Jeep Compass el SUV compacto con más capacidad 4×4

Jeep Compass el SUV compacto con más capacidad 4x4

Segmento SUV, un segmento dominado por los modelos 4×2, donde el Nissan Qashqai, el Hyundai Tucson y el Seat Ateca dominan con mano de hierro, es un segmento donde cada vez se demandan más 4×4, que suban algo más, que nos permitan más aventura.

En estas aparece el Jeep Compass, el SUV con posibilidad de 4X2 y 4×4. Siempre que piensas en la marca Jeep, te viene a la cabeza un vehículo todoterreno, para ir por donde nadie pueda ir.

Comparte plataforma con el Fiat 500 X y el Renegade, pero el tamaño del Compass es mayor para entrar de lleno en el segmento C-SUV y dejar el B para su hermano pequeño (Jeep Renegade).

Con una carrocería elevada (La altura libre al suelo de 21,5 cm), las típicas protecciones para la carrocería, se trata del único SUV que ofrece versiones con tres tipos de tracción diferente -uno 4×2 y dos 4×4.

PRECIOS

Los precios parten de los 19.500€ para el acabado Sport con el motor 1.4 Multiair de 140 CV y tracción 4×2. Este acabado no da opción en motores diésel. Para el siguiente acabado, Longitude, los precios parten de los 27.930€ para el mismo motor y en motores diésel los precios parten de los 30.274€.

El acabado Limited tiene un precio de partida de 31.680€ con el moro de 140 CV y tracción 4×2, llegando a los 38.280€ para el moro de 170 CV 4×4 y AUTO9. En motorizaciones diésel los precios superan los 40.000€, teniendo nuestra unidad un precio de partida de 40.634€ (2.0 Multijet II de 140 CV 4×4 Active Drive Auto 9).

La versión especial Night Eagle tiene un precio de partida de 29.430€ para el motor de 140 CV y tracción 4×4 hasta los 38.294€ del motor diésel de 140 CV 4×4.

Y por último el equipamiento más de campo denominado Trailhawk alberga un solo bloque motor diésel 2.0 Multijet II de 170 CV 4×4 AUTO9 con un precio de partida de 43.067€.

Con unas ofertas actuales, el Jeep Compass está disponible desde los 19.400€ con 4 años de garantía o con el EASY PLAN desde 220€/mes.

EXTERIOR

La vista frontal, mantiene las siete ranuras propias de los nuevos Jeep, con esos marcos cromados, y junto a los faros presenta una parrilla tradicional calcada a sus hermanos mayores, dando sensación de robustez, diseño moderno y dinamismo. Los marcos de las ópticas LED, con un perfil en negro, añaden personalidad al frontal.

Los paragolpes están bien definidos en sus extremos con un símil de toma de aire donde se ubican los antiniebla y los intermitentes. La zona inferior en plástico le da ese toque campero que además acentúa esos excepcionales 16,8 grados del ángulo de ataque.

La vista lateral podemos ver ese cambio tan radical en su diseño, menos cuadradote y más redondeado (línea más al gusto europeo que al mercado americano), ahora la línea del techo es más aerodinámica, y junto con otros elementos presenta una vista muy atractiva.

La trasera también es radicalmente opuesta a lo que era, mejora su aspecto visual enormemente, las ópticas LED más finas y rectangulares le confieren un diseño más moderno.

INTERIOR

El interior del Jeep Compass también ha mejorado mucho (al igual que su exterior ahora más del gusto europeo) destacando los materiales, acabados y su habitabilidad. Nuestra unidad de pruebas tenía el nivel de equipamiento Limited, contaba con una tapicería de cuero en asientos y en los guarnecidos de las puertas. También, a destacar la buena calidad del plástico de tacto gomoso empleado para el salpicadero.

La buena disposición de los mandos nos permite no distraernos a la hora de tener que accionar alguno de ellos. Si me resultó algo curioso la rueda del volumen del audio, puesto justo donde están los mandos de la calefacción puede dar lugar a error al manejarlo.

Salpicadero

Aun así, desde la posición del conductor se siente todo a mano y con un buen grado de comodidad. La sujeción en los asientos es muy buena y el confort de marcha es muy agradable, sobre todo, en viajes de largas distancias.

Las plazas traseras son generosas, incluso en su configuración de 5 plazas, si bien es cierto que las laterales son bastante más cómodas y el que apenas sobresalga el túnel central da un plus de comodidad a la central. El acceso al habitáculo es muy bueno, las puertas se abren hasta llegar casi a los 90º y en el caso de tener niños pequeños y tener que manejar sillas, es muy cómodo y rápido su colocación.

El maletero tiene un portón eléctrico opcional, con el botón de cierre situado en el pilar C que facilita la maniobra, y tiene una capacidad de 368 litros con rueda de repuesto. Sin rueda de repuesto crece 100 litros más, aunque está un poquito por debajo de sus más directos competidores. Si bien es cierto que el umbral de carga lo tiene un poco alto, como todos los SUV, la boca de carga es muy grande, y se puede cargar de todo con mucha facilidad.

COMPORTAMIENTO

Nuestra unidad va equipada con el motor 2.0 litros Multijet II diésel de 140 CV de potencia, asociada a una transmisión automática de 9 velocidades con convertidor de par y tracción a las cuatro ruedas (sin reductora), que a 1.750 rpm ya entrega 350 Nm de par, y cuya respuesta es muy progresiva.

La configuración de la caja de cambios automática de 9 velocidades y convertidor de par está enfocada al confort de marcha y para obtener el mayor grado de eficiencia. Si demandas potencia reduce dos o tres marchas de golpe para posicionarse en la relación adecuada, dado que tiende siempre ha ir en la marcha más elevada posible, para optimizar el consumo.

Cuando se utiliza el modo manual (solo se puede cambiar de marchas a través de la palanca de cambios, no hay levas).

Por comportamiento, el Compass apuesta más por la comodidad que por la agilidad. En general, es un coche con un buen aplomo y unas reacciones seguras. La dirección es suficientemente precisa y los frenos cumplen perfectamente. La suspensión tiene un tarado más bien blandito, para obtener más confort y sin llegar a ser blanda del todo, conteniendo los balanceos de la carrocería en las curvas y reteniendo bien las inercias.

El Jeep Compass funciona con tracción delantera normalmente y conecta la trasera si es necesario o nota que se pierde adherencia en algunas de las ruedas. La fuerza que transmite a cada eje es distinta según las necesidades del terreno. Se trata del SUV con mejores capacidades para circular por campo que sus rivales más directos y eso son palabras mayores, cuando hablamos de SUV y no de todoterrenos como tal.

Sobre el Jeep Compass se puede decir que tiene muchos argumentos off road. A medida que el terreno o las condiciones climáticas se complican, la tracción 4×4 aporta ese plus de tranquilidad que todo coche “todoterreno” debería demostrar. Cualquiera que sea el terreno seco, mojado, asfalto, adoquines, arena o nieve, el Compass cumple con nota, no perdiendo la tracción.

En ciudad se mueve bien, y para aparcar cuenta con los diferentes sensores del Park Pilot, el Park Assits y la cámara de visión trasera nos ayudará bastante en las maniobras.

En autovías el confort es sobresaliente, con un aislamiento bastante bueno, siendo un coche fácil de manejar y muy eficiente. Es en estas condiciones donde el consumo es realmente sorprendente para el tipo de vehículo que estamos conduciendo, apenas 5,8 L/100 km. En carretas de una sola dirección por sentido, la cifra sube y se acerca a los 7,0 L/100 km/h, aunque si eres capaz de mantener una conducción relajada puedes mantenerte en los 6,5 L/100 km. Respecto al gasto urbano se sitúa en 7,3L/100Km.

CAPACIDAD OFF-ROAD

En terrenos off-road, el Jeep Compass ofrece dos sistemas de tracción para lograr la mejor capacidad 4×4 de un SUV en la actualidad. Los sistemas Jeep Active Drive y Jeep Active Drive Low cambian de forma automática de 4×2 a 4×4 para obtener un control óptimo e integral del par, pudiendo enviar el 100% de par disponible a cualquier rueda y consiguiendo una tracción óptima en cada terreno.

El Active Drive Low se diferencia de Active Drive porque incluye un sistema de ayuda para el descenso de pendientes y un dispositivo que compensa la falta de una reductora.

Selec Terrain

Ambos sistemas incluyen el Sistema Jeep Selec-Terrain, que mediante una rueda nos permite pasar fácilmente del modo Auto a los modos Snow (nieve), Sport (deportivo) y Sand/Mud (arena y barro) para obtener mejores prestaciones sobre cualquier superficie.

Y para terminar de completar sus capacidades en cualquier terreno, todos los modelos Compass con tracción integral también cuentan con la función ‘4WD Lock’ (fuerza que el motor envíe fuerza a todas las ruedas) que bloquea la tracción 4×4 permanentemente y que puede ser seleccionada gracias a un botón específico en el mando de control del sistema Selec-Terrain.

El nuevo Jeep Compass no es un 4×4 puro con reductora, pero sí es capaz de superar obstáculos que ningún otro SUV de su categoría podría afrontar. Con lo cual, si buscas un SUV, compacto, y necesitas algo más de lo que te dan los demás SUV urbanos, éste es tu modelo perfecto para la ciudad y sobre todo para el campo.

EQUIPAMIENTO

El Jeep Compass presenta cuatro niveles de equipamiento: Sport, Longitude, Limited, Trailhawk. Desde la unidad de acceso Jeep presenta unos equipamiento bastante completos para el Compass.

Con el acabado Sport, de acceso, equipamiento de serie incluye faros delanteros con encendido automático, asientos de tela, freno de mano eléctrico, volante de cuero con controles de audio integrados, Aviso de Colisión Frontal Plus, Aviso de Salida de Carril y faros traseros LED.

El siguiente acabado es el Longitude y añade la pantalla Uconnect de 7” Nav, conectado y en control.

Con el acabado Limited (que presentaba nuestra unidad), es el equipamiento tope de gama (compartido con el Trailhawk, éste más enfocado al campo) y muy completo.

Este acabado viene de serie con asientos de cuero, sistema de infotainment UConnect con navegador y pantalla táctil de 7”, climatizador automático bizona, volante forrado en cuero, freno de estacionamiento electrónico, faros traseros de led, sensores de aparcamiento traseros, tracción 4×4 Active Drive, sensores de lluvia e iluminación y llantas de aleación de 18”.

SISTEMAS DE SEGURIDAD

EL Jeep Compass incorpora multitud de sistemas de seguridad entre los que destacan el control de crucero y limitador de velocidad, aviso de colisión frontal, aviso de salida involuntaria de carril, asistente de arranque en pendiente, control de balanceo de remolque, sistema de monitorización de presión de los neumáticos entre muchos otros elementos.

INFOENTRETENIMIENTO

La nueva generación establece un nuevo estándar en cuanto a sistemas de infoentretenimiento. Tres nuevos sistemas ‘uConnect’ para las funciones de comunicación, entretenimiento y navegación para mejorar tanto la experiencia de conducción como la comodidad a bordo de los pasajeros.

Estos sistemas disponen de una pantalla táctil capacitiva de alta definición e incluyen las nuevas funciones de conexión para smartphones ‘Apple CarPlay’ y ‘Android Auto’ (de serie según las versiones) para función de llamada manos libres, navegación y para lectura de mensajes de voz.

EQUIPAMIENTO OPCIONAL

Nuestra unidad además contenía algunos extras: faros bixenón (Pack Visibility 931 euros), llantas de 19” (629 euros), Pack Infotainment con altavoces Beats (2.075 euros), techo solar panorámico (1.660 euros), Pack Cuero con asientos ventilados (1.509 euros) Pack Parking (1.151 euros), Pack Premium (931 euros) y rueda de repuesto (252 euros).

El precio total sería de unos 47.400 euros, 10.000 euros más que el Limited de base. De estos extras, el Pack Cuero y el Pack Visibility con faros bixenón son muy recomendables.

Si lo comparamos con alguno de sus rivales a similar nivel de equipamiento como el Tiguan, el Jeep costaría alrededor de 5.000 euros más, aunque para nuestro gusto el Jeep sería nuestra primera opción.

A FAVOR

-Capacidades off-road
-Equipamiento
-Habitabilidad

A MEJORAR

-Cambio automático por convertidor de par
-Consumos

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *