TestDrive – Lexus ES 300h, para disfrutar de una experiencia única

TestDrive - Lexus ES 300h, la duda entre conducir o que te lleven

Esta semana nos hemos puesto a los mandos del Lexus ES 300h, la berlina híbrida premium japonesa, construida sobre la plataforma GA-K y que se muestra como uno de los modelos más llamativos y elegantes del segmento (que tiemblen las berlinas europeas).

Presenta una mezcla perfecta entre un coupé del que coge su silueta, el que sea un modelo más bajo y una berlina de alta gama, con su línea elegante, amplitud y anchura para mejorar el confort.

Precios de partida

ES 300h ECO47.900 euros
ES 300h Premium52.900 euros
ES 300h F SPORT65.700 euros
ES 300h Luxury72.200 euros

Diseño exterior revolucionario

Estéticamente el Lexus ES 300h es una berlina imponente. Cercano a los 5 metros de longitud, 1,86 m de anchura y 1.44 m de altura, presenta una figura muy estilizada, baja y aerodinámica.

El ES 300h (que sustituye al anterior GS) presenta un frontal extremadamente agresivo (nada que ver con sus homólogos del segmento alemanes) línea de capó baja y faros estilizados con una doble punta de flecha hacia la enorme parrilla delantera con un entramado de lamas verticales.

La vista lateral es espectacular, silueta coupé, y es una elegante berlina, donde llaman la atención las enormes llantas de 19″ y un elegante y discreto alerón pegado a la tapa del maletero.

En la trasera, la imagen es poderosa, bastante discreta en su diseño donde sobresalen los faros de enormes dimensiones y partidos por el capó trasero y con un portón de maletero de apertura automática.

Interior de gran calidad

El Lexus ES 300h presenta una calidad de sus acabados excelentes. Materiales de primera calidad que se perciben y se sienten al tacto, los plásticos son blandos, y con ajustes y costuras hechas a mano, sencillamente perfectas.

El interior, lejos de ser el típico clásico de algunas berlinas, presenta personalidad propia, con detalles no vistos anteriormente y cargado de tecnología y pensado para el confort.

El volante es grande teniendo en cuenta la moda actual, regulable eléctricamente en profundidad y altura, de 3 radios, con manetas para el cambio (Modo S) y multifunción.

Al principio puede ser un lío de botones, pero rápidamente te adaptas a todas las posibilidades que nos da de controlar diferentes cosas del vehículo.

Tras el volante nos encontramos algunos botones que son de difícil acceso, como puede ser el del freno de mano, que está bastante oculto en la parte derecha (bajo el botón de arranque) y los botones de manejo de intensidad de brillo de la pantalla (que apenas se usa) y el de ODO TRIP.

En la puerta se ubican los elevalunas eléctricos, el cierre centralizado y el mando de control de los retrovisores digitales.

Frente a nosotros se presenta un cuadro de mandos con dos pantallas digitales e indicadores analógicos. Justo por encima, sobresalen a cada lado unos mandos giratorios, el de la izquierda, desconecta el control de tracción y el de la derecha se encarga de seleccionar el modo de conducción (ECO, Normal o Sport) y también está el Head Up Display que se proyecta sobre el parabrisas.

Miramos algo más a la derecha y nos encontramos con una enorme pantalla de 12,3 pulgadas que alberga el sistema de infoentretenimiento, con unos gráficos muy trabajados y de gran definición. Este sistema cuenta con Android Auto y Apple CarPlay, se activa con las diferentes cámaras y funciona a la perfección.

Cuadro central

Por debajo de la enorme pantalla nos encontramos una zona que aglutina los mandos de climatización bi-zona (con dos pantallitas de temperatura), muy intuitivos y de fácil acceso y los mandos de la radio.

Más abajo están los botones de climatización y calefacción de los asientos, así como el de la temperatura del volante y el mando que controla la cortinilla de la luneta trasera. Por debajo una entrada de CDs del sistema de audio Mark&Levinson.

De aquí pasamos al túnel central. En primer lugar una pequeña guantera con espacio para una botella, dos tomas USB y un AUX. Seguidamente el cambio automático con sus botones EV y HOLD y a su derecha el TouchPad, que para muchos es un engorro, pero a mi me parece que tiene un uso bastante fácil y de rápida ejecución (para gustos los colores como dicen).

Y para terminar, otro pequeño hueco portabojetos y una enorme guantera de apertura simétrica por cualquiera de los asientos delanteros, donde se ubica un cargador inalámbrico y se pueden guardar objetos de mayor tamaño.

Un detalle que notamos “raro” fue que las luces de cortesía ubicadas en el techo, en la parte delantera funcionan por sensor y sin embargo las traseras para encender y apagar, hay que pulsar un botón.

Plazas delanteras

Sientes donde te sientes, delante, detrás, conduciendo,… en este Lexus ES 300h vas a ir muy cómodo.

En primer lugar probamos los asientos delanteros, comodidad elevada a la máxima expresión, estos asientos, tanto conductor como acompañante, son regulables eléctricamente, con un mullido perfecto, muy cómodos, con regulación lumbar, ampliación en las piernas para personas más altas, ventilados, calefactados, mejor incluso que en el sillón de casa.

Otra particularidad de este vehículo, y que muestra su vocación de vehículo de representación, es que el asiento del copiloto pude ser regulado longitudinalmente y la inclinación del respaldo desde el asiento del conductor (es claramente para uso por parte del chófer para mayor comodidad del pasajero trasero).

El techo solar es eléctrico, no panorámico, y la cortinilla hay que cerrarla de manera manual.

Plazas traseras

Nos vamos a las plazas traseras y más de lo mismo, pero con mucho más espacio tanto longitudinalmente como en anchura. Para cuatro personas es un coche muy cómodo; asientos calefactables, regulables en la inclinación del respaldo, amplios, muy, muy cómodos.

Si van 2 ocupantes en las plazas traseras, su puede desplegar el reposabrazos central, que alberga una gran sorpresa en su interior.

Tienes los controles de climatización de la parte trasera (con regulación de la temperatura), los botones de calefacción de ambos asientos, la cortinilla de la luneta trasera, una enorme guantera, y dos posavasos ocultos en la parte frontal; y como punto final el poder regular el sistema de audio.

La plaza central trasera, se ve penalizada en las piernas por el tunel central que está elevado, pero está bastante lejos de ser incómoda.

Decir también que las ventanillas traseras presentan la particularidad de llevar 2 cortinillas parasol. Una para la ventanilla principal y otra para la zona de cristal más pequeña con anclaje horizontal.

La cortinilla trasera es eléctrica, y se puede manejar tanto desde la parte delantera y de la trasera y además al poner marcha atrás se baja para mejorar la visibilidad trasera. Una vez ponemos la marcha en D, vuelve a colocarse.

El conjunto de cortinillas que se ubican en las plazas traseras hace que el sol y sobre todo el calor deje de ser molesto, ya que genera una sensación de sombra que en estos días que se avecinan, será muy de agradecer.

Maletero

Mi único pero (pero pequeño) a este vehículo, y es más por gustos personales. Personalmente soy más de maleteros que abran con cristal (5 puertas), por aquello de que sean más funcionales, ya que son más accesibles y más fáciles de cargar, que maleteros que sólo abran el portón (4 puertas).

La boca de carga es algo pequeña, lo que puede dificultar la carga de objetos grandes y también alcanzar objetos pequeños que estén al fondo.

Quitando lo anterior, el maletero tiene un tamaño enorme, es muy profundo y ancho, con un total de 454 litros, y no hay narices a llenarlo entero de maletas.

Ante la imposibilidad de abatir los asientos, tienes la posibilidad de acceder a la parte trasera del vehículo gracias a una trampilla, y que puede venir de lujo, sobre todo en invierno, cuando llevamos material de esquiar.

Además tiene un hueco bajo el piso del maletero para llevar objetos más pequeños y que sean de obligado cumplimiento llevar, como son los triángulos, herramientas, Kit, luz de emergencia,…

Equipamiento

Como novedad más significativa para la gama 2021, es la inclusión de los nuevos niveles de equipamiento Premium y Luxury, que se unen a los ya existentes ECO y F-Sport.

Premium

Se trata de un acabado intermedio, e incorpora de serie llantas de aleación de 18 pulgadas, volante calefactado o cargador inalámbrico para smartphones, además de ampliar la equipación de seguridad con el sistema de detección de ángulo muerto (BSM) y la alerta y freno por tráfico posterior (RCTAB).

También incorpora un nuevo sistema multimedia con pantalla de 12,3 pulgadas, compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Raro, pero la pantalla no es táctil, la interacción con el sistema se realiza mediante órdenes de voz o a través del touchpad, fácil de usar y rápido de movimientos.

Luxury

Este acabado es el que equipa nuestra unidad y se trata del acabado tope de gama. Entre los diferentes elementos destacan:

  • Estrena en exclusiva la gran novedad de esta actualización, los retrovisores digitales.
  • Compatibilidad Apple CarPlay™ y Android Auto™
  • Lexus Safety System +
  • E-Call
  • Faros Multi-LED
  • Navegador Connected
  • Sistema de Sonido Mark Levinson® PurePlay, 17 altavoces
  • Llantas de aleación Luxury 45,7 cm (18″) (235/45 R18)
  • Asientos delanteros calefactados y ventilados, asientos traseros calefactados
  • Climatizador eléctrico 3-zonas con sensor de humedad
  • Tapicería de cuero semi-anilina
  • Volante de cuero y madera de tres radios, calefactado con mandos integrados
  • Sistema de Detección de Ángulo Muerto (BSM)
  • Cámara de aparcamiento con visión 360º
  • Head-Up Display (HUD)

Retrovisores digitales

El dispositivo de Lexus emplea dos cámaras alojadas en unas finas carcasas aerodinámicas integradas perfectamente y que además llevan incorporadas las luces de intermitencia.

Gracias a la forma que tienen (la cámara está como metida hacia dentro) evita que en días de lluvia (como los que nos ha tocado), se queden gotas que dificulten la vista. Tienen la particularidad que como todo retrovisor, al cerrar el coche, se pliegan.

En el interior, nos encontramos con dos monitores a color de gran definición de 5 pulgadas que se sitúan en la base de ambos pilares A, un lugar perfecto para su visualización.

Necesitamos un poco de tiempo para habituarnos, pero una vez conseguido son simplemente perfectos, además eliminan los tan peligrosos ángulos muertos y nos proporcionan una gran visibilidad trasera.

El sistema de Lexus permite hacer algunos ajustes como el nivel de brillo o la retracción automática de las cámaras, mediante unos controles en el panel de la puerta del conductor.

El sistema en movimiento

En trayecto, aparecen unas líneas guía horizontales (azules) que nos ayudan a mantener el centro de la calzada. Además para evitar deslumbramientos de los coches que vienen por detrás, gracias a un sensor de luminosidad reduce automáticamente el deslumbramiento.

Cuando se activan los intermitentes o seleccionamos la marcha atrás, los retrovisores digitales cambian la vista automáticamente para proporcionar una imagen con más angular, es decir, nos proporciona una visión ampliada del entorno que facilita las maniobras.

En el caso de marcha atrás además se activan unas líneas (azules y rojas) que nos indican a la perfección las distancias, marcando las distancia de seguridad del coche.

Sistema de Sonido Mark Levinson®

Se trata de un sistema de sonido Premium Surround de 17 altavoces hecho a medida para el Lexus ES 300h, que ofrece una calidad de sonido de altísima calidad y que es uno de los mejores del mercado.

Un salón rodante

El gama Lexus ES 300h incorpora tan sólo un bloque motor, que consiste en un sistema híbrido asociado al motor de gasolina de ciclo Atkinson de cuatro cilindros y 2,5 litros y 178 CV de potencia y 221 Nm de par funcionando en conjunto con un motor eléctrico, de 120 CV de potencia y 202 Nm de par motor y una batería de hidruro de níquel-metal.

La cifra de potencia se queda en 218 CV de potencia y las baterías están colocadas bajo los asientos traseros. Con estas particularidades, el Lexus ES 300h recibe la etiqueta ECO.

El coche arranca siempre en modo eléctrico y podremos hacer unos 2 km como mucho en modo EV. Y siempre que puede conecta el motor eléctrico para ir en modo 0 emisiones.

Cambio CVT

Es una de las pegas que siempre ponemos es el tipo de cambio, CVT de tipo variador contínuo, aunque en este Lexus, gracias a esa increíble insonorización, este cambio se nota agradable de conducir y suave en todas sus reacciones.

Si bien es cierto, que cuando se sobreacelera y pretendemos adelantar rápido, la sonoridad del motor se incrementa sensiblemente. Aquí el cambio funciona a la perfección y el MODO S, funciona de manera muy efectiva.

Confort elevado a la máxima expresión

¿Y porqué digo esto? Porque tanto conduciendo el vehículo, como siendo uno de los pasajeros del “salón” de la parte de atrás, este vehículo es una maravilla.

En primer lugar, la insonorización, uno de los puntos en los que más han trabajado los japoneses; el Lexus ES 300h presenta un habitáculo perfectamente aislado acústicamente del exterior.

En segundo lugar, la comodidad a bordo, gracias a las suspensiones con un tarado eminentemente de confort, el Lexus ES 300h presenta un sistema blando de suspensiones y muy, muy suave.

Opcionalmente puede contar con suspensiones adaptativas, pero para un coche de estas características es algo evitable, ya que en ningún momento el vehículo invita a hacer una conducción deportiva.

En movimiento. La duda de si conducir o mejor que te lleven

En carretera, en zonas de curvas, el Lexus ES es para ir con sosiego y calma, no pretendamos hacer una conducción deportiva, porque no está hecho para eso, sino para devorar kilómetros de la manera más cómoda, la frenada es enérgica desde el primer momento que pisas.

Esta comodidad en marcha, suspensión blanda el habitáculo, nos hace decantarnos porque nos lleven en autopista y nos digan que sensanciones les produce el coche.

Sencillo de conducir, suave de movimientos, cómodo, sin ruidos molestos y absorbiendo muy bien las imperfecciones de la carretera. ¿En la parte de atrás? Como si estuviéramos en el sofá de casa.

Consumo más propio de un compacto

Uno de los puntos que más nos ha sorprendido es el consumo de combustible. Teniendo en cuenta que estamos ante una berlina que supera los 1.600 kg y con un motor de gasolina de más de 200 CV de potencia, se consigue un consumo muy ajustado y sin necesidad de hacer una conducción enfocada al consumo.

En una conducción normal, en carretera y en autopista, subiendo puertos, adelantando,.. el ordenador de a bordo nos ha marcado una media de 5,8 L/100 km, (después de nuestro paseo por autopista marcaba unos espectaculares 5,4 L/100 km) sorprendente y aplaudible.

En resumen, Lexus ha hecho un trabajo excelente en esta berlina, diseño rompedor, interior sobresaliente, motor de gran rendimiento y eficiencia, últimos sistemas de tecnología y seguridad y se ubica en un segmento con rivales tan duros como el Audi A6, el BMW Serie5, Volvo S90 o Jaguar XF, que ya se pueden preocupar por este Lexus ES 300h, ya que poco tiene que envidiar a estos.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *