Prueba Polestar 2 Long Range Dual Motor Performance Pack, sobresaliente

Prueba Polestar 2 Long Range Dual Motor Performance Pack, sobresaliente

Hace apenas un mes tuvimos en nuestras manos el Polestar 2 en su versión Long Range Single Motor y para esta ocasión nos hemos puesto al volante del Long Range Dual Motor Perfomance Pack, que promete gran autonomía además de unas sensaciones deportivas sobresalientes.

Si para el Polestar 2 Long Range Single Motor (prueba) su rival más directo era el Model 3 de Tesla al que supera sin contemplaciones, en esta ocasión aparecen el BMW i4 o el Jaguar I-Pace, (ambos vehículos más caros pero no de mejores prestaciones o dimensiones), aunque creo que parten en bastante desventaja en líneas generales, y eso que no dejan de ser buenos productos.

El Polestar 2 tiene unas medidas de 4,6 metros de largo, 1,86 metros de ancho y 1,48 metros de alto y una distancia entre ejes de 2,73 metros.

Precios

Standard Range Single motor445 – 478 km 47.190 euros
Long Range Single motor 515 – 551 km50.190 euros
Long Range Dual motor 455 – 487 km53.190 euros
Estos precios van con las ayudas del Plan MOVES III incluidas

Y todo ello con estos servicios incluídos:

  • 3 años de servicios conectados
  • 50.000 km o 3 años de mantenimiento
  • 3 años de asistencia en carretera
  • Vehículo con 3 años de garantía o 100.000 km

Podríamos volver a hablaros del diseño exterior, el interior, la capacidad de carga, conectividad, pero creo que es mejor que lo leáis en la prueba del Polestar 2 Long Range Single Motor, y que vayamos en esta prueba, al meollo de la cuestión que es la motorización y su dinámica, aunque al final de la prueba, os dejaremos unas pinceladas generales del diseño e interiores del Polestar 2.

Long Range Dual Motor

Así se llama la versión que hemos conducido esta semana, Long Range Dual Motor, se trata de dos motores eléctricos con una batería de 78 kWh (75 kWh netos) con una potencia total de 300 kW y 660 Nm de par motor y homologando una autonomía de entre 450 y 487 kilómetros.

Apellido Performance Pack, ¿qué trae consigo?

Además de ser la versión más potente, gracias al Performance Pack, incorpora un chasis más dinámico, a las suspensiones delantera (McPherson) y trasera (de paralelogramo deformable) se las incorpora unos amortiguadores especiales, Öhlins Dual Flow Valve de 22 posiciones regulables a base de clics, desarrollados específicamente para este vehículo, que le dan un plus extra de confort y sin perder aplomo y deportividad.

Otro de los elementos que se añaden, unas llamativas pinzas de freno de aluminio doradas Brembo de 4 pistones (en la parte delantera) ocultas tras unas llantas forjadas de 20 pulgadas de diseño específico.

Y por último, y puede que sea lo más llamativo, con el Performance Pack, Polestar desbloquea en tu Polestar 2 con una actualización del software, un incremento de potencia que se encuentra capado de fábrica, llegando a los 350 kW/476 CV de potencia y un par motor de 680 Nm.

Para que os hagáis una idea de la fuerza del Polestar 2 Long Range Dual Motor Performance Pack, es capaz de remolcar hasta 1.500 kg.

En marcha

Después de todo lo contado anteriormente es el momento de ponerse en marcha y marcarnos una buena ruta. El Polestar 2 no tiene botón de arranque y con solo poner la palanca en D y pisar el acelerador, el coche se pone en marcha.

El chasis del Polestar 2 es firme, su amortiguación filtra bastante bien todas las irregularidades del terreno, aunque a veces, según por dónde pases, puede parecer dura.

Después de algo más de 150 km por autopista, el Polestar 2 nos deja constancia de su gran confort, un aislamiento acústico impresionante, y una sensación de que puedes hacer kilómetros y kilómetros y no notarlo en el cuerpo.

Además con un gasto de apenas 20 kWh/100 km, el consumo es bastante contenido, lo que se traduce en una autonomía muy buena.

En carretera, es harina de otro costal

Este refrán encaja a la perfección, porque es pisar el acelerador a fondo, y el Polestar 2 se propulsa cual misil; que esto ocurre con la mayoría de los vehículos eléctricos, sí, pero con los 680 Nm de par y los 476 CV de potencia, estamos a otro nivel; con los dedos de las manos se pueden contar los coches que pueden alcanzar este nivel de aceleración.

En el momento de pisar el acelerador, el asiento te engulle, y es tal la sensación, que te dan ganas de dejar pisado el pie hasta el fondo, a ver hasta donde llega (y no rebaja la aceleración ni un segundo).

Es aparecer las curvas, y el Polestar como que se alegra de verlas, sin brusquedades, con un chasis dinámico que le mantiene inamovible, y que hace que vaya literalmente como si fuera por raíles.

En estas situaciones, lo más aconsejable es que llevemos la dirección “dura” para que los neumáticos transmitan, y llevemos más seguridad al volante.

Nada de inercias, ni de balanceos, ni de perezas, los sistemas de asistencia a la conducción ayudan y mucho. El Polestar 2 entra fino, no se mueve de la trazada (a no ser que nos colemos y en la corrección te puedes llevar un susto), y en el momento de acelerar con ganas, agarra y se dispara, clavándonos en el asiento.

Frenada al nivel de la aceleración

A la hora de frenar en cualquier situación, con el sistema de regeneración de la frenada es posible que incluso sin tocar el pedal del freno, consigamos la frenada deseada y el Polestar 2 vaya por su sitio, (gracias a sus diferentes niveles que podemos configurar al momento).

Pero si necesitamos frenar con el pedal, entran en funcionamiento los frenos Brembo, sinónimo de eficacia y que funcionan a la perfección, clavando el vehículo si es necesario.

Consumos

El consumo medio obtenido en nuestra prueba ronda los 24 kWh/100 km, unas cifras buenas de consumo. Es difícil bajar de los 20 kWh/100 km de consumo (aunque en la M30 conseguimos una media de 14 kWh/100 km) con lo que la autonomía se cifra en algo menos de 400 km de autonomía.

Conclusiones

Si el Polestar 2 LR SM nos cautivó, esta versión Long Range Dual Motor Performance Pack, no se ha quedado atrás, superándolo en algunos aspectos.

Una dinámica sobresaliente capaz de transmitir al conductor una experiencia inolvidable, una autonomía, conduciendo sin ser eficientes del todo, que ronda los 380 km reales, y además como en el LR SM, un equipamiento y habitabilidad muy completo.

Y todo ello, por poco más de 50.000 euros, creo que poco más se puede pedir a un vehículo eléctrico. Y poco o nada hay en el mercado, que te dé lo mismo o más por menos precio.

Polestar 2

Diseño exterior

Estética a que mezcla el diseño de una berlina media y un SUV (ligeramente elevado 15 cm), y una apariencia muy sugerente y atractiva.

En el lateral, carrocería fastback con plásticos negros (típico de los SUV), con tiradores en las puertas no escamoteables (algo raro) y en la parte inferior delantera un adhesivo con la configuración del motor. Destacar el diseño de los retrovisores sin marco, que consiguen mejorar la aerodinámica del vehículo y son muy originales.

La parte trasera tiene un gran parecido con sus hermanos de Volvo aunque la firma lumínica, que se une por la parte inferior le da identidad propia.

Interior amplio y muy cómodo

El Polestar 2 tiene un interior muy acogedor y minimalista con poca presencia de botones físicos. Presenta una mezcla muy equilibrada de diferentes materiales (todos reciclados) y texturas, con superficies blandas muy agradables al tacto.

Gran confort en las plazas delanteras, con unos asientos agarran a la perfección, configurables eléctricamente pudiendo conseguir una posición de conducción óptima.

El Polestar 2 tiene un interior muy acogedor y minimalista debido a la poca presencia de botones físicos. Presenta una mezcla muy equilibrada de diferentes materiales (todos son reciclados) y texturas, con superficies blandas muy agradables al tacto.

Dentro de las similitudes con Volvo el puesto de conducción, la instrumentación y el volante son casi los mismos.

Las plazas delanteras presentan un gran confort con unos asientos que agarran a la perfección configurables eléctricamente (sorprendentemente en un eléctrico) y con todos los mandos a mano.

El confort en las plazas trasera es notable, aunque el voluminoso túnel de transmisión central incómoda al inquilino del asiento central. Polestar ha decidido que parte del paquete de baterías se ubique ahí y no en el maletero.

Para mayor confort en la parte trasera, incorpora 2 tomas de aire, conexiones USB, y los botones de asientos calefactables para los asientos de los extremos.

Buena capacidad de carga

El Polestar 2 Long Range Dual Motor incorpora 2 maleteros uno en la parte delantera de 41 litros, donde meter los cables de carga, y otros elementos pequeños y otro en la parte trasera de 405 litros de capacidad, con una boca de carga enorme.

El maletero es ampliable si abatimos los asientos traseros (60/40). Además es compartimentable gracias a diferentes soluciones muy prácticas y con un doble fondo de bastante capacidad.

Conectividad a bordo

Todo se maneja desde la pantalla central de 11 pulgadas que Polestar en colaboración con Google han creado el primer vehículo del mundo con el sistema operativo Android Automotive nativo.

Fácil manejo, muy buenos gráficos y un control por voz bastante eficaz. Menús claros y rápidos de funcionamiento, además de ser muy personalizables.

El sistema multimedia Android nos permite utilizar y gestionar cualquier aplicación de Google, ya sea Maps o bajar aplicaciones del Play Store. Además incorpora un práctico organizador de viajes para coches eléctricos.

Equipamiento y seguridad

Todas las variantes comparten el mismo equipamiento de serie, bastante completo con faros de LED (opcionalmente matriciales), Digital Key que permite abrir y acceder al coche con el smartphone sin necesidad de llave fija, pantalla vertical de 11 pulgadas, cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas o el sistema multimedia de Google.

Se puede complementar con tres paquetes distintos: Plus Pack, Pilot Lite Pack y Performance Pack (nuestra unidad).

Frenada regenerativa

Puede resultar bastante raro, pero muchas veces lo sencillo, es lo mejor. En el Polestar 2 no hay programas de conducción como tal; aunque sí se pueden modificar la asistencia de la dirección y la frenada regenerativa.

La gestión de la frenada regenerativa es personalizable en tres modos diferentes, siendo el más enérgico el denominado Sistema ONE-Pedal, llegando el coche a detenerse sin necesidad de pisar el freno.

En cuanto le pillas tranquillo, con regular la intensidad con la que pisas el acelerador, el vehículo se va frenando en mayor o menor medida, y sin cambiar el pie de pedal.

Recargando el Polestar 2 y consumos

A 11 kW, en ocho horas tenemos cargado nuestro Polestar 2, aunque si nos vamos a un cargador rápido de 155 kW, la carga de la batería pasa del 0 al 80% en 35 minutos(En un enchufe doméstico cargamos del 20% al 90% en 14 horas).

Con la experiencia adquirida de Volvo y viendo cómo se mueve el mercado, Polestar amplia la familia en breve con el Polestar 3 (SUV) y despues llegará el Polestar 5 (Turismo Gran Coupé), con lo que abarcará los 3 segmentos más importantes de vehículos eléctricos, lo que la posicionará seguramente cómo la mejor marca de vehículos 100% eléctricos del mundo.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *