OPEL GT X experimental, el futuro de Opel ya está aquí

OPEL GT X experimental, el futuro de Opel ya está aquí

Opel ofrece un anticipo del emocionante futuro de la marca con un nuevo concepto de marca. Su nombre es Opel GT X Experimental y es un resuelto SUV compacto, totalmente eléctrico, de 4,06 metros y 5 puertas, con una atractiva línea coupé y repleto de ideas innovadoras.

El GT X Experimental encarna los valores y la visión de Opel y deja entrever cuál será el futuro de los modelos Opel. La compañía ya anunció que definiría aún más su perfil de marca durante la presentación de plan estratégico PACE! en noviembre del año pasado. El GT X Experimental es el primer resultado tangible de este proceso.L

Opel ha decidido plasmar su visión de los automóviles futuros en un SUV compacto de solo 4.063 milímetros de largo (distancia entre ejes: 2.625 mm; ancho: 1.830 mm; alto con antena incluida: 1.528 mm).

Por eso el Opel GT X Experimental se ha fabricado con una arquitectura ligera, tiene un formato compacto y rueda sobre llantas de 17″ que visualmente parecen mucho mayores y, al mismo tiempo, ofrecen mayor comodidad de la conducción y refuerzan su aspecto sorprendente. Haciendo honor a la promesa del plan PACE! de ofrecer una versión electrificada de cada modelo Opel a partir de 2024, el GT X Experimental es un coche completamente eléctrico impulsado por una batería compacta de ión-litio de 50 kWh de última generación con carga inductiva.

El GT X Experimental no está concebido para ofrecer conducción completamente autónoma. No obstante, tiene funciones de conducción autónoma de nivel 3, lo que significa que puede gestionar todos los aspectos de la conducción, pero el conductor tiene que responder a las solicitudes de intervención.

Futuro diseño de Opel

La carrocería del Opel GT X Experimental muestra proporciones atrevidas combinadas con la pura fluidez de unas superficies bellamente estructuradas. Su rotunda silueta está acentuada por la marcada identidad gráfica que separa las zonas superior e inferior.

La sección inferior está pintada de un luminoso gris claro, y toda la parte superior, incluido el capó, las ventanas y el techo, es de color azul noche, casi negro.

Entre ellas se ha incluido un marcado acento distintivo amarillo de Opel que fluye a través del coche para acentuar su estructura y dinamismo. La paleta de colores recuerda la combinación gris/ negro/ amarillo tradicional de Opel, pero reconfigurada para crear una sensación moderna de frescura.

Los diseñadores de Opel también han reducido al mínimo indispensable las denominadas «líneas de corte» en la carrocería –necesarias por las distintas aberturas, como, por ejemplo, puertas y capós–.

La línea de corte superior de todas las puertas queda oculta bajo el recubrimiento decorativo amarillo y el de las puertas traseras coincide con la abertura del maletero.

Renunciando a elementos convencionales como las manillas de las puertas y los espejos exteriores, la carrocería es un lienzo suave que envuelve detalles sorprendentes como las pequeñas cámaras emergentes integradas en el recubrimiento amarillo de los laterales del capó, y que sustituyen a los espejos retrovisores.

Para contrarrestar esta «simplificación visual», varios detalles gráficos originales intensifican la apariencia del GT X Experimental. Hay una serie de triángulos recortados a lo largo de la talonera situada debajo de la puerta trasera del conductor: uno de ellos lleva una pantalla LED hexagonal que muestra el nivel de carga de la batería.

Las llantas de 17″parecen mucho mayores gracias a las robustas cubiertas de caucho que se extienden por ellas para aumentar visualmente el tamaño de los neumáticos azul oscuro. Las líneas amarillas del borde reproducen el acento distintivo amarillo de la carrocería y rodean el «Blitz» del emblema electrónico que permanece estático mientras giran las ruedas.

Y para subrayar el carácter SUV del coche, un revestimiento protector se extiende alrededor de la parte inferior de la carrocería y añade a la apariencia robusta y sólida del GT X Experimental una presencia enérgica.

Interior

El espacioso interior del Opel GT X Experimental se basa en los mismos principios y opciones de simplificación visual y digital. Rodeada por un parabrisas/techo panorámico y una ventana lateral continua, el estilizado habitáculo disimula las innovaciones con las que está equipado.

La característica destacada del interior es el salpicadero alojado en un módulo que imita al Opel Vizor: el «Pure Panel» de Opel. Una amplia pantalla única recibe a los conductores y muestra que la profusión de pantallas, botones y controles que se ven con frecuencia en los vehículos producidos actualmente puede resultar obsoleta.

El «Pure Panel» permite a los conductores acceder a la tecnología más avanzada para obtener la información que necesitan eliminando todos los elementos de distracción visual.

Una atmósfera de alta tecnología y depuración impregna todo el interior. Por ejemplo, los cuatro asientos parecen estar flotando, mientras que los altavoces extraíbles alojados bajo los reposabrazos permiten disfrutar del sonido fuera del coche.

Los detalles gráficos también resaltan la estricta pureza del diseño en el interior: el motivo del triángulo recortado se repite en los respaldos de los asientos y en los pedales del acelerador y del freno.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *