MITSUBISHI LANCER RALLYART

El LANCER ha sido la última preparación de la marca nipona en su departamento de alto rendimiento. Por encima del LANCER RALLIART solo se encuentra el Evolution. Aunque en el RALLIART a diferencia del Evolution en el momento de su comercialización se podrá optar por la carrocería de cuatro puertas sedan o por la Sportback  o familiar, esperándose su comercialización para dentro de unos meses.

Este LANCER(a excepción del Evolution) de 4,59m de longitud, exteriormente se diferencia del resto de la gama por sus entradas de aire que tiene sobre el capo, los faldones laterales, por las llantas de 18 pulgadas montadas sobre neumáticos en medida 215/45, la doble salida de escape integrada en un difusor de aire que se sitúa en la zaga y por el alerón que esta visible encima del portón. En su interior monta unos asientos delanteros RECARO que hacen que la sujeción sea extraordinaria. Pero si hay algo que lo diferencia aunque no es visible, es el motor de gasolina turboalimentado de 2000cc de cilindrada y 240 CV de potencia a llegando a las 6.000 rpm e incluso sobrepasándolas, que le hace llegar a los 220km/h como punta y tener una aceleración de 0 a 100Km/h en tan solo 7 segundos. Para soportar tal potencia se ha tenido que modificar el chasis, sistema de frenos (aumentando los discos hasta 16 pulgadas ventilados y pinzas de freno de doble pistón) y endurecer la dirección (con una bomba hidráulica de mayor capacidad), todo con el objetivo de que esta maquina sea conducible hasta por un bebe y a su vez también pueda tener un grato recuerdo si la conduce un piloto de carreras.

La transmisión denominada transmisión automática SST es una caja de cambios automática de doble embrague, similar a la del Lancer Evolution, pero con solo dos programas de funcionamiento Normal y Sport. Dicha caja sobresale por la rapidez de cambio de marcha sin quedarse ninguna décima de segundo sin entrega de potencia. El funcionamiento de dicha transmisión es de modo secuencial, tanto por palanca como por unas eficaces levas de aluminio fijas tras el volante.

La tracción integral permanente a las cuatro ruedas mediante un embrague multidisco que hace de acoplamiento entre las ruedas delanteras y las traseras. Se diferencia del que tiene el Evolution en que no tiene un diferencial trasero controlado electrónicamente. Esta se puede variar a través de un interruptor que permite modificar el funcionamiento del sistema de tracción según el tipo de firme (asfalto, tierra o nieve).

Promete veremos como se comporta cuando esta maquina recorra las carreteras españolas.

02-07-2008 // Jose Ruiz Moreno

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *