Mercedes-Benz Clase PHEV

Mercedes-Benz Clase PHEV

Mercedes introduce en su buque insignia, la Clase S, la cuarta generación del sistema de propulsión híbrido.

Incorpora un nuevo sistema de alto voltaje más compacto y potente, mientras que el número de interfaces de alto voltaje se ha reducido significativamente. 

El aumento de la tensión del sistema también aumenta la potencia, sin necesidad de secciones transversales más grandes. La alta densidad de energía del conjunto híbrido se consigue a través de un motor síncrono de imanes permanentes con un rotor interno. 

El par máximo de 440 Nm del motor eléctrico está disponible desde el primer instante, lo que ofrece una gran agilidad en las solicitudes al acelerador junto a un gran dinamismo en su conducción. 

La propulsión completamente eléctrica está disponible hasta 140 km/h.

Sistema híbrido de cuarta generación

La base del sistema de propulsión híbrido lo proporciona el motor M 256 de seis cilindros en línea de alta eficiencia de 367 CV de potencia, junto con el alternador de arranque integrado (ISG).

La batería de alta tensión (HV) ha sido desarrollada por Mercedes-Benz AG. Consta de 108 celdas con la configuración llamada “pouch”. 

La capacidad total de la batería es de 28,6 kWh, con una autonomía de hasta 100 km. 

El sistema de gestión térmica puede controlar la temperatura de funcionamiento independientemente de la climatización del interior del vehículo. 

Además de asegurar un óptimo funcionamiento en regiones cálidas y frías, esto también permite una carga rápida con corriente continua. 

Es posible realizar una recarga completa con el cargador opcional de 60 kW de corriente continua en unos 30 min. 

El vehículo está equipado de serie con un dispositivo de carga de 3,7 kW para la carga doméstica a través de la red de corriente alterna, mientras que se ofrece un cargador de 11 kW como opción para la carga trifásica con un Wallbox.

La colocación de la batería en el vehículo aporta ventajas; el eje trasero rebaja su posición 27 mm en comparación con el resto de versiones de la Clase S, lo que también ayuda a aumentar la capacidad del maletero. 

Clase S eléctrico

Debido al aumento de la autonomía eléctrica a unos 100 km, se pueden cubrir gran parte de sus trayectos diarios en modo 100% eléctrico. 

La función de recuperación permite recuperar la energía cinética durante la desaceleración o la conducción cuesta abajo, un proceso que ahora también se ha mejorado en la interacción con el freno hidráulico. 

La potencia de recuperación puede llegar a ser de hasta 120 kW. 

La estrategia de operación inteligente basada en la ruta, activa el modo de conducción eléctrico en los momentos más apropiados

Dado que el Clase S cuenta con un sistema de calefacción eléctrico y un compresor de refrigeración eléctrico, la posibilidad de programar la climatización antes de entrar en el interior del vehículo tanto en verano como en invierno supone una ventaja adicional de la tecnología híbrida enchufable.

En función de la demanda de potencia, el motor eléctrico proporcionará al motor de combustión un impulso adicional que coloca las prestaciones del híbrido enchufable al nivel de las del motor tope de gama del Clase S. Una prueba de ello es su par máximo, de 750 Nm.

Cada uno tiene su pasión. La mia desde pequeñito era leer las revistas de coches, ahora soy yo el que escribe de lo que se, para que otras personas puedan aficionarse a este mundo como yo lo hice en su día, ademas de mantener informados al resto de lectores.
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *