Ventajas y desventajas del GLP

Ventajas y desventajas del GLP

A continuación os contamos las ventajas y desventajas de la inclusión de un depósito de Gas Licuado del Petróleo (GLP) en vuestro vehículo, una moda bastante extendida últimamente y donde marcas como Ssangyong u Opel, ya lo incluyen en algunos vehículos, para que no tengas que pasar por un taller especialista a hacer la conversión, aunque esta opción tampoco es desechable para aquellos usuarios que aún no lo tengan y estén pensando en instalares uno. Lo primero ante todo, informarse muy bien.

VENTAJAS

Menor coste por kilómetro. 

Su argumento principal. A fecha 1 de septiembre, el precio del GLP era de 0,68 euros por litro, frente una tarifa media de la gasolina de 1,38 euros y un coste del gasóleo de 1,21 euros. 

El coste de circular con este gas es un 50% inferior al de la gasolina y en torno al 35% frente al gasóleo. Cuantos más kilómetros se recorran al año, antes se amortizará el sobreprecio y se empezará a ahorrar.

La cifra de kilómetros anuales a partir de la que se puede plantearse comprar un coche de Gas Licuado del Petróleo, se sitúa en 10-15.000 km, aunque también depende del sobreprecio del modelo GLP.  Y a tener en cuenta también que, cuanto más elevado sea el consumo antes se compensará el sobrecoste del GLP.

Mantenimiento más barato. 

El desgaste mecánico en un coche de GLP es sensiblemente inferior. La combustión es más limpia, produce menos residuos y el gasto de aceite puede ser también más contenido. y el gasto en aceite es inferior.

Sin embargo, el GLP tiene menos efecto lubricante que los carburantes tradicionales y, con el paso de los años, puede producir corrosión en las mangueras que llevan el gas desde el depósito al motor.

Respeto al medio ambiente. 

El GLP es más ecológico, porque emite un 15% menos CO2 que la gasolina, aunque el gasóleo emite otro 5% o 10% menos. A cambio, las emisiones de óxidos de nitrógeno (NOx) son entre un 70% y un 90% más bajas que las de los coches diésel de ciertos años (en los modernos que lleven AdBlue ya no es así).

Los vehículos de GLP obtienen la etiqueta ECO de la DGT, lo que se traduce en ventajas como una reducción del 75% en el impuesto de circulación (IVTM, impuesto de vehículos de tracción mecánica), la posibilidad de circular sin restricciones en escenarios de alta contaminación en grandes ciudades y ahorros en la tarifa del parquímetro o del peaje en determinadas poblaciones y carreteras.

El mayor potencial ecológico del GLP radica en que es un combustible que sale gratis: se obtiene como subproducto en los procesos de refinado del petróleo y, por tanto, su producción no genera emisiones adicionales.

Mayor autonomía. 

Un coche de GLP incorpora dos depósitos, uno de gasolina y otro de gas, pudiendo circular indistintamente con los dos. La autonomía en kilómetros que proporciona la suma de ambos puede ser mayor que la un coche convencional, aunque depende del modelo en cuestión, de su eficiencia y del tamaño de sus depósitos.

DESVENTAJAS

Como no todo van a ser buenas noticias, también os ponemos las desventajas que tiene instalar un depósito de GLP en vuestro vehículo.

Resta espacio en el maletero

Los coches de gas licuado necesitan un depósito extra para almacenar este combustible, lo que provoca una pérdida de espacio para el equipaje o, lo más habitual, eliminan de la rueda de recambio.

Red de repostaje limitada. 

Actualmente y según varias páginas webs especialistas del sector, el número de surtidores de AutoGas, es de 738.

Repostaje poco cómodo

¿Y porqué no resulta cómodo?, porque exige poner y quitar un adaptador que debe colocarse en el boquerel del depósito en cada repostaje, y accionar también simultáneamente la pistola de carga y un botón situado en el surtidor.

Os traemos las ultimas noticias recien sacadas del horno, para que no os perdais nada de este mundo tan apasionante de las cuatros ruedas
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *