Toyota GR SUPRA ahora con transmisión manual

Toyota GR SUPRA ahora con transmisión manual

El Toyota GR Supra fue el primer modelo global Toyota GAZOO Racing (TGR) encarnando a la perfección el espíritu GR y ofrecer un vehículo para disfrutar de verdad al volante.

Nuevos colores exteriores e interiores 

La nueva gama GR Supra cuenta también con nuevas opciones de pintura, con la incorporación de dos nuevos colores metalizados, un gris y un azul. 

También se incorpora un Blanco Mate, en exclusiva para una nueva edición especial vinculada al motor de 3.0 litros y transmisión manual, que será el nuevo tope de gama y disponible en unidades limitadas.

Consola central y cambio de marchas revisados

Los cambios para acomodar la nueva transmisión manual del GR Supra no se limitaron a la transmisión, también se prestó mucha atención a cómo integrar el nuevo sistema en el habitáculo.

Para conseguir una ergonomía perfecta, se han rediseñado la consola central y el sistema de selección del modo de conducción. Además, se ha ajustado el recorrido de la palanca.

La configuración revisada proporciona una cómoda separación de 42 mm entre la palanca de cambios y el panel del climatizador.

El tacto de la palanca de cambios en la mano y el peso del funcionamiento forman parte de la conexión sensorial entre el conductor y el vehículo, así que se ha prestado una especial atención al peso y la forma del pomo de la palanca y al tacto de los cambios marchas.

Bloque motor

El Toyota GR Supra tiene un motor de 3.0 litros, seis cilíndros en línea y 340 CV de potencia asociado a una transmisión automática de ocho velocidades.

Después se añadió a la gama un nuevo motor de 2.0 litros y 258 CV de potencia con transmisión automática de serie.

Nueva transmisión manual de seis velocidades

La transmisión manual instalada en el GR Supra se ha diseñado y ajustado específicamente para su uso en el motor de seis cilindros en línea del coupé.

El equipo de ingenieros ha trabajado en el tunel de transmisión, el eje de transmisión, la piñonería y relaciones de cambio y retirado elementos que no eran necesarios, como parte del aislamiento acústico, para reducir aún más el peso.

Se ha instalado un embrague de nueva factura, con un resorte de mayor diámetro y diafragma reforzado. Con una mayor área de fricción y un resorte más resistente, este nuevo componente ofrece las prestaciones perfectas para su uso con el motor del GR Supra 3.0L.

Se ha diseñado una nueva transmisión, junto con un nuevo embrague, específicamente adaptada a las características de potencia y par del motor de 3.0 litros del GR Supra.

Al mismo tiempo, los sistemas de control de frenado y la suspensión se han reajustado para mejorar aún más el rendimiento, con la introducción de cambios en toda la gama del modelo.

Funcionamiento inteligente 

La transmisión iMT emplea un sistema de control inteligente programado con un nuevo software que prioriza el comportamiento deportivo. Al subir la marcha, los parámetros se han ajustado para optimizar el par motor en el momento de embrague y desembrague.

Mientras que al reducir, el software se ha ajustado para ofrecer un rendimiento excepcional.

El iMT está configurado de forma predeterminada,
pero se puede desactivar en el modo deportivo
si el conductor así lo prefiere.

Para mejorar la aceleración y las recuperaciones, se ha acortado la relación de transmisión final, pasando de 3,15 en el GR Supra automático a 3,46 en la versión manual.

El resultado es una respuesta más deportiva y un cambio de marchas perfectamente escalonado.

Ajustes de la suspensión y la dirección

Todas las versiones del GR Supra cuentan con reajustes en la suspensión, introducidos para optimizar el rendimiento en conjunto con la nueva transmisión manual.

Las medidas incluyen una goma vulcanizada más rígida en los cojinetes de las barras estabilizadoras delantera y trasera, y unos amortiguadores reajustados. Los componentes mecánicos de la dirección asistida eléctrica y los parámetros operativos del sistema también se han reajustado.

Control de tracción

La tracción y el frenado del GR Supra se han optimizado para su funcionamiento con la transmisión manual.

El vehículo avanza con suavidad, sin desplazarse hacia atrás ni patinar las ruedas. Con una caja de cambios manual, hay que utilizar la primera marcha y al soltar el embrague se corre un mayor riesgo de que las ruedas pierdan agarre.

Para afrontar ese problema, los ingenieros de Toyota han ajustado el control de tracción del vehículo –TRC– para conseguir un funcionamiento más suave en este tipo de situaciones, similar al experimentado con el automático.

El sistema también se ha optimizado para el elevado par motor, los anchos neumáticos y la propulsión características del GR Supra.

Agilidad de frenado y estabilidad

Para la nueva versión manual, el control de tracción ha vuelto a ser el centro de atención, para asegurar un equilibrio ideal entre agilidad y estabilidad al salir de una curva acelerando. 

La intervención del TRC se ha calibrado para mantener la estabilidad, es decir, que el vehículo sea fiel a la trazada prevista por el conductor.

Nueva función Hairpin+

La ambición de ofrecer pasión al volante del GR Supra en las situaciones más exigentes ha ayudado a inspirar la introducción de una nueva función Hairpin+.

Esta función se ha diseñado para dar más libertad y ofrecer una mayor satisfacción al tomar curvas cerradas con un gradiente ascendente (más del 5 %) sobre una calzada con superficie de gran fricción, como las que se encuentran en las vías montañosas europeas.

Con una mayor “Libertad” para deslizar las ruedas traseras se puede disfrutar más en estas carreteras de montaña. Toyota ha optimizado la gestión del par motor para permitir una mayor diferencia en el grado de agarre de las ruedas de la izquierda y la derecha.

Mayor estabilidad

Un vehículo muy ágil, con unos neumáticos de altas prestaciones, puede ser sensible a sobrevirajes repentinos, algo que cuesta domar solamente con el control de estabilidad del vehículo –VSC–.

Para mitigar este comportamiento, se ha adoptado un programa de estabilidad–ARP, Anti-Roll Programme– tanto para la versión manual del GR Supra como para la automática.

Esta función interviene anticipadamente en conjunto con el VSC, para compensar cualquier pérdida repentina de agarre cuando se utiliza el ajuste más deportivo de la suspensión del vehículo.

Por otra parte, el modo Track se ha ajustado para facilitar las derrapadas, con Libertad total enel control de la cantidad de gas aplicado. El vehículo sigue siendo ágil, pero hay menos riesgo de deslizamiento, gracias al control específico del motor y la entrega de par.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *