MAZDA 3

APELLIDO: SUAVIDAD EN MARCHA

Estamos ante un coche que representa la nueva generación de una Marca. El coche es el nuevo Mazda 3, y la marca es la japonesa “Mazda”. Este modelo tiene el objetivo de poner a Mazda en la boca de sus futuros clientes, y  desde luego parece que el Mazda 3 tiene armas más que suficientes para cumplir con esa misión.

Con la llegada del Nuevo Mazda 3 y Mazda 6 la firma Mazda ha puesto un toque exclusivo en su diseño, basado en la filosofía “Kodo”, el cual se ha unido a la tecnología de los motores SkyActiv (coches más eficientes). El conjunto “Kodo” y “SkyActiv” ha dado lugar al nuevo Mazda 3, un producto atractivo visualmente, así como muy eficaz en el apartado dinámico. Aunque lo más importante es que Mazda lo ha puesto a un precio muy asequible para que también sea competitivo en este apartado.

Su precio parte desde 14.450€ en el caso del Mazda3 1.5 100CV Pulse 5 puertas. Y este mes, el nuevo Mazda3 1.5 100CV Style + Pack Comfort por 16.430€. En el caso de la mecánica diesel de 150CV con cambio automático se sitúa desde los 23.000€. En todos los precios se incluye el plan Pive más el descuento promocional de la marca.

El Mazda 3 está disponible en dos tipos de carrocerías: 5puertas, y Sedan (4 puertas).

Nuestra unidad de pruebas tenía la carrocería de 5 puertas con el motor diesel de 150CV y cambio automático de 6 velocidades, y todo un elenco de sistemas en el equipamiento que hacen de este Mazda tres un coche, al que tenemos ganas de conocerlo más a fondo. Para ello sigue leyendo y sacaras tus propias conclusiones, además de leer lo que nosotros hemos podido percibir y sentir después de esta prueba.

11-06-2014//José Ruiz Moreno

DISEÑO

Lo primero que ves en nuestra unidad de prueba, es la sensación de ser más grande que sus rivales más directos, tiene un capo muy largo terminando en un frontal afilado. De perfil, unos marcados pasos de ruedas con llantas de 18 pulgadas le dan ese toque deportivo, pero sin llegar a exagerar. En cuanto a la zaga, un paragolpes envolvente y la doble salida de escape (uno salida por cada lado), poner la guinda de deportividad.

El Mazda3 5p mide 4,47 metros de longitud y el Mazda3 SportSedan 4,59 m. La longitud de la gran mayoría de los modelos contra los que compite es inferior. Así, un Volkswagen Golf 5p mide 4,25 m, es casi 20cm más corto que el Mazda 5 puertas. Por lo consiguiente la primera sensación queda aclarada, el Mazda 3 es más grande.

En el interior, se nota un salto cualitativo en cuanto a los acabados, así como en los materiales empleados. El salpicadero tiene un diseño moderno, sin muchos botones y con la una gran pantalla que ofrece información al conductor. Entre la información que ofrece esta la navegación, la cual ahora es mucho más visible que en la pequeña pantalla que tenía su antecesor. (Pincha aquí y lo comprobaras).

El diseño no solo está en su exterior, sino también está presente en el interior, como por ejemplo en el cuadro de instrumentos.

El cuadro de información central, es decir, el que se sitúa detrás del volante, tiene un diseño minimalista y muy sencillo. Cuenta con un cuentarrevoluciones como reloj principal, y la velocidad aparece en un recuadro más pequeño integrado en la parte inferior izquierda de este reloj. Es algo pequeña esta información del velocímetro digital, aunque queda suplida por el Head up display. El cual ofrece esta información proyectada en el parabrisas par que no tengas que aparta la mirada del frente. Esta combinación aparece en el Nivel de acabado Luxury, ya que en los acabados Pulse y Style tiene como indicador principal el velocímetro y, a su izquierda, una pantalla en el que se muestra un gráfico con las revoluciones del motor.

Al igual que el cuadro de instrumentación, hay dos tipos de pantallas para el salpicadero. En nuestra unidad de pruebas montaba una pantalla fija a color y con la posibilidad de manejo táctil (cuando el coche está detenido), desde un mando circular dispuesto entre los asientos o mediante órdenes vocales (estas dos últimas formas de manejo son posibles tanto a coche parado como en marcha). Por otro lado el segundo tipo de pantalla es monocromo, más pequeña y no es táctil.

Los asientos traseros están posicionados en forma de cuna (respaldo a más de 90º), de tal forma que al sentarte te da más espacio en la ubicación que queda para las piernas, aunque estos asientos hacen que sea algo más incómodo para entrar y salir a personas con movilidad más reducida. Como en la mayor parte de coches de este segmento no cuenta con una plaza trasera central excesivamente grande.

El maletero parte de 364 litros (419 en el SportSedan), una cifra por debajo de muchos rivales. Si se desea se pueden abatir los respaldos de los asientos posteriores y quitar la bandeja para aumentar la capacidad hasta los 1.263 litros. La boca de carga es generosa pero queda algo alta.

En resumen, un diseño por fuera con  tintes de deportividad, pero sin llegar a exagerar. Un interior distinto en cuanto al diseño de la instrumentación, esta, muy clara y fácilmente legible y con espacio para que 4 adultos vayan cómodos en cualquier trayecto.

PRESTACIONES

El Mazda 3 estreno en el momento de su comercialización como gran novedad, un motor gasolina SKYACTIV 1.5 litros de 100 CV de potencia, asociado a un cambio manual. Además también dispone dentro de su oferta de motores gasolina con dos niveles de potencia más. El SKYACTIV-G 2.0 litros con 120 y 165 CV, mientras que en la mecánica diesel solamente hay una variante common-rail denominada SKYACTIV-D de 2.2 litros y 150 CV de potencia (motor de nuestra unidad de pruebas).

Las dos transmisiones disponibles serán la SKYACTIV-MT manual de seis velocidades y la automática SKYACTIV-Drive, por convertidor de par y con un funcionamiento bastante rápido y efectivo. Por otro lado el motor Diesel de 150 CV y los de gasolina de 120 y 165  también se pueden pedir con una caja de cambios automática de seis relaciones.

El cambio automático SKYACTIV-Drive que equipaba nuestra unidad de pruebas supone un sobrecoste de 1.800 euros y después de haber estado probando este cambio, pensamos que por la comodidad, rapidez y buen funcionamiento que ha mostrado durante la prueba es una de las opciones a tener en cuenta si pensamos en comprar este coche.

Al arrancar un gran trabajo de insonorización, y cuando empezamos la marcha, la suavidad percibida con la que se mueve es simplemente fantástica. Esta suavidad, en parte, se debe a la caja de cambios automática que montaba esta unidad. Su funcionamiento es muy rápido y sin ningún tirón, pudiéndose utilizar también desde las pequeñas levas situadas detrás del volante.

Su mecánica ofrece una gran elasticidad, ya que empuja muy bien desde abajo (1000 rpm), hasta arriba (5.400 rpm). No es muy normal ver que un diesel llega hasta las 5.400 rpm y sigues sintiendo esa fuerza del motor. Lo normal en motores de este tipo es ver como a las 4.000 rpm desfallece, esto no es lo que sucede con el Mazda 3 que estaba en nuestras manos.

En ciudad es una de las zonas donde el Mazda 3 SKYACTIV-D de 2.2 litros con 150 CV, no se muestra gasto, su consumo no ha pasado de 6,3l/100Km. Su utilización sigue siendo muy flexible, dado que su energía no aflora sino pisamos a fondo el acelerador. Se mueve con rapidez en la urbe y su agilidad es latente en cualquier maniobra que nos pueda surgir.

Nos alejamos de la ciudad y para ello entramos en carretera. Aquí
pisamos el acelerador y la respuesta es automática, sale como un tiro. Tiene esa fuerza en el motor que quieres obtener para hacer una incorporación a la autovía, rápida y sin molestar a nadie. Si quieres salir por delante del coche que circula por ella, está a tu alcance. Pisas el acelerador y el cambio reduce rápidamente una o dos marchas, hasta encontrar la marcha perfecta para que no tengas problemas de potencia y dar la respuesta que estas pidiendo.

Circulando por carretera es un coche aún menos gaston y sus consumos bajan hasta 4,5l/100Km al circular llaneando a una velocidad constante de 100Km/h. Al ir sentado detrás de su volante y llevar kilómetros a tu espalda, notas relajación y tranquilidad. Por un lado, un cuadro de instrumentación tan minimalista, y por otro la suavidad y ausencia de ruidos o vibraciones, dan la sensación de paz y tranquilidad. Esta sensación también es ayudada por la estabilidad que muestra tanto a velocidades legales como por encima de estas.

Abandonamos la autovía y nos dirigimos a tomar una coca cola, pero el sitio está en la cima de una montaña, la cual subimos con el Mazda3. En curvas el cambio de apoyo es extraordinario y la recuperación de velocidad es aún mejor, pero insisto sobre todo la suavidad con la que sube de vueltas es digno de mencionar una y otra vez.


EQUIPAMIENTO Y SEGURIDAD

Está disponible en tres niveles de acabado, denominados comercialmente por la marca como: Pulse, Style y Luxury. “Pulse” es el acabado más básico aunque el nivel de equipación de serie es bastante extenso.

Luxury de serie, incluye el sistema de sonido Bose, climatizador dual, control de velocidad, Head Up Display, llantas de aleación de 18 pulgadas, asientos delanteros térmicos, puerto USB, bluetooth, ordenador de viaje, faros de xenón, alerta de objetos en ángulo muerto (RVM), sistema de acceso sin llave, arranque por botón, sensores de parking delanteros y traseros, luces diurnas por LEDS y la habitual dotación en seguridad.

 En opción están disponibles el Pack Safety (control de crucero adaptativo + frenada de emergencia + sistema alerta de cambio de carril + sistema de iluminación adaptativa y control de luces automático, todo ello por 2.000 €), el Pack Cuero (con asientos eléctricos, por 3.500 € e incluye Pack Safety), el sistema de navegación (400 €) y la pintura metalizada (450 €) o especial (600 €).

En cuanto a la seguridad, presenta el i-ACTIVSENSE, que abarca todas las tecnologías para prevenir y mitigar los daños en un accidente. Entre otros elementos se encuentran, el control de crucero adaptativo, avisador de cambio de carril involuntario y ángulo muerto, frenada de emergencia, detector de distancia de seguridad (entre 15 y 200 km/h) con indicadores sonoros y visuales, precarga de freno de emergencia, frenada de emergencia automática en ciudad (entre 4 y 30 km/h), ABS, distribución electrónica de la fuerza de frenado, asistencia a la frenada EBA, control de estabilidad DSC y control de tracción TCS.

Opcionalmente puede equipar luces de largo alcance automáticas, iluminación delantera adaptativa, asistente de arranque en pendiente.

A FAVOR:
-Comportamiento Dinámico.
-Rapidez de respuesta del cambio automático.
-Diseño exterior e interior.

EN CONTRA
-Plaza central trasera.
-Capacidad del Maletero, algo más pequeño que el de sus rivales más directos.

Mazda 3
Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3Mazda 3

Cada uno tiene su pasión. La mia desde pequeñito era leer las revistas de coches, ahora soy yo el que escribe de lo que se, para que otras personas puedan aficionarse a este mundo como yo lo hice en su día, ademas de mantener informados al resto de lectores.
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *