TestDrive – Toyota GR Supra, nacido para disfrutar

TestDrive - Toyota GR Supra, nacido para disfrutar

Esta semana hemos tenido uno de esos coches que te hacen subir la adrenalina, de los que te dan ganas de conducir y conducir por carreteras sin descanso, se trata del Toyota GR Supra, un auténtico purasangre, que pegado al asfalto y con sus 340 CV transmite unas sensaciones inigualables.

Para poner en contexto, decir que este vehículo ha sido desarrollado en conjunto con BMW, utiliza la misma plataforma e incorpora ciertos elementos en el interior, pero la puesta a punto y el afinamiento a corrido a cargo de la división racing de Toyota, GAZOO Racing. Todo enfocado a dar las mejores prestaciones.

Precios

Toyota GR Supra Pure48.953,58 €
Toyota GR Supra Performance64.341,72 €

Diseño espectacular lo mires por donde lo mires

Y así es, el diseño es realmente espectacular se mire desde donde se mire; y durante nuestra ruta por la ciudad, ha sido una constante los giros de cuello, las palabras y los gestos de admiración al ver pasar el GR Supra.

Como buen deportivo, tiene unas medidas muy compactas, se trata de un vehículo con tan sólo mide 4,37 metros de largo, 1,85 de ancho y 1,29 metros de altura.

El capó frontal del GR Supra es enorme, muy afilado y con unas entradas de aire (ficticias) a cada lado en negro que contrastan a la perfección con la carrocería en rojo (este color le va como anillo al dedo) y le dan aún más estética de deportivo.

Las ópticas delanteras son muy afiladas, con tecnología LED y de cuya parte trasera se abren unas tomas de aire en vertical.

Bajo los faros encontramos tres bocas enormes de entrada de aire. Y debajo un splitter de plástico negro que se remata en los extremos (casi en las ruedas) sobresaliendo de la carrocería.

Vista lateral

Es un auténtico espectáculo. Aquí se puede ver muy bien esas salidas de aire, y las formas angulosas al vehículo, los pasos de rueda traseros traseros sobredimensionados (muy elegantes sin ser bastos) que salen de mitad de la puerta delantera y que incorporan otra toma de aire y esa zaga tan corta pero tan atractiva a la vista.

La línea de la cintura está extremadamente marcada. El resultado junto con las llantas de 19 pulgadas de serie es realmente poderoso.

Además el techo presenta una forma ondulada, que además de ser estéticamente muy llamativa, es bastante funcional por aquello de que mejora la aerodinámica del vehículo controlando el flujo de aire.

Zaga

Si el frontal es un espectáculo la parte trasera no tiene nada que envidiar. Se trata de una zaga musculosa y muy, muy corta.

Estéticamente me parece brutal. Un alerón tipo cola de pato se ubica por encima unos estilizados faros, que marcan el corte de la apertura del portón trasero. La palabra SUPRA manuscrita, le da un toque más deportivo aún.

Y bajo la placa de la matrícula nos encontramos con un gran difusor integrado (en color negro en contraste con la carrocería roja) y dos grandes salidas de escape (en aluminio), una a cada lado.

En el interior, reminiscencias BMW

Como buen deportivo, es bajito, y eso se nota a la hora de entrar al vehículo, donde casi literalmente nos dejamos caer. La salida del vehículo también, sino podemos abrir del todo la puerta, es algo complicada (sobre todo, si eres alto)

Y aquí como os hemos comentado al principio, vemos el trabajo conjunto que se ha hecho con la gente de BMW. En el interior emana ambiente alemán, con elementos comunes con el BMW Z4, con un nivel de acabados y ajustes muy bueno.

Los materiales del GR Supra son de gran calidad y el tacto de todos los mandos, volante, salpicadero,… es soberbio. 

Puesto de conducción

Asientos deportivos, de regulación eléctrica para múltiples ajustes, que envuelven a la perfección el cuerpo y que además cuentan con calefacción.

Todas las superficies presentan una muy buena calidad. Tapicería de cuero por todas las superficies, fibra de carbono en la consola central, buenos ajustes y un tacto que nos transmite muy buenas sensaciones.

El volante (heredado de BMW) con un aro pequeño en cuanto a diámetro y grueso, tiene un agarre perfecto y precede a un cuadro de mandos completamente digital que nos da una bienvenida muy chula al activar el contacto.

Ese cuadro de mandos digital tras el volante es una pantalla de 8,8 pulgadas con una distribución donde el tacómetro (cuentarrevoluciones) ocupa una posición predominante en el centro y a los lados encontramos la información del combustible, velocidad, temperatura,… y diferentes sistemas.

Parte central

Sobre el salpicadero emerge la pantalla táctil donde podremos visualizar todo lo concerniente al vehículo, además del navegador, radio, tiempo, conexión móvil,.. y un sin fin de posibilidades.

El sistema viene de BMW ya que se trata de un interfaz con iDrive. Menús sencillos e intuitivos y rápido de manejo. Además incorpora el clásico mando giratorio de BMW para su manejo (en una ubicación muy buena), aunque también se puede hacer a través de la pantalla táctil.

Debajo se colocan un par de tomas de aire, y justo debajo una serie de botones para memorizar accesos directos al sistema y los mandos del climatizador (BMW) y calefacción de asientos.

Entre los dos asientos se ubican en la parte delantera una pequeña guantera para dejar el móvil con toma USB, dos huecos para botellas y una guantera posterior para llaves,..

Resultan especialmente reconocibles el pomo de la palanca de cambios y el controlador giratorio del BMW iDrive.

También encontramos una serie de botones cuya colocación no me convence del todo, ya que por su sensibilidad si dejas apoyado el brazo pueden activarse (o desactivarse). Se trata del botón modo SPORT, SAFETY System, freno de estacionamiento eléctrico y desconexión de Start&Stop.

Maletero

Pasamos a uno de los aspectos que más nos ha sorprendido para bien; se trata del maletero, con una capacidad de casi 300 litros, y que tratándose de un biplaza, es mucho.

Si bien se trata de un espacio bastante aprovechable y comunicado directamente con el habitáculo, el que sólo podamos abrirlo con la llave o con un botón semioculto en la puerta del conductor, resta practicidad.

En esa unión con la parte delantera, detrás de los asientos, cuenta con dos altavoces y si los asientos no van muy tirados hacia atrás hay un poco de espacio para colocar algún bulto más.

Seguridad activa y pasiva de máximo nivel

El Toyota GR Supra equipa el pack Supra Safety + que cuenta con:

  • Detector de ángulo muerto
  • Avisador de cambio involuntario de carril
  • Alerta de tráfico cruzado posterior
  • Alerta de colisiones traseras
  • Sensores de aparcamiento inteligentes con Frenado automático,
  • Función E-Call.

Además, todos los Toyota GR Supra van equipados de serie con Control de crucero adaptativo con arranque y parada.

Bloque motor

Otro de los elementos de esta unión con BMW es el propulsor de seis cilindros en línea 3.0 litros turbo de 340 CV de potencia y 500 Nm de par motor de tracción trasera.

Asociado incorpora un cambio automático (no hay caja manual) ZF de convertidor de par y ocho velocidades.

Oficialmente el GR Supra acelera de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos y alcanza una velocidad máxima limitada a 250 km/h. Por su parte, anuncia un consumo medio homologado de 7,5 L/100 km.

Caja de cambios

La transmisión es una caja de cambios ZF de convertidor de par de ocho relaciones, suaves y buscando eficiencia en modo normal y un cambio más radical, cuando se trata del modo Sport.

Este cambio, tiene modo secuencial, pero no lleva doble embrague, aun así, es capaz de cambiar de marcha muy rápido y apura las velocidades a necesidad. Para mi gusto personal, funciona a la perfección.

Dinámica de conducción

Su comportamiento dinámico en líneas generales es excelente. Es un coche muy fácil de llevar, ágil, rápido cuando se le necesita y con el que se puede disfrutar.

Gracias al excepcional trabajo de TOYOTA GAZOO Racing el Toyota GR Supra presenta una óptima aerodinámica, con un perfecto reparto de pesos 50:50. La configuración del chasis, suspensiones y dirección está enfocado claramente a una conducción deportiva, pero sin perder de vista la comodidad.

Según Toyota, el chasis de aluminio del modelo es aún más rígido que el de carbono del Lexus LFA. En cuanto al esquema de suspensión, el GR Supra recurre a torretas McPherson en el eje delantero y un eje trasero de cinco brazos, con los amortiguadores adaptativos.

En el GR Supra vas sentado muy cerca del suelo y por ello la visibilidad es limitada ya que la prominencia y tamaño del capó no nos permite saber bien dónde acaba; otro lunar lo encontramos en los retrovisores, que tiene una visibilidad correcta y donde lo primero que vemos son los prominentes pasos de rueda traseros.

En condiciones normales, el cambio cambia con rapidez, llevándonos siempre en marchas largas para primar el bajo consumo, pero en el momento que siente el pedal del acelerador, el cambio reduce y empuja sin contemplaciones.

La frenada en todas las situaciones que hemos probado es contundente y para el día a día bastante modulable, no tiene un tacto agresivo y es fácil de modular cuánto queremos que se detenga el coche.

En ciudad

La verdad es que tenía mis reservas sobre este coche y su utilidad en ciudad, y la verdad es que me ha sorprendido. Cierto que tiene algunas limitaciones, como puede ser el acceso y salida del vehículo en aparcamientos en batería, pero en general el GR Supra va muy bien.

Resulta un vehículo hasta cómodo de conducir (exceptuando los malditos badenes), su maniobrabilidad es rápida y precisa, y se maneja muy fácilmente.

Los sensores y diferentes cámaras facilitan el aparcamiento, porque el vehículo es algo anchote. Estos sensores están configurados de manera que te avisan con pitidos con bastante distancia al obstáculo.

En general, por ciudad ha respondido a la perfección y el consumo dentro de lo que cabe no se ha disparado, rondando lo 10 L/100 km.

En carretera

Su hábitat preferido, el GR Supra se defiende a la perfección en tramos revirados respondiendo de manera precisa a lo que se le pide y con un comportamiento muy ágil, siendo además muy cómodo.

Transmite confianza y aplomo gracias a las suspensiones y al eje trasero con diferencial autoblocante electrónico que puede transferir la potencia a una de las dos ruedas traseras.

Con el modo SPORT, el GR Supra se pone serio, aún así va por donde le marco, no se mueve ni un milímetro, se comporta de manera noble, fiable y es fácil de llevar rápido; entra a la perfección en las curvas y sale con mucha fuerza.

Con precaución evitaremos sustos, ya que la trasera, si le “aprietas”, en ocasiones le da por ir a su aire (cosas de la tracción trasera), aunque los diferentes controles, colocan el coche al instante y si bien puede ser más divertido, es más inseguro.

Además el GR Supra tiene una opción por la cual, el control de estabilidad y de tracción son desconectables, algo que nosotros no recomendamos a no ser que pilotemos en circuito, ya que sino vamos finos, los sustos gordos vienen de serie.

Aquí los consumos, y más haciendo conducción deportiva, se disparan por encima de los 12 L/100 km. Pero qué más da, estamos disfrutando.

Autovías / Autopistas

Muy, muy cómodo, devora kilómetros con una facilidad pasmosa y el cambio en modo Normal, enfocado a la eficiencia, nos pone en 8ª marcha muy rápido, con lo que la conducción se vuelve muy agradable.

Destacar la insonorización a bordo, el ruido a bordo es casi imperceptible, y sólo cuando pisamos el acelerador, se oye el rugido del motor, además los asientos hacen que los kilómetros del viaje no pesen en el cuerpo.

Modos de conducción: Normal y Sport

Empiezo por el modo más “tranqui” si se puede decir, porque aun así es increíble cómo empuja el motor, especialmente a partir de las 3.000 vueltas.

Modo Normal

Enfocado a lograr una mayor eficiencia sin perder deportividad. Su comportamiento cambiando rápidamente para llevarnos en marchas largas, habla de ese modo eficiente.

Aun así el comportamiento en curvas rápidas cuando le pides, es realmente bueno, las aceleraciones son enérgicas y el ajuste del chasis, así como el reparto de pesos al 50% entre ambos ejes, le hace moverse con suma agilidad. 

Modo Sport

Aquí la cosa cambia, activamos el botón SPORT y aparece en la pantalla la configuración de este modo para personalizarla, el color del tacómetro, se vuelve rojo con el nombre SPORT a un lado y el sonido del coche al ralentí cambia por completo.

El GR Supra endurece la dirección y el tarado de las suspensiones y el motor se vuelve más radical. La caja de cambios cambia, para adecuarse a este tipo de conducción, exprimiendo más las marchas.

Para ya aprovechar al máximo lo que nos pueda dar el GR Supra, cambiamos a modo S el cambio y usamos las manetas tras el volante. Bienvenidos a otra dimensión.

La aceleración es sencillamente brutal y te pega al asiento, apurando las marchas exprimimos y rápidamente llegamos a los límites legales de velocidad máxima, en un abrir y cerrar de ojos.

Consumos

Respecto a estas cifras, la marca homologa en ciclo WLTP, el Supra arroja una cifra de 7,1 L/100 km. Después de una semana al volante, en diferentes situaciones nos hemos quedado en 9,8 L/100 km. También todo depende del uso que le demos al GR Supra y todo lo que quieras divertirte al volante, en cuyo caso, difícil bajar de los 11 L/100 km.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *