Prueba Ford Ranger Raptor tú marcas los límites

Prueba Ford Ranger Raptor tú marcas los límites

Esta semana probamos el Ford Ranger actual del mercado (el pick-up más vendido de Europa) en su variante más salvaje, Raptor, a la espera de que llegue el nuevo Ford Ranger al mercado Español.

La estética Raptor ha sido hecha realidad gracias al departamento Ford Performance, y lo ha convertido en un vehículo de apariencia muy salvaje y llamativo. Hablamos de un vehículo de 5.374 mm de longitud, 2.030 mm de anchura y 1.873 mm de altura, así que pasar desapercibido, no pasa.

Como rival más directo por estética estaría la Hilux Invincible (prueba) y luego una pick up más comedida en estética pero no en prestaciones, sería la Mitsubishi L200 (prueba).

Precios del Ford Ranger Raptor

Cómo solo hay un motor, un nivel de equipamiento, directamente nos hemos metido en el configurador de Ford, para poder deciros exactamente los precios.

De base el Ford Ranger Raptor parte de los 54.264 euros, una vez sumado todos los extras que puede incorporar, alcanza los 57.396 euros.

Estética salvaje

En todas sus líneas, lo mires por donde lo mires, el Ford Ranger Raptor lo lleva todo un nivel más allá, estéticamente rompedor, con el color Azul Performance (al estilo Mustang Mach1 -prueba-) , instalando un nuevo parachoques más prominente y sobre todo, más ancho, así como los pasos de rueda sobredimensionados que llegan hasta los grupos ópticos.

La parrilla prescinde del logo y se queda con el nombre de la marca. La zona baja del parachoques también cambia e inserta dos enganches para remolcar o ser remolcado

Perfil y zaga para no pasar desapercibido

En el perfil vemos el nuevo estribo lateral metálico que viene de perlas para subir o bajar del vehículo. Además incorpora una serie de vinilos decorativos en la aleta trasera. 

Caja de carga

La caja de carga está recubierta enteramente de una superficie de plástico lavable, que incorpora 6 ganchos robustos con los que sujetar la carga.

En nuestra unidad se incluye de serie una persiana con cierre semiautomático (extra por 1.860 euros) que funciona muy bien y que nos permite su uso como maletero convencional y dos barras transversales que podemos mover longitudinalmente para ubicar objetos.

Las dimensiones de carga son de 1,5 m de largo por 1,2 metros de ancho (el largo se reduce unos 30 cm si llevamos la persinana). El logo RANGER se ubica en la zona izquierda del portón y el logo RAPTOR a la derecha. Tanto el parachoques de plástico negro como los grupos ópticos están heredados directamente de la versión Wildtrack, brutales ambos en apariencia. 

Interior que lo soporta todo

El Ford Ranger Raptor es un pick-up de caja doble, donde podemos llevar hasta 5 pasajeros con espacio más que de sobra en todas las cotas. Presenta unos materiales de muy alta calidad que se ven resistentes al uso, con unos acabados y terminaciones muy buenas.

El acceso al interior, a pesar de su elevada altura, es cómodo gracias a un estribo metálico situado a ambos lados del vehículo y a todo lo largo entre pasos de rueda y a los asideros situados en el pilar A de ambas entradas delanteras.

Parte delantera y trasera

En la parte delantera, el Ford Ranger Raptor incorpora unos asientos muy cómodos que recogen a la perfección el cuerpo (nuestro cuerpo da fe de ello en la ruta por pedregales, baches, caminos de cabras...), son deportivos con regulación eléctrica y con un tapizado mezcla de cuero y alcántara, y en el respaldo, bordado el nombre del modelo.

Volante específico forrado en piel con la inscripción Raptor en la zona inferior del aro, con un buen agarre y tiene regulación en altura pero no en profundidad.

La segunda fila de asientos es bastante cómoda para viajes, ya que tiene un reposabrazos central y el respaldo de sus asientos no es tan vertical como en otros modelos ya que tiene algo de inclinación.

Instrumentación a bordo

La instrumentación es bastante clásica, con doble esfera y una pequeña pantalla en el centro que nos informará de todos los detalles a tiempo real de nuestra conducción.

No podía faltar la integración de Android Auto y Apple Car Play en el sistema SYNC 3 de Ford a través de una pantalla táctil de 8 pulgadas con un funcionamiento correcto en todos los aspectos. 

Por último, tenemos un módulo específico para la climatización a través de botones físicos (gracias Ford) y donde podremos activar la calefacción en los asientos.

El corazón del guerrero

Incorpora un bloque de 4 cilindros turbodiésel y 2.0 litros de 213 CV de potencia y 500 Nm de par máximo. Su doble turbocompresor ayuda a que tengamos una fuerza descomunal desde muy bajas revoluciones. 

El Ford Ranger Raptor cuenta con hasta seis modos de conducción: Normal, Sport, Hierba/Grava/Nieve, Barro/Arena, Roca y Baja, este último, muy interesante ya que libera los sistemas de seguridad electrónicos para que intervengan justo cuando sea especialmente necesario (para disfrutar sin limitaciones).

El puesto de conducción es alto, muy alto y eso en carretera te da una sensación de visibilidad y seguridad como muy pocos vehículos.

Caja de cambios automática

Se trata de un cambio automático de 10 velocidades DCT (por convertidor de par), que en líneas generales tiene un muy buen funcionamiento, dándonos la posibilidad de manejarlo de manera manual gracias a unas levas ubicadas tras el volante.

La palanca de cambios y el selector de modos de tracción: 4×2, 4×4 y 4×4 con reductora, se ubican entre los asientos delanteros. Junto a este selector también tenemos una pequeña botonera donde desconectar el control de tracción, bloqueo de diferencial trasero o activar el control de descenso.

Prueba dinámica del Ford Ranger Raptor

Conducción Off-Road

El Ford Ranger Raptor es un auténtico número 1 fuera de la carretera y para ello cuenta con unas cotas con ángulos de entrada, salida y ventral de 32,5º, 24º y 24º, respectivamente, con una distancia libre al suelo de 283 mm y una capacidad de vadeo de 85 cm, con lo que difícilmente te encontraras algún obstáculo insalvable y todo ello siendo un vehículo de 2,5 toneladas de peso.

Todo el bajo perfil del coche está protegido gracias a una plancha metálica de 2,3 mm la cual es un 60% más resistente que en el resto de la gama Ranger.

El Ford Ranger Raptor incorpora un sistema de amortiguación firmado por Fox y la parte trasera prescinde de las ballestas a favor de muelles. Se ha reforzado con piezas de acero, las vías son 15 cm más anchas y los brazos delanteros de la suspensión son de aluminio.

Puedes ir realmente rápido, que este sistema se encarga de transmitir una seguridad y una fiabilidad espectacular. Pero buena parte de estas prestaciones no podr´ían ser, sino equipara los neumáticos General Grabber AT3 285/70 R17 con tacos que son una pasada de efectividad.

Modos de conducción para cada situación

Gracias a los diferentes modos de conducción y a la posibilidad de elegir entre 2H, 4H y 4L (estos cambios han de hacerse en posición N del cambio) cualquier terreno, rocas, tierra, barro, la hemos pasado sin ningún problema; el Ranger se agarra que es una pasada y se propulsa hacia el siguiente obstáculo con fuerza y firmeza.

Por las denominadas “pistas” de tierra, lo mejor que puedes hacer es activar el Modo Baja lo que nos permite rodar a ritmo fuerte sin las limitaciones de los sistemas de seguridad, interviniendo sólo cuando es estrictamente necesario y ayudando a mantenernos por el sitio.

Y si se presenta una pendiente hacia abajo muy pronunciada, tiramos del control de descensos que va gestionando la bajada en todo momento, son total seguridad para los ocupantes.

El Ford Ranger Raptor puede con todo

Se trata además de un pick-up resistente, competente y preparado para el trabajo diario.

  • 1.140 kg de carga útil bruta
  • 3.270 kg de masa bruta máxima
  • 3.500 kg de capacidad de remolque máxima


Pues hemos podido probarlo (casi 1.100 kg en caja y cerca de 2.200 kg en remolque, en diferentes situaciones) y ha respondido a la perfección. Bien es cierto que fuera del asfalto hemos tenido que tirar un pco de reductora para darle más agarre y fuerza (aunque limita la velocidad), pero en carretera con la tracción delantera (2H) iba perfecto.

Circulando por carretera, se defiende

Circulando por asfalto nos encontramos con un coche muy cómodo en todos los aspectos. Las suspensiones filtran muy bien todas las imperfecciones del asfalto y el ruido de rodadura es imperceptible.

No es un vehículo para carreteras con curvas, aunque para nuestra sorpresa, su comportamiento fue bastante bueno. Las suspensiones evitan los temibles balanceos y el paso por curva es bastante directo.

La frenada es probablemente lo que menos me gusta del Raptor, partiendo de la base que es un trasatlántico, tiene un tacto algo esponjoso y hay que hacerse a él para lograr la frenada deseada.

Ford Ranger Raptor, no apto para ciudad

Obviamente su tamaño no ayuda. Apenas lo he usado en ciudad, aunque sí me he dado una vuelta para ver su movilidad. Tanta parada y aceleración le hacen perezoso y los giros hay que tener cuidado porque como vamos muy altos, hay bolardos que no se ven, y como te cierres mucho, te los llevas.

Que no incorpore sensores delanteros con el enorme morro también dificulta las maniobras, además sus casi 5,4 metros de longitud no nos deja aparcar en batería.

Lo bueno, que gracias a que cuando activamos la R se activa la cámara trasera y una especie de sensor puedes hacer aparcamientos en línea (si hay espacio) con bastante facilidad.

Consumos

En cuanto a los consumos la verdad es que me han dado bastante igual, porque hay que saber qué tipo de vehículo tienes en las manos y que un mechero precisamente no va a ser.

Por vías urbanas hemos rondado los 12 L/100 km sin pestañear, mientras que por carretera, autopista, se pueden conseguir cifras incluso por debajo de 10 l/100 km.

Conclusión

No puedo negar que soy un enamorado de los Pick-up, será por su estética, por sus capacidades off-road, porque me encanta el campo, pero este Ford Ranger Raptor ha superado todas mis espectativas.

Estética brutal, comportamiento fuera del asfalto de 10 y una dinámica en carretera que va bastante bien. Un precio que no es para todos los bolsillos, pero que no es para nada excesivo, si tenemos en cuenta sus capacidades, su imagen y su competencia.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *