Triunfo del Toyota 8 en las 1.000 millas de Sebring con Fernando Alonso como prota

Triunfo del Toyota 8 en las 1.000 millas de Sebring con Fernando Alonso como prota

Toyota y Fernando Alonso se consolidan como líderes del Campeonato del Mundo de Resistencia al ganar las 1.000 Millas de Sebring.

Con su victoria en el Circuito de Sebring, añadido a la espectacular pole position lograda por Fernando Alonso el día anterior, encabezan la clasificación con 135 puntos, 15 más que los otros tres pilotos de Toyota.

La sexta cita del WEC 2018-2019 es la segunda carrera que más puntos otorga, tras las 24 Horas de Le Mans.

La cita americana arrancó con los dos Toyota TS050 HYBRID en cabeza, haciendo valer sus dos primeras posiciones en la parrilla de salida al haber logrado los dos mejores tiempos en la sesión clasificatoria.

Sébastien Buemi al volante del TS050 HYBRID nº 8 y José María ‘Pechito’ López en el TS050 HYBRID nº 7 completaron el primer relevo sin problemas, antes de ceder su asiento a Fernando Alonso y Kamui Kobayashi, respectivamente, cuando se alcanzaba la hora y cuarto de carrera (vuelta 44).

La diferencia entre ambos prototipos de Toyota permanecía estable en el entorno de los 10 segundos aunque el buen hacer de Fernando Alonso permitió al TS050 HYBRID nº 8 ampliar la ventaja un par de segundos. 

Sin embargo, el tráfico y, especialmente la aparición de un Safety Car en la vuelta 66, terminó con la ventaja de Fernando Alonso y su TS050 HYBRID nº 8. El piloto asturiano de Toyota hizo valer su mejor ritmo tras la retirada del coche de seguridad, en la vuelta 71, y poco a poco recuperó la distancia al frente de la carrera.

Cuando cedió su turno a Kazuki Nakajima, poco antes de entrar en la tercera hora de carrera, el TS050 HYBRID nº8 encabezaba las 1.000 millas de Sebring con 13 segundos de ventaja. 

La diferencia entre ambos Toyota se mantuvo estable, en torno a los 12 segundos, hasta que Mike Conway, que había relevado a Kobayashi al volante del TS050 HYBRID nº 7 comenzó a marcar un ritmo endiablado, recortando paulatinamente el hueco y poniendo en apuros a Kobayashi, aunque este finalmente aguantó con el TS050 HYBRID nº 8 al frente de la prueba.

Poco después, ya con Buemi y ‘Pechito’ López de nuevo en pista, cuando se enfilaba la quinta de hora de carrera, se produjo el suceso que, a la postre, condicionaría el resultado final de la prueba: un toque del TS050 HYBRID nº 7 de ‘Pechio’ López con otro competidor dañó la parte trasera de su Toyota y le hizo perder varias vueltas después de necesitar entrar en boxes para reparar los desperfectos. 

A poco más de dos horas del final de la carrera, Fernando Alonso volvió a dar un recital de pilotaje nocturno. Así, consolidó la diferencia a favor del líder del WEC.

Tras las 1.000 millas de Sebring únicamente restan ya dos pruebas de la supertemporada 2018-2019 del WEC, las 6 Horas de Spa-Francorchamps, el próximo 4 de mayo, y las 24 Horas de Le Mans, los días 15 y 16 de junio.

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *