Prueba Ford KUGA PHEV de lo mejor de su clase

Prueba Ford KUGA PHEV de lo mejor de su clase

El Ford Kuga es uno de los modelos de Ford de más éxito y además en un segmento muy competido. Presenta una imagen fresca, dinámica y con un gran abanico de motorizaciones para elegir, aunque en esta ocasión nos centramos en la versión híbrida enchufable que va a dar mucho de qué hablar.

Si hablamos de potenciales rivales para el Ford Kuga PHEV, tenemos modelos como el Citroën C5 Aircross Hybrid (y modelos similares del grupo Stellantis), Mitsubishi Outlander PHEV (prueba) o el CUPRA Formentor 1.4 e-Hybrid, entre otros.

En dimensiones, hablamos de una longitud de 4.61 metros, una anchura de 1.88 metros, una altura de 1.67 metros y una batalla de 2.710 mm.

Precios

2.5 Duratec PHEV 225CV Aut ST-Line36.721 euros
2.5 Duratec PHEV 225CV Aut ST-Line X38.535 euros
2.5 Duratec PHEV 225CV Aut Vignale40.226 euros

Estos precios vienen con todos los descuentos promocionales incluidos.

Diseño exterior

El nuevo Ford Kuga PHEV incorpora la nueva filosofía empleada en el Focus, un exterior deportivo y aerodinámico, el Kuga pasa de ser el típico SUV de aspecto robusto de la anterior generación a tener un perfil más bajo y elegante, con cortos voladizos delanteros y traseros y un aspecto más deportivo.

En el frontal, la gran parrilla es seña de identidad de la última generación de Ford. A ambos lados de la parrilla, faros alargados que pueden montar tecnología Full LED e incluso ser adaptativos de manera opcional.

Perfil muy aerodinámico

Visto de perfil, el Ford Kuga PHEV parece más un compacto que un SUV,  tiene una altura rebajada en 13 mm, donde muelles, amortiguadores y barras estabilizadoras han sido afinados para un nivel de confort de conducción notable.

El Ford Kuga PHEV incorpora un práctico protector de puertas que se despliega al abrir las mismas.

Para diferenciar la versión PHEV de las motorizaciones sólo térmicas, incorpora una toma de carga en la aleta delantera izquierda, además de la insignia PHEV trasera. Por último, las llantas son de 18 pulgadas de serie que incorporan pinzas de freno en color rojo.

Parte trasera

Luces con tecnología LED en unos nuevos pilotos traseros más anchos partidos por el maletero, que le dan ese aspecto robusto típico de los SUV. En la parte de arriba, un spoiler con la tercera luz de freno integrada.

Paragolpes trasero mas robusto y que sobresale más de lo normal, incorpora sensores de aparcamiento (perfectos para ciudad) y un difusor trasero con dos salidas de escape.

Diseño interior

El interior presenta nuevos elementos de diseño y materiales como el efecto de fibra de carbono, un volante forrado en piel de tres radios o las costuras rojas de este acabado. Esta versión híbrida enchufable se distingue del resto por el selector de marchas automático con el modo ‘L’ y la instrumentación específica.

El salpicadero tiene un diseño muy limpio y ordenado, eliminando la gran cantidad de botones de la versión anterior y dejando solo los más necesarios como el climatizador bizona. 

Confort a bordo

Los asientos son cómodos y ofrecen buen agarre. Incorpora ajustes eléctricos para el asiento del conductor, con ajuste lumbar e incluso calefacción (dependiendo del pack que llevemos instalado). Para transmitir mayor calidad, la mayoría de los huecos portaobjetos están revestidos de goma.

La sensación de amplitud y espacio ha mejorado notablemente, gracias en parte a la generosa superficie acristalada. Las dimensiones en el interior han crecido, especialmente en lo que se refiere a anchura para los hombros en todas las plazas.

En la parte central encontramos un reposabrazos deslizable con guantera, diversos espacios portaobjetos, el selector giratorio del cambio, diversos botones como el del Head up Display o el freno de estacionamiento eléctrico.

El cargador inalámbrico de smartphone es de serie en este acabado y los cinturones de seguridad pueden regularse en altura.

Plazas traseras

En las plazas traseras sorprende el espacio para las piernas y para la cabeza y aunque pueden entrar 3 personas, si éstas son adultas irán algo apretadas. Las plazas posteriores cuentan con salidas de ventilación centrales, son calefactables (en los extremos) e incorpora tomas USB.

Que la banqueta trasera sea deslizable en 15 cm y se pueda reclinar, nos permite o mejorar la comodidad a bordo o agrandar la capacidad del maletero.

Maletero

Presenta un maletero que parte de los 411 litros pudiendo llegar a los 1.481 litros si abatimos los asientos traseros (que se abaten desde unos tiradores ubicados en los laterales del maletero). El maletero es de formas muy regulares, con iluminación, ganchos de plástico y perchas en las paredes laterales.

Dependiendo de cómo configuremos la doble bandeja podemos tener un maletero muy apañado de 581 litros. Bajo el piso encontramos la rueda de repuesto tipo galleta y pequeños huecos para las herramientas.

La cortinilla cubre equipaje va unida al portón y es de material flexible, adaptándose a la forma de la carga cuando el portón se cierra.

Sistema multimedia

En cuando al sistema multimedia, equipa de serie una pantalla de 8 pulgadas en todos los acabados con SYNC 3navegador y sistema de sonido B&O Play en algunos acabados (como el nuestro). Su funcionamiento es muy fluido, fácil y ofrece gran visibilidad.

La instrumentación digital tiene un tamaño de 12,3 pulgadas y muestra toda la información necesaria de manera clara e intuitiva, pero apenas ofrece posibilidades de personalización más allá de su aspecto al seleccionar los diversos modos de conducción.

Niveles de equipamiento

El Ford Kuga PHEV tiene tres niveles de acabado: ST-LineST-Line X Vignale. Desde el nivel básico presenta un buen equipamiento y ya contempla acceso y arranque sin llave, climatizador automático de bizona, llantas de 17 pulgadas, sistema de navegación con pantalla de 8 pulgadas, radio DAB, Apple CarPlayAndroid Auto, puerto USB…

  • ST-Line incorpora llantas de aleación de 18 pulgadas, molduras y parrilla delantera en negro con diseño ST-Line, faros antiniebla delanteros LED, el paquete deportivo exterior, detalles y logotipos ST-Line, pedales en aluminio, suspensión deportiva, cuadro de instrumentos digital y parabrisas laminado acústico, entre otros.
  • ST-Line X, añaden faros Full LED, control de luces automático, apoyabrazos trasero con portavasos, tapizado en cuero, SYNC + Pantalla táctil de 8 pulgadas + Navegador + cuadro de mandos 12.3″ + DAB + 10 altavoces sonido B&O y detector de fatiga.
  • Vignale, el acabado tope de gama, que incorpora el paquete cromado exterior completo, asientos con reglaje eléctrico, tapizado en piel premium, asientos calefactables, sistema de sonido B&O, subwoofer, selector de modos de conducción, instrumentación digital con pantalla de 12,3 pulgadas, cargador de móvil sin cables, cámara posterior y portón trasero automático.

Seguridad

De serie incorpora, frenada automática en ciudad, alerta de cambio de carril, aviso pre-colisión, detector de fatiga, encendido automático de luces, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, control de crucero con limitador, mantenimiento de carril, entre muchos otros.

El Sistema de Iluminación Frontal Adaptativa nos proporciona una iluminación excelente, ajusta el ángulo e intensidad de los faros adaptándose al entorno de conducción, añadiendo luces largas que no deslumbran, lo que evita la posibilidad de deslumbrar accidentalmente a otros conductores y ayuda a los usuarios a ver mejor la carretera por la noche.

Paquete Tech, añade una serie de botones para tener a mano funciones como el control de crucero y el selector de distancia a mantener con el vehículo que nos precede. Incluye asistente de evasión de obstáculos, control de crucero adaptativo, control de luces de carretera y reconocimiento de señales de tráfico.

Además integra el aparcamiento asistido, la cámara de visión trasera, ACC, BLIS, detector de fatiga y el protector de puertas.

Motorización Ford Kuga PHEV

Se trata del motor 2.5 litros Hybrid PHEV, un motor gasolina de aluminio de 152 CV de potencia a 5.500 rpm y 200 Nm de par a 4.500 rpm. Se asocia a un motor eléctrico de 132 CV (97 kW), dando una potencia total de 224 CV.

La batería de iones de litio y cuenta con una capacidad de 14,4 KWh brutos (10,6 kWh netos). Esto garantiza una autonomía WLTP en modo 100% eléctrico de 56 km.

Dependiendo del sistema de carga empleado, se puede recargar la batería en 6 horas con un enchufe estándar (2,6 kW) o en 3,3 horas con un Wallbox de 3,7 kW. La potencia de recarga máxima en C.A. es de 3,6 kW y con el coche se entregan dos tipos de cables de carga, Schuko y Menekes.

Modos de conducción para diferentes situaciones

El Ford Kuga PHEV presenta cinco modos de conducción
Eco, Normal, Sport, Resbaladizo y Pista.

Además gracias al sistema eléctrico (mediante el botón EV) podemos elegir entre cuatro modos específicos del sistema híbrido enchufable: Auto (híbrido), EV (eléctrico), Ahorro (mantiene la carga de la batería) y Recarga de la batería.

Para hacernos una idea más o menos del funcionamiento de estos modos de conducción, comentar que en el modo híbrido se prioriza el avance en modo eléctrico y en los modos de ahorro y recarga, el motor eléctrico apoya al de combustión en numerosas ocasiones.

Incluso sin carga, el Kuga PHEV intenta avanzar siempre que puede en eléctrico, y eso se nota favorablemente en los consumos.

Tiene un comportamiento notable

En las primeras horas de nuestra prueba intentamos rodar lo máximo posible en eléctrico, rodando por dentro de la M45 de Madrid, mezclando ciudad con autopistas. Al encender el vehículo me marcaba una autonomía de 54 Km, cuando nos quedamos sin batería nos marcaba 51,1 km.

Va muy suave cuando va en eléctrico a baja velocidad y presenta un notable confort de marcha circulando por autopista. La dirección cuenta con asistencia en función de la velocidad y varía la resistencia en función del modo de conducción seleccionado.

Respecto a la frenada regenerativa, necesitas de cierta adaptación (botón L en el centro de la rueda del cambio) ya que puede que creas que frena en exceso al principio, y que no frena todo lo que querrías cuando ha de ser enérgica, pero en su conjunto, los frenos funcionan bien, a ello contribuyen discos ventilados de 330 mm de diámetro en el eje delantero y discos macizos de 302 mm en el eje trasero.

Le gusta la carretera

El Ford Kuga PHEV tiene un manejo y una dinámica más propia de un turismo que de un SUV. Muestra un aplomo y una estabilidad sorprendente, y en curvas se muestra ágil y de respuesta rápida. La posición del conductor logra una visibilidad buena en todos los ángulos, aunque la luneta trasera es algo pequeña para mi gusto.

Dando gas a tope, el KUGA PHEV acelera de manera enérgica, y los adelantamientos son rápidos y seguros. Y si queremos disfrutar en carreteras reviradas, los diferentes sistemas de ayuda, modos de conducción, suspensiones, dirección, nos permiten entrar y salir rápido, sin subvirajes ni sustos de por medio.

Aunque esta enfocado más a autopista o para circular por ciudad y alrededores (como viene siendo normal en los híbridos enchufables) te puedes divertir bastante subiendo algún puerto, o circulando por carreteras secundarias.

Conducción Off-Road

Si es verdad que es un SUV, que tiene una altura libre al suelo de 160 mm, pero para mí, no es recomendable adentrarse más allá de pistas forestales sencillas.

Consumos y prestaciones oficiales

Según los datos oficiales ofrecidos por la marca, el Ford Kuga PHEV acelera de 0 a 100 km/h en 9.2 segundos, de 80 a 120 km/h en 6.2 segundos y alcanza una velocidad máxima de 200 km/h. El consumo homologado es de 1.4 l/100 km en WLTP.

Consumos reales

Durante los 100 primeros kilómetros, con la batería totalmente cargada y circulando principalmente por ciudad conseguimos hacer los primeros 51,1 km en eléctrico, qué podrían haber sido más sino hubiéramos cogido autopista (porque en esta situación la autonomía baja muy rápidamente), hasta un total de un 68% en eléctrico. El consumo fue de 3,1 l/100 km.

Los siguientes 200 km los hicimos sin la batería llena, recargando y en una situación de conducción totalmente distinta. Circulamos por carretera y autopista y la proporción de circular en eléctrico bajó a los 42,5% del total. El consumo de gasolina se cifró en 5,2 l/100 km.

Circulando sin contemplaciones, cómo si fuera un motor de combustión únicamente, los consumos oscilan entre los 6,0 – 6,5 L/100 km, y las de consumo eléctrico en 19 kWh/100 km, cifras todas ellas excelentes.

Conclusiones

Estamos ante un SUV, con una estética muy deportiva y atractiva, para todos los públicos, con muy buena habitabilidad tanto de pasajeros como de carga y cargado de elementos de confort, infoentertaiment y seguridad, y todo ello a un precio bastante ajustado.

A ello se suma una dinámica es más propia de una berlina que de un SUV y que los consumos, en lo tiempos que corren, son muy comedidos. Sorprendente la autonomía en eléctrico que sin ir mimándola, ha llegado a 51 km.

Además que tenga la etiqueta CERO de la DGT, nos permite la circulación sin restricciones y el aparcamiento en prácticamente cualquier sitio sin pagar.

avatar
20 años a los mandos
No hay comentarios todavía, Se el primero en comentar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *