TestDrive – MINI SD 5p

GANA EN COMODIDAD

Mini tenía un nicho de mercado, al no tener en el modelo pionero de la nueva generación una versión con cinco puertas. Aunque otros modelos de Mini como el campero Countryman contaba con versiones de cinco puertas, el Mini Cooper solamente estaba disponible con la carrocería de tres puertas hasta ahora, dado que Mini Cooper ya cuenta con la carrocería de 5 puertas al igual que otros modelos de la marca.

Si miramos atrás, antiguamente el Mini solamente estaba disponible con carrocería de tres puertas, pero también es verdad que era otra época. Desde que BMW relanzo Mini este coche se ha vuelto a convertir en superventas, al igual que lo fue en su pasado, y dado que la época de ahora difiere mucho de la anterior, había que dar un plus a ese rejuvenecido Mini Cooper, y que mejor que aportar mayor comodidad de acceso a las plazas traseras, mayor amplitud en su maletero y más espacio para sus ocupantes. Todo ello sin perder su ADN de Mini Cooper, creando el Mini 5 puertas.

Por otro lado el Mini 5P gana una plaza trasera más. Ahora su habitáculo está homologado para 5 personas frente a las 4 personas para las que se homologa la carrocería de 3 puertas. Su precio parte desde Mini ONE 5puertas desde 17.350€ (1.200cm3 con 102 CV), seguido esta la versión diesel “Mini ONE D 5Puertas” desde 18.850€ (1.500cm3 con 95CV). Si nos metemos en motores más potentes partiríamos desde los 19.450€ (Mini Cooper), desde los 21.000€ (Mini Cooper D), desde los 24.850 (Mini Cooper S) y por ultimo desde los 25.650 (Mini Cooper SD). Todos los precios están con el Plan Pive 7 incluido. A igualdad de motor es 900 euros más costoso que el MINI de 3 puertas.

Mirando datos parece que este Mini 5 puertas son todo virtudes frente a la carrocería de 3 puertas, ahora veamos si el comportamiento dinámico en los distintos trayectos de pruebas es igual, mejor o peor que la variante de 3 puertas.

Nuestra unidad de pruebas monta el motor diesel de 170CV (denominación “SD”) asociado a una caja automática de 6 relaciones, vamos a ver de lo que es capaz de ofrecer en su diario este nuevo Mini.

12-03-2015//José Ruiz Moreno

DISEÑO

El Mini 5P es 16,1cm más largo que el modelo de 3 puertas, por lo que el Mini 5 Puertas se sitúa con una longitud total de 3,98 m, ligeramente más corto que los 4,10m del Countryman.

Este incremento de longitud se percibe muy bien en el espacio que hay entre las piernas de los ocupantes traseros y los asientos delanteros, también en su capacidad de maletero, la cual se sitúa en 278 litros de capacidad (67 más que el del Mini 3p), además de contar con más espacio en las plazas delanteras. Es decir, se ha aprovechado cada cm que ha ganado el Mini 5P, para dar mayor habitabilidad a su habitáculo.

Sin embargo por fuera no parece que haya aumentado tanto, aparte de que sus cambios estéticos frente a la carrocería de 3 puertas son mínimos. Evidentemente sabes que estas ante la carrocería de 5 puertas, cuando lo tienes de lado y ves la puertas traseras y los tiradores de estas.

En el frontal visualizamos la parrilla hexagonal con marco cromado, característica de los niveles de acabado más deportivos de Mini, como es el caso de nuestra unidad de pruebas con denominación “S”, letra que también se sitúa en la aleta delantera derecha, así como en el portón trasero.

En la trasera uno de los elementos que identifica el nivel de acabado “SD” es la toma doble de escape situada en la parte central. Le confiere un aspecto más deportivo a la zaga de este vehículo.

El volante de tres radios (John Cooper Works) multifunción está forrado en cuero y con costuras en blanco, además cuenta con la confección de su aro con un mayor grosor de lo normal, aspecto que resalta la deportividad del modelo.

En su interior la disposición de mandos y la ubicación de los mismos son idénticos a la carrocería de 3 Puertas. Destacar que el velocímetro ya no se encuentra en la consola central, -como en el Mini de su anterior edición-, sino esta información se sitúa tras el volante, en donde también se sitúa el cuentarrevoluciones, conjunto de testigos luminosos y una pequeña pantalla LCD que ofrece la información del ordenador de abordo (Autonomía, consumo instantáneo, consumo medio, etc.). Encima de las esferas del cuadro de mandos, nuestra unidad montaba el head up display a color que pone a la vista del conductor la información más relevante, como la velocidad o las instrucciones del navegador, con el objetivo de no tener que aparte la vista del frente.

La botonadura es diferente a cualquier otro coche. Tiene ese plus “chic” que solamente Mini es capaz de conseguir en sus productos. De agradable tacto y tipo del interruptor, todos los botones parecen sacados de una cabina de avión incluso el que acciona el motor “Start&Stop”.

En la consola central nuestra unidad de pruebas se situaba un pantalla a color de 8,8 pulgadas para el sistema de infoentretenimiento y navegación. Envolviendo esta, había un aro que cambia de color al ejercer acciones del coche. Por ejemplo bajamos la temperatura y el aro se pone en azul y rojo dejando una zona en blanco indicando que nivel de temperatura que hemos puesto. Por otro lado si cambiamos el modo de conducción el aro cambia de color, en el caso del Modo Green “Verde”, Modo Mid “Amarillo”, Modo Sport “Rojo”. Es decir, el aro es como si te hablara a la vez que te informa mediante colores de las acciones que ejerces a través de los distintos botones del vehículo.

Hablando de los modos de conducción “MINI Driving Mode”, estos son seleccionables desde una ruleta de selección situada en la base de la palanca de cambios. Seguido se sitúa un mando redondo y giratorio –idéntico al iDrive de BMW- desde donde se puede acceder a los distintos menús del sistema de infoentretenimiento (navegación, teléfono, etc.).

Las puertas de acceso a la parte trasera son algo más cortas que las delanteras pero aun así cumplen perfectamente su cometido. Es decir es mucho más fácil montar en los asientos traseros a partir de estas puertas que entrando desde las delanteras de un Mini 3 puertas. En cuanto a la habitabilidad de las plazas trasera, se puede decir que la de ambos laterales es de las más espaciosas (anchura, altura y espacio para las piernas) de coche de su tamaño, aunque en el caso de la central trasera solamente es recomendable utilizarla para desplazamientos cortos, dado que es muy estrecha para un adulto.

En resumen, el poder tener 5 Puertas en este Mini es gran acierto, aunque las puertas traseras sean más cortas que las delanteras, dan un acceso y comodidad notable a su uso diario de entrada a las plazas traseras. De imagen apenas cambia respecto al 3 puertas, así es que el amante del Mini ahora cuenta con un plus de mejora respecto al 3 puertas, además de un maletero con mayor capacidad y de una quita plaza homologada, aunque esta es muy justa para ubicar a una adulto.

PRESTACIONES

Bajo el capó el nuevo MINI de 5 puertas cuenta con la misma oferta que el modelo de 3 puertas. En lo que respecta a los modelos gasolina tenemos 3:Mini One con 102CV, 1.200cm3 con un consumo medio de 4,8l/100Km. MINI Cooper de 136 CV de potencia, un motor de 3 cilindros y 1.500cm3, con tecnología Twin Power turbo, con un par motor de 220 Nm entre las 1.250 rpm y las 4.000 rpm. Acelera de 0 a 100 km/ en 8.2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 207 km/h. Su consumo oscila entre los 4.7 l/100 km y los 4.9 l/100 km mientras que sus emisiones de CO2 varía entre los 111 g/km y los 114 g/km.

El otro modelo es el MINI Cooper S de 192 CV de potencia con un motor de 4 cilindros y 2.0 litros de cilindrada, Twin Power Turbo, que desarrolla un par de 280 Nm entre las 1.250 y las 4.750 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 6.9 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 232 km/h. Su consumo, 5.4 l/100 km y sus emisiones de CO2, 125 g/km.

Respecto a los motores diésel se ofertan 3 variantes: Mini ONE D con 95CV, 1.500cm3 que asociado a una caja manual de 6 velocidades tiene un consumo medio homologado de 3,5L/100Km. Mini Cooper D de 116 CV de potencia, 3 cilindros, 1.5 litros, Twin Power Turbo, con un par de 270 Nm a 1.750 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 9.4 segundos y alcanza velocidad es de 203 km/h. Su consumo es de 3.6 l/100 km y las emisiones de CO2 de 95 g/km. Además está el MINI Cooper SD de 170 CV de potencia (Unidad de pruebas), un motor diésel de 4 cilindros y 2.0 litros de cilindrada, con un par de 360 Nm entre 1.500 y 2.700 rpm. Acelera de 0 a 100 km/h en 7.4 segundos y alcanza una velocidad máxima de 225 km/h. Presenta un consumo de 4.1 l/100 km y unas emisiones de CO2 de 107 g/km.

Estas mecánicas van asociadas de serie a una caja manual de seis marchas o en opción se puede montar una caja automática (Steptronic) de seis velocidades, con levas en la parte posterior del volante. Gracias al MINI Driving Modes se pueden seleccionar distintos tipos de conducción: MID, SPORT y GREEN. La selección de los modos de conducción incide sobre la aceleración y de la dirección, así como en la velocidad de los cambios de marchas de la caja automática y en el sistema de Control Dinámico de la Suspensión (DDC). Si se activa el modo GREEN en combinación con la caja de cambios automática, se dispone también de la posibilidad de conducir en modo de propulsión por inercia, estando desacoplado el conjunto propulsor.

Arrancamos mediante la tecla “Start&Stop” y su motor se pone en marcha, su consola central se enciende y estamos listos para salir del garaje. Ya en la calle, cogemos una recta sin semáforos y sin calles entrecruzadas, pisamos un poquito más a fondo el acelerador y notamos un sonido más bronco, además de una respuesta inmediata. Sorprende la facilidad y rapidez con la que sube de velocidad.

Cuando paramos y abrimos la puerta sí que se escucha el motor diésel, sin embargo con la puerta cerrado no se oye el motor. Esta bastante bien insonorizado y solamente se escucha el motor cuando hundimos el pedal del acelerador, aunque ese sonido no es el de un motor diésel, sino un sonido muy limpio como si fuera un coche de gasolina de cierta potencia. Para mi oído agradable de escuchar, y que no molesta en ningún momento en la conversación de dos personas que estén dentro del coche.

En autovías y autopistas, este nuevo modelo es igual de ágil que cualquier unidad con carrocería 3 puertas. Además supera en muchos términos (rapidez de respuesta, aceleración, recuperación, frenada) a sus competidores más directos. Las suspensiones no son tan duras como lo eran antes en Mini, por consiguiente aumenta en confort en el interior del habitáculo. Sí que es cierto que aun dosificando la dureza de las suspensiones respecto a su modelo anterior, todavía siguen siendo un poquito duras respecto a sus rivales, aunque eso también le hace ir mas pegado al asfalto.

En curvas, con el cambio automático de 6 velocidades que montaba nuestra unidad de pruebas, se hace un coche muy divertido. El cambio en conjunto con esta mecánica -muy viva- te puede dará experiencias muy gratificantes. También su paso por curva es muy bueno, y transmite sensación de aplomo, puesto que parece que va sobre raíles.

En cuanto al consumo, conseguir el consumo homologado ha sido imposible, pero teniendo en cuenta que debajo de su motor tiene 170CV, la agilidad con la que sube de vueltas, haber obtenido un consumo medio en ciudad de 5,7l/100Km y habiendo bajado este en trayecto interurbano hasta los 4,6 es realmente bueno como para hablar de él, así como si fuera nuestro coche, nuestra cartera estaría muy agradecida.

Como conclusión, esta mecánica es muy divertida si lo que pretendemos es conducir rápido, a lo que ayuda esa suspensión, aunque por este lado al ser algo más dura de lo normal resta un poquitos de confort. También es rápido para los imprevistos que se puedan dar el uso diario de una ciudad. Con un gasto muy contenido y una dinámica extremadamente viva siempre que puedas asumir el sobrecoste que hay entre el Mini Cooper D y el Mini Cooper SD, este último te dará muchas más sensaciones.

EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

Dentro de su equipamiento de serie están presentes los airbags frontales, airbags laterales tipo cortina en ambos lados, cinturones de seguridad automáticos de tres puntos de anclaje en todos los asientos, tensores y limitadores de tensión de cinturones de seguridad en los asientos delanteros, sistema de anclaje ISOFIX para asientos de niños en el fondo, indicador de pinchazos, etc.

También puede llevar según versiones, climatización automática bi-zona, iluminación ambiental, paquete de compartimentos, ordenador de a bordo y volante deportivo de cuero (con multifunción y control de crucero en MINI Cooper S y MINI Cooper SD), faros LED con luz de conducción diurna y orientación automática del haz de luz, sensor de lluvia con activación automática de las luces de carretera, acceso de confort, techo panorámico, asientos calefactables, sistema de navegación o sistema de altavoces de alta fidelidad firmados por Harman/Kardon.

Seguimos hablando de equipamiento, y no podíamos olvidarnos del innovador programa de info-entretenimiento MINI Connected, con gran abanico de funciones Llantas de aleación ligera de 15″ de serie en MINI Cooper y MINI Cooper D, y de 16″ en MINI Cooper S y MINI Cooper SD. Opcionalmente pueden adquirirse llantas de aleación ligera de hasta 18 pulgadas. En materia de seguridad el Mini equipa airbags frontales y laterales, airbags laterales tipo cortina, cinturones automáticos de tres puntos de anclaje en todos los asientos, los delanteros con tensores y limitadores de fuerza. Anclajes ISOFIX para asientos de niños en los asientos posteriores y, opcionalmente, en el asiento del acompañante. Sistema de control de la presión de los neumáticos. Sistema de protección activa de peatones, con capó de retracción semiautomática en caso de atropello.

En cuanto a ayudas a la conducción, el MINI 5P, presenta numerosos sistemas, como, un reglaje específico de la suspensión con eje delantero de articulación única y montantes telescópicos, y eje posterior multilink. Dirección asistida electromecánicamente con función Servotronic, sistema de Control Dinámico de estabilidad (DSC), sistema de Control Dinámico de tracción (DTC) y control de bloqueo electrónico del diferencial (EDLC).

Como equipamiento opcional es posible adquirir equipos opcionales deportivos y accesorios de John Cooper Works (en caso de que esté acabado no sea el del coche elegido) el que se siente dentro por un coste de 800€ y el que se ve por fuera por un coste de 2800€. Además, tiene infinitas posibilidades de personalización tanto interior como exterior gracias a una amplia selección de elementos decorativos para el techo y los espejos retrovisores exteriores, franjas para el capó, tapicerías, superficies interiores y líneas interiores.

A FAVOR
– Mas cómodo para su uso diario en caso de ser más de dos en la familia.
– Acabados de primera calidad en su interior. – Gran abanico de oferta mecánica.
– Dinamismo y rápida respuesta a las peticiones del conductor.

EN CONTRA
-Suspensiones ligeramente duras.
-Plaza central trasera reducida

FICHA-Mini-5p

Mini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertasMini 5 puertas

Cada uno tiene su pasión. La mia desde pequeñito era leer las revistas de coches, ahora soy yo el que escribe de lo que se, para que otras personas puedan aficionarse a este mundo como yo lo hice en su día, ademas de mantener informados al resto de lectores.
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *