Prueba Nissan Juke SUV-B con mucho estilo

Prueba Nissan Juke un SUV con mucho estilo

El Nissan Juke se encuadra dentro del segmento SUV-B presentando un diseño rompedor que no deja indiferente, prestaciones buenas y consumos contenidos.

Se trata de la segunda generación y la verdad es que con respecto a su predecesor, a mejorado mucho; con una la línea bastante juvenil y deportiva y un interior donde tenía sus mayores pega, el nuevo Nissan Juke, ha mejorado bastante.

El Nissan Juke mide 4.210 mm de largo, 1.800 mm de ancho y 1.595 mm de alto y una batalla de 2.640 mm, teniendo como rivales más directos al SEAT Arona (prueba 2020), Renault Captur (con el que comparte plataforma CMF-B), Peugeot 2008 y Toyota Yaris Cross (prueba).

Precios

Nissan Juke 1.0 DIG-T 84 kW (114 CV) Acenta23.800 euros
Nissan Juke 1.0 DIG-T 84 kW (114 CV) Acenta 25.700 euros
Nissan Juke 1.0 DIG-T 84 kW (114 CV) N-Connecta25.000 euros
Nissan Juke 1.0 DIG-T 84 kW (114 CV) N-Connecta Aut.26.900 euros
Nissan Juke 1.0 DIG-T 84 kW (114 CV) N-Design26.700 euros
Nissan Juke 1.0 DIG-T 84 kW (114 CV) N-Design Aut.28.600 euros
Nissan Juke 1.0 DIG-T 84 kW (114 CV) Tekna27.850 euros
Nissan Juke 1.0 DIG-T 84 kW (114 CV) Tekna Aut.29.750 euros
Motorización Hybrid
1.6 Hybrid 105 kW (145 CV) E6D-F N-Connecta30.100 euros
1.6 Hybrid 105 kW (145 CV) E6D-F Premiére Edition31.677 euros
1.6 Hybrid 105 kW (145 CV) E6D-F N-Design31.777 euros
1.6 Hybrid 105 kW (145 CV) E6D-F Tekna32.950 euros

Diseño atractivo, juvenil y deportivo

El frontal marca tendencia, y es de los que o lo adoras o lo odias, no hay término medio. Un estilo muy personal con una parrilla heredada del Nissan Qashqai -prueba- y unos grupos ópticos de nuevo diseño, divididos en dos.

La parte superior es una fina tira de LED (para las luces diurnas e intermitentes) y la inferior de forma circular, son los faros principales Full LED en forma de Y.

El lateral viene remarcado por las aristas y curvas que le confieren un aspecto muy deportivo, así como por la caída hacia la parte trasera. Muy llamativas son las enormes llantas de 19 pulgadas (unas de 17” creo que le vendrían mejor, aunque así viste espectacular).

Tonalidad bicolor con una combinación muy elegante (color burgundi y gris). El pilar C sirve de nexo de unión entre la carrocería y el techo flotante, además de fusionarse con el spoiler trasero (en negro). El techo además presenta una serie de nervaduras en pro de mejorar la aerodinámica.

La zaga del Juke tiene una línea muy musculosa y marcada, no tiene nada que ver con la generación anterior, con nuevos pilotos de diseño horizontal divididos en dos por el portón de carga.

Ahora está boca de carga es más grande y facilita el acceso al maletero pudiendo meter objetos más voluminosos. Corona esta trasera un spoiler encargado de mejorar la aerodinámica del vehículo. Por ponerle un pero, de lejos nos puede recordar a cierto rival del segmento (Toyota CH-R prueba).

Terminar diciendo que la parte inferior de toda la carrocería está recubierta de plástico negro.

Interior cómodo y espacioso

En el interior del Nissan Juke se nota que han cuidado los detalles y los materiales, se combinan acertadamente duros y blandos y en líneas generales es una sensación agradable al tacto y transmiten durabilidad.

En la parte delantera, asientos amplios, regulables, cómodos y que sujetan bastante bien; además el volante se regula en altura y profundidad.

El display digital tras el volante incorpora toda la información con respecto al vehículo, aspectos más generales, información de conducción ECO,… y tiene un menú de asistencia a la conducción que puede resultar abrumador por todos los sistemas que incorpora.

Desde el puesto de conducción, hay mandos táctiles y físicos (muy de agradecer) y todos ellos quedan a mano. Entre los asientos, se ubica el cambio automático, el botón que gestiona los modos de conducción, una práctica guantera y 2 huecos portavasos.

Parte trasera más amplia y cómoda

Esta era a mi juicio donde fallaba la anterior generación del Juke, una zona estrecha, incómoda,… en esta nueva generación es uno de los puntos que se han mejorado. Accedemos a esta parte trasera mediante unas manillas escondidas en el pilar C (algo altas para los niños).

El espacio conseguido en las plazas traseras es sorprendente, hay 6 cm más de espacio para las rodillas y el espacio también en altura crece, con lo que se logra un mayor confort para 2 adultos.

Y no es que esté homologado para 4 plazas, es que la plaza central es demasiado estrecha (cómo en todos los de su especie) y tiene un uso testimonial. En el debe está, qué tan solo cuenta con una toma de USB y no hay tomas de aire.

Por último el maletero, volumen de 422 litros (una cifra bastante buena), ampliable a 1.305 litros abatiendo los asientos traseros (60/40) y cuenta con una bandeja inferior que permite regular la altura.

Equipamiento

Presenta los niveles de acabado: Acenta, N-Connecta, N-Design y Tekna con un equipamiento de serie muy completo desde el acabado de acceso, que incluye entre otros elementos, aviso y mantenimiento en carril, control de crucero, reconocimiento de señales y frenada de emergencia con detección de peatones y ciclistas.

El acabado tope de gama se denomina TEKNA e incorpora altavoces Bose en los reposacabezas delanteros o salpicadero forrado en Alcántara (como nuestra unidad).

Conectividad

El sistema multimedia viene en pantalla táctil de 8 pulgadas con un menú intuitivo, sencillo de manejar, donde el emparejamiento con el móvil es muy rápido y sencillo y los gráficos son de muy buena calidad.

Es compatible con Apple CarPlay y Android Auto y tiene servicios online como tráfico en tiempo real; a través de la aplicación NissanConnect Services se pueden realizar operaciones remotas como abrir las puertas o encender las luces.

Ayudas a la conducción

El Nissan Juke dispone de los asistentes necesarios para un nivel de conducción autónoma 2. Incorpora freno mano electrónico y automático con asistente de arranque en pendiente, asistente para las luces de carretera, control de tracción y estabilidad, ABS con reparto electrónico de frenada y airbags delanteros frontales y laterales. 

Sistema ProPILOT

De serie en el acabado Tekna y en opción en N-Connecta y N-Design siempre y cuando llevemos transmisión automática, se trata de un asistente de conducción que interviene en la dirección, la frenada o la aceleración cuando es preciso y se activa mediante un botón azul ubicado en el volante (parte derecha)

Ajusta la velocidad para mantener una distancia de seguridad con el vehículo que nos precede, frena si hay tráfico denso e incluso detiene el coche si pillamos un atasco. Además también te mantiene en el carril porque va siguiendo las líneas.

Bloque motor muy eficiente

Nuestra unidad de pruebas incorpora un motor gasolina 1.0 litros de tres cilindros, 114 CV de potencia y un par máximo de 200 Nm a 3.000 rpm asociado a un cambio automático de 7 velocidades.

Es un motor que empuja bien sin ser muy enérgico, pero con la suficiente soltura para cualquier situación que se le requiera. Las prestaciones homologadas: aceleración de 0 a 100 km/h en 10,7 segundos y 180 km/h de velocidad máxima.

Dinámicamente

Nos ponemos en marcha, la insonorización esta muy trabajada y apenas se nota el ruido motor al ralentí. El Nissan Juke es fácil de conducir y con buena visibilidad. Nuestra primera ruta es por ciudad, cerca de 100 km en todas las situaciones posibles.

Metidos en las calles estrechas, MODO ECO activado, tenemos un vehículo con una dirección precisa, la suspensión es algo dura y junto con los enormes neumáticos, hace que se sientan los badenes aunque en las rotondas no balancea la carrocería.

Cuando hace su aparición el sistema Star/Stop, hemos notado que tenemos que hundir demasiado el pie en el acelerador para que el coche arrancara. También en cuestas semipronunciadas, tarda un poco en responder y arrancar.

Circulando por las diferentes circunvalaciones, tiene un buen confort de marcha, está bien aislado y la calidad de rodadura es bastante buena (echamos de menos neumáticos de 17”, iría de lujo).

Es hora de salir a carretera

Una de las cosas buenas que tiene el Nissan Juke (y tiene unas cuantas) es la posibilidad de elegir entre tres modos de conducción: ECO, STANDARD o SPORT, que activamos dependiendo de las necesidades. Estos modos se eligen pulsando la tecla D-Mode justo pegado al cambio.

Circulando por autopista el Juke presenta muy buen aplomo, gran calidad de rodadura y la insonorización esta muy conseguida y aunque lo acelere a base de bien para conseguir mayor empuje, el ruido apenas se nota.

Con el cambio automático en modo ECO o STANDARD, prima el confort y la economía de combustible y siempre tiende a ir en la marcha más larga. Cuando pisamos el acelerador, baja de marcha rápidamente, pero si necesitamos más fuerza instantánea, recomiendo tirar de manetas, pase baja alguna marcha más, y podemos hacer maniobras con mayor seguridad.

Por carretera decidimos activar el MODO SPORT. La reacción se nota algo más enérgica, se endurece más la dirección, y esto nos permite una conducción más deportiva y a la vez divertida.

El Nissan Juke entra muy bien en la curva y si lo llevas en la marcha adecuada (con las manetas) puedes exprimirle y hacer del momento algo divertido.

La frenada es bastante eficiente y el vehículo clava si pisamos con decisión, la reacción no es de un deportivo, pero si se nota cierta agilidad de respuesta (mejor que lleves tú el cambio, porque sino es perezoso), lo que nos ayuda en adelantamientos, en subidas de puertos.

Para mayor seguridad, el Juke incorpora un gran abanico de elementos de asistencia en la conducción que evita sustos innecesarios.

Respecto a los consumos, contenidos, tirando a bajos, con una media de 6,5 l/100 km. En carretera y MODO SPORT ha subido por encima de los 7 l/100 km, y en ciudad hemos bajado sin problema de los 5 l/100 km.

Conclusiones

El Nissan Juke ha mejorado los puntos débiles de la generación anterior y ha sabido desmarcarse de sus competidores para ofrecer un producto distinto y atractivo al consumidor (sobre todo juvenil).

El interior ha dado un buen salto de calidad, mejorando además del espacio para las plazas traseras, el acceso al maletero y con un equipamiento de serie muy completo.

El Nissan Juke se posiciona como una seria opción de compra, en un segmento que domina con puño de hierro el Renault Captur.

Siguiente parada, versión Hybrid

Lo siguiente, probar la versión Hybrid que promete y mucho, combinando un motor eléctrico con otro de gasolina. Nos anticipan que es capaz de consumir hasta un 18% menos que el Juke que acabamos de probar y con la particularidad de que el 80% del tiempo de recorrido urbano vas en propulsión eléctrica.

Además cuenta con una innovadora caja de cambios sin embrague que cambia inteligentemente de un modo de propulsión a otro para adaptarse en cada momento a las condiciones de circulación.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *