HYUNDAI TUCSON

El Hyundai Tucson, un SUV de tamaño medio, vuelve para tomar el relevo del ix35 y lo hace con una atractiva presencia, una delantera donde una enorme parrilla de seis lados cromada se une a los faros que giran hacia atrás sobre las aletas delanteras. El nuevo modelo mide 4,47 metros de largo, 1,85 m de ancho y 1,64 m de alto, por lo tanto, es 6,5 cm más largo, 3 cm más ancho y 2 cm más bajito que el ix35. Está construido sobre una nueva plataforma derivada de la del compacto i30. Ese aumento de tamaño redunda en una gran amplitud interior, algo que se aprecia sobre todo en la parte trasera, donde dos adultos e incluso tres ocupantes, pueden viajar con relativa comodidad. Además, los respaldos traseros pueden regularse en inclinación y permanece la posibilidad de instalar asientos calefactables, de serie desde el acabado Tecno

El interior y el diseño del salpicadero es mucho más limpio y ordenado. La calidad interior, al igual que los ajustes son muy buenos, aunque sigue habiendo algunos plásticos algo mejorables. Los diales son fáciles de leer y se han empleado gran cantidad de plásticos de tacto suave junto con un sistema de información y entretenimiento de primer nivel. El navegador Tom Tom, incorpora una pantalla táctil de 8″.  En cuanto al espacio interior, cinco plazas independientes, con una más que suficiente altura, asientos delanteros refrigerados y calefactados y con un excelente maletero con una capacidad de 513 litros que pueden aumentar a 1.503 con los respaldos traseros abatidos. El portón cuenta con accionamiento eléctrico y los respaldos de los asientos traseros admiten reglaje de la inclinación del respaldo.

En lo que respecta a las motorizaciones, tenemos tres mecánicas diesel, 1.7 litros CRDi de 115 CV y un 2.0 litros CRDi con dos potencias de 136 y 186 CV y dos bloques de gasolina, el 1.6 litros GDI de 135 CV y un 1.6 litros T-GDI de 176 CV. Todas las mecánicas cuentan con una caja de cambios manual de seis relaciones y los dos motores diesel podrán llevar una caja de cambios automática de convertidor de par, mientras el encargado de estrenar la caja de cambios automática de doble embrague y siete velocidades será la versión de gasolina más potente, 1.6 T-GDI de 176 CV.Opcionalmente se dispondrá de tracción integral.

La tracción total es de serie en el gasolina de 176 CV y en el diésel de 184 CV (con cambio automático obligatoriamente, aunque en esta ocasión de convertidor de par y seis marchas), y en  el 2.0 CRDI 136 es opcional. La tracción total emplea un embrague multidisco para acoplar el eje trasero en las situaciones que se requiera, como pérdidas de tracción en el tren anterior o como una ayuda para iniciar la marcha desde parado. Todo el sistema 4×4 tiene un peso razonable -60 kg- y permite ser bloqueado por el conductor mediante un botón, situado junto a la palanca de cambio, que obliga a repartir la fuerza del motor a partes iguales entre ambos ejes.

Respecto al equipamiento, Tucson oferta 4: Essence, Klass, Tecno y Style. Ya desde el más básico son de serie el aire acondicionado, el Bluetooth, las tomas de audio para fuentes externas (jack y USB), los sensores traseros de aparcamiento, el control de velocidad o las llantas de 16″ montadas sobre neumáticos en medida 215/70 R16. También es novedad el sistema Stop/Start, de serie en todas las versiones con tracción delantera y cambio manual y que, además, tiene un funcionamiento francamente suave. En cuanto a la calidad de construcción, siguen predominando los plásticos duros, pero ha mejorado en ajustes y ahora hay algunos más de material blando más agradable al tacto.

A medida que se opta por acabados superiores, hay interesante equipamiento que se va añadiendo de forma estándar u opcional, como las llantas de 17 ó 19 pulgadas, pilotos traseros de led, climatizador, un navegador con pantalla táctil que funciona con eficacia, tapicería de cuero, techo solar, asientos calefactables, portón trasero eléctrico o faros led. No hemos podido probar el funcionamiento de estos últimos, pero tienen una pega a tener en cuenta: sólo son de led para la función de luz de cruce, mientras que en la de carretera se conservan las clásicas bombillas halógenas.

En materia de seguridad, el Tucson puede llevar frenada de emergencia automática, control de ángulo muerto, alerta de tráfico cruzado al dar marcha atrás, reconocimiento de señales de tráfico, alerta de cambio involuntario de carril, asistente de carril, el avisador del punto ciego lateral, frenada de emergencia o el aparcamiento asistido automático (en versiones de caja de cambios automática).

El Hyundai Tucson ya está disponible en los concesionarios con un precio de partida de 23.590 euros de la versión 1.6 GDI 4×2 hasta los 41.990 euros del 2.0 CRDI 4×4 Automático. Además, Hyundai obsequia a los primeros que se aventuren a comprar un Tucson con 1.190 euros de descuento.

22-07-2015\\ Jose Ruiz Moreno

HYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSONHYUNDAY TUCSON

Cada uno tiene su pasión. La mia desde pequeñito era leer las revistas de coches, ahora soy yo el que escribe de lo que se, para que otras personas puedan aficionarse a este mundo como yo lo hice en su día, ademas de mantener informados al resto de lectores.
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *