Hyundai Ioniq híbrido, equilibrio entre hoy y mañana – Vídeo

Hyundai Ioniq híbrido, equilibrio entre hoy y mañana - Vídeo

Un gran rendimiento en carretera, una conducción suave y eficiente en ciudad y los beneficios de la etiqueta ECO son algunas de las ventajas del Hyundai IONIQ Híbrido. Javier del Val Muñoz, Product Model Specialist de este modelo, analiza sus puntos fuertes.

En un periodo de transición como el actual, los coches híbridos ofrecen un excelente equilibrio entre la conducción convencional y la eficiencia de la electrificación. Bajo el capó operan dos motores distintos: uno de gasolina y otro eléctrico, cuya potencia conjunta asciende a 141 CV. Es el propio coche el que gestiona qué motor utiliza en función de las condiciones de la carretera, por lo que el usuario solo tiene que limitarse a conducir como si lo hiciera con un vehículo convencional. Además, el sistema también tiene en cuenta factores como la temperatura del habitáculo o el nivel de carga de la batería para llevar a cabo dicha gestión.

El IONIQ Híbrido cuenta con una batería autorrecargable de 1,56 kWh de capacidad situada debajo de los asientos traseros. Esta ubicación no penaliza las cotas interiores, no resta capacidad al maletero (cubica 550 litros) y, además, hace que el centro de gravedad sea muy bajo, lo que repercute positivamente en la estabilidad. Al igual que en el resto de versiones, la batería del IONIQ híbrido tiene una garantía de 8 años o 200.000 kilómetros. Una de las principales ventajas de este modelo, más allá del ahorro energético y económico, es que posee la etiqueta ECO de la DGT. Gracias a ella disfruta de ciertas ventajas, como descuentos a la hora de aparcar en las zonas de estacionamiento regulado o circular en episodios de alta contaminación.

Pese a la complejidad técnica, “conducir un híbrido no requiere mucha más atención que conducir un vehículo convencional”, como señala Javier del Val en este vídeo. “Sacar todo el potencial es sencillo si sabemos cómo modular el pie en el acelerador, aprovechar las inercias y hacer frenadas suaves y prolongadas. Podemos recargar bastante la batería y tendremos unos consumos muy ajustados”.

Para reducir aún más el consumo, el IONIQ presenta un diseño de estilo coupé que le permite contar con un coeficiente aerodinámico de apenas 0,24 Cx. Además, monta una parrilla de aire activa que se cierra y se abre en función de las necesidades. En los momentos en los que el motor térmico no necesita ser refrigerado, las trampillas se cierran para mejorar la aerodinámica. Las llantas pueden ser de 15 o 17 pulgadas y los faros delanteros son de xenón tanto para las luces de cruce como para las de carretera.

Los ingenieros de Hyundai han trabajado para combinar la eficiencia energética con un buen comportamiento en carretera y un nivel de seguridad de clase superior. Así, equipa una caja de cambios automática de doble embrague con funcionamiento secuencial y modo deportivo, control de crucero adaptativo, frenada automática de emergencia, asistente de mantenimiento de carril, detector de ángulo muerto o siete airbags, incluyendo uno para las rodillas del conductor.

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *