TestDrive – Mitsubishi Eclipse Cross PHEV, el SUV Coupé híbrido enchufable referencia del segmento

TestDrive - Mitsubishi Eclipse Cross PHEV, el SUV Coupé híbrido enchufable referencia del segmento

Mitsubishi fue la primera marca en apostar por esta tecnología híbrida enchufable en 2013 y desde entonces es la referencia absoluta.  Se trata de una tecnología que permite un uso eléctrico en el día a día, pero que carece de limitaciones a la hora de realizar desplazamientos más largos.

Su incursión fue con el exitoso Mitsubishi Outlander PHEV y ahora es el momento de la incursión de su hermano menor el SUV Coupé Eclipse Cross PHEV, que lo tiene todo para ser un best seller de ventas (PHEV, excepcional precio y equipamiento muy completo) en el segmento de los SUV medios.

Precios imbatibles

Mitsubishi es la marca con los mejores descuentos para la compra de un vehículo PHEV y convierte al Mitsubishi Eclipse CrossPHEV en un modelo muy accesible para todos.

PVP sin descuentosPVP con descuentos
Motion 4WDdesde 41.500 eurosdesde 28.000 euros
Kaiteki 4WDdesde 43.700 eurosdesde 30.200 euros
Kaiteki+ 4WDdesde 47.500 eurosdesde 34.000 euros

Los cerca de 12.000€ en el descuento para la compra de un vehículo de estas características, se distribuyen de la siguiente manera:

  • Descuento comercial de 5.500€
  • Descuento Promofinance de 3.000€
  • Plan MOVES III, que descuenta en este caso 5.000€. En este link os contamos en qué consiste.

Diseño

Se trata de un SUV Coupé, con el diseño frontal Dynamic Shield de Mitsubishi, con una innovadora distribución de las ópticas que dan mayor protagonismo a las luces diurnas LED e intermitentes a ambos lados del capó. Por debajo, en los extremos del escudo frontal, se sitúan los faros y antiniebla, ambos de LED.

Llama mucho la atención la protección de los bajos, dividida en tres partes, que está replicada en la zaga.

Los faros están divididos en dos, en la parte superior se encuentran la luz diurna y los intermitentes y en parte de abajo están las luces de cruce y las largas.

Pasamos a la vista lateral, y lo primero que llama la atención son las llantas de 18 pulgadas con diseño bitono. Además presenta molduras inferiores del mismo color que el resto de la carrocería, y unas pequeñas barras de techo.

Pasamos a la trasera, sonde el Eclipse Cross cambia y mucho respecto a la anterior generación. La luneta partida por el alerón, se cambia por una luneta convencional con un spoiler de techo y unos pilotos de forma afilada.

El portón adopta una forma hexagonal (diseño Dynamic Shield) con el nombre del modelo en posición centrada y la parte baja del paragolpes recibe la misma protección que vimos en el frontal.

El nuevo Eclipse Cross PHEV, expresa los últimos avances en diseño de Mitsubishi, un SUV Coupé, con una presencia imponente a la vez que elegante y moderna.

Mejora sus medidas

El nuevo modelo mide 4.545 mm de largo (14 cm más que antes), pero mantiene la misma anchura (1.805 mm), altura (1.685 mm) y batalla (2.670 mm).

Interior

En el habitáculo se percibe una elevada calidad de acabados y materiales. Las superficies son agradables al tacto y las terminaciones tienen un excelente acabado.

Los plásticos blandos de las partes superiores o las molduras de símil de carbono en salpicadero o puertas dan sensación de calidad.

Buena habitabilidad general

En las plazas delanteras tenemos espacio de sobra. Los asientos son bastante cómodos, la postura de conducción es perfecta para llevar absolutamente todo controlado y es fácil de ajustar gracias a los ajustes eléctricos de los asientos.

Por ponerle un pero hay algunos botones que se sitúan en la parte izquierda detrás del volante, que no son muy visibles ni tampoco están muy accesibles para su manejo.

Otra cosilla, los elevalunas están en una posición baja, debajo de los mandos de regulación de los retrovisores, puede resultar algo incómoda.

Respecto a las plazas traseras, los asientos que van en las ventanas tienen espacio más que de sobra y no hay problemas para piernas y cabeza, sin embargo en la plaza central se va más cerca del techo al estar algo más elevada y resulta algo incómoda, pero apaña para trayectos cortos.

Tecnológicamente bastante avanzado

Si hablamos de tecnología vamos a ver que a este Eclipse Cross PHEV no le falta absolutamente de nada (bueno siempre puede faltar algo).

Detrás del volante multifunción podemos ver dos grandes esferas para mostrar el flujo de energía y la velocidad y entre ambas una pequeña pantalla LCD a color de 4,2 pulgadas.

Esta pantalla muestra todo tipo de información que podemos modificar al gusto a través de los botones del propio volante. Nuestra unidad también incorpora un Head-Up Display que se proyecta en un cristal abatible para completar la información.

La parte central presenta una pantalla táctil de 8 pulgadas enfocada hacia arriba, donde se maneja el sistema de infoentretenimiento SDA, que es completamente nuevo.

Se trata de un sistema muy intuitivo, fácil de usar, y donde llegar a la función que necesitamos es muy rápido. Por supuesto dispone de Apple CarPlay y Android Auto con cable.

Maletero

Gracias al aumento en su longitud presenta una capacidad de 404 litros una cifra bastante buena dentro del segmento y que incrementa en más de 80 litros respecto a su antecesor.

La boca de carga es amplia, las superficies son rectas y todo el espacio es bastante aprovechables y además incorpora una toma de 220 V en el lateral del maletero.

El Eclipse Cross PHEV incorpora una bandeja que puede dividir el espacio, para objetos más pequeños, y además dispone de un espacio extra bajo el piso de 12 litros que también puede servir para llevar objetos pequeños (aquí generalmente colocamos los utensilios que acompañan al vehículo a diario).

Para ganar más espacio en el maletero, podemos abatir los asientos en dos partes 60:40 y con ello podemos llegar a una capacidad máxima de 1.153 litros.

Equipamiento

El Mitsubishi Eclipse Cross se ofrece en tres niveles de equipamiento muy completos ya desde el equipamiento base.

Motion, que es el acabado de acceso, incorpora elementos como llantas de 18 pulgadas, el climatizador automático bizona, el sistema de infoentretenimiento SDA, la apertura y arranque sin llaves, la cámara de visión trasera, los asientos calefactables y varios sistemas de ayuda a la conducción.

Kaiteki, situado inmediatamente por encima, y que añade a todo lo anterior, faros Bi-LED delanteros y antinieblas LED, asiento del conductor con reglajes eléctricos, tapicería mixta, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, Head-Up Display o reconocimiento de señales.

Como acabado tope de gama, tenemos el Kaiteki+ que incorpora tapicería de cuero, sistema de navegación, cámara de visión 360, techo panorámico eléctrico, volante calefactable y algunos sistemas de seguridad adicionales.

Equipamiento de seguridad de primer nivel

Otro de los puntos fuertes del Mitsubishi Eclipse Cross PHEV es la seguridad, es uno de los líderes de su segmento, como así lo atestiguan los numerosos sistemas que incorpora entre los que destacan:

  • Aviso de ángulo muerto (BSW)
  • Advertencia de salida de carril (LDW)
  • Alumbrado automático de carretera (AHB)
  • Siete airbags SRS
  • Asistencia al arranque en cuesta (HSA)
SISTEMA DE MITIGACIÓN DE COLISIONES FRONTALES (FCM)

Frena el vehículo automáticamente para evitar colisiones. Este sistema supervisa la carretera mediante cámaras y radar para mejorar la seguridad. Cuando se detecta una colisión frontal, suena una alarma de advertencia y se accionan los frenos automáticamente para evitar o minimizar los daños por el impacto frontal.

ALERTA DE TRÁFICO TRASERO (RCTA)

Esta función resulta muy útil para salir de un espacio de aparcamiento, ya que si los sensores del paragolpes trasero detectan que un vehículo se aproxima mientras estás usando la marcha atrás, activa un avisador acústico y muestra una advertencia en la pantalla de información múltiple.

SISTEMA DE MITIGACIÓN DE ACELERACIÓN NO INTENCIONADA (UMS)

A través de un avisador acústico y un mensaje de advertencia de los sensores delantero o trasero se detecta un obstáculo cercano. También controla la potencia del motor si aceleras repentinamente de forma accidental.

MULTI AROUND MONITOR

Las cámaras instaladas en las partes delantera, trasera y laterales del vehículo muestran distintas vistas del coche para observar los puntos ciegos. 

Tecnología PHEV de Mitsubishi

El vehículo está propulsado principalmente por dos motores eléctricos, uno en cada eje (tracción total), que se complementan con el MIVEC de gasolina de 2.4 litros de ciclo Atkinson.

Mientras que el motor gasolina rinde una potencia de 92 CV, los eléctricos rinden 82 CV en el eje delantero y 95 CV en el eje trasero. Las cifras de par motor son de 193, 137 y 195 Nm respectivamente.

Baterías

La batería de 13,8 kWh, con una autonomía, según datos oficiales, totalmente eléctrica de 45 km (modo WLTP, 55 km EAER City), permite una conducción totalmente eléctrica durante la mayor parte de los desplazamientos del día a día. Hay tres modos de conducción:

  • Modo EV, aquí el coche se mueve con los motores eléctricos que utilizan la energía de la batería.
  • Modo híbrido en serie, utiliza el motor de gasolina para generar energía para los motores eléctricos que impulsan el vehículo.
  • Modo híbrido paralelo, utiliza el motor de gasolina para mover el vehículo, asistido por los motores eléctricos.

Recarga de las baterías

El Eclipse Cross cuenta con un cargador de 3,7 kW con toma Schuko compatible con su simple enchufe doméstico de CA que carga la batería en 6 horas (2,3 kW) o en 4 (3,7). 

También admite cargas en CC de hasta 22 kW de potencia en postes de recarga públicos, tardando 25 minutos en alcanzar la batería el 80% de su capacidad. Además Mitsubishi nos ha incluido de serie un cable de carga tipo Menekes.

Dinámica de conducción

Puede que para probar este Eclipse Cross PHEV, parta con un poco de ventaja en su uso, ya que el coche que usamos a diario en casa es un Outlander PHEV, su hermano mayor.

Al igual que en el Outlander PHEV, el Eclipse Cross destaca por tener una sobresaliente calidad de rodadura e insonoridad a bordo sobre todo en modo EV.

El vehículo arranca en eléctrico siempre que haya batería y sólo cuando tenemos que pisar a fondo el acelerador entra el motor de gasolina y la sonoridad aumenta.

Se trata de un vehículo, al igual que todos los PHEV, híbridos,.. que está hecho para circular de manera tranquila e ir cómodo, aunque sin olvidarse que en cualquier momento tenemos un motor de más de 180 CV.

Empezamos conduciendo por ciudad, no hay límites

En esta situación el vehículo es una pasada y se posiciona como el vehículo ideal. La dirección es muy suave, a bordo no se oye nada, el coche responde inmediatamente a nuestras indicaciones; su tamaño compacto lo mueve por todo tipo de calles, estrecheces, y la autonomía se acerca a los datos oficiales.

Tienes buena visibilidad en líneas generales, aunque el ancho pilar C a veces dificulta un poco, pero tienes unos retrovisores enormes que te ayudan a tenerlo todo bien controlado.

Una vez exprimida la batería realizando cerca de 45 km, paramos para recargar; buscamos por las diferentes app un terminal de carga y en 2 horas ya teníamos autonomía suficiente para volver a casa.

El tema de aparcar está doblemente solucionado. Por una parte el tamaño compacto del Eclipse Cross y los sensores de aparcamiento y la cámara 360 ayudan a aparcar el vehículo en cualquier espacio.

Por la otra, la Etiqueta 0 Emisiones de la DGT, nos permite además de circular por zonas de bajas emisiones (Madrid Central,..) aparcar en cualquier plaza de aparcamiento (ya sea verde o azul, en Madrid) de manera gratuita y por tiempo indefinido.

Salimos de la ciudad

Nos vamos primeramente a carreteras de convencionales de doble sentido; en estas condiciones tenemos dos modos de conducción principales: ECO y Normal.

El ECO está enfocado para una conducción tranquila, disfrutando, sin grandes acelerones, aquí nuestro Eclipse Cross se comporta a la perfección y con una gran eficiencia.

Para otras situaciones como subir un puerto, adelantar o simplemente llevar un ritmo de marcha más alegre, es recomendable el modo Normal. Las prestaciones y la respuesta del motor mejoran, y el consumo como es lógico sube, pero sin ser un desfase. Un puntazo a su favor, es que el motor ya no se muestra tan ruidoso al acelerar.

Jugando con la retención

Además, como consejo para circular por carretera, sobre todo cuando toca bajar puertos, es usar el modo B de la palanca de cambios y aprovechar y hacer un uso eficiente de la energía; este modo B, hace que la retención del vehículo sea mayor, tiene 5 niveles de retención y propicia también, que si hacemos un uso efectivo, no usemos apenas el pedal del freno.

En este momento, lo más recomendable es jugar con las levas metálicas del volante, que por diseño y practicidad son a mi parecer, lo mejor del mercado.

Con estas levas jugamos con el nivel de retención, lo que hace que vayamos recargando la batería, y si se hace bien, nos puede dar bastantes kilómetros extra.

Comportamiento

Respecto a su dinámica de conducción en carretera, las suspensiones me han parecido algo blandas, filtran a la perfección las irregularidades de la carretera, aunque esa comodidad se traduce en balanceos a la hora de entrar un poco rápido en curvas cerradas o en tramos revirados.

En estas condiciones, saliendo con la batería a rebosar de carga, es fácil que nos acerquemos a los 30-35 km de autonomía en eléctrico; ¿podemos tener más?, depende de nuestra pericia con el manejo de las levas.

Para muestra, un botón: la ruta Ávila-Madrid (CL-505 y M-505). Partimos con la batería cargada a tope (nos marcaba unos sorprendentes 64 km de autonomía) Hemos conseguido sacar un consumo medio de 3,7 L/100 km (4,5 L/100 km con nuestro Outlander PHEV).

El consumo medio después de nuestra prueba fue de 5,4 L/100 km.

Nos salimos de la carretera

Y aquí aparece el sistema S-AWC (Super-All Wheel Control) un sistema muy efectivo, que tiene totalmente controlado nuestro vehículo en cada situación.

Este sistema de tracción a las cuatro ruedas puede distribuir libremente la fuerza motriz a los motores eléctricos delantero y trasero sin pérdida de tracción, obteniendo un alto nivel de control al tomar curvas o frenar, lo que se añade a la respuesta inmediata y la precisión de los vehículos eléctricos.

El conductor puede seleccionar diferentes modos de conducción según la carretera y las condiciones de conducción.

  • Modo de Nieve mantiene la estabilidad del vehículo en superficies resbaladizas como carreteras nevadas.
  • Modo Grava permite una conducción y estabilidad superiores en carreteras con muy poco agarre.
  • Modo Tarmac, que ofrece un nivel aún mayor de estabilidad en curva para dar mayor seguridad.

El Mitsubishi Eclipse Cross PHEV se puede desenvolver en conducción off road de manera muy solvente, como podéis comprobar en las fotos, gracias a su sistema S-AWD y a esa ligera elevación de la carrocería, se solventan muchos tramos complicados que otros no podrían; pero no hay que olvidar que sus cotas no son las de un todoterreno, con lo cual tampoco os metáis a hacer salvajadas.

Dos funciones muy útiles

Función CHARGE, al pulsar este botón, el motor de gasolina se encarga de recargar la batería. La verdad es que la batería en apenas media hora se llena por completo, pero también hay que decir, que el consumo de combustible se dispara (En una recarga completa que hicimos, la media que nos marcó el Eclipse Cross era de 10,5 L/100 km).

Si se necesita, es el método más rápido de recarga, pero es aconsejable hacerlo en ocasiones puntuales.

Se trata de la Función SAVE y sirve para guardar batería para usarla cuando entremos a la ciudad y podamos circular en 0 emisiones.

En resúmen

Con los vehículos híbridos que son un poco, un quiero y no puedo, los vehículos eléctricos con precios desorbitados, y sin tener aún una gran autonomía (lo que obliga a estudiar la ruta del viaje sin poder variar) y con los vehículos de combustión cada vez más denostados, la elección de un Híbrido Enchufable (o PHEV), se presenta como la mejor opción.

Para mi gusto, los vehículos PHEV aúnan lo mejor de ambos sectores, gran autonomía gracias a los motores de combustión y eléctrico, y las ventajas de un vehículo etiqueta CERO, que elimina las restricciones en ciudad e introduce ventajas como no pagar por aparcar.

Y por último y no menos importante es su compra; en estos momentos se beneficia del Plan MOVES III, que tienen descuentos que pueden ascender hasta los 5.000 euros si se achatarra un coche antiguo (llegando a casi 12.000€ de descuento total).

Dicho lo cual, el Mitsubishi Eclipse Cross PHEV, con un equipamiento muy completo, y partiendo de 28.000€ no tiene rival en el mercado.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *