Prueba del Renault Arkana RS Line E-TECH Híbrido, más que Coche del Año en España 2022

Prueba del Renault Arkana RS Line E-TECH Híbrido, más que Coche del Año en España 2022

Esta semana el protagonista de nuestra prueba ha sido el Renault Arkana E-Tech híbrido 145, un vehículo de un segmento muy específico y muy atractivo, el de los SUV coupé, hasta hace muy poco, reservado a marcas premium y que ahora más generalistas se han apuntado.

Este nuevo vehículo tuvo su reconocimiento como Coche del Año ABC 2022, destacando por su estética, tecnología a bordo y sus motorizaciones E-Tech. ¡Vamos a comprobarlo!

La inclusión de este modelo, ha traído consigo que más marcas apuesten por este segmento, y ahora mismo encontremos rivales de la talla del CUPRA Formentor o el DFSK F5 (prueba).

Precios

Renault Arkana E-Tech Intens28.903 euros
Renault Arkana E-Tech Zen30.660 euros
Renault Arkana E-Tech R.S. Line 33.292 euros
Renault Arkana E-Tech R.S. Line Fast Track35.363 euros

Se trata de un modelo de 4,56 metros de largo y que está fabricado sobre la plataforma MCF-B del Grupo Renault, la misma que emplean el Captur o el Clio.

Estética muy deportiva

La estética que destilan los SUV Coupé, más allá qué luego sean más o menos prácticos que los SUV convencionales, mola mucho, y en esta unidad en negro, R.S. Line, más todavía. Es un vehículo muy deportivo y atractivo para el consumidor.

El frontal, es exactamente el mismo qué monta el Captur, logotipo grande, sobre una calandra con detalles en negro brillante y a ambos lados ópticas delanteras full LED en forma de C, y como complemento de nuestro acabado R.S. Line monta un paragolpes con dos tomas de aire a cada lado de grandes dimensiones.

El lateral con esa inclinación del techo hacia atrás, muestra un vehículo muy aerodinámico y elegante, donde además llaman la atención las llantas de 18” (nuestro acabado RS line potencia el aspecto deportivo) y la agresiva caída del pilar C (propio de los SUV coupé) hacia la trasera.

En la trasera, portón del maletero con un sutil spoiler negro y una firma lumínica fina, alargada y unida, con el nombre Arkana situado en el centro. Por debajo, un difusor en gris con las salidas de escape muy pintonas cromadas, pero sin practicidad (son falsas).

Interior, materiales de alta calidad

En el interior del Renault Arkana encontramos plásticos duros, muy buenos ajustes y una sensación de durabilidad muy buena; las costuras en contraste de rojo y blanco, le dan ese aspecto deportivo.

El cuadro de mandos es digital y se incrusta en una pantalla de 10,25 pulgadas. Muestra la información necesaria, de manera clara y cambia su apariencia según el modo de conducción que llevemos y la personalización que le hagamos.

En el salpicadero se ubica una pantalla táctil en posición vertical de 9,2 pulgadas, con el sistema multimedia Easy Link, de manejo sencillo y muy fluido y con un menú sin complicaciones que ayuda a evitar distracciones, con por supuesto, conectividad Apple CarPlay o Android Auto (pero solo por cable).

Pero no todo es táctil, y eso que agradecemos, ya que la climatización tiene sus propios botones físicos, además de algunos botones más ubicados inmediatamente por encima, y qué e tienen diversas funciones (MySense, EV, calefacción asientos,..).

El volante en piel, perforado, calefactable, me gusta mucho tanto por su tamaño como por el tacto que tiene. Lleva costuras interiores de tono rojo/blanco, contorno del logo en rojo y una inserción amarilla y negra recordando a Renault Sport en la parte baja.

Gran habitabilidad a pesar de ser un SUV Coupé

Con una batalla de 2,72 metros, el Renault Arkana ofrece en líneas generales, un habitáculo bastante espacioso y cómodo.

Plazas delanteras

Las plazas delanteras son amplias y cómodas, con unos asientos en mezcla de cuero y Alcántara, costuras en rojo, que agarran bien el cuerpo y que son regulables, calefactables y con ajuste lumbar.

Además, junto al volante, que también es regulable en altura y profundidad, conseguimos una muy buena postura de conducción.

El tronco central es bastante grande y podemos encontrar una palanca de cambios pequeña, diferentes tipos de conexiones, soporte inalámbrico de carga, dos portavasos y una guantera generosa.

Plazas traseras

El acceso a las plazas traseras es bueno, sin tener que doblarse mucho cómo se podría presuponer en este tipo de SUV, la distancia para las rodillas es notable y hay mucho espacio para colocar los pies.

Respecto al espacio en altura, personas de hasta 1,80 de altura aproximadamente podrán viajar sin rozar con la cabeza en el techo. La plaza central como suele ser habitual, se ve lastrada por un túnel prominente y ser estrecha.

En esta zona encontramos en la trasera de la consola central, dos salidas de aire, dos USB y una toma de 12 V.  

Maletero

Nuestra versión hibrida tiene una capacidad de 480 litros, mientras que el maletero de los motores de combustión llega a los 533 litros y se amplía a 1.296 litros abatiendo el respaldo de los asientos posteriores dejando el piso plano.

Motorización estrella de Renault, E-Tech

Se trata de una motorización híbrida autorrecargable, con un motor gasolina atmosférico 1,6 litros y cuatro cilindros que genera 94 CV y dos motores eléctricos, uno de 49 CV que ayuda a impulsar al coche y otro de 20 CV (este motor solo genera electricidad) hasta llegar a una potencia conjunta de 145 CV.

Palanca de cambios e-shifter para una transmisión automática MMT, bastante más agradable que los cambios e-CVT aunque sin la efectividad que un doble embrague. No lleva levas en el volante para la regeneración de las baterías, pero si un Modo B en el cambio que realiza esa función.

El Renault Arkana dispone de tres modos de conducción: ECO, Sport y My Sense y dependiendo de lo que necesitemos en cada momento elegiremos uno u otro, siendo el último un modo de conducción personalizable de ciertos parámetros como la respuesta del motor o el tarado de la dirección.

En ciudad, sobresaliente

En ciudad, el Arkana e-Tech es una pasada; los motores eléctricos se encargan de mover en casi todo momento el vehículo, siendo una conducción silenciosa y muy agradable. La batería de 1,2 kWh de capacidad, permite reducir los consumos considerablemente. 

Los peros los encontramos en la visibilidad trasera (handicap de todos los SUV Coupé) y el ángulo de giro, que es algo corto.

Sin embargo, la etiqueta ECO, te abre prácticamente todas las puertas para poder circular por donde quieras de las grandes ciudades. Los consumos como os podéis imaginar son bastante bajos, y es fácil conseguir una media por debajo de los 5,5 l/100 km.

Comodidad fuera de la ciudad

Cuenta con un tarado de suspensiones bastante equilibrado que sujeta lo suficiente la carrocería en zonas de curvas a ritmo alto, a la par que filtra bastante bien las irregularidades del asfalto.

El Renault Arkana está claramente enfocado
hacia el confort de marcha.

En autopista encontramos un vehículo muy cómodo de conducir, con el que hacer largos trayectos es bastante agradable, sin sentir fatiga. Además los consumos a velocidades legales rondan lo 6,5 l/100 km.

Aquí juega un papel muy importante el cambio, ya que la respuesta al pisar el acelerador, es progresiva, primando el confort a la deportividad.

Cuando empieza a acelerar, se nota la fuerza del vehículo, así como su rumorosidad. No es una fuerza instantánea, sino que es más bien progresiva y cumple perfectamente en adelantamientos e incorporaciones, pudiéndolas realizar con seguridad.

Equipamiento

Las versiones más altas incorporan asientos delanteros y volante calefactados, techo solar, sistema de iluminación ambiental con ocho tonalidades, sistema de sonido premium Bose, cámara de 360º, asistente de aparcamiento (Easy Park Assist) o cargador de inducción para smartphones.

Nuestro acabado R.S. Line

Este acabado R.S. Line incorpora al interior muchos detalles racing, con el color rojo como protagonista en salpicadero, volante, tapizados, asientos,… además de inserciones en símil fibra de carbono en la parte central del salpicadero y en puertas.

Seguridad y sistemas de asistencia

  • Asistencia a la frenada de emergencia con detector de vehículos, ciclistas y peatones
  • Detector de tráfico trasero
  • Asistente de mantenimiento de carril
  • Control de velocidad adaptativo
  • Alerta de distancia de seguridad
  • Asistente a la conducción semiautónoma (regula la velocidad y mantiene el coche centrado en el carril)
  • Detector de ángulo muerto
  • Sistema de reconocimiento de señales de tráfico.

Conclusiones

El Renault Arkana es un muy buen vehículo en su conjunto, si bien es un concepto de coche muy especifico, como son los SUV Coupé, tiene muchas virtudes, cómo puede ser el consumo en ciudad, la comodidad de marcha, el confort a bordo, y además un precio de partida de 26.965 euros sin descuentos.

Además viene con un equipamiento tecnológicamente muy avanzado y completo, lo que le posiciona muy bien y donde pocos rivales pueden mejorarlo.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *