Testdrive – Fiat Panda Hybrid, útil, práctico, cinco plazas y ahora también híbrido

Fiat Panda Hybrid, útil, práctico, cinco plazas y ahora también híbrido

El Panda de Fiat es algo más que un nombre y un modelo que todos conocemos. Es mucho más, es otro de esos hitos de la historia del automovilismo mundial que nació, creció y sigue desarrollándose y vendiéndose.

De hecho, desde su lanzamiento han transcurrido cuarenta años de vida, nada más y nada menos. Y su historia, claro, continúa. No en vano, es el coche urbano más vendido de Europa según dicen. Perfectamente creíble por su gran utilidad en todos los terrenos. Incluso hay versión 4×4, como en sus orígenes, que sigue demostrando su capacidad también fuera de carretera.

Hace muy poco, el Fiat Panda ha recibido mejoras por aquí y por allá para mantener su fama. Eso atañe también a equipamiento con un total de cinco niveles a elegir, y motorizaciones, de las que destaca precisamente el Hybrid.

Se trata de un Fiat Panda con motor de combustión de gasolina de 70 caballos. Es el conocido motor del Panda de tres cilindros de 1,0 litros de cilindrada. A su “lado” un pequeño motor eléctrico a modo de apoyo de 5 caballos o  3,6 kW con un batería de litio de 0,13 kWh. Es lo que se da en llamar “hibridación ligera”, donde la asistencia eléctrica está además de cómo sistema de arranque del motor para dar apoyo de fuerza al motor de combustión.

El resultado es un Fiat Panda con pegatina medioambiental ECO de la DGT, que cumple la normativa Euro 6D y que en la práctica resulta excelente para ciudad especialmente, sin miedo ninguno a recorridos interurbanos y, claro está, para cubrir cualquier distancia que haga falta al tratarse de un híbrido.

Conducción

En su uso, lo normal es notar dos cosas muy satisfactorias. Por un lado, el apoyo de potencia que supone la actuación del motor eléctrico cuando entra en acción. No es una gran dosis de potencia, pero en ciudad y otras situaciones se percibe como una ayuda que se nota. Por otro, el consumo, haciendo que el depósito de gasolina de 38 litros llegue a una autonomía grande. Además hay que sumar que ahorro de combustible supone reducción de los gases de CO2, oficialmente hasta un 30% de ahorro.

Así, las virtudes de un urbanita como este Fiat Panda, de cinco plazas y maletero más que aceptable para un coche que no llega a los cuatro metros de longitud total, hay que sumar buenas autonomías en ciudad y fuera de ella, pero también de agrado de conducción. Pesa relativamente poco y la aceleración percibida, sin llegar a ser ningún coche de carreras, es agradable.

Como buen coche utilitario, aunque destacamos que su capacidad para abordar cuestiones de transporte de familia no son precisamente nulas, el Fiat Panda sigue fiel a ofrecer una excelente maniobrabilidad y uso en ciudad. Es, desde luego, una cuestión, o cuestiones, destacables, pues no olvidemos ni sus cinco puertas para un acceso más que adecuado al interior, ni una dirección asistida muy apropiada, ni una posición de volante y cambio totalmente positivos. Es un coche fácil de conducir y al que enseguida te haces a él en cuento subes a bordo.

Equipamiento y acabados

Como decíamos, hay cinco niveles de equipamiento a elegir en la gama del Fiat Panda. El primero, el del mismo nombre del modelo, Panda que, junto al City Life buscan una conducción y precios básicos para la conducción en ciudad con muchas comodidades.

Luego está el Sport, por si alguien busca otro concepto de prestaciones distinto, al menos sobre el nombre en concreto -por ejemplo, es de las llantas de diámetro más grande, 16 pulgadas-.

Después está “la familia”, Cross, tanto el Cross en sí como el CityCross; nos encontramos por un lado un 4×4 -el Cross-o un 4×2 -el CityCross- pero ambos con estética más “campera” y muy acertada. Ambos son más altos de altura libre al suelo, paragolpes con detalles de imitación de láminas de aluminio, etc. Estéticamente muy logrado y atractivos.

Por dentro, todos gozan de buenos materiales en lo referente a lo textil de los recubrimientos de las puertas o los asientos. La edición Launch Edition de lanzamiento, por ejemplo, plantea distintos acabados en tela de los asientos delanteros y traseros.

En general, los cambios del nuevo Fiat Panda afectan, que se vean, a los paragolpes, el diseño de llantas de aleación, los colores de la carrocería, los pilotos o la parte superior del salpicadero, volante, etc. Los asientos, por ejemplo, se anuncian como hechos de material reciclable. Hurra por ello.

Desde el básico, el Fiat Panda cuenta con una pantalla táctil de 7 pulgadas en el centro del salpicadero y que forma parte del sistema multimedia Uconnect de la marca, que viene preparado para Android Auto y Appel CarPlay. De ahí, cosas como volante multifunción, climatizador, un buen número de cosas según versión y/o equipamiento a elegir.

Precios

Dentro de los Fiat Panda Hybrid, el 1.0 Hybrid, de 70 caballos, cuesta 5.500 euros, el 1.0 Hybrid City Life, también 70 caballos, 10.150 euros, y el 1.0 Hybrid Sport, igualmente con 70 caballos de potencia, cuesta 10.740 euros. El 1.0 Hybrid Cross -70 CV-, sale por 12.321.

La versión 4×4, o Panda Cross 0.9 Turbo Twin Air, de 85 caballos, cuesta 16.985 euros.

No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *