Prueba Mercedes-Benz EQS 580 el lujo insuperable cero emisiones

Prueba Mercedes-Benz EQS 580 el lujo insuperable cero emisiones

Esta semana tenemos en nuestras manos uno de esos coches que dejan huella. Se trata del Mercedes-Benz EQS, la berlina de representación, más lujosa, avanzada tecnológicamente y 100% eléctrica.

Una berlina que tiene para sí una plataforma específica para coches eléctricos denominada Modular Electric Architecture (MEA), una plataforma completamente nueva, que además sirve como base para el Mercedes-Benz EQE, que esperamos probar en breve.

Cómo buena berlina de lujo y de representación sus medidas son estratosféricas, 5,21 metros de largo, 1,92 metros de ancho y 1,51 metros de alto y una distancia entre ejes brutal de 3,21 metros.

Respecto al Clase S su hermano de motores térmicos, mejora el espacio interior e incrementa la sensación de amplitud.

Precios

EQS 450+119.476 euros
EQS 450+ Edition1130.176 euros
EQS 580 4MATIC153.586 euros
EQS 580 4MATIC Edition1163.586 euros
AMG EQS 53 4MATIC+174.485 euros

Diseño exterior

El Mercedes-Benz EQS es una auténtica maravilla en lo que respecta a diseño, con una gran parrilla frontal completamente ciega, con la estrella de la marca integrada, con cierto relieve, rodeada de estrellas (logo de la marca sin el círculo) y la cámara frontal integrada dentro del logo.

Las ópticas están perfectamente integradas en la calandra delantera, que dan una iluminación de carretera sobresaliente y se hayan unidas por una fina línea LED, que le proporciona una imagen espectacular.

En la vista lateral, se ve que el EQS está muy trabajado aerodinámicamente, de echo, presenta el mejor coeficiente aerodinámico del mundo, con un Cx de 0,20.

Su imagen se aleja de la clásica de berlina de representación, parece más contenido en tamaño de lo que es (son 5,21 m de longitud) con una imagen más deportiva, un vehículo más bajo, nuevas manetas retráctiles (aerodinámica al poder) y llantas de 20” Mercedes-Benz de diseño muy dinámico.

La trasera presenta unos grupos ópticos traseros sorprendentemente finos, de forma triangular y extendidos por los laterales, partidos por el portón eléctrico del maletero.

Estas ópticas también se hayan unidas con una franja LED (al igual que en el frontal) y la estrella trasera hace de apertura para el acceder al excelso maletero. En la parte baja se ubica un muy discreto difusor.

Diseño interior

Para quien no ha visto antes el Mercedes-Benz EQS, no te haces una idea del nivel del vehículo en el que vas a entrar. Es acercarte y las manetas escamoteables en las puertas, se asoman automáticamente, y se iluminan por si donde estás es de plena oscuridad.

Si la primera impresión es la que queda, la expresión más escuchada es,” yo quiero uno de estos, esto para viajar tiene que ser la leche“.

Lo dicho, entramos en el Mercedes-Benz EQS, nos sentamos, y ante nosotros, lo que Mercedes-Benz denomina MBUX Hyperscreen, que os contaré unas líneas más adelante; una auténtica pasada. A los ojos de un niño, “papá este coche parece una nave espacial”.

Al volante

El puesto de conducción es tremendamente cómodo, con una infinidad de posibilidades de configuración, mandos,… con un volante multifunción de mandos táctiles, un aro grueso con un tacto exquisito y aunque la respuesta es buena y rápida, su manejo al principio puede resultar lioso, una vez habituados, la cosa cambia.

Siguiendo la línea de los modelos actuales de Mercedes-Benz, EQB –prueba, EQA –prueba o GLB –prueba, el manejo del volante es igual. En la parte izquierda los mandos para controlar el cuadro de mandos y el control de crucero y en la derecha los del sistema de infoentretenimiento y telefonía.

Tras el volante nos encontramos con un cuadro de mandos OLED de 12,3 pulgadas y por encima, el siempre práctico Head-Up Display, un elemento muy completo y que nos viene de lujo, mostrando las indicaciones mediante realidad aumentada.

MBUX Hyperscreen

MBUX Hyperscreen, así se denomina lo que está ante nuestros ojos. El sistema MBUX de Mercedes (Mercedes Benz Users Experience) se incorpora sobre la pantalla de mayor tamaño colocada en un vehículo, y es que ocupa la totalidad del salpicadero (hablamos de casi 1,5 metros de longitud).

El MBUX Hyperscreen viene de serie en la versión 580 4Matic (la que nos ocupa) y opcionalmente en el modelo 450+, y consta de tres pantallas bajo un cristal cobertor (única pieza de vidrio Gorilla Glass moldeada a 650ºC.):

  • El cuadro de mandos de 12,3 pulgadas tras el volante
  • Una gran pantalla central OLED de 17 pulgadas 
  • La tercera pantalla de 12,3 pulgadas para uso y disfrute del copiloto

Manejo autónomo para el acompañante

Pues sí, el copiloto tiene su propia pantalla, y es que el cuadro de mandos digital OLED de 12,3 pulgadas frente al asiento del copiloto tiene su área propia de visualización y manejo.

Si vamos solos, esta pantalla se queda bloqueada para evitar distracciones. Para que veáis la eficiencia del sistema de Mercedes-Benz, es posible ir viendo una película (con auriculares bluetooth) o jugando en el asiento del copiloto, siempre y cuando el conductor no mire.

Mercedes tiene un sistema de rastreo de los ojos, que supervisa que no giremos la cabeza, y si lo hacemos, la pantalla se apaga automáticamente. Para ciudad lo mejor es anular esa función, pero para viajar es otra historia.

Confort a bordo

Los materiales son de un nivel TOP, igual que las inserciones y los ajustes. Todo funciona a la perfección, tacto muy agradable y una insonorización una vez en marcha, increíble.

El Mercedes-Benz EQS tiene un ambiente futurista y elegante.

La luz ambiental LED que recorre todo el habitáculo, se activa por movimiento, da calidez y dependiendo de los mandos que estemos manejando, cambia de color.

Plazas delanteras

Los asientos delanteros del EQS son muy cómodos, con un mullido excelente, son calefactados, ventilados, con cinemática, refuerzo lateral variable y masaje.

Entre ambos asientos delanteros se ubica una gran guantera central, y otra con tapa corredera, y entre medias el botón de arranque y algunos mandos táctiles; y es aquí donde encuentro una pequeña pega y es que al manipular elementos de esta guantera, y estar los mandos táctiles, se puede modificar alguna cosilla.

En esta guantera de tapa corrediza se esconde la plataforma de carga inalámbrica, doble portabebidas y puertos USB (3.0, deberían haber puesto alguno 2.0). Además tiene un túnel de transmisión hueco que deja un generoso espacio de carga justo por debajo.

El salón está en las plazas traseras

Es uno de los pocos coches donde he dudado muy seriamente dos cosas, echarme la siesta en el salón de casa o bajarme al garaje a los asientos traseros del Mercedes-Benz EQS y conducir o qué me lleven.

La gran distancia entre ejes, le da un espacio para los pasajeros traseros inmenso, aunque el conductor sea alto, los asientos presentan un espacio para rodillas inmenso, a pesar de ser bajito, hay espacio más que de sobra para la cabeza, y los asientos son de una comodidad tremenda, además de llevar su propia climatización, pueden ser calefactados y ventilados y esta el plus del techo panorámico que además de luz, te da más sensación de amplitud.

Maletero

Muy acertadamente el EQS tiene 5 puertas, lo que conlleva un portón de gran apertura, con la cortinilla flexible cubreequipajes incorporad. De apertura eléctrica en nuestro caso, da paso a un maletero con una capacidad de 610 litros, muy aprovechable y de piso plano.

Y todo ello alojando las baterías. Cuenta por sorpresa con un hueco para dejar los aloja cables de carga y elementos obligatorios.

Motorización

Probamos la versión 580 4Matic, tracción integral, 385 kW de potencia (524 CV), 855 Nm de par, una velocidad máxima de 210 km/h y acelera de 0 a 100 km/h en 4,3 segundos.

Además un coeficiente de aerodinámica de 0,20 (récord mundial)

Tiene una batería con una capacidad BRUTA de 112 kWh y 107.8 kWh de capacidad NETA. El EQS 580 ha conseguido homologar un consumo de 17.7 kWh/100km.

Con estos consumos de energía junto con una gran capacidad batería, el Mercedes EQS 580 ha conseguido homologar bajo el ciclo WLTP una autonomía mixta de 770 km y hasta 824 km si circulamos únicamente en ciclo urbano. Vamos a comprobarlo.

Dinámicamente

Nos ponemos en marcha y todo es silencio y suavidad, mientras no pisemos el acelerador a fondo. El comportamiento del chasis es perfecto para cualquier situación que se le requiera, responde de manera instantánea, sin brusquedades, y las suspensiones están pensadas expresamente para el confort.

Presenta 4 modos de conducción: Comfort, Eco, Sport e Individual y tres niveles de retención del sistema eléctrico mediante las levas del volante, siendo el de mayor retención, capaz de detener el vehículo.

El modo de retención inteligente trabaja en función del tráfico, y al activarlo, el menú te especifica cuánto de autonomía puedes regenerar si lo usas.

Drive Pilot o la conducción autónoma nivel 3

El sistema Drive Pilot funciona hasta una velocidad de 60 km/h (perfecta para Calle 30 de Madrid) en situaciones con tráfico denso o retenciones y siempre que el tramo de autopista sea idóneo para ello.

Suspensión Airmatic neumática

La equipa de serie y permite subir la altura a baja velocidad o bajarla a alta velocidad (más de 120 km/h) para mejorar la aerodinámica. También puede regular automáticamente la dureza de la suspensión mediante amortiguadores de dureza variable ADS+.

Nos movemos por ciudad

A priori el ambiente más hostil para el Mercedes EQS, pero a su vez el más presumible, por el tipo de perfil al que va enfocado. Sorprendente la agilidad, maniobrabilidad y la rapidez de giro además de ser muy cerrado, del EQS, y eso que se trata de un coche de más de 5 metros.

Otro punto a favor, la etiqueta CERO Emisiones de la DGT que le permite circular por cualquier sitio o situación, sin restricciones y aparcar en superficie sin límite de tiempo.

Las maniobras a la hora de aparcar, fáciles, e incorpora tantas ayudas que parece que aparcamos un coche de menor tamaño. Tenemos ayuda al aparcamiento, sensores y cámaras 360º para facilitar las maniobras.

Autopista

Para mi gusto por autopista, es donde más se va a poder disfrutar un vehículo de estas características. Su confort a bordo, la calidad de rodadura, la insonorización, las suspensiones y por supuesto la estabilidad que proporciona a altas velocidades, es de sobresaliente.

Puedes devorar cientos de kilómetros, su autonomía supera los 500 km, y la sensación de fatiga no aparece. Es un vehículo muy suave en marcha, sin tirones, y cuando hemos necesitado adelantar o incorporarnos a otra vía rápida, es pisar el acelerador, y el vehículo acelera sin miramientos.

Accionando el modo SPORT en recta, da igual en parado o en movimiento, pisando el acelerador, vais a saber lo que es quedarse pegado literalmente al asiento, sin poder inclinarse hacia delante; 524 CV salvajes de potencia, propulsan al Mercedes EQS de manera instantánea y brutal.

Carretera

Es un coche que se comporta de manera muy noble y que va exactamente por donde quieres que vaya. El centro de gravedad bajo y ese eje trasero que ayuda a que gire de manera rápida y eficiente, nos ha ayudado a tomar las curvas de manera precisa y con mucha seguridad, incluso con el piso mojado.

No es un coche para que vayamos a hacer “tramos”, pero sí que puedes disfrutar mucho de los tramos de curvas, porque es un vehículo que se deja. Además los asientos ofrecen un ajuste y un agarre perfecto.

En modo SPORT podemos exprimir todas sus capacidades y en curvas rápidas nos ha sorprendido por su comportamiento más propio de un compacto, y es que aunque las inercias se intuyan, el chasis corrige y encuadra el coche por el carril.

Conduciendo de la manera más eficiente

Y es que el Mercedes-Benz EQS tiene un modo que se accede a través del menú EQ, por el cual variando cuatro parámetros podemos conseguir un ahorro de autonomía considerable. El principal, es la activación de un modo de regeneración inteligente que frena el coche y mantiene el coche a velocidades ajustadas para no consumir.

Consumos

El consumo medio del EQS sin miramientos ronda los 24-25 kWh, si nos ponemos en modo eficiente, podemos rebajar esos consumos hasta unos 20 kWh/100 km.

Bien es cierto que no llegamos a las medias homologadas, pero en localizaciones como Calle 30, a 70 km/h, control de crucero, con retención media, conseguí a lo largo del túnel, una media de 15 kWh/100 km.

Recarga

Otro de sus puntos fuertes es la recarga, ya que el Mercedes EQS soporta recargas de hasta 200 kW en corriente continua y 22 kW en corriente alterna.

En nuestro caso personal (Estación de recarga de Ionity en Cepsa de Campo de las Naciones), hasta el 50% de la batería llegó a picos de 150 kW, a partir de ahí se estabilizó en 100 kW, y cuando llegó al 80% bajo a 60 kW y de ahí no subió hasta que llegó al 95% que fue cuando paramos la carga.

Conclusiones

El Mercedes-Benz EQS es un auténtico cochazo, se trata del primer eléctrico de lujo, con los sistemas de seguridad, asistencia, dinámica más avanzados del mercado junto con un sistema de infoentretenimiento superior a todo lo conocido.

La pena, que no es apto para todos los bolsillos, es un vehículo claramente enfocado a ser un vehículo de representación y menuda tarjeta de presentación. Hemos estado buscando algún rival, y la verdad en que en su categoría no tiene rival, modelos como el Tesla Model S están a años luz.

El Mercedes-Benz EQS es un un claro ejemplo a seguir de cómo hacer una berlina de lujo 100% eléctrica, con un excepcional rendimiento, gran autonomía y tecnológicamente muy avanzada.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *