TestDrive – Subaru Outback el máximo exponente de Crossover familiar

TestDrive - Subaru Outback el máximo exponente de Crossover familiar

Si hablamos de un crossover familiar, el Subaru Outback es el máximo exponente de este segmento. Un pionero, que lleva la friolera de 26 años en el mercado, con más de 6 millones de unidades vendidas y con esta su recién estrenada sexta generación.

Se trata de un cóctel perfecto para el cliente que busque toda la habitabilidad que puede dar un vehículo familiar, la dinámica de conducción propia de una berlina y las capacidades de los SUV más capaces.

El nuevo Subaru Outback, se renueva por completo y es el encargado de estrenar la plataforma global (SGP) de la marca, que aporta mayor rigidez y seguridad; y donde los cambios en el diseño afectan a prácticamente todo el coche: parrilla, paragolpes, grupos ópticos, llantas, pilotos, a continuación os lo contamos todo.

Precios

Subaru Outback Trek39.500 euros
Subaru Outback Field39.500 euros
Subaru Outback Touring43.900 euros

Plataforma Global de Subaru (SGP)

Garantiza una seguridad para todos los pasajeros líder en su categoría, gracias al mayor empleo de paneles de acero de alta resistencia para lograr una carrocería más liviana y una mayor protección en colisiones frontales, laterales y traseras al absorber un 40% más de energía y, por lo tanto, reduciendo de forma considerable la fuerza del impacto.

Gracias a esta plataforma el Outback ahora es 50 milímetros más largo (4.870 mm) y 35 más ancho (1.875 mm). Crece también en altura (+70 mm) y en la distancia al suelo (+13 mm).

Además con 213 milímetros de altura libre al suelo, el Outback ofrece más distancia que muchos SUV de gama media.

Renovación exterior muy acertada

A primera vista vemos como el nuevo Subaru Outback tiene una estética más aventurera que su predecesor.

En el frontal se ven algunas novedades como son la parrilla, que gana en tamaño con barras en negro o cromadas (dependiendo del acabado) acompañando al logo.

Los paragolpes son más prominentes e integran luces antiniebla LED en las esquinas con unos marcos cromados que copian la firma lumínica de las ópticas Full-LED.

En la parte baja, muy acertadamente, se ubica un protector metálico. Aquí decir que todos los niveles de equipamiento incorporan el pack outdoor que le da las protecciones plásticas por toda la parte baja de la carrocería, muy prácticas cuando salimos de la carretera.

La vista lateral nos encontramos con un familiar a todas luces, pero con un aspecto más off-road, que se muestra en las protección de bajos, los pasos de rueda, los raíles del techo y sobre todo en esa altura al suelo.

La parte trasera también se renueva, en nuestra unidad el portón es de apertura automática y también tiene un aspecto más cercano a un vehículo off-road, que a un familiar tradicional. Aquí también nos encontramos los protectores de bajos.

Nos vamos al techo que también tiene su singularidad y es que el Subaru Outback con acabado Field monta barras laterales convencionales para luego incorporar una baca, pero los demás, instalan un ingenioso sistema que permite desmontar las barras laterales y usarlas como baca transversal.

TestDrive - Subaru Outback el máximo exponente de Crossover familiar

Interior espacioso y bien terminado

Si pasamos al interior, lo cierto es que el coche transmite una sensación de calidad espectacular, con buenos acabados y materiales de primera.

Espacio y calidad. Son posiblemente los dos mejores atributos del interior del Subaru Outback. La combinación de colores marrón y negro le confiere un aspecto muy elegante.

La terminación Field, la mas pensada para un uso intensivo en el campo tiene una tapicería de cuero sintético que se lava con mayor facilidad que la de tela y pedales de aluminio para facilitar la limpieza.

El volante tiene un tacto perfecto, perfectamente regulable, va forrado en cuero y tiene bastantes botones, pero no cuesta mucho acostumbrarse a ellos.

Unos mandos inferiores en la parte izquierda del volante, manejan la información del ordenador de a bordo, que ves en una pantalla de 5 pulgadas ubicada entre dos relojes analógicos.

Salpicadero

A parte de la calidad que ya os hemos contado, las terminaciones y los materiales, lo propulsan a un nivel superior, especialmente llamativa resulta la pantalla central vertical, táctil y de 11,6 pulgadas, con una calidad y resolución sobresaliente.

Ligeramente enfocada al techo, en ocasiones se puede dificultar su visión si llevamos el techo abierto y el día es soleado, pero más allá de eso, la visualización es perfecta, el manejo es muy sencillo e intuitivo, los menús están perfectamente estructurados y es muy fácil llegar donde queremos.

Debido a la inclusión de Apple CarPlay y Android Auto, no se ofrece un navegador, pero sí una conectividad excelente coche-móvil.

Como detalle curioso, a pesar de que la la pantalla integra multitud de los mandos de control, mantiene algunos mandos físicos, como pueden ser el volumen o subir y bajar la temperatura.

Debajo de esta enorme pantalla, hay un hueco para dejar algún objeto pequeño y un par de tomas USB y Aux, así como el freno de estacionamiento eléctrico.

TestDrive - Subaru Outback el máximo exponente de Crossover familiar

Plazas delanteras

Respecto a los asientos delanteros, decir que acogen muy bien el cuerpo y lo llevan sujeto durante todo el trayecto; son bastante cómodos y además es fácil de colocar en posición óptima gracias a sus múltiples reglajes eléctricos.

A parte son calefactables en tres intensidades y puedes memorizar 2 perfiles diferentes. La palanca de cambios automática se encuentra en una posición perfecta, y la guantera con dos posibilidades de apertura tiene suficiente hueco para dejar la cartera, llaves, y algún que otro objeto de tamaño medio.

Plazas traseras, comodidad extrema

Pasamos a las plazas traseras, cómodas, amplias, asientos calefactados, qué más se puede pedir y para una conectividad mejor, 2 puertos USB. Si bien la plaza central es más estrecha, puede usarse en momentos puntuales, porque no resulta muy incómoda ya que no hay mucho túnel central.

Los reposacabezas de los asientos de los extremos son bastante grandes lo que si no va gente sentada en esos asientos es recomendable bajarlos, para mejorar la visibilidad trasera.

Espacio más que de sobra para las piernas, una altura libre al techo superior a sus rivales, reposabrazos central que incluye portabebidas, todo preparado para viajar muy cómodo.

Maletero, se nota que es un familiar

Y por último nos vamos al maletero. Cuenta con una gran boca de carga, nuestra unidad lleva la apertura y cierre manos libres, e incorpora una cortinilla que se eleva para ayudar a cargar sin retirarla.

La capacidad es de 561 litros ampliable hasta los 1.822 litros con los asientos abatidos (que se abaten desde unos tiradores que hay en los laterales del maletero). El espacio tiene formas muy regulares para facilitar la colocación de la carga e incorpora huecos con red en los laterales, perchas para colgar bolsas o anclajes para fijar la carga.

Por último encontramos el espacio bajo el piso, cuya tapa lleva un gancho para anclarlo, con lo cual no tienes que estar sujetándolo o quitándolo para sacar herramientas, rueda…

Con respecto a la rueda de repuesto, un aplauso muy fuerte para el que pensó en poner aquí la rueda de repuesto y las herramientas necesarias para cambiarla.

Equipamiento muy completo desde la base

En lo que respecta a los niveles de equipamiento, el nuevo Subaru Outback presenta 3: Trek, Field y Touring.

Trek

Lo principal de este acabado de acceso, es que incorpora el sistema EyeSight 4.0, el Driver Monitoring Sistem entre otros elementos de seguridad. También se incluye portón eléctrico, el acceso y arranque manos libres o asientos calefactados…

Se puede elegir con cinco colores exteriores: Crystal White, Magnetite Grey, Crimson Red, Dark Blue y el nuevo Brilliant Bronze.

Field

Digamos que esta es la versión con un aspecto más campero. Detalles exteriores en negro brillante, un habitáculo con pedales de aluminio o unos asientos tapizados en un cuero sintético especialmente fácil de limpiar.

Los colores disponibles para este acabado son: Ice Silver, Magnetite Grey y Autumn Green.

Touring

Equipamiento tope de gama, que incluye todos los elementos disponibles en este modelo. Sistema Multi View Monitor, el techo solar o el asiento del conductor con memoria, son algunos de ellos a sumar a lo que equipa el acabado Field.

El tapizado es de cuero Nappa en color negro o marrón y en función del color escogido, la paleta de tonos para la carrocería varía: para el marrón está disponible en Crystal Black, Magnetite Grey y Autumn Green; para el negro con los Crystal White, Ice Silver, Crimson Red, Dark Blue y Brilliant Bronze.

Motorización bóxer

El motor del nuevo Subaru Outback es un motor gasolina 2.5 litros bóxer y atmosférico, totalmente revisado y donde nos contaron en su presentación se han rediseñado el 90% de las piezas del motor. Se trata de 169 CV de potencia y un par motor de 252 Nm.

Asociado lleva una caja de cambios automática de 8 velocidades Lineartronic y el sistema de tracción total All Wheel Drive.

Cambio CVT Lineartronic

¿Y porqué de la inclusión exclusiva de este tipo de transmisión? El motivo es para poder incorporar el sistema EyeSight 4.0, que engloba desde el programador de velocidad activo, sistema de mantenimiento de carril, el lector de señales de tráfico o el sistema de frenada de emergencia al circular marcha atrás.

Esta transmisión denominada Lineartronic, es de 8 velocidades, y ha tenido una evolución muy importante y para bien. El funcionamiento en líneas generales es mucho más fluido y responde muy bien a las necesidades de la conducción.

Eye Sight 4.0. Seguridad por los 4 costados

En Subaru, también se ha mejorado el paquete de ayudas electrónicas a la conducción Eye Sight 4.0, con hasta 11 asistentes, entre los que se incluyen algunos nuevos, como el control de velocidad de crucero avanzado, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico o el control de la dirección.

Tiene también un sistema que controla el sistema de atención del conductor en todo momento. Puede identificarte y ajustar asiento y retrovisores automáticamente a tu gusto.

Nos ponemos en marcha

Nos metemos en el vehículo, y lo primero que nos encontramos es un escaneo por parte del vehículo para ver quien somos: ello conlleva, saludo personalizado, perfil, asiento correctamente colocado; pues nada, vamos a conducir.

Arrancamos el vehículo y la insonorización es perfecta; decir que en todas las situaciones que hemos conducido apenas se notaba ruido e incluso al ralentí, no parece que tuviéramos el coche encendido. Solo cuando el motor ruge porque le exigimos, se puede sentir algo de ruido.

Con esto nos metemos en la prueba dinámica: decir que los crossover destacan por tener un equilibrio perfecto entre carretera y off-road, y en esta ocasión el Outback no es sólo una excepción, sino que es de los más aventajados y equilibrados del segmento.

Carretera, no desentona en deportividad

Empezamos nuestro test por carreteras secundarias, y aquí en tramos revirados y apretando el Outback notamos como la tracción total nos da un plus de seguridad al alcance de muy pocos.

A la hora de tomar las curvas, la dirección responde muy rápidamente a lo que le pedimos y el coche entra, tracciona y sale de las mismas, con total firmeza y seguridad; la suspensión funciona a la perfección logrando los apoyos óptimos en cada situación, lo que le transmite al conductor mucha confianza sin sustos ni balanceos.

No es un vehículo que destaque por una aceleración enérgica, sino que es más bien progresiva, orientado a un confort de marcha, aunque no desentona si se le pide empuje, pero sí que le cuesta un poco. Aquí el cambio sorprende por su fácil manejo y rápida respuesta, no esperemos un CVT al uso, lleva un tipo de marcha “simulada” de ocho velocidades al acelerar con fuerza.

El uso de las manetas ubicadas en el volante nos permite llevar el vehículo a nuestro ritmo, aunque si apretamos un poco más de la cuenta el acelerador, puede que nos baje alguna marcha sin pedirlo.

Hemos tenido la ocasión de circular por carretera por la noche y la iluminación es apabullante, las ópticas delanteras cumplen con su misión a la perfección, iluminando toda la calzada sin sombras.

Autopista/autovía, salón rodante

Circulando por autopista la sensación de comodidad es abrumadora; la suspensión es perfecta en su tarado, cómoda y absorve a la perfección los desperfectos de la carretera. El cambio automático de 8 velocidades, funciona de manera que lleva el vehículo siempre en su punto justo logrando una eficiencia muy buena.

Por lo visto, parte de la culpa de ese confort de marcha lo tiene la nueva plataforma modular glogal (SGP). Es más rígida que la anterior, más ligera y, sobre todo, reduce el nivel de ruidos o vibraciones que llegan al habitáculo. Pues la verdad me alegro de que incorpore esta nueva plataforma porque es un salto muy grande en cuanto a confort en todos los aspectos.

Los 169 CV de potencia que lleva, dan más que de sobra para mover con soltura el nuevo Outback, y eso que su peso está cerca de los 1.650 kg.

Como curiosidad, buceando en el menú de configuración del vehículo, circulando por autopista, en una conducción semi autónoma (con muchos controles activados), hay una opción en la cual podemos calibrar el nivel de aceleración que queremos que tenga el vehículo (por ejemplo si nuestra velocidad está programada a 120 km/h y por motivos de tráfico vamos a 90 km/h, al despejarse la situación, esa aceleración hasta conseguir la velocidad es la que podemos calibrar).

En ciudad, mejor pasar de largo

En territorio comanche el Subaru Outback tiene un comportamiento noble y suave. Ni que decir tiene, que el cambio ayuda mucho y además la dirección se muestra muy precisa y ágil de movimientos.

Buscando el momento de aparcar, tardamos un poco en encontrar sitio por la longitud del vehículo, aunque después las maniobras son coser y cantar, las diferentes ayudas y cámaras que asisten a las maniobras, es muy fácil.

Cumple con nota su paso por la ciudad, pero sinceramente no es un vehículo para meterlo en ciudad, porque no vas a aprovechar todo el potencial que tiene.

Salimos del asfalto, como pez en el agua

Aquí el nuevo Subaru Outback marca las diferencias respecto a sus competidores. La tracción simétrica a las cuatro ruedas AWD de Subaru permite una conducción estable y segura.

El Outback se mueve con mucha soltura, y la diversión al volante está totalmente asegurada. El Control activo de par distribuye la potencia a todas las ruedas en función de las condiciones del firme para conseguir una mejor tracción en carreteras mojadas y resbaladizas. Sencillamente es imbatible.

Además para superar obstáculos o situaciones más adversas, el nuevo Subaru Outback dispone del clásico X-Mode con dos modos de conducción específicos para circular fuera del asfalto: Snow Dirt (nieve y grava) y Deep Snow Mud (nieve y barro profundos), que se pueden elegir en la pantalla central.

Sus cotas off-road son muy buenas.
  • Distancia libre al suelo: 213 mm
  • Ángulo de ataque: 19,7°
  • Ángulo de salida: 22,6°
  • Ángulo ventral de 21,0º
  • Capacidad de remolque de 2.000 kg.
avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *