TestDrive – Mitsubishi Eclipse Cross 150T 163 CV 4WD 8CVT Kaiteki

TESTDRIVE - MITSUBISHI ECLIPSE CROSS 150T 163 CV 4WD 8CVT KAITEKI

Hemos estado probando el Mitsubishi Eclipse Cross 150T 163 CV 4WD 8CVT Kaiteki un SUV, con un diseño muy atractivo tipo Coupé y con un comportamiento dinámico sorprendentemente bueno.

Nuestra unidad de pruebas incorporaba el motor 150T de 163 CV gasolina, asociado a la caja de cambios automática CVT de ocho velocidades y a la tracción 4WD, y asociado al equipamiento tope de gama denominado Kaiteki.

Un SUV que nos ha gustado mucho su estética exterior, la sorprendente habitabilidad interior y el comportamiento del bloque motor, muy noble, y que responde al tacto del acelerador de manera sorprendente.

PHEV en breve para completar la gama

Comentaros que a parte de esta mecánica, que en principio es la única que se comercializa, para este mes de marzo, se espera el desembarco del Eclipse Cross PHEV 2021 con un sistema de propulsión híbrido enchufable (el mismo que emplea el Outlander PHEV).

Por avanzaros detalles, se trata de un motor de gasolina 2.4 MIVEC de ciclo Atkinson y 135 CV con dos eléctricos, uno en cada eje, con 82 y 95 CV para generar en total 230 CV.

La batería de iones de litio tiene una capacidad de 13,8 kWh lo que repercute en una autonomía eléctrica de 45 kilómetros según el ciclo WLTP.

Diseño de mucha personalidad

La estética del Mitsubishi Eclipse Cross atrae muchísimo, es llamativo lo mires por donde lo mires, formas compactas, diseño coupé,.. mirando rivales en el mercado, ninguno presenta esta apariencia.

Estamos hablando de un vehículo de 4,41 m de longitud, 1,81 m de anchura y 1,69 m de altura y con una batalla de 2,67 m. Es más grande que el ASX y 28 cm más corto que el Outlander.

En el frontal, la característica rejilla cromada de la marca, este Eclipse Cross posee un diseño afilado y presenta una imagen muy rompedora y agresiva. Los faros disponen de tecnología LED para todas las funciones de iluminación e incluso los antinieblas delanteros.

Además para potenciar más esa imagen, el tamaño de los antinieblas es gigante. Los cromados completan una imagen elegante y aventurera; la mezcla blanco/negro le dan el toque deportivo.

En la vista lateral se ve perfectamente ese diseño coupé, línea ascendente y pronunciada caída de su techo con una marcada línea de cintura en forma de cuña. 

Cuenta con protecciones en las zonas más bajas y unas espectaculares llantas de 18 pulgadas, en negro con unos neumáticos 225/55 R18 que contrastan a la perfección con el color blanco de nuestra unidad.

La zaga destaca por su personalidad y por su diseño rompedor, con una luneta trasera partida en dos que une los pilotos de diodos ubicados en los extremos. En la parte baja, difusor en color plata y las protecciones de la carrocería.

Interior con un espacio sobresaliente

En cuanto a su interior nos fijamos primeramente en el salpicadero, materiales blando, muy agradables al tacto que transmiten una sensación de calidad.

La distribución de todos los elementos, botones, guardaobjetos,.. es ordenada, si es verdad que hay alguno que se escapa a nuestra visión, pero en general cuando te familiarizas con el coche, todo está mano.

En el salpicadero, nos encontramos con una pantalla flotante táctil de 7″ sobre la consola central, que podremos manejar con la mano o a través de un mando situado al lado de la palanca del cambio denominado Touchpad Controller.

Debajo de esta pantalla se ubica el climatizador y más abajo el botón ECO y puertos USB, a parte de una pequeña guantera donde depositar llaves o el móvil.

Nos ubicamos en el asiento del conductor, la verdad es que vas bastante elevado, lo que transmite mucha seguridad y confianza al conductor, además gracias a los reglajes eléctricos se acomoda a la perfección.

Nos encontramos un volante multifunción, con unas levas de gran tamaño tras él (para el cambio secuencial). A la izquierda del volante, nos encontramos con multitud de botones, en su mayoría para gestionar los diferentes asistentes de conducción (son una barbaridad los que incorpora).

Respecto a la visibilidad en general es muy buena, si bien es cierto, que ese diseño rompedor exterior, partiendo la luneta trasera en dos es muy llamativo, en la práctica resta algo de visibilidad al conductor.

Parte trasera espaciosa y habitable

Pasamos a las plazas traseras donde su acceso es muy cómodo, perfecto en altura para “colocar” a los más pequeños, y sorprenden por su amplitud.

Hay espacio de sobra tanto para rodillas como en anchura, aunque la altura del techo por ese diseño coupé que tanto nos gusta en el exterior, resta algo de confort si eres un poco más alto.

Pero para maximizar el confort de os más altos, los asientos tienen la posibilidad de regular el respaldo y de tener desplazamiento longitudinal (200 mm), lo que nos va a dar ese plus para ganar mayor comodidad o en su defecto de ganar espacio en el maletero.

La plaza central es estrechita, pero no es incómoda; el que no haya esa sobreelevación donde las piernas (el túnel central apenas se eleva), facilita su uso para adultos en momentos puntuales.

Además estas plazas traseras, para ser aún más cómodas, disponen de salidas de aire traseras, así como de un toma de carga de 12V.

Maletero justo pero suficiente

El maletero es quizá lo que menos me ha gustado del interior, lo veo algo escaso en capacidad, sobre todo porque yo tengo 2 chavales, y suelo cargar los maleteros a base de bien.

La capacidad que nos marca varía entre 359 y 466 litros (dependiendo de la posición de los asientos traseros). La bandeja de carga queda a ras y dispone de un doble fondo muy útil donde se guarda el kit antipinchazos, triangulos,.. y donde echamos de menos la rueda de repuesto.

La bandeja del maletero puede situarse en dos posiciones dependiendo de cómo llevemos los respaldos traseros, y su colocación es algo baja, lo que resta también capacidad.

Mitsubishi Eclipse Cross 150T buenas prestaciones y eficiente

La gama mecánica del Mitsubishi Eclipse Cross está formada únicamente por un motor gasolina 1.5T de 163 CV de potencia que puede ir asociado a un cambio CVT aut de 8 velocidades o una caja de cambios manual.

El motor gasolina denominado 150T es un bloque muy suave de 163 CV de potencia y 250 Nm de par que empieza a aflorar sobre las 2.000 rpm hasta las 4.500; Se comporta bastante bien a bajas revoluciones, siendo muy enérgico a la hora de apretar.

Nuestro motor incorpora caja de cambios CVT de ocho relaciones,  cómoda, suave, no es un cambio secuencial, ya que se trata de una caja de variador contínuo, pero tampoco es un cambio insulso.

Muy dinámico y prestacional

Nos ponemos en marcha con nuestro Mitsubishi Eclipse Cross y lo primero que nos sorprende positivamente, es el tacto tan firme que lleva de suspensión, algo nada común en estos SUV.

La insonorización a bordo está muy conseguida, aunque cuando aceleramos de manera enérgica, el coche es algo ruidoso.

Comportamiento en diferentes situaciones

Se trata de un coche muy cómodo para hacer viajes de largo recorrido, (hemos hecho unos 150 km de autopista, ya que por las restricciones no nos dejan movernos mucho), acelera de manera muy suave y te mantiene en marchas generalmente muy largas, aligerando el consumo. Además destaca por su aplomo y la sensación de seguridad que genera.

Cuando pasamos a carreteras algo reviradas, la mecánica responde de manera contundente en adelantamientos con reacciones rápidas. La dirección es bastante precisa, y si le apretamos algo más tiende a balancear un poquillo, algo previsible teniendo en cuenta que vamos en un SUV.

En ciudad se comporta de manera excelente, si bien es cierto que a veces da “tirones”, el cambio es una maravilla por suavidad y por mantener siempre una eficiencia máxima.

Off-road

Nuestra unidad además incorpora la tracción 4WD, que se puede seleccionar desde el botón Super All Wheel Control [S-AWC] y que nos da a elegir entre: AutoSnow (nieve) y Gravel (pistas).

A parte del Auto, hemos podido probar el modo Gravel y la verdad es que funciona de manera muy eficiente con una respuesta muy directa a las diferentes imperfecciones y pérdidas de adherencia del terreno.

Consumos

Resumiendo, el consumo medio de nuestra prueba ha sido de 8,3 litros a los 100 km. Una cifra algo elevada, pero que lleva el atenuante que apenas hemos pisado autovía (por las restricciones) y sí mucha carretera y ciudad.

Equipamiento muy completo y de alta gama

Nuestra unidad con la tracción total va asociada al acabado Kaiteki, que es el más completo dentro de la gama y que incorpora multitud de elementos, entre los que podríamos destacar:

  • Techo panorámico eléctrico
  • Asientos delanteros calefactables
  • Regulación eléctrica del asiento del conductor

Un vehículo muy seguro

Con el equipamiento tope de gama, Kaiteki, el Eclipse Cross presenta todo tipo de asistentes de seguridad y conducción:

  • Control de velocidad de crucero adaptativo (ACC)
  • Sistema de detección de ángulo muerto (BSW)
  • Sistema de alerta de tráfico trasero (RCTA)
  • Cámara de visión 360° (Multi Around Monitor)
  • Sistema de mitigación de aceleración no intencionada (UMS)
  • Faros full-LED
  • Aviso del ángulo muerto del retrovisor
  • Aviso de cambio involuntario de carril
  • Reconocimiento de señales de tráfico
  • Aviso de tráfico trasero

Gama y precios del Mitsubishi Eclipse Cross

Eclipse Cross 150T Challenge20.514 €
Eclipse Cross 150T Spirit21.851 €
Eclipse Cross 150T Motion23.732 €
Eclipse Cross 150T Motion Black Edition24.279 €
Eclipse Cross 150T Motion CVT24.475 €
Eclipse Cross 150T Motion Black Edition CVT25.022 €
Eclipse Cross 150T Kaiteki CVT 4WD30.167 €
Eclipse Cross 150T Kaiteki Black Edition CCS CVT 4WD31.209 €
A partir de marzo de 2021
Eclipse Cross 2.4 PHEV Motion Auto 4WD41.500 €
Eclipse Cross 2.4 PHEV Kaiteki Auto 4WD43.700 €
Eclipse Cross 2.4 PHEV Kaiteki+ Auto 4WD47.500 €
avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *