TestDrive – Mitsubishi L200 el pick up definitivo

TestDrive - Mitsubishi L200 el pick up definitivo

Esta semana cambiamos radicalmente y nos montamos en el nuevo Mitsubishi L200 2020, la sexta generación de este exitoso pick-up y que fue el primer vehículo de su clase que se ofreció oficialmente en Europa en 1978.

El abanico de pick up en el mercado es enorme y no os lo voy a enumerar, pero considero que el Mitsubishi L200 2020 es uno, sino, el mejor del mercado.

Y razones no le faltan, tiene un diseño realmente espectacular, con unos acabados perfectos para cada necesidad, además su sistema de tracción Super Select 4WD es a mi juicio el mejor y más completo, y un factor determinante, el precio de venta, muy competitivo, con tarifas que van de los 24.300 euros.

Diseño robusto

El nuevo Mitsubishi L200 apuesta por unas formas muy agresivas y robustas, siendo más atractivo en su conjunto (más de un cuello roto he visto). Hablamos de un vehículo de considerables dimensiones: 5.30 metros de largo1.81 metros de ancho y 1.78 metros de alto con un ancho de vías delantero de 1.520 mm y un ancho de vía trasero de 1.515 mm. La distancia entre ejes es de 3.000 mm.

Donde se nota de veras el cambio radical respecto a su predecesor es en el frontal, el nuevo diseño Dynamic Field le aporta un aspecto robusto y agresivo.

Aunque el capó se sitúa 40 mm más arriba, se ha mejorado el coeficiente aerodinámico gracias a unas líneas más estilizadas y elegantes y además encontramos las ópticas Full LED que se prolongan hasta el lateral del coche.

Los parachoques son de gran tamaño y la calandra es de mayor tamaño más moderna y distintiva del modelo. Siendo nuestro acabado tope de gama, la parrilla delantera cuenta además con molduras cromadas. (No apto para modelos que van a ser de trabajo).

Si sólo viéramos el vehículo de frontal, por estética, nos llevaría a pensar que estamos ante un SUV y no ante un pick up.

En la vista lateral, nuevos retrovisores con intermitentes integrados, remarcados pasos de rueda que acomodan llantas de 18″ (equipa unos muy eficientes neumáticos DUNLOP GRANDTEK AT20 165/60 R18 110H), se ve a las claras sus más de 5 metros de longitud y el corte en diagonal entre la doble cabina y la caja de carga (en el modelo Club Cabina el corte es vertical). Además vemos la altura libre al suelo de 205 mm.

En la trasera, nuevo paragolpes y ópticas con tecnología LED. Llaman la atención los detalles cromados en los retrovisores, tiradores de las puertas, los cristales oscurecidos y los estribos laterales en negro le dan un aspecto mucho más llamativo.

La caja de carga

En el caso de mi unidad de pruebas se trata de una caja abierta sin ningún elemento de cerramiento, pudiéndose instalar un Hardtop (cubierta de caja) o diferentes tapas de caja como son las de aluminio, retráctil, de lona o de caja rígida (diferentes opciones para diferentes necesidades).

Ofrece una superficie útil de 1.520 mm de largo por 1.470 mm de ancho, con una altura de 475 mm (volumen de carga, con 1.1 m3) con una capacidad de carga máxima de hasta 1.075 kilogramos.

De serie ofrece seis puntos de anclaje para fijar lo que transportemos, además la altura es perfecta para cargar y descargar.

Interior muy notable

Lo primero que notamos es que predomina el uso de plásticos duros, con un mejor tacto y un aspecto visual agradable, sin detalles mal rematados ni vibraciones, lo que augura una gran durabilidad.

El tacto de los diferentes botones es correcto, sin dar sensación de debilidad tampoco, con lo que su uso aguantará a buen seguro, el paso del tiempo.

La entrada y salida del vehículo por las cuatro puertas es muy sencilla gracias a los asideros de los pilares A y B y de las estriberas a ambos lados del vehículo.

En las plazas delanteras tenemos espacio más que de sobra y rápidamente conseguimos un posición de conducción perfecta en visibilidad y omodidad, gracias a la multitud de ajustes de asiento, volante, retrovisores,…

El volante incorpora también unas manetas de gran tamaño (exactamente igual que el Outlander PHEV). La instrumentación es nueva, táctil y de fácil uso (se ha renovado el sistema de infoentretenimiento).

En las plazas traseras al igual que en las plazas delanteras el mullido de los asientos es muy confortable y la altura al techo es más que de sobra; cuenta con 3 asientos, dos de ellos con anclajes ISOFix y con la suficiente habitabilidad para que puedan ir 5 personas sentadas cómodamente.

Además para mayor comodidad y conectividad, equipa dos bolsas tras lo asientos y 2 tomas USB que están ubicados donde el túnel central (menos mal que no sobresale en exceso y la persona que va en el asiento central no sufre mucho).

Donde encontramos cada botón y mando

La disposición de todos los mandos está ubicado de manera que no tengamos que despistarnos a la hora de conducir, si bien el botón de Start/Stop se ubica a la izquierda del volante (raro), junto con el mando de manejo de los retrovisores.

Todos son sencillos en manejo y muy funcionales, porque no hay que olvidar que estamos principalmente ante una herramienta de trabajo.

La mejora en el sistema de infoentretenimiento, se ha traducido en una mejora de la pantalla táctil SDA (Smartphone Link Display Audio) de 7 pulgadas del salpicadero y dispone de entradas USB y HDMI.

Debajo de nuestra pantalla, nos encontramos los mandos del climatizador bizona, y debajo diferentes botones e indicadores que tienen que ver con la seguridad y comodidad: warning, cinturones, volante calefactable, sensores de parking..

Debajo se ubican una conexión USB, junto con los botones de la calefacción de los asientos y debajo una pequeña guantera (no vale para cargar móviles).

En el túnel central se ubican la palanca de cambios de aspecto robusto, forrado en cuero. A continuación se halla la rueda selectora del Super Select 4WD y a continuación 2 botones: Uno para el control de descensos, y otro para el Off-Road Mode.

Y para terminar freno de mano de palanca, dos huecos porta-bebidas y una guantera central de generoso tamaño, a la cual yo la hubiera pedido con la posibilidad de deslizarla hacia delante para hacer más cómodo aún la parte delantera.

Motorización

El nuevo Mitsubishi L200 cuenta con único propulsor nuevo turbodiésel 2.2 litros de 150 CV de potencia (el bloque que incorpora el Eclipse Cross) a 3.500 rpm y un par motor de 400 Nm disponibles entre 1.750 y 2.250 vueltas y que además cumple con las exigentes normativas anticontaminación gracias a la adición de un sistema SCR con AdBlue para el tratamiento de los NOx.

Cifras oficiales

Es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 13,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 171 km/h. Y todo ello con un consumo medio homologado de 9,7 l/100km.

Sobre sus cotas offroad, cuenta con un ángulo de ataque de 31º, un ángulo de salida de 23º y ventral de 25º. La profundidad de vadeo se incrementa en 100 mm hasta los 700 mm, resultando de las mejores del segmento y la altura al suelo se sitúa en 205 mm.

Cambio

La caja de cambios puede ser manual con seis velocidades, o bien una nueva automática por convertidor de par también con seis relaciones (de serie en los Motion y Kaiteki), que mejora mucho el funcionamiento de la anterior.

Se trata de un cambio suave, y lo que es más importante, rápido. Para su manejo manual cuenta con dos grandes levas tras el volante, algo diferenciador en un pick up y que aporta muchas ventajas en conducción todoterreno.

Sistema de tracción

Le dedicamos especial atención al sistema de tracción que incorpora nuestro Mitsubishi L200, porque es digno de estudio. Se trata del Super Select 4WD (SS4-II), y resulta ser el más completo del segmento y un plus frente a la mayoría de sus rivales tanto en asfalto como fuera de él

Gracias a una rueda selectora situada al lado del cambio automático, nos ha permitido elegir entre:

  • Tracción trasera (2H)
  • 4×4 con diferencial central abierto (4H)
  • 4×4 con el diferencial central bloqueado (4HLc)
  • Reductora con bloqueo (4LLc).

También decir que nuestra unidad contaba con control de descensos (HDC) ajustable entre 2 y 20 km/h y el Off-Road Mode.

Mitsubishi no da la opción de bloquear el diferencial trasero y lo ha sustituido como novedad, por un control de tracción ajustable denominado Off-Road Mode.

Este control de tracción ofrece varios modos en función de la superficie (Grava, Barro/Nieve, Arena y Roca) que hacen que el sistema permita una mayor o menor diferencia de giro entre las ruedas del mismo eje.

El acabado M-Pro equipa el sistema Easy Select 4WD que no tiene bloqueo del diferencial central, pero sí un bloqueo del diferencial trasero y también tiene reductora.

Conducción en diferentes situaciones y condiciones

Ciudad, territorio comanche

Lo primero que hemos hecho ha sido incordiar un poco al Mitsubishi L200 y lo hemos metido por ciudad, hora punta para molestar más si cabe.

Es muy cómodo de conducir en la gran ciudad, suave, muy bien insonorizado y además con cambio automático; en materia de giros cerrados y con coches aparcados, hay que tener cuidado porque el coche es largo, y para aparcar hay que buscar una buena plaza; aunque aparcarlo es muy sencillo, porque tienes todo tipo de ayudas y cámaras.

Autopista

Segunda ruta, nos vamos por autopista y autovía. Da una sensación de comodidad muy buena, el cambio funciona a la perfección, cambia en el momento adecuado y como antes la insonorización a bordo es perfecta.

Las suspensión absorbe muy bien cualquier desperfecto en la carretera y apenas se sienten y los balanceos de carrocería son casi imperceptibles.

Y lo mejor de todo, la media de consumo por debajo de los 8,5 L/100 km, algo muy de reconocer, para este tipo de vehículos.

Carretera y manta

En carreteras, teniendo en cuenta en cuenta tamaño y peso, no es un vehículo para hacer locuras. Si que es aconsejable si llevamos carga, la pongamos lo más cercano a la cabina, para equilibrar pesos y que no se descompense con la parte trasera que está en voladizo.

Gracias a que desde Mitsubishi nos comentan que los muelles delanteros son más rígidos y los amortiguadores tiene un ajuste más firme, junto con una hoja a las ballestas posteriores, comprobamos como el vehículo mejora mucho el paso por curva y la sensación de seguridad es notable.

Respecto al cambio por levas, es en estos tramos donde más lo usé, sobre todo en puerto de montaña y la verdad es que terminé bastante contento. Al llevar las levas y poder controlar y apurar tú los cambios de marchas, no se produce ese cambio inesperado de marcha del automático que te deja literalmente vendido.

Cuando hemos ido en posición automática, va muy suave, suele llevar marchas más largas (por aquello de la eficiencia, supongo) y cuando le hemos pedido más fuerza, ha respondido bien y casi al instante.

Por el campo, sin contemplaciones

El terreno por donde más nos hemos divertido y probablemente donde más a gusto se encuentre el Mitsubishi L200, ha sido fuera del asfalto.

Nos metimos por una ruta de unos 60 km de puro campo, y gracias a la lluvia que nos cayó el terreno se puso bastante interesante. El L200 sorteó sin ningún problema cada una de las dificultades que nos fuimos encontrando.

Casi todo el tramo tiramos de la tracción integral (4H), probamos la tracción intregral con bloque de diferencial (4HLc) y ya con eso íbamos sobrados, aunque ya quisimos probar la reductora (4LLc) y el L200 pasó con una solvencia sobresaliente (que pena no haberlo tenido cuando Filomena).

Decir también que probamos el control de descensos, y que funciona a la perfección, dándote una seguridad y confianza muy notable.

Bien es cierto que íbamos sin peso en caja, que seguramente con 1 tonelada no sea lo mismo, pero a buen seguro que aun que vaya cargado el Mitsubishi L200 es capaz de superar lo que se le ponga por delante.

De los más seguros de su categoría

En materia de asistencias a la conducción, el Mitsubishi L200 2020 incluye:

  • Frenada de emergencia con detección de peatones y automóviles
  • Sistema de detección de ángulo muerto (BSW) y de tráfico perpendicular al retroceder
  • Cámara de marcha atrás con vista cenital. Cámara de visión 360º (Multi Around Monitor)
  • Alerta de cambio involuntario de carril.
  • Cambio automático de luces cortas/largas.
  • Sistema de mitigación de colisión frontal (FCM).
  • Sistema de alerta de tráfico trasero (RCTA).
  • Sistema de mitigación de aceleración no intencionada (UMS).

Equipamiento muy completo

Los niveles de acabado en el mercado español para el Mitsubishi L200 son: M-Pro (Profesionales), Motion y Kaiteki (tope de gama).

De serie para ambos cuenta con aire acondicionado, sistema de sonido integrado con bluetooth, puerto USB, ordenador de viaje, asistente al arranque en cuestas, bloqueo de diferencial trasero, reposabrazos central delantero…

M-Pro

Estas versiones van destinadas fundamentalmente a flotas y a usuarios profesionales, con bloqueo del diferencial trasero de serie, llantas de aleación, posibilidad de equipar cambio automático y dos opciones de carrocería: cabina ampliada y doble.

Esta configuración resulta ideal también para el usuario de todoterreno que realmente quiera hacer un uso extremo del vehículo y que valorará especialmente la posibilidad de contar con el bloqueo trasero sin tener que pagar por extras como la tapicería de cuero o las llantas de 18 pulgadas.

Motion

Incorpora climatizador automático, llantas de aleación de 16 pulgadas, control y limitador de velocidad, pilotos traseros LED, sensor de lluvia, faros antiniebla, acceso y arranque sin llave, encendido automático de luces, alerta de cambio de carril, aviso pre-colisión y detector de peatones, entre muchos otros.

Kaiteki

Añade las llantas de 18 pulgadas, tapizado en piel, sistema de visión 360º, SmartBeam, detector de objetos en ángulo muerto y en maniobras de marcha atrás, faros Bi-LED, sensores delanteros y traseros de aparcamiento, asientos y volante calefactables, climatizador dual…

Opcionales

Hay un sin fin de elementos opcionales con los que completar o con los que simplemente adecuar la pickup a las necesidades, que van desde protectores frontales, inferiores, anclajes para la caja, recubrimientos de caja, Android Auto, Sistema de Navegación, etc…

Precios

Club Cabina 220 DI-D M-PROdesde 24.300 €
Doble Cabina 220 DI-D M-PROdesde 26.150 €
Doble Cabina 220 DI-D 6AT M-PROdesde 27.650 €
Doble Cabina 220 DI-D 6AT Motiondesde 31.250 €
Doble Cabina 220 DI-D 6AT Kaitekidesde 35.250 €
avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *