ferrari Spider de serie, el 296 GTS incorpora una arquitectura con un motor turbo de 6 cilindros dispuesto en un ángulo de 120°, y acoplado a un motor eléctrico enchufable.

El Ferrari V6, presentado por primera vez en 2021 en el 296 GTB, prevé el alojamiento de los turbocompresores dentro de la ‘V’. Esto, además de traducirse en importantes beneficios en términos de compacidad, centro de gravedad más bajo y reducción de masas, permite alcanzar niveles de potencia muy elevados.

El Ferrari V6 establece el récord absoluto para un automóvil de serie en términos de potencia específica con 221 cv por litro.

La integración con el motor eléctrico en la parte trasera eleva la potencia máxima de 830 CV. El sistema híbrido del coche mejora no solo su usabilidad en la conducción diaria (permitiéndole circular durante 25 km en modo totalmente eléctrico), sino también la experiencia de conducción que garantiza, gracias a la respuesta inmediata y constante del pedal del acelerador en cualquier velocidad.

El tren motriz está compuesto por un motor de combustión interna V6 turbo que proporciona par y potencia a las ruedas traseras gracias a la caja de cambios DCT de 8 velocidades con Ediff, junto con la unidad eléctrica MGU-K colocada entre el motor y caja de cambios, alineada con el motor térmico.

El embrague, ubicado entre motor térmico y el eléctrico, gestiona el desacoplamiento de ambos elementos en condiciones de funcionamiento eléctrico. La batería de alto voltaje y el inversor que alimenta los motores eléctricos completan la cadena cinemática del coche.

Bloque eléctrico

Por primera vez en un spider, Ferrari propone una arquitectura híbrida enchufable de tracción trasera (PHEV) en la que el motor térmico MGU-K (Motor Generator Unit, Kinetic) está integrado en la parte trasera con un motor eléctrico capaz de entregar hasta 122 kW (167 CV).

Los motores se comunican a través de un actuador denominado TMA (Transition Manager Actuator) que permite tanto el uso conjunto para una potencia máxima de 830 hp, como el uso exclusivo del motor eléctrico.

Modos de funcionamiento

  • eDrive: el motor térmico está apagado y la tracción se confía al eje trasero; con la batería cargada te permite recorrer un máximo de 25 km a una velocidad no superior a 135 km/h
  • Hybrid (modo por defecto en el arranque): los flujos de potencia optimizan la eficiencia del sistema y la lógica de control decide de forma independiente si encender o apagar el motor térmico. Si está encendido, este último puede ofrecer la máxima potencia y rendimiento
  • Performance: el motor de combustión interna está siempre encendido y favorece el mantenimiento de la carga en la eficiencia, para garantizar la plena disponibilidad de energía. Este es el modo preferido cuando se desea dar prioridad a las emociones en la conducción
  • Qualify: prioriza el máximo rendimiento para mantener la carga de la batería

Seguridad y asistencia a la conducción

Entre las funciones de regulación y distribución de par, además del control de tracción eléctrico y la recuperación de energía gracias a la unidad brake-by-wire que asegura la combinación hidráulica y eléctrica en todos los modos de funcionamiento (ABS incluido), en el 296 GTS está presente el ‘ABS EVO’ que hizo su estreno mundial en el 296 GTB.

El dispositivo de estimación de agarre presente en el Side Slip Control electrónico (eSSC) se acompaña de un sistema adicional basado en la implementación de la dirección asistida eléctrica.

Aprovechando la información del EPS y cruzándola con el valor del ángulo de trimado estimado por el eSSC, es capaz de evaluar el agarre de los neumáticos en cada giro, incluso en condiciones de conducción que no están al límite, para garantizar un comportamiento adecuado. de los controladores en función de la adherencia a la carretera.

El 296 GTS está equipado con un controlador ABS desarrollado exclusivamente para Ferrari, disponible en las posiciones ‘Race’ en adelante, que utiliza la información del 6w-CDS para obtener una estimación más precisa de la velocidad y optimizar la distribución de los frenos.

Ferrari 296 GTS Assetto Fiorano

Quienes deseen aprovechar al máximo las prestaciones más extremas del automóvil pueden configurar el 296 GTS en la versión Assetto Fiorano, obteniendo así las mejores prestaciones.

Destacan los amortiguadores Multimatic provenientes de las competiciones GT, con ajuste fijo optimizado para su uso en pista, además de los apéndices de fibra de carbono de alta carga en el paragolpes delantero que permiten que el coche obtenga hasta 10 kg más de carga vertical, y por último el amplio uso de materiales ligeros como la fibra de carbono tanto en el interior como en el exterior del coche.

El trabajo no se ha limitado a una mera sustitución, sino al rediseño de la estructura de algunos componentes incluido el panel de la puerta, para un ahorro de peso total de 8 kg.

Finalmente, una librea especial inspirada en el 250 Le Mans está disponible solo para aquellos que opten por la configuración Assetto Fiorano, cuyo diseño se desarrolla a partir del parachoques delantero con un fondo que abraza la parrilla central y perfila su contorno, con una sección continúa sobre el capó en forma de martillo que avanza longitudinalmente hasta afectar al techo retráctil, capó y alerón trasero.

Entre los opcionales disponibles bajo pedido solo en la configuración Assetto Fiorano, debemos mencionar los neumáticos de rendimiento Michelin Pilot Sport Cup2R, cuyo agarre los hace especialmente adecuados para su uso en la pista.

7 años de mantenimiento

La base del programa de mantenimiento ampliado de siete años de Ferrari, que también se ofrece en el 296 GTS, la conforman tanto nuestros estándares de calidad inigualables como la máxima atención al cliente. Este programa, válido para toda la gama, prevé la cobertura de todos los mantenimientos ordinarios durante los primeros 7 años o 120.000 km de vida del coche.

El plan de mantenimiento rutinario ofrece un servicio exclusivo para los clientes, que se asegurarán de garantizarse el nivel de rendimiento y seguridad de su automóvil a lo largo de los años. Este servicio especial también está reservado para aquellos que compran un Ferrari no registrado anteriormente.

Entre las principales ventajas del programa de Mantenimiento Genuine de 7 años, están las revisiones programadas, repuestos originales e inspecciones precisas a través de las más modernas herramientas de diagnóstico, realizadas siempre por personal calificado y altamente formado directamente en el Centro de Formación de Ferrari en Maranello.

Gracias al programa Genuine Maintenance de 7 años, la amplia gama de servicios posventa ofrecidos por Ferrari se amplía aún más para satisfacer a los clientes que desean mantener inalteradas a lo largo del tiempo las prestaciones y la excelencia que distinguen a los coches fabricados en Maranello.

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *