Prueba del Toyota Hilux INVINCIBLE, va con todo

Prueba del Toyota Hilux Invincible

El Toyota Hilux INVINCIBLE, es una vuelta más de tuerca a uno de los modelos de referencia del segmento pick up, el Hilux, con esta versión denominada INVINCIBLE, deja claro sus intenciones.

El nuevo Toyota Hilux INVINCIBLE, es la versión más equipada, con el motor más potente, con una estética muy aventurera y atractiva, para enfrentarse a dos duros rivales del segmento, el Ford Ranger Raptor con el que comparte una estética muy parecida y el Mitsubishi L200 (prueba).

Precios

GX Cabina Sencilla 2.4D 150 CVDesde 21.325 euros
GX Cabina Extra 2.4D 150 CVDesde 22.518 euros
GX Cabina Doble 2.4D 150 CVDesde 22.961 euros
GX Plus Cabina Doble 2.4D 150 CVDesde 25.007 euros
VX Cabina Doble 2.8D 204 CV manualDesde 28.586 euros
VXL Cabina Doble 2.8D 204 CV Aut.Desde 30.154 euros
INVINCIBLE Cabina Doble 2.8D 204 CV Aut.Desde 34.722 euros

Diseño Exterior

La versión INVINCIBLE se desmarca del resto de la gama Hilux, por tener una estética aventurera, más brutal y diferente. Todos los elementos estéticos, ya sean protecciones, estribos, tiradores de las puertas, incluidos la parrilla delantera y el portón trasero… han sido diseñadas para este acabado.

La Toyota Hilux INVINCIBLE
se reconoce a primera vista.

Verlo desde cualquier perspectiva impresiona, ya sea por la llamativa parrilla frontal o sea de lateral con las protecciones de los pasos de rueda sobredimensionados que rodean unos neumáticos Bridgestone Dueler H/T con medidas 265/60 R18 con llantas de aleación de 18”, o por la trasera, con su caja.

La caja

Viene decorada con la palabra INVINCIBLE a gran tamaño grabadas en la tapa de apertura y a ambos lados. La tapa presenta diferentes molduras en plástico, no cuenta con sistema de apertura automático y pesa bastante, con lo que hay que abrir con bastante cuidado.

La caja lleva un recubrimiento que protege la chapa de las rozaduras, un elemento opcional totalmente recomendable si se va a usar en campo o para trabajar, además de incorporar 4 argollas para sujetar bien la carga.

Para ocultar lo que transportemos se han desarrollado diferentes cubiertas en material flexible o rígido, entre las que destaca un techo rígido que se puede solicitar en el mismo color de la carrocería y que cuenta con luna de apertura independiente e iluminación LED para el interior.

Interior mejorado

El interior de la Toyota Hilux INVINCIBLE es agradable a la vista y al tacto. El salpicadero va en plástico mullido y tanto el volante como los asientos son de cuero, además la iluminación a bordo es cálida.

Presenta una gran pantalla táctil que viene de serie en todas las terminaciones excepto en la de acceso y cuyo manejo es muy sencillo.

El cuadro de instrumentos es sorprendentemente para los tiempos que corren, analógico tradicional, con una esfera a la derecha para el velocímetro y el nivel de combustible y la de la izquierda para el tacómetro con la temperatura del motor.

En el centro, entre ambas esferas, se ubica una pequeña pantalla digital con toda la información sobre el vehículo, que podemos ir viendo a través de un menú que se maneja desde el volante multifuncion.

Los botones esenciales no van en la pantalla, sino que son mandos físicos (muy buena elección) tipo, el climatizador, gestión de la caja de cambios, el motor y los diferenciales.

Al tratarse de un vehículo de gran altura, se ha instalado una estribera de acero en ambos laterales del vehículo, a parte de unos asas en los diferentes pilares, para que el acceso a cualquiera de las plazas sea sencillo y cómodo.

Confort a bordo

Este confort a bordo del Hilux INVINCIBLE, que puede que sea de lo mejor del segmento, es posible gracias a la suspensión trasera de ballestas. Además para la nueva gama Hilux, Toyota cambió los amortiguadores en los dos ejes. Todo ello con la intención de optimizar la suspensión mientras la plataforma de carga está vacía.

Los asientos delanteros son de cuero y llevan regulación eléctrica, además en nuestra unidad incorporan calefacción; son bastante cómodos y la posición de conducción te deja todo muy a mano y con una vista general perfecta.

En contra de lo que se lleva en los vehículos últimamente, el sistema de conexiones es más bien escaso, apenas un puerto USB y dos enchufes de 12 V en la base del salpicadero delante del cambio, y una toma de corriente doméstica de 220 V y 100 W en la guantera central.

Asientos traseros

Respecto a los asientos traseros, son bastante amplios, cómodos con un buen mullido perfecto para aguantar tanto viajes largos (puedo dar fe cómo mi chaval se durmió al poco de empezar la ruta de 240 km de autovía) como vaivenes de caminos.

Hay espacio de sobra para rodillas, cabeza y hombros, aunque con una plaza central trasera algo escasa, pero no es incómoda del todo. Si llevamos 2 ocupantes en estas plazas la visión a través de la luna trasera es casi nula.

Una peculiaridad, es que si no llevamos nadie en estos asientos, los podemos plegar hacia el respaldo, atándolos con unos corchetes a los reposacabezas, a parte de ganar espacio de carga en esta parte, así se consigue no estropearlos con la propia carga.

Además debajo de estos asientos, se ocultan dos guanteras con los elementos necesarios para el cambio de ruedas, o algún percance.

Equipamiento

Los niveles de equipamiento de la Hilux no varían y son: GX, GX Plus, VX, VXL e INVINCIBLE (o GR SPORT)

Desde el equipamiento básico, la Hilux va bastante cargada. El acabado VX, el más equilibrado, incluye el nuevo sistema de infoentretenimiento en una pantalla multimedia Toyota Touch®2 de 8″ y cámara de visión trasera.

El acabado INVINCIBLE, incorpora de serie asientos con calefacción, llantas de aleación de 18 pulgadas, sensores de estacionamiento en la parte delantera y trasera, sistema de arranque sin llave, navegación por satélite de serie o cuero perforado, ajuste automático de altura de faros (LED de doble haz), Android Auto y Apple CarPlay

En materia de seguridad cuenta con lo último en asistentes, control de descenso, control de crucero adaptativo, avisador de cambio involuntario de carril, sistema precolisión con detección de peatones, control de balanceo del remolque,..

Motorizaciones

Los motores de la gama Hilux son dos cuatro cilindros en línea diésel. Para los equipamientos base, el motor es un 2,4 litros de 150 CV de potencia asociado a un cambio manual y para los acabados más altos, se recurre al nuevo motor 2.8 litros de 204 CV de potencia.

Esta última motorización es la que incorpora nuestra unidad, 204 CV de potencia a 3.400 rpm y un par máximo de 500 Nm de 1.600 a 2.800 rpm asociado a un cambio automático,

Por ciudad

Arrancamos el motor con la sorpresa de que el motor se escucha, en contra de los últimos vehículos que hemos probado donde todo era silencio. De vez en cuando se agradece un motor diésel de sonido ronco.

Para el día a día en ciudad, no es lo que se dice un vehículo práctico, siempre y cuando no sea tu herramienta de trabajo. Los 5,3 metros de longitud y el 1,83 m de anchura, la verdad que no ayudan nada en la movilidad por ciudad o en encontrar aparcamiento.

Pero la transmisión automática en cambio, nos ha venido de maravilla para hacernos más cómodo el trayecto, semáforos, atascos,..

Por autopista

Buena posición de conducción, visibilidad casi perfecta, aunque es verdad que la luneta trasera es algo pequeña, y la sensación de seguridad se percibe desde el momento en que empiezas a rodar.

La transmisión automática engrana velocidades rápidamente, para poder ir lo más eficiente posible. Se mantiene muy bien a altas velocidades, la comodidad a bordo es innegable, es incluso silencioso, no se hace cansado el trayecto y filtra muy bien cualquier deterioro de la carretera.

Devora kilómetros cómo un campeón y además con el depósito lleno es capaz de llegar a los 600 km. Nuestro consumo medio fue de 10,2 L/100 km, una cifra que la verdad no está nada mal, para el bicho que llevamos.

Por carretera

La circulación en carretera es correcta, el motor se muestra más sonoro, la fuerza de impulso del Hilux es bastante lineal y sino pisas el acelerador a fondo, no notarás toda la fuerza del coche; eso sí, el cambio lleva siempre la marcha adecuada para mover el vehículo con soltura, sin llevar el vehículo revolucionado y para que no tengamos que dar acelerones bruscos.

Para los descensos de puertos (tipo la Cruz Verde de Madrid) hemos notado cómo el coche alarga en exceso las marchas, llegando a ir en un modo tipo “vela” llegando a embalarse, lo que puede ser peligroso. Si presionamos el freno con decisión el vehículo reduce un par de marchas, se acciona el freno motor y nos confiere más control y seguridad. En el momento que presionamos el acelerador un poco fuerte, vuelve a cambiar de marcha.

Fuera de la carretera

El Toyota Hilux INVINCIBLE cuenta con tracción total conectable, reductora y bloqueo del diferencial trasero y unas cotas offroad, que le habilitan para poder circular por cualquier tipo de terreno por muy difícil que sea de transitar.

  • Ángulo de ataque de 27º
  • Ángulo de salida de 27º
  • Altura al suelo 235 mm.
  • Ángulo ventral de 23º

Para haceros a la idea del poderío de este Hilux INVINCIBLE, no hemos tenido que usar durante nuestra prueba la reductora, una ruta de unos 45 km entre dos localidades, por caminos del monte, con autopistas de tierra, desniveles pronunciados, ríos, senderos de piedras,…

Tanto en ascenso como en descenso, el vehículo se ha comportado extraordinariamente, transmitiendo mucha seguridad y control, y solventando los diferentes pasos con soltura.

Capacidad de carga

Toyota declara que el Hilux INVINCIBLE es capaz de cargar más de una tonelada, una cifra que ninguno de sus rivales, Ranger Raptor o L200 puede igualar. Para soportar este peso, la suspensión trasera de ballestas tiene mucho que decir.

Esta Hilux al ser Doble Cabina tiene una longitud máxima de caja de 1,5 metros, mientras que la variante de Cabina Simple pasa de los 2,3 metros.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *