TestDrive – Ssangyong Tívoli Grand, mucho más que un enorme maletero

TestDrive - Ssangyong Tívoli Grand, mucho más que un enorme maletero

Estrenamos vuelta al cole con el nuevo SsangYong Tívoli Grand, presentado el pasado junio, un SUV-Monovolumen que destaca por su practicidad, su relación precio-producto y la garantía del fabricante de cinco años o 100.000 km.

Para los que no les suene de donde viene este vehículo, se trata de un modelo que cambia de nombre, antes se denominaba XLV. En esta nueva y renovada generación, estrena retoques de diseño, un motor 1.5 turbo mucho más potente y una amplia dotación de serie.

Con esta introducción el Tívoli Grand se mete en la pugna de rivalizar en el segmento con rivales como Citroën Grand C4 SpaceTourer, Mercedes-Benz Clase B o BMW Serie 2 Active Tourer, con el atractivo de incorporar un equipamiento Premium, por debajo de los 20.000 euros, que son palabras mayores.

Además, la posibilidad de convertir este vehículo a GLP desde fábrica, y con ello conseguir la etiqueta ECO de la DGT, abre un abanico mucho más extenso para la gama y lo posiciona muy bien en el mercado.

Precios

SsangYong Tívoli Grand G15T Line15.500 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Line GLP17.550 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Urban Plus18.650 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Urban Plus GLP20.700 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Urban Plus Aut.20.150 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Urban Plus Aut. GLP22.200 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Premium19.700 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Premium GLP21.750 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Limited22.370 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Limited GLP24.420 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Limited Aut.23.510 euros
SsangYong Tívoli Grand G15T Limited Aut. GLP25.560 euros
Estos precios van con los descuentos de la marca

Mezcla de SUV y Monovolumen

El nuevo SsangYong Tívoli Grand mide 4.480 mm de largo, casi lo mismo que el Korando (4.450 mm), y sus diferencias con su hermano pequeño el Tívoli radica en que tiene 255 mm más de longitud y 47 mm más de altura siendo la distancia entre ejes es la misma: 2.600 mm.

La altura libre al suelo se mantiene en 167 mm (176 con llantas de 18″), que no está nada mal para un coche de este segmento, el de los SUV B y puede incluso llegar a competir con los SUV Compactos.

Estéticamente es casi exactamente igual que el Tívoli, con un frontal, que presenta un capó con nervaduras, una delgada parrilla muy elegante, y donde los pilotos parecen unidos e incorporan luces diurnas led.

TestDrive - Ssangyong Tívoli Grand, mucho más que un enorme maletero

Debajo se ubica otra rejilla, más funcional, en cuyos extremos se incorporan los faros antiniebla.

En el lateral es donde más se hace notar ese diseño de líneas rectas tan diferenciador de los vehículos de Ssangyong. Las ventanillas tienen formas trapezoidales (el cristal delantero es donde más sorprende), y los pasos de rueda están sobre dimensionados sobre todo los de la parte trasera.

La unión del lateral y la trasera, se hace a través de eses pasos de ruedas traseros tan sobredimensionados. Incorporan las ópticas (faro e intermitentes) que pueden ser vistos tanto de lateral como por detrás, y que les confieren un tamaño muy grandes.

La vista trasera está dominada por un enorme portón, con una altura perfecta para la carga, que en su parte superior incorpora un spoiler y debajo una enorme luneta trasera (que para la visibilidad del conductor es perfecta); la parte baja tiene un diseño con cortes rectos, que le da un aspecto robusto.

En la trasera es donde radica la principal diferencia con el Tívoli, y es en el voladizo trasero, más generoso que en la versión “corta”, y de donde el Tïvoli Grand saca su mayor amplitud y sobre todo su enorme maletero.

Apuntar, que la carrocería puede elegirse en seis colores (Grand White, Platinum Gray, Silent Silver, Cherry Red, Dandy Blue y Space Black). En el acabado tope de gama, tres colores se combinan con techo negro y otros tres con techo blanco.

Interior, el espacio no es problema

El interior tiene una gran habitabilidad. El acceso al interior es perfecto, tanto si lo haces por sus puertas delanteras, como si accedes por las posteriores a los asientos traseros.

Respecto al interior del Tívoli no hay diferencias. Ofrece plásticos duros, pero con una apariencia cuidada y con unos ajustes muy notables.

Los asientos delanteros son bastante cómodos, llevan ajuste en riñones que agarra a la perfección, además son regulables de tal manera, que se alcanza la posición óptima de manera rápida y eficaz.

El volante que es bastante grande, tiene multitud de mandos para controlar diferentes funciones; aconsejable es pararse a familiarizarse con ellos, luego son muy fáciles de manejar pero no se puede ajustar en profundidad..

Hay una serie de botones en el lado izquierdo del volante, que cuando hace mucho sol son difíciles de ver y además complicados de manejar porque apenas se ven con el volante. Menos mal que no son necesarios de usar de continuo, sino que son de uso puntual.

Destacar que en el Ssangyong Tivoli Grand hay multitud de huecos portaobjetos por todas partes. En las puertas encontramos huecos con capacidad para botellas de 1,5 litros, tenemos también el reposabrazos, en el túnel de transmisión, prácticamente en cualquier parte encuentras un hueco que para el día a día y para la familia hacen que la vida sea más fácil y práctica.

Presenta también un mejorado panel central más sofisticado, tecnológico y con un manejo más intuitivo que incluye el climatizador bizona con función de memoria a partir de la versión Premium.

En la pantalla táctil de 8″ del salpicadero nos encontramos un sistema de infoentretenimiento con Apple CarPlay y Android Auto, con manos libres Bluetooth. Debajo se ubican dos botones, y en el centro un iluminado puerto USB; una pequeña guantera en la parte interior con un punto de carga une con la palanca de cambio.

Curioso dos elementos del interior del Tívoli Grand, por una parte las ventanillas, cuyos cristales son de forma trapezoidal, alejado de los diseños en curva predominantes en el mercado y por otra, la incorporación del encendedor para fumadores (ya muy en desuso).

TestDrive - Ssangyong Tívoli Grand, mucho más que un enorme maletero

Respecto a la parte trasera, fácil acceso a los asientos posteriores y la colocación de sillas para los más pequeñas resulta muy sencilla y cómoda por el ángulo de apertura que tienen las puertas.

Los asientos tienen la posibilidad de inclinarse levemente para hacer más confortable los viajes, y aún sin desplazamiento longitudinal (como sí tiene alguno de sus rivales), ofrecen un espacio más que de sobra para viajar cómodamente gracias al espacio disponible para piernas y de altura al techo.

Aunque seas de gran estatura, o vayas con las “enormes” sillas de los más peques de la casa, la comodidad en la parte trasera es excelente incluso en la plaza central, también favorecida porque apenas hay túnel central.

Maletero

Uno de los mejores puntos de este Tívoli Grand es el maletero. Gracias al incremento de tamaño, el maletero tiene una capacidad de 720 litros hasta el techo (574 litros hasta la bandeja cubremaletero de goma), siendo el mejor de su categoría.

El portón de acceso no es nada pesado y se abre hasta una altura muy buena para cargar objetos voluminoso. En su interior, encontramos una bandeja que podemos modular en dos alturas (incluso de manera vertical) para poder distribuir la carga la mejor manera posible y además nuestra unidad incorporaba un cubremaletero de goma, muy útil y fácil de limpiar, ahora que empiezan a caer las primeras lluvias y nos metemos en campo.

Por si fuera poco, incluye un cofre de 146 litros bajo el piso de carga para objetos más pequeños, y con los asientos abatidos la capacidad aumenta hasta los 1.440 litros, lo que le permite entre otras cosas, transportar una bici sin desmontar la rueda delantera (como pudimos comprobar en la presentación del coche).

Motorizaciones

Para poner en situación el rendimiento dinámico del Tívoli Grand, decir, que utiliza una plataforma confeccionada un 79% en acero de alta resistencia, del que casi la mitad es acero de ultra alta resistencia. Además junto a una carrocería robusta presume de tener una elevada rigidez estructural según la marca.

El Tívoli tan sólo dispone de un propulsor, el denominado G15T, un motor de cuatro cilindros con turbocompresor e inyección directa que cubica 1,5 litros e incorpora un filtro de partículas para gasolina (GPF) y el sistema Start & Stop (ISG) con el fin de cumplir con las estrictas restricciones de emisiones contaminantes que actualmente impone la normativa Euro6D.

Este motor tiene 163 CV de potencia entre 5.000 y 5.500 rpm y un par de 280 Nm cuya entrega se realiza entre 1.500 y 4.000 rpm.

Se puede optar por un cambio manual de seis marchas o, de forma opcional, por uno automático de convertidor de par, también de seis relaciones y fabricado por el especialista japonés Aisin.

El Tívoli Grand incorpora la tecnología Flex Steer, con tres modos de conducción: normal, sport y confort, y con tan solo pulsar un botón, modifica la dureza de la asistencia a la dirección para adaptarse a las necesidades que el conductor tenga en cada momento.

¿Más variantes? Desde Ssangyong no dan la posibilidad de realizar la conversión a GLP (Por unos 2.050€ y realizado en sus propios servicios oficiales y manteniendo la garantía oficial de 5 años o 100.000 km) lo que le permitiría lograr la etiqueta ECO de la DGT.

Equipamiento

El nuevo SsangYong Tívoli Grand presenta cuatro niveles de acabado, que ya desde el acceso presentan un equipamiento muy completo:

Line

La versión de acceso incorpora la serie el programa de seguridad activa SsangYong (SASS), a excepción del airbag de rodilla para el conductor y el sistema anti-deslumbramiento (HBA).

En el interior encontraremos un sistema de climatización manual, control de crucero y un cuadro de instrumentos con pantalla TFT de 3,5 ”. La dirección incorpora el sistema Flex Steer y el volante multifunción.

Llantas de acero de 16 ” equipadas con embellecedores, montan neumáticos con medida 205/65 R16. Los retrovisores ofrecen regulación eléctrica y son calefactables. Faros con proyección e iluminación diurna LED y las barras de techo.

Urban Plus

A todo lo anterior tenemos climatizador automático bi-zona, el sensor de luces y lluvia, la cámara de visión trasera, el sistema de info- entretenimiento con pantalla táctil de 8 ”y Apple CarPlay y Android Auto, volante tapizado en cuero. 

En el exterior, esta versión Urban Plus va equipada con faros antiniebla y llantas de aleación de 16 pulgadas montadas sobre neumáticos con medida 205/65 R16.

Premium

Esta versión añade al equipamiento del Urban Plus el cuadro de instrumentos digitales de 10,25”, y asiento con tapicería mixta de tela y símil cuero. Incorpora en el apartado de seguridad el airbag de rodilla para el conductor.

Limited

Al igual que la versión Urban Plus, puede incorporar cambio automático. En esta exclusiva versión encontramos:

  • Sensores de aparcamiento delanteros y traseros
  • Sistema de acceso y arranque sin llave
  • Llantas de aleación de 18 ”con neumáticos en medida 215/50 R18
  • Retrovisores con plegado automático e intermitentes integrados con tecnología LED, spoiler trasero y el sistema anti-deslumbramiento (HBA). 

Como elemento diferencial en este acabado Limited, está disponible la carrocería bitono con una extensa paletas de colores a combinar.

Sistemas de seguridad SASS para toda la gama

Pues así es, el nuevo Tívoli Grand incorpora el programa de seguridad activa de SsangYong (SASS) de serie en toda la gama, y que incluye los siguientes sistemas:

• AEBS: Sistema de frenada automática de emergencia.
• LDWS: Sistema de advertencia de salida de carril.
• LKAS: Sistema de permanencia en carril.
• TSR: Sistema de reconocimiento de señales de tráfico.
• FVSA: Sistema de aviso de avance de vehículo delantero.
• DAA: Sistema de advertencia de fatiga.
• SDA: Sistema de alerta de distancia de seguridad.

Otros sistemas de seguridad

  • Control de descenso en pendientes (HDC)
  • Ayuda al arranque en pendientes (HSA)
  • Sistema anti-deslumbramiento automático
  • Control de tracción (TCS)
  • Sistema de control de estabilidad (ESP) que incluye el programa de control antivuelco (ARP).

Nos ponemos en marcha

El Tívoli Grand está enfocado principalmente a un uso familiar, para viajes en familia, con tranquilidad y donde prima sobre todo la comodidad de todos los ocupantes.

En el habitáculo llama la atención lo bien insonorizado que está. Por otra parte, la visibilidad que nos encontramos desde el puesto de conducción es excelente, ya que los grandes retrovisores exteriores y la gran luneta trasera, facilita tener todo el exterior controlado.

Nuestra travesía de prueba comienza por autopistas/autovías, la incorporación a la misma sorprende por la buena aceleración y la respuesta del vehículo en la incorporación. No te esperas que el coche responda así, incluso cargado como era mi caso.

A partir de las 2.000 vueltas, el coche empieza a acelerar de manera considerable, manteniéndose hasta las 5.000, metiéndonos en la autopista con total seguridad.

Ya circulando a velocidad constante, el motor es silencioso y sólo cuando queremos adelantar o subir algún puerto, reduciendo marcha, se nota algo más la rumorosidad. Un gran punto a su favor, es la suspensión blanda, enfocada claramente al confort de sus ocupantes, permite viajes realmente cómodos.

Carreteras secundarias

Tras más de 100 km de confort y suavidad, cambiamos las condiciones y nos metemos por carreteras secundarias, un territorio más hostil para nuestro Tívoli Grand; pues aquí aunque no se encuentre cómodo, su respuesta es noble y se defiende bastante bien.

La suspensión que antes remarcábamos por su comodidad, ahora penaliza un poco el paso por curva, y notamos leves balanceos, eso sí sin ser muy pronunciados y más liviandos que muchos de sus competidores. Si ya elevamos la velocidad, los balanceos se hacen más perceptibles.

Respecto a la frenada y aceleraciones en estas situaciones, la frenada es enérgica y detiene el vehículo sin problema; y respecto a la salida de las curvas, el coche la verdad es que sorprende por la fuerza al pisar el acelerador con ganas, y además desde muy abajo. Sorprendentemente el Tívoli Grand incorpora descenso de pendientes, algo poco habitual en este tipo de vehículos.

Ciudad

Y terminamos metiendo el Tívoli Grand en la jungla del asfalto. En lo primero que nos fijamos es en el rendimiento del sistema Start & Stop, un sistema que aquí sufre; ha funcionado a la perfección y además nos permite ser algo más eficientes.

Por mi parte, he echado de menos el cambio automático, por su comodidad, pero bueno, la verdad es que el cambio manual, también se ha comportado de manera notable, con cambios rápidos y precisos.

A la hora de buscar aparcamiento, su tamaño me ha obligado a tener que buscar algo más de tiempo, pero luego las maniobras han sido muy sencillas y rápidas; la dirección es muy precisa y el Tívoli Grand se ha movido muy ágilmente. La cámara trasera ayuda a realizar estas maniobras, aunque decir que debería mejorar la resolución.

Consumos

Los consumos son algo elevados, pero sin ser excesivos, teniendo en cuenta el tipo de vehículo que es, tamaño, peso, motor gasolina,… Realizando una conducción bastante eficiente, hemos sido capaces de marcar una media de 6,5 L/100 km en autopista, subiendo hasta los 7,2 L/100 km cuando nos hemos metido por carreteras secundarias. En ciudad, los consumos se han elevado por encima de los 10 L/100 km.

Para terminar

Y con esto ya concluyo esta parrafada de prueba, el Ssangyong Tívoli Grand destaca por muchas más cosas que por tener un enorme maletero. Tiene sino el mejor, una de las mejores relación equipamiento/precio del mercado, la dinámica sin ser la mejor, es de notable, el interior es perfecto para la familia, y por supuesto, el maletero es el mejor del segmento, con diferencia.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *